El fútbol tiene la palabra

3 05 2011

Aunque las denuncias, el césped alto, los teatreros y el cruce de vídeos y declaraciones no nos dejen ver la pelotita, ésta existe y hoy echará a rodar a partir de las 20.45 h. en un partido que hace unos meses hubiera sido el mayor anhelo de todos los aficionados al fútbol y hoy, con toda una semifinal de Champions League de fondo, se ve como un engorroso ¿trámite?, como el último rescoldo de un fuego que dejará quemaduras de diverso grado. A ello ayuda el ‘espectáculo’ de estos últimos 17 días, donde la imagen de ambos equipos, de ambas instituciones han sufrido más fuera del campo que dentro.

El balón debería ser el único protagonista para llegar ahí, al remodelado estadio de Wembley

Y sin embargo, la esperanza se vuelve a abrir en estas horas previas ante el mejor partido del mundo que se puede ver en estos momentos en el planeta fútbol. Porque el fútbol volverá hoy a tener la palabra, el fútbol y sólo el fútbol, a pesar de todo. Porque el Real Madrid tendrá que dejar atrás su planteamiento rácano, porque el Barça no podrá abusar en el Camp Nou de la posesión-ficción, porque ambos tendrán que manejar los nervios y la tensión reinante y ésta debería representarse en el ímpetu de unos por convertirse en héroes de la remontada y la pasión de otros por cerrar el círculo en Wembley.

En juego, nada más y nada menos, que una Final de Copa de Europa, que ahora aparece difuminada por una guerra sin sentido que está mostrando al mundo las más bajas pasiones de nuestro fútbol. Ése mismo que asombró  a todos por su discurso poético y ejemplarizante el pasado verano. Y ahora son pocos los ejemplos que se pueden rescatar de este carrusel de clásicos, más allá del exquisito comportamiento sobre el verde de Casillas y Xavi, siempre atentos a sofocar cualquier fuego, siempre dispuestos a dar la cara en la derrota y en la victoria.

Ambas caras las conoceremos a eso de las 22.30 h, o quien sabe, tal vez más allá de las 23.15 h. en lo que debería ser un espectáculo meramente deportivo, con un Madrid a tumba abierta o si lo prefieren un Madrid al nivel de la Final de la Copa del Rey, que busque reafirmarse en sus virtudes, en sus valores (si se quiere), antes que en negar las virtudes del rival. Ese Madrid es capaz de todo, porque nadie como él se mueve mejor en el terreno de la heróica. Y ese suelo lo pisarán esta noche cuando salten al Camp Nou.

Con ese convencimiento saltarán al coliseo azulgrana, contraviniendo el discurso público de su segundo entrenador (Karanka) o de su primero (Mourinho), conscientes de sus armas (el ataque en tromba, la presión asfixiante, la velocidad a la espalda de la defensa del Barça) tan poco practicadas por este Madrid de Mourinho, pero muy habitual con ‘su’ Chelsea o ‘su’ Inter. Conscientes también de sus bajas: Khedira lesionado, Pepe y Sergio Ramos sancionados. Conscientes, en definitiva, de su reto, porque nadie nunca ha remontado el 0-2 de la ida con el que hoy acuden al Camp Nou los blancos.

Para combatir al fútbol blanco, desde la orilla de enfrente se contraprogramará más fútbol. Porque el Barça no tiene otro registro en su guión, un guión que pasa por controlar un partido, una euforia y una rivalidad sobredimensionada en estos últimos días. No se maneja bien el Barça cuando a su sinfonía armoniosa y alegre se enmaraña con desafines como los de Pedro o Busquets en el Bernabéu, cuando la confrontación y el ruido no dejan espacio a su discurso poético. Puede que hoy  sean más prosaicos que de costumbres, acomodados en la ventaja que un gol blanco puede convertir en efímera o cuanto menos en inquietante.

