Cesc, habrá que esperar

6 08 2010

Era un secreto a voces y hoy el rumor se ha confirmado. Cesc jugará la próxima temporada en el Arsenal pese a sus esfuerzos por volver a casa, pese a su interés por regresar al FC Barcelona. Ha sido el propio centrocampista de Arenys de Mar el que así lo ha comunicado a través de la página oficial del club londinense. Con esa confirmación se ha puesto punto y seguido al culebrón del verano. Porque Wenger ha ganado esta batalla, pero parece que el regreso de Fábregas se producirá antes o después a la ‘Ciudad Condal’.

Cesc espera centrarse "al cien por cien" en el Arsenal tras fracasar sus intentos por llegar al Camp Nou

Su fichaje este verano se había convertido en una quimera. Pese a esas palabras tan claras como definitorias allá por el mes de mayo en las que el ‘4’  gunner afirmaba que si salía del Arsenal sería únicamente para recalar en el club de su infancia, en el Barça, el club azulgrana no ha podido arrancar a Arséne Wenger a su hijo predilecto. La delicada situación económica del club azulgrana unidas a las elevadas pretensiones económicas del Arsenal han imposibilitado que Cesc cumpla por fin su sueño, vestir la camiseta azulgrana en el Camp Nou.

Fábregas tendrá que esperar y es más que probable, que al igual que pasó con otros ilustres culés, su desembarco en Barcelona llegue con un año de retraso. Eso ya le ocurrió a Henry, tras aquella final de Champions perdida precisamente frente al Barça en 2006. Los escarceos con el club catalán no fructificaron hasta un año después, cuando Wenger le dejó marchar a ‘Can Barça’ para ganar esa Copa de Europa que el Arsenal no le podía dar. Con el mismo objetivo ha llegado David Villa a la entidad azulgrana este verano, con un año de retraso desde que se iniciaron los contactos.

Por ello, no sería extraño que Cesc haya conseguido al menos una promesa de su padre futbolístico para que le deje marchar la próxima temporada si el Arsenal continúa huérfano de títulos. Ese anhelo de trofeos y su barcelonismo habrían sido el principal factor de su ‘rebeldía’. Esa ‘rebeldía’ que le ha llevado a pedir personalmente su traspaso al club de sus amores en varias ocasiones este verano, no se ha correspondido de la misma forma desde el Barça. Porque ha vuelto a dar la sensación de que a los culés se les ha escapado una ocasión de oro de contratar a uno de los centrocampistas con mayor proyección y trayectoria del viejo continente, conocedor de la casa, poseedor del ADN azulgrana y con jerarquía en el vestuario (hay que recordar que es el capitán del Arsenal con solo 23 años) por exceso de austeridad.

Sandro Rosell ha perdido su primera batalla, su primera foto, su primer logro. Pep no podrá contar con una mini Selección Española en su equipo, y es que con el fichaje de Cesc serían nueve los flamantes campeones del mundo con los que contaría el Barça. El golpe de efecto no se producirá este verano, mientras Fábregas ya ha pedido disculpas a sus aficionados por el tiempo que ha tardado en aclarar su futuro. Esos mismos aficionados ya le habían perdonado el desliz con una ovación atronadora en el primer entrenamiento de los gunners. Será que ellos, como el Arsenal, donde se hizo futbolista, sí valoran en su justa medida a su capitán, bandera y estandarte. El Barça, donde Cesc aprendió a jugar, tendrá que esperar para ver la vuelta del hijo pródigo a casa.

Anuncios




La enésima sinfonía

3 03 2010

Lo de esta noche ha sido un aviso serio. Una exhibición.  Hemos interpretado nuestra mejor sinfonía en el marco incomparable de Saint Denis. El espectáculo lo han completado esos acordes al ritmo de “olés”que en muchos tramos del concierto han acompañado nuestra interpretación. España ha tomado París con un fútbol exquisito, excepcional y efectivo. El 0-2 frente a los ‘blues’ nos reafirman, esta vez sí, en ese papel de favorito con el que llegaremos al Mundial de Sudáfrica pegado en la frente.

Les Enfants Terribles

Ese espectáculo del que ha sido testigo toda España, toda Francia y gran parte del globo terráqueo se ha desarrollado sin el cerebro de este equipo. Ha sido un vuelo sin motor, porque éste esperaba su turno en el banquillo. Xavi salió en la segunda parte para controlar un partido que habíamos ganado hacía muchos minutos, casi desde el planteamiento inicial de Domenech. Esa presión asfixiante y adelantada tampoco vale frente a los campeones de Europa, ni siquiera cuando Xavi no puede tocarla otra vez.

El turno esta noche fue para el otro Xabi (Alonso), Cesc, Busquets e Iniesta que comandaron el centro del campo de la ‘Roja’ (hoy azul) para demostrar que el fondo de armario de esta Selección no tiene límites. Entre líneas se filtraba Silva, ése pequeño gran genio cuya calidad alterna a partes iguales con su menudez. Una vez más el reparto contaba con cinco barítonos y un tenor, o lo que es lo mismo, cinco centrocampistas y un delantero. Por lo que el debate sobre la disposición continúa abierto.