Saldrá el Barça a defenderse con la pelota, porque ese es su mejor ataque, pero si el Madrid consigue arrebatársela, siempre encontrará un hueco, un robo o una carrera de Pedro, de Messi o de Villa para cerrar una eliminatoria encarrilada, pero no sentenciada. Eso ya se lo habrá recordado Pep por activa y por pasiva a los suyos, reconfortados por la mejor noticia que ha vivido el mundo del fútbol en el último mes, la vuelta de Abidal a una convocatoria. Con el ánimo de Abidal saldrán a ganar porque no saben hacer otra cosa. Si los dos, hicieran eso, salir a ganar, salir a jugar al fútbol, sobrarán las palabras, sobrará todo lo demás.





El sucesor de Quini

25 05 2010

Llega con un año de retraso y pasando por alto la jugarreta del año pasado. Entonces, Laporta le hizo un regate donde primó más dar salida a Eto’o que satisfacer las necesidades del entrenador. Entonces, como hoy David Villa  era la primera opción de Pep Guardiola para reforzar la delantera azulgrana, por la que Zlatan Ibrahimovic ha pasado de puntillas, sin hacer el ruido esperado en forma de goles. Sus 21 goles esta temporada se hacen pocos. Más aún si se comparan con los 29 marcados por ‘El Guaje’ Villa, su nuevo compañero y rival por un puesto en la delantera culé.

40 millones de euros tienen la culpa de que el ‘7 de España’ llegue al Camp Nou para convertirse en el 7 azulgrana y en el nuevo ídolo, otro más,  de la afición del Camp Nou. Villa engrosa así una jugosa lista de ilustres asturianos que vistieron la zamarra del Barça. Mención especial para dos de ellos: Luis Enrique y ‘El Brujo’ Quini. Precisamente, dos de los ídolos del nuevo jugador azulgrana. Villa aspira ahora a seguir su senda y convertirse en el sucesor de Quini, a base de goles, talento y compromiso con ese club.

Villa culé. El Guaje ha cumplido un sueño

Esas fueron algunas de las mejores virtudes del 9 asturiano que a principios de los ochenta hizo vibrar al Camp Nou donde llegó entrado en la treintena. Pero el gol no entiende de edades y ‘El Brujo’ se alzó en dos temporadas consecutivas (1981,1982) con el trofeo de máximo goleador de la Liga. Contaba con 32 y 33 años respectivamente. A David, el tren de su vida le ha llegado a los 29 años y parece que, al igual que al ‘Brujo’ en su día,al ‘Guaje’  le quedan goles para rato. Hasta el 2014, fecha en que termina su contrato, tiene tiempo. Además, David cumple su sueño de la infancia, tal y como me comentaba hace unos días un compañero de trabajo que habló directamente con sus amigos más íntimos, al enfundarse la camiseta azulgrana.

Su oportunismo, su velocidad, su movilidad y, sobre todo, su eficacia auguran la mejor de las conexiones con sus nuevos compañeros. En realidad, viejos compañeros de la Selección Española, como Xavi, Iniesta, Piqué, Puyol o Busquets, a los que conoce a la perfección. Eso, sin duda ayudará a su aclimatación a un vestuario y un estilo de juego como el del Barça, por otra parte tan parecido al de ‘La Roja’. En este sentido la pretemporada del Barça y de Villa ya ha comenzado con la concentración de Del Bosque y sus chicos.

Y precisamente ahí puede marcar David otro hito. Una vez enfundado en la camiseta azulgrana, ‘El Guaje’ puede convertirse en la máximo artillero de la historia de la Selección Española, arrebantando ese reto a Raúl González. El ‘7’ blanco suma un total de 44 goles y parece imposible que pueda seguir aumentando esa cuenta, mientras que Villa ha marcado 36 goles con ‘La Roja’ y con el Mundial de por medio, no es descabellado pensar que antes o después supere al antiguo ‘7’ de España. Lo cual no dejaría de ser curioso y hasta morboso, si me lo permiten. El tiempo pasa para todos y Villa, más goleador y con mejor promedio que Raúl, ha aprovechado mejor sus ocasiones y su rendimiento para coronarse con España. Villa, también se ha aprovechado de la época que le ha tocado vivir y por ello está en una posición inmejorable para entrar por derecho en la historia de nuestro fútbol.

Su fichaje es, sin duda, el primer bombazo del recién inaugurado mercado de fichajes. Un golpe de efecto, una foto de esas de las que acostumbra a regalarnos Laporta, quien aseguran que todavía guarda una última instantánea antes de abandonar la portrona culé, con la vuelta a casa de Cesc Fábregas. Con el catalán se redondearía un equipo de ensueño puesto en las manos de Guardiola, quien ya se frota las manos ante los innumerables recursos ofensivos con los que contará la próxima temporada. Villa será su estilete, la lanza más afilada de ese temido y mágico tridente que formará con Messi y Pedro (Ibra debería esperar su oportunidad en el banquillo). Con ellos el Barça ganará en velocidad, movilidad y efectividad para repasar los caminos de la gloria. Quini ya tiene heredero.

En Barcelona ya suena aquello de Villa, Maravilla:





La maldición del 10

11 04 2010

A estas alturas todos o casi todos sabrán que el Madrid perdió el tren de la Copa del Rey un 10 de noviembre, dejó escapar el billete de la décima un 10 de marzo y ayer, 10 de abril, tal vez, malgastó la última bala que le quedaba: la Liga. La maldición del 10 ya rondaba la cabeza de algunos ilustrados antes incluso del partido, mientras otros intentaban silenciar sus miedos. El caso es que el 10 se impuso anoche, porque ese mágico dorsal lo porta un crack argentino en el FC Barcelona para el que ya se han acabado los calificativos. Ese es Messi, quien no entiende de maldiciones.

El '10' se le atraganta al Madrid

Fue la continuación de lo visto en la ida donde el Barça ganó 1-0 (otra vez ese dichoso número), fue una repetición de tensión y emoción, de escasez de fútbol y de ejercicio de pegada. El control azulgrana fue en esta ocasión más plano y menos vertical, menos claro y más obrero. Su triunfo anoche tuvo más de duro fajador que de fino estilista y a pesar de todo, la sensación, el regusto y la resaca de hoy huele a lógica aplastante y a bofetada histórica. Algo de eso sí que hubo. Y es que el Barça nunca había ganado dos partidos consecutivos en el Santiago Bernabéu.

Otro listón derribado. Listón que parece poca cosa anta la enésima interpretación divina de Messi, acompañado por la dirección y buen gusto de Xavi Hernández, el mejor mediocentro creativo del mundo en este momento. El de Terrasa es el otro ’10’ del equipo, capaz de hacer bailar a su equipo sobre todo un Santiago Bernabéu. El partido se movió al tempo que Xavi quiso, hipnotizando a los rivales mientras su mente dibujaba tiralíneas y castillos en el aire. Su autoridad fue siempre incontestable y a partir de él su equipo creció hasta el infinito.

Luego el 10 se asoció con el otro, con el que además de serlo lo porta en la camiseta, y la explosión destelló en el universo. Un universo pegado al televisor, un universo rendido a la sinfonía azulgrana. Messi se confirmó como la principal pesadilla de Casillas y como el martirio del madridismo. El actual Pichichi de la Liga y el Bota de Oro europeo es el jugador del campeonato español que más veces ha superado al ‘Santo’ madridista, con siete goles. Sólo Eto’o, que le marcó 9 tantos en su paso por España, le supera en la lista de verdugos.

Leo también va camino de superar ese listón. Apunto estuvo de igualarlo ayer con dos ocasiones en las que Casillas se redimió de tanta penitencia. Aunque el 10 ya había sacado nota y no necesitó hurgar en la herida madridista, no tuvo él ni el Barça que forzar la máquina para superar el examen. Su inteligencia y su dominio de todas las situaciones le permitió asociacerse con Xavi cuando tocaba, romper en velocidad cuando olía el peligro y sorprender desde atrás cuando los demás ya estaban hipnotizados ante el toque sutil de Xavi, el cerebro azulgrana. Ahora en su horizonte, en el suyo y en el de todos los barcelonistas, se dibuja la Selectividad y un único anhelo, repetir el viaje a la capital. Aquello sería el examen definitivo para entrar en el Olimpo, ganarse el cielo y dominar en la Tierra. Será el 22-M y ahí el 10, Messi, irá a por nota. ¿Adivinan la puntuación?