Y una vez más ese tenor dio el do de pecho en la primera que tuvo. Lo de Villa daría para escribir una novela de aventuras, un poema de amor o un simple juego de palabras: MaraVilla. Hoy lo volvió a hacer, abrió el marcador y marcó su gol número 37 con la elástica nacional. Su reivindicación ante el abarrotado Stade de France lo confirman como lo que es, uno de los mejores delantero centro del mundo. Igual los que perdieron el tren fueron otros.

A todo esto Francia seguía sin aparecer. Nada de Ribéry, de Anelka o del nostálgico Henry. Hasta bien entrada la segunda parte no hemos visto el pelo a Casillas ya con la tranquilidad del marcador en la cabeza y en las piernas de nuestros jugadores. El 0-2 conseguido justo antes del descanso por Sergio Ramos en otra pieza de fútbol de salón de los nuestros ha ayudado a la consecuente relajación de la segunda parte. A partir del minuto 65 Francia se ha estirado espoleado por los olés a la ‘Roja’ y los pitos a sus propios jugadores.

El carrusel de cambios también ha favorecido esa descolocación sobre el césped a la par que ha mostrado el elenco de figuras que se amontonan a las puertas de la titularidad. ¿Qué Combinado Nacional se puede permitir el lujo de tener a Jesús Navas, Fernando Torres, Xavi o Albiol, por mencionar a algunos, en el banquillo? Y a pesar de todo Del Bosque ha sacado ‘peros’, por esa falta de concentración al final, por no finiquitar el partido con otro gol, para no desatar la euforia de aquí a Junio, para no vernos demasiado guapos antes de mirarnos en el espejo.

Hoy teníamos enfrente un escollo de los serios, de esos que cuentan con alguna estrella encima del escudo de turno y la respuesta ha estado a la altura de las circunstancias. El subcampeón del mundo también se ha rendido a nuestros pies y el mundo parece hoy un objetivo más factible. Nuestra música de tempo pausado y ejecución certera amansa y cautiva a toda fiera que se interponga en nuestro camino. Hoy, sucumbió el gallo de espolón corto y la sinfonía continúa, ¡qué pase el siguiente!





El enigma Valdés

26 02 2010

Es un portero infravalorado, deudor de sus fallos puntuales (años atrás) y preso de esa soberbia y chulería sin la que, paradójicamente, nunca hubiera llegado a asentarse en la portería de Can Barça. Víctor Valdés no está en la lista que hoy ha dado Vicente del Bosque para el próximo partido contra Francia. Esta convocatoria, por mucho que lo niegue el Seleccionador es casi definitiva y la mayoría de los que acuden a esta cita ya tiene su billete asegurado para Suráfrica.

Su experiencia y su templanza para combatir la presión ayudarían y mucho a España en Sudáfrica

No lo tiene y no lo tendrá, salvo lesión -no deseable- de alguno de sus compañeros bajo palos, el excepcional portero azulgrana. Sin duda, uno de los tres mejores porteros españoles del momento. Su estado de forma es magnífico, decisivo en muchos de los partidos de esta temporada en los que ha sostenido a su equipo de pie para que luego otros (los Messi, Iniesta o Ibrahimovic) terminaran tumbando a los rivales.

No es la primera vez. Valdés se crece en los partidos importantes. En la retina aún recuerdo sus estratosféricas paradas en la final de la Champions 2006 ante el mejor Henry del Arsenal, o sus reflejos en la semifinal del 2009 ante el Chelsea para negarle el gol a Drogba tanto en la ida como en la vuelta. En la final, el año pasado, le tocó parar a Cristiano Ronaldo y su ejército y también lo consiguió.

Pero entre los aficionados y la opinión pública han calado más sus errores. Los goles regalados a Villa, las miradas de asombro ante los trallazos de Forlán, o alguna salida en falso de sus primeros años bajo los palos del Camp Nou. La realidad, sin embargo, es otra. Ningún portero se había asentado como Víctor en la entidad desde la marcha de Zubizarreta, ningún jugador de la plantilla azulgrana (a excepción del superlativo Messi) es hoy más imprescindible que el meta catalán. Víctor no tiene recambio.

Además los números le respaldan. A los 27 años Valdés ha alcanzado su punto de maduración adecuado, lleva conviviendo con la presión desde que Van Gaal le diera la alternativa, lleva venciendo a la duda desde el primer día que saltó de corto al Camp Nou. Pero ahí están sus 13 goles en 23 partidos. Más datos para los incédulos: de los 35 partidos oficiales que ha disputado esta temporada Valdés, en 16 ha dejado su portería a cero. Se dirá que es por la defensa pero lo cierto es que ése no está siendo el mejor pilar del Barça este año. Al menos no el más estable.

Valdés se convertirá, por tanto, en uno de esos extraordinarios jugadores que por unas u otras razones no consiguen vestir la camiseta de la Selección Nacional. En 2005 tuvo su primera y su única  oportunidad, pero entonces terminó jugando Reina. Desde entonces nada. Desde entonces la doble V se ha dedicado a engrandar su palmarés a medida que su peso en el equipo crecía. El Barça no hubiera sido el mismo en este lustro sin Víctor bajo los palos. Aunque,  nada de todo eso ha sido suficiente para los diferentes seleccionadores españoles que han recurrido a justificaciones ambiguas y evasivas para (no) explicar la ausencia de Valdés con la ‘Roja’. Una enigma más del injusto mundo del fútbol.