El talón de Aquiles

15 02 2010

Ayer confirmaron que son humanos y perdieron la condición de invictos que todavía paseaban por los campos de España. El FC Barcelona volvió a salirse en su curva maldita, que diría mi nuevo compañero de trabajo, esa que surca las entrañas del Vicente Calderón. Allí un año más la Liga volvió a apretarse un poco más  y algo bueno traerá todo esto. La emoción, la tensión, la presión entre los dos colosos de nuestro fútbol y el olvido de las teorías conspiratorias.

Xavi y Keita han sido los últimos en caer

En la Ribera del Manzanares volvió a dejarse el Barça algo más de tres puntos. Del Calderón volvió con la figura imponente de Cristiano y Cía más perfilada en el retrovisor y con la enfermería más llena. A las numerosas bajas en defensa se sumó (a los cinco minutos de partido) el malí Keita por una rotura muscular en el muslo derecho y Xavi con una lesión fibrilar en el muslo derecho. El cerebro y el músculo culé también se rompen cuando se aproximan las primeras rampas duras de la temporada.

Y es que si al encuentro frente al Atlético de Madrid el Barça llegó con bajas, al siguiente frente al Rácing llegará en cuadro. A saber, Dani Alves tiene para dos semanas más, Eric Abidal estará en el dique seco casi dos meses, Touré no sabe si llegará a tiempo para la Champions, Chygrynskiy también está forzando para llegar a la cita europea; y ahora a ellos se le suman Keita y Xavi. La sexta lesión en ocho días. La única buena noticia para Pep es la vuelta de Piqué y Márquez tras cumplir sus respectivos partidos de sanción.

Y si la plaga de lesiones son el talón de Aquiles del equipo de Guardiola, las piernas no andan mucho mejor. El esfuerzo de una temporada tan cargada de títulos como de partidos y de alta tensión comienza a notarse en el corto plantel azulgrana. Hasta ahora los canteranos han ido valiendo, pero cuando comience a decidirse lo serio a más de uno pueden temblarle las piernas. Guardiola se ha jugado todos los títulos desde que llegó al banquillo azulgrana con 14 jugadores y de esos, hoy tiene lesionados a cinco titulares indispensables.

El Barça ya tuvo un inicio de febrero dubitativo el año pasado y habría que recordar todo lo que vino después. Eso lo sabemos todos. Pero este traspiés, el primero de la temporada en la competición casera, ha venido acompañado por un peligroso bajón físico que comienza a atisvarse en las piernas de los culés en los últimos treinta minutos de partido. Este año (me refiero a 2010) al Barça le cuesta más decantar los partidos, finiquitarlos y dominar a sus rivales.

Éstos van conociendo las debilidades del líder y Guardiola va a necesitar horas extras para reorganizar el rompecabezas que se le presenta de medio campo para atrás. Anoche no salió nada pero el ejemplo del Calderón ya estará guardado en todas las hemerotecas de los grandes de Europa. El Barça ha descubierto sus puntos débiles y ahora, nadando a contracorriente, será buena prueba de fuego para ver la mano diestra de Guardiola y el verdadero recorrido del mejor Barça de la historia.





El Barça de Guardiola se hace humano

14 01 2010

Ha muerto matando, pero ha muerto en el torneo del KO. La eliminatoria, de todos modos, no la ha perdido hoy; la eliminatoria se la dejó el Barça en el Camp Nou en un invento fallido de Guardiola, el primero de su era. El Barça ganalo-todo ya no podrá repetir hazaña ya que hoy el Sevilla de Manolo Jiménez lo ha dejado fuera de la Copa del Rey.

El 0-1 del Sánchez Pizjuán ha sido insuficiente ante la renta cosechada por los sevillistas en feudo azulgrana. Entre los andaluces se ha agigantado la figura de Andrés Palop que ha realizado la mejor faena de su carrera y ha salvado de una goleada y de una eliminación segura. Sólo Xavi ha conseguido batirle y Guardiola suma el primer borrón de su inmaculado currículum.

Ibrahimovic, muy fallón hoy, ha escenificado la caída del equipo de Guardiola

El partido fue digno de una final de Copa, con dos equipos cargados de tensión, ardor y ganas de llevarse el partido. Con ese ímpetu salieron ambos equipos al campo a comerse al rival y aunque los primeros avisos surcaron la meta sevillista, los hombres de Jiménez rápidamente demostraron a Guardiola y los suyos que no iban a vivir de las rentas. Querían finiquitar la eliminatoria dando un revolcón al Barça. Así lo pareció en los primeros instantes cuando los pulmones de Navas, Renato y Adriano estaban cargados de aire. El ritmo imprimido por el Sevilla impedía al Barça controlar el juego y hacerse con la pelota aunque el bajó pistón a los quince minutos.

Poco a poco el Barça iba impriendo su sello en el partido. Les costaría, de todos modos, a los hombres de Guardiola adentrarse en esa perfecta tela de araña que sabe tejer el Sevilla alrededor de Palop. Una vez el balón sólo se movía entre los pies azulgranas encontrar el camino al gol no fue sencillo. Lo tuvo Ibra a la media hora pero el sueco demostró más ganas y ansiedad que acierto. Incomprensible su fallo solo en el segundo palo ante Palop manda el remate a la banda. El Sevilla reculaba confiando su suerte a la velocidad y el descaro de su hombres de arriba. Sin embargo, las musas las tenían debajo de la portería.

El guión se tiñó aún más de azulgrana en la segunda parte. Ahora sí el Sevilla salió a vivir de las rentas y sufrió. Sobre el campo en estos cuarenta y cinco minutos sólo hubo un equipo aunque esta vez el estilo, la perseverancia y la constancia de Pep y sus chicos no tendrían resultado. Lo evitaría casi siempre Palop, quien no se cansó de sacar, despejar o detener balones imposibles a Messi, Ibrahimovic -muy fallón en toda la noche-, Henry o Iniesta. Ni los cabezazos de uno, ni los tiros cruzados de otros pudieron superar al portero valenciano. A cada estirada, a cada blocaje su figura crecía un par de metros y la esperanza sevillista se mantenía.

El 0-1 de Xavi fue un jarro de agua fría para esas esperanzas. El ‘6’ culé consiguió batir a Palop tras ajustar milimétricamente un disparo a la cepa del palo y todavía el portero sevillista apuró en la estirada para rozar el balón. A partir de ahí fue un querer y no entrar. Porque el Barça lo intentó de todas las formas, peregrinó por todos los caminos y rebuscó en su baúl en busca de todos sus recursos, inclusos los de emergencia, los de vida o muerte, los de la épica que tantas veces le acompañaron en situaciones límite. Pedro y Bojan salieron en los últimos, en busca de una gloria que hoy se le negó al Barça, quizá era demasiado tarde para remar  a contracorriente. A esas alturas hasta Messi rumiaba desesperado tras errar su enésima oportunidad contra el palo.

El Sevilla lo había hecho, había conseguido el imposible, había eliminado al mejor equipo del mundo en 2009 y había roto el aura de Guardiola. El técnico catalán ha perdido su primera eliminatoria y su primer título como técnico culé. La salida o el ahondamiento en este bache marcarán el futuro del equipo azulgrana, el cual comienza a ponerse azul oscuro casi negro. Sus capacidades como psicólogo se pondrán en funcionamiento a partir de ahora, porque los ríos de tinta, imágenes y megabytes que hablarán de fin de ciclo serán eternos, aunque no da la sensación que a este equipo se le haya acabado la gasolina, el hambre o la ambición. Recuerden que hoy murió matando y todavía le quedan 5 vidas.





Messi vuelve marcando diferencias

6 08 2009

Ha necesitado apenas un par de partidos amistosos y dos semanitas de entrenamiento para volver a mostrar al mundo todo su repertorio. Su magia y sus gambeteos hicieron recuperar la sonrisa a los aficionados culés mientras el pánico se instala poco a poco en las defensas rivales. Anoche lo sufrió el Seattle Sounders, la última víctima de Leo Messi y los canteranos del Barça en su gira por EE.UU.(0-4). Estos últimos volvieron a corresponder a la confianza depositada por Guardiola y rubricaron la goleada endosada por los blaugranas al débil equipo norteamericano. Los goles de Pedro y Jeffren pusieron punto y final a la fiesta iniciada por el bigoleador Messi.

Messi marcó de esta manera su segundo gol en el partido

Messi marcó de esta manera su segundo gol en el partido

El Tri-campeón se pone a punto reafirmando su filosofía y su modelo. Da igual quien juegue en este equipo porque los automatismos están memorizados en todos y cada uno de los jugadores. Bueno, igual, igual. Mientras que Xavi esté entre los once elegidos el derroche futbolístico es infinito. Anoche con el ‘profe’ impartiendo una de sus clases magistrales los culés volvieron a recuperar la esencia del equipo arrollador de la temporada pasada. De sus asociaciones con Messi, Bojan o Henry salieron las jugadas de mayor mérito de los hombres de Guardiola. Sobresaliendo por encima de todas el segundo gol de Messi, uno de los mejores tantos de esta pretemporada.

El argentino sigue demostrando su compromiso con la entidad blaugrana a cada paso, en cada declaración y en cada regate. Messi, que este año tendrá más galones y responsabilidades que el año pasado si cabe, parece estar preparado para todo. Por ahora, va recuperando en el campo el tono físico y el instinto goleador que el año pasado le llevó a coronarse como el mejor jugador del mundo. Anoche volvimos a disfrutar de sus diagonales, de sus gambeteos y de una punta de velocidad con el balón pegado al pie de la que aun se esparan un par de velocidades más. Sus goles abrieron el camino de la goleada, pero hubo mucho más.

Porque Guardiola  cambió a todo el equipo para la segunda parte y a los recambios les costó entrar en juego. Como le había costado a Henry en la primera parte. Quizá el galo fue el más apagado de un equipo que busca repetir imposibles en los próximos diez meses. Sin duda, el sustituto de ‘Titi’ tras el paso por los vestuarios, Pedro mejoró sus prestaciones y a estas horas Guardiola puede haber deshechado la opción de reforzar la posición de extremo, viendo lo que tiene en casa. Porque por el otro extremo apareció el hispano-venezolano Jeffren con una velocidad endiablada y una llegada por la espalda del defensa ‘made in Guardiola’ como demostró en el tercero de la cuenta culé. Con ellos dos, dándoles confianza y otorgándoles minutos, el Barça puede tener los necesarios refuerzos para la tripleta atacante.

Guardiola quiere sacar el máximo rendimiento de sus jugadores. Lo está consiguiendo

Guardiola quiere sacar el máximo rendimiento de sus jugadores. Lo está consiguiendo.

Entre el resto de fichajes destacaron los laterales Maxwell y Henrique. Sí, el brasileño repescado esta temporada del Bayern Leverkusen, jugó como sustituto de Alves y aunque éste es irremplazable, Henrique jugó con criterio y no dudó en sumarse al ataque. De todos modos, se hechó de menos la consistencia del ‘2’ azulgrana. El que sí demostró mayor consistencia y atrevimiento a la hora de ayudar en ataque fue su compatriota, el ex-interista Maxwell, quien realizó continuos dos contra uno con Pedro en la banda izquierda. Parece que el brasileño se ha adaptado rápido a la filosofía ‘Barça’ y se lo pondrá difícil a Abidal en el lateral izquierdo.

Del resto, destacar el descaro de Dos Santos, el hermano menor de Giovanni Dos Santos, que fue el encargado de llevar la manija ofensiva del Barça en la segunda mitad, y la templanza y sangre fría del central Marc Muniesa, quizá eso explica el desplazamiento de Henrique hacia el lateral. Sin olvidar el débil nivel del Seattle Sounders totalmente desarbolado y sin ningún tipo de recursos ante el juego culé. Guardiola, que ha terminado muy contento tras el partido, va recuperando el hambre de un conjunto que el año pasado se dio un atracón de fútbol, goles y títulos. Y todavía falta la guinda del pastel, la magia de ‘Ibracadabra’, para que la función sea completa. Tomen asiento y prepárense.

Mira aquí los goles y el resumen del partido: