Balón azulgrana

10 01 2011

No es de oro, es azulgrana. El trofeo que la FIFA entregará esta tarde debería ser teñido de los colores que desde hace más de 110 años iluminan la pasión y el sentir de un club que siempre quiso ser algo más que eso. En ese intento reformuló los parámetros del fútbol profesional desde sus cimientos, desde su cantera. Ese fruto ha germinado y dos décadas después su esplendor será contemplado hoy por todo el mundo. Iniesta, Xavi y Messi son la esencia de ese cultivo criado en La Masía que hoy recogerán un balón más azulgrana que dorado, más colectivo que individual.

Los tres finalistas al Balón de Oro posan en las instalaciones del club tras conocerse que son los candidatos al Balón de Oro FIFA 2010

“Es un premio compartido”; se han cansado de repetir los protagonistas, los tres finalistas al primer Balón de Oro FIFA (después de que se unificaran este año el premio que otorgaba la revista France Football y la Federación Internacional, FIFA). Iniesta, Xavi y Messi han afirmado por activa y por pasiva que la fiesta, antes de que el premio se entregue, ya es completa y que da igual quien gane, porque el que ha ganado ya, es el Barça. La decisión está tomada (o debería estarlo) a estas horas en las que el secreto a voces se esconde tras las votaciones de los corresponsales de la revista France Football, los Seleccionadores y los Capitanes nacionales.

Ellos han sido los encargados de valorar los méritos y las virtudes de unos y otros a lo largo de los últimos 12 meses. Porque, que nadie lo olvide, éste es un premio que se otorga al mejor jugador del año 2010, no a una trayectoria, un mes o un instante, por mucho que éste hiciera levantar a todo un país. Además en año de Mundial, el ganador suele partir con ventaja en este tipo de premios. De hecho así ha ocurrido desde 1998. Zidane lo ganó aquel año, Ronaldo hizo lo propio en 2002 y Cannavaro sorprendió a propios y extraños cuando tras levantar la Copa del Mundo, alzó, meses después, el dorado balón.

A ello se agarran Xavi e Iniesta (y también nosotros). Ambos brillantes Campeones del Mundo con España en Sudáfrica 2010. Ambos brillantes campeones de Liga con el Barça, alcanzando los 99 puntos. En el caso de Xavi está ante la oportunidad de su vida. Con 30 años se ha convertido en la brújula del mejor Barça de la historia y de la España campeona del mundo. A través de su regularidad y su elevado nivel de juego se entienden los trofeos de su club y su Selección. El de Terrasa es la esencia, el paradigma que resume el asombroso juego culé, una forma de entender el fútbol y la vida que hunde sus raíces en La Masía, un líder silencioso que hace mejores a los que le rodean. Alcanzado el cénit sólo queda condecorarlo.

Lo de Iniesta es otra cosa. Lo suyo es baile de salón con la pelota, a la que amansa y enloquece cuándo y cómo quiere. En su caso la historia se cruza con el destino y éste le ha colocado ya en varias ocasiones en el lugar y el momento adecuado, a las puertas de la gloria. España guardará para siempre en su memoria aquel zapatazo suyo que un 11 de julio de 2010 nos instaló en el paraíso. Ésa es, junto a su excelso Mundial, la principal baza del manchego tras una irregular temporada con el Barça. Pase lo que pase hoy, Iniesta o su destino lo volverán a colocar en disposición de ganarlo.

El que no entiende de irregularidades, al menos cuando tiene las espaldas cubiertas por tipos como Xavi e Iniesta, es Leo Messi. La guinda del mejor Barça de la historia, de uno de los equipos que marcarán un antes y un después en la historia del fútbol. Messi, para muchos el mejor jugador del mundo del momento y uno de los grandes de todos los tiempos, materializó 47 goles con el Barça la temporada pasada (fue Bota de Oro europeo), alcanzó los 60 goles en 59 partidos en todo el 2010, pero su lunar fue el Mundial. De él se fue sin encontrar la gloria del gol y por la puerta de atrás tras ser derrotado abultadamente por Alemania en cuartos de final.

Y tal vez por esto último es menos favorito hoy. Por eso y porque ya lo ganó el año pasado y a la FIFA no le gusta repetir con esto de los galardones. Los ojos de medio mundo miran más atrás, miran hacia Xavi e Iniesta, miran hacia los sucesores de ese genio que fue Luis Suárez, quien suspira por un acompañante español allá arriba, en el Olimpo. El secretismo ha sido máximo y los jugadores de Guardiola, que han repetido la machada del Milán de Arrigo Sacchi de colocar a tres jugadores del mismo equipo entre los finalistas (entonces fueron Gullit, Rijkaard y Van Basten), no sabrán hasta el último momento quien de los tres se lleva el dorado a casa, porque el azulgrana lo tienen marcado a fuego de por vida.

Anuncios




Conquistamos el mundo

16 07 2010

Y nos tocó vivirlo desde Malta, rodeado de algunos de mis mejores amigos que como todo un país terminamos rendidos a ese genio de Fuentealbilla silencioso y efectista que nos elevó hasta la gloria eterna. CAMPEONES DEL MUNDO, Campeones en sufrimiento, Campeones, por fin, de un Campeonato del Mundo de Fútbol. Es un placer contarlo, aunque todavía cueste creérselo. Es verdad, la antigua Jules Rimet ya está entre nuestras manos desde donde la hemos elevado al cielo estrellado del Soccer City en Johannesburgo, en el primer Mundial disputado en África, rompiendo todos los tópicos y las estadísticas.

Casillas es ya un privilegiado tras levantar esta Copa

Algunos se preguntarán por esta tardanza, justificada por esa estancia en Malta de la que regresamos ayer, con algo más de tiempo para asimilar el nuevo hito de nuestro deporte. Lo único que puede elevar al primer plano de la óptica mundial un país alicaido. Lejos, por tanto de nuestra tierra vivimos con más énfasis y con mayor orgullo (si cabe) un triunfo histórico que nos llevó a convertir a Malta en la decimo octava región española. Fueron miles los españoles llegados de todos los rincones de la Península que aquella calurosa noche del 11 de julio salió a las calles de esa pequeña isla del Mediterráneo para celebrar nuestra última hazaña: la estrella ya reluce en nuestro pecho.  

Ataviados con banderas, camisetas, bufandas o cualquier prenda que los identificara como españoles, las principales arterias de la isla se tiñeron de rojo y gualda hasta desembocar en las diferentes playas, centro de reunión y celebración con el mar como excusa  para saciar nuestro ardor victorioso y una motivación añadida para extender nuestro orgullo a las aguas del Mediterráneo. No hubo recoveco de la isla en el que no resonara el ‘Viva España’, el himno, o ese ‘Yo soy español’ que se ha convertido en la arenga, la musiquilla extra-oficial y en nuestro signo de identificación más allá de los Pirineos.

Éramos los protagonistas de un sueño hecho realidad, de una quimera, de una premonición. Y es que como si de una visión se tratara hace cuatro años ya hubo quien me aventuró esa final lejos de casa. ¿Te acuerdas? Aquel visionario, uno de mis amigos del alma, se adelantó en la fecha y el lugar. En 2006, España se quedó por el camino, pero cuatro años después no falló ni La Roja, ni un servidor. Una vez más veía la final del Mundial fuera de España, rodeado de amigos y en un lugar paradisíaco. Pocos marcos revisten tanto un momento histórico.

Y sin embargo, ese sueño supuso la ruptura de otro. Por paradójico que parezca. Uno descubrió el veneno de esta profesión el día que comprendió que era el camino más sencillo para compartir y saborear esos momentos lo más cerca posible de los deportistas. Negado de ese talento innato para superar los límites físicos, el periodismo se convirtió en la vía más directa para, si no meter el gol de la final de un Mundial, al menos narrarlo, contarlo, escribir sobre ello. Ese gol llegó demasiado pronto para un recién licenciado que hace sus primeros pinitos en el inabarcable mundo de la comunicación. El egoísmo no nubla mi mente y, a pesar de todo, uno prefiere haber sido testigo antes que protagonista.  El reto ahora es otro. El reto ahora es repetir y estar ahí para vivirlo en primera persona. Aunque, ya se sabe, solo hay una primera vez. 

Iniestazo. Otro chutazo del manchego que lo eleva a la leyenda del deporte español

Aquella primera vez en la que la locura se desató en todos nosotros, en la que conocimos el éxtasis en primera persona y en la que ascencimos al paraíso gracias a un zapatazo de un chico humilde y callado, con escasez de melanina y exceso de corazón y talento. No podía ser otro que Don Andrés Iniesta el que a las 22.57 del 11 de julio de 2010 colara todos nuestros sueños en esa portería situada en la otra punta del mundo, la cual había permanecido 116′ infranqueable. El carrusel de emociones se destapó entonces hasta el amanecer, cuando el sol quiso ser testigo de nuestro alborozo. También él, más rojizo que de costumbre quiso alumbrarnos la realidad: éramos, somos y seremos (al menos los cuatro próximos años) CAMPEONES DEL MUNDO.

 Aquella noche se hizo día para terminar iluminando las primeras reflexiones a la luz del alba. Hasta las 9 de la mañana hondearon las banderas rojigualdas por las calles de Malta. Fue el momento en que los cánticos, los saltos y los abrazos dieron paso a los primeros pensamientos sensatos. Aquí os dejo los míos:

“Termina la noche más hermosa de mi vida. Gracias Dios por permitirme vivir esto. El sueño se hizo realidad y la estrella de la eternidad ilumina nuestro pecho, orgulloso de ser español. Podremos repetir, ahora el sueño es otro, es estar allí para contarlo pero ya se sabe que no hay nada como la primera vez. La incredulidad aún reinante no valdrá entonces. VIVA ESPAÑA, EL MUNDO ES NUESTRO“.

PaceVille (Malta) 12 de julio de 2010





La enésima sinfonía

3 03 2010

Lo de esta noche ha sido un aviso serio. Una exhibición.  Hemos interpretado nuestra mejor sinfonía en el marco incomparable de Saint Denis. El espectáculo lo han completado esos acordes al ritmo de “olés”que en muchos tramos del concierto han acompañado nuestra interpretación. España ha tomado París con un fútbol exquisito, excepcional y efectivo. El 0-2 frente a los ‘blues’ nos reafirman, esta vez sí, en ese papel de favorito con el que llegaremos al Mundial de Sudáfrica pegado en la frente.

Les Enfants Terribles

Ese espectáculo del que ha sido testigo toda España, toda Francia y gran parte del globo terráqueo se ha desarrollado sin el cerebro de este equipo. Ha sido un vuelo sin motor, porque éste esperaba su turno en el banquillo. Xavi salió en la segunda parte para controlar un partido que habíamos ganado hacía muchos minutos, casi desde el planteamiento inicial de Domenech. Esa presión asfixiante y adelantada tampoco vale frente a los campeones de Europa, ni siquiera cuando Xavi no puede tocarla otra vez.

El turno esta noche fue para el otro Xabi (Alonso), Cesc, Busquets e Iniesta que comandaron el centro del campo de la ‘Roja’ (hoy azul) para demostrar que el fondo de armario de esta Selección no tiene límites. Entre líneas se filtraba Silva, ése pequeño gran genio cuya calidad alterna a partes iguales con su menudez. Una vez más el reparto contaba con cinco barítonos y un tenor, o lo que es lo mismo, cinco centrocampistas y un delantero. Por lo que el debate sobre la disposición continúa abierto.

Y una vez más ese tenor dio el do de pecho en la primera que tuvo. Lo de Villa daría para escribir una novela de aventuras, un poema de amor o un simple juego de palabras: MaraVilla. Hoy lo volvió a hacer, abrió el marcador y marcó su gol número 37 con la elástica nacional. Su reivindicación ante el abarrotado Stade de France lo confirman como lo que es, uno de los mejores delantero centro del mundo. Igual los que perdieron el tren fueron otros.

A todo esto Francia seguía sin aparecer. Nada de Ribéry, de Anelka o del nostálgico Henry. Hasta bien entrada la segunda parte no hemos visto el pelo a Casillas ya con la tranquilidad del marcador en la cabeza y en las piernas de nuestros jugadores. El 0-2 conseguido justo antes del descanso por Sergio Ramos en otra pieza de fútbol de salón de los nuestros ha ayudado a la consecuente relajación de la segunda parte. A partir del minuto 65 Francia se ha estirado espoleado por los olés a la ‘Roja’ y los pitos a sus propios jugadores.

El carrusel de cambios también ha favorecido esa descolocación sobre el césped a la par que ha mostrado el elenco de figuras que se amontonan a las puertas de la titularidad. ¿Qué Combinado Nacional se puede permitir el lujo de tener a Jesús Navas, Fernando Torres, Xavi o Albiol, por mencionar a algunos, en el banquillo? Y a pesar de todo Del Bosque ha sacado ‘peros’, por esa falta de concentración al final, por no finiquitar el partido con otro gol, para no desatar la euforia de aquí a Junio, para no vernos demasiado guapos antes de mirarnos en el espejo.

Hoy teníamos enfrente un escollo de los serios, de esos que cuentan con alguna estrella encima del escudo de turno y la respuesta ha estado a la altura de las circunstancias. El subcampeón del mundo también se ha rendido a nuestros pies y el mundo parece hoy un objetivo más factible. Nuestra música de tempo pausado y ejecución certera amansa y cautiva a toda fiera que se interponga en nuestro camino. Hoy, sucumbió el gallo de espolón corto y la sinfonía continúa, ¡qué pase el siguiente!





El enigma Valdés

26 02 2010

Es un portero infravalorado, deudor de sus fallos puntuales (años atrás) y preso de esa soberbia y chulería sin la que, paradójicamente, nunca hubiera llegado a asentarse en la portería de Can Barça. Víctor Valdés no está en la lista que hoy ha dado Vicente del Bosque para el próximo partido contra Francia. Esta convocatoria, por mucho que lo niegue el Seleccionador es casi definitiva y la mayoría de los que acuden a esta cita ya tiene su billete asegurado para Suráfrica.

Su experiencia y su templanza para combatir la presión ayudarían y mucho a España en Sudáfrica

No lo tiene y no lo tendrá, salvo lesión -no deseable- de alguno de sus compañeros bajo palos, el excepcional portero azulgrana. Sin duda, uno de los tres mejores porteros españoles del momento. Su estado de forma es magnífico, decisivo en muchos de los partidos de esta temporada en los que ha sostenido a su equipo de pie para que luego otros (los Messi, Iniesta o Ibrahimovic) terminaran tumbando a los rivales.

No es la primera vez. Valdés se crece en los partidos importantes. En la retina aún recuerdo sus estratosféricas paradas en la final de la Champions 2006 ante el mejor Henry del Arsenal, o sus reflejos en la semifinal del 2009 ante el Chelsea para negarle el gol a Drogba tanto en la ida como en la vuelta. En la final, el año pasado, le tocó parar a Cristiano Ronaldo y su ejército y también lo consiguió.

Pero entre los aficionados y la opinión pública han calado más sus errores. Los goles regalados a Villa, las miradas de asombro ante los trallazos de Forlán, o alguna salida en falso de sus primeros años bajo los palos del Camp Nou. La realidad, sin embargo, es otra. Ningún portero se había asentado como Víctor en la entidad desde la marcha de Zubizarreta, ningún jugador de la plantilla azulgrana (a excepción del superlativo Messi) es hoy más imprescindible que el meta catalán. Víctor no tiene recambio.

Además los números le respaldan. A los 27 años Valdés ha alcanzado su punto de maduración adecuado, lleva conviviendo con la presión desde que Van Gaal le diera la alternativa, lleva venciendo a la duda desde el primer día que saltó de corto al Camp Nou. Pero ahí están sus 13 goles en 23 partidos. Más datos para los incédulos: de los 35 partidos oficiales que ha disputado esta temporada Valdés, en 16 ha dejado su portería a cero. Se dirá que es por la defensa pero lo cierto es que ése no está siendo el mejor pilar del Barça este año. Al menos no el más estable.

Valdés se convertirá, por tanto, en uno de esos extraordinarios jugadores que por unas u otras razones no consiguen vestir la camiseta de la Selección Nacional. En 2005 tuvo su primera y su única  oportunidad, pero entonces terminó jugando Reina. Desde entonces nada. Desde entonces la doble V se ha dedicado a engrandar su palmarés a medida que su peso en el equipo crecía. El Barça no hubiera sido el mismo en este lustro sin Víctor bajo los palos. Aunque,  nada de todo eso ha sido suficiente para los diferentes seleccionadores españoles que han recurrido a justificaciones ambiguas y evasivas para (no) explicar la ausencia de Valdés con la ‘Roja’. Una enigma más del injusto mundo del fútbol.





¿Otra final en el Bernabéu?

17 02 2010

Un día después del chasco de Lyon y tras la negativa del Sevilla ha jugar la próxima final de Copa del Rey en el Santiago Bernabéu, el coliseo blanco no deja de recibir peticiones. La última ha llegado desde la Federación Española de Baloncesto quien ha pensado en el estadio del Real Madrid para albergar la final del Mundial de Basket del 2014. La idea, evidentemente, no es suya, se la han tomado prestado a la NBA, que organizó su último All Star en el estadio de los Dallas Cowboys.

Infografía cedida por Marca.com

Sería un auténtico espectáculo, tal y como lo fue el pasado domingo el All Star Game. Aunque para ello sería necesario techar el Bernabéu, un viejo sueño del actual mandatario blanco, Florentino Pérez. Sólo así sería posible presenciar la final del Mundial de Baloncesto en el marco incomparable de la Castellana. El club blanco todavía no se ha pronunciado ante esta posibilidad y su predisposición será fundamental para realizar el sueño de José Luis Sáez, actual presidente de la FEB.

De primeras lo veo complicado, aunque no imposible. Sería un magnífico colofón para ese Mundial, y un inmejorable broche de oro a una de las mejores generaciones del Basket nacional. Ver en el coliseo blanco a los Gasol, Rudy, Navarro, Ricky o Calderón haciendo de las suyas ante más de 80.000 espectadores sería un show al más puro estilo NBA. Precisamente, ellos, las grandes figuras de la NBA, los LeBron, Kobe, Duncan, Wade y compañía pueden ser los invitados de lujos a esa fiesta, con la conquista del mundo como premio final.

Esperemos que la iniciativa no caiga en saco roto y el guante lanzado por Sáez sea recogido por quien corresponde. El mejor mundial de basket pasa por el Bernabéu.





La ‘Roja’ enamora a todos

16 11 2009

Y no es una frase hecha, es una realidad. Porque ahora todo el mundo se rinden al juego y la fantasía del tiqui-taca, a ese rondo gigante de toque exquisito y pegada mortal que acaba con el rival por asfixia o por aburrimiento. Algo se ha conseguido cambiar en España con este estilo, con esa personalidad, sobre todo porque ahora nos vemos capaces de todo, confiados en nuestra suerte, amparados en nuestra calidad. Tanta es la confianza que hasta las damas más complicadas de seducir son ahora más accesibles. Después de ‘conquistar’ a Inglaterra, Francia, Italia y Alemania en los dos últimos años, Euskadi tampoco ha podido resistirse.

Euskadi abre las puertas a la 'Roja'

El Parlamento vasco ha aprobado, por primera vez, una resolución en la que invita a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) a que cuente con Euskadi en la “programación de las próximas citas” de las selecciones nacionales. El PSE-EE, PP y UPyD aprobaron en la Comisión correspondiente del Parlamento Vasco un texto en este sentido que fue rechazado por el PNV y Aralar. Pero la pasión por la ‘Roja’ va más allá, ya que la resolución  insta al Departamento de Cultura del Gobierno Vasco a apoyar directamente el “regreso de las selecciones españolas de fútbol al País Vasco”, la absoluta, la femenina y la de categorías inferiores.

El hecho adquiere aún más relevancia cuando se conoce que España no visita la Comunidad Autónoma Vasca desde 1967. Aquel encuentro se saldó con una victoria sobre Turquía por 2-0 con goles de Grosso y Gento que sólo los más antiguos del lugar recuerdan. Hay, por tanto, dos generaciones que solo saben lo que es ver la Roja por la tele y esa deuda se debe saldar cuanto antes. Porque algo está cambiando también en el País Vasco, donde la llegada a Ajuria Anea del Lehendakari socialista Patxi López ha aportado una pizca de cordura. Una cierta normalidad se ha apoderado de Euskadi, de un pueblo que lo único que desea es vivir en paz y la visita de la ‘Roja’, la mejor Selección del Mundo, su Selección, ayudará a alcanzar ese objetivo.

Será una oportunidad única para seguir ganando adeptos, porque esta Selección que ilusiona allá por donde pasa será un referente para todos esos niños, adolescentes o padres que acudan a San Mamés o a Anoeta para ver jugar juntos por primera vez en mucho tiempo a Casillas y a Iniesta en el mismo equipo, a Iraola y a Villa defendiendo la misma camiseta o a los Xavi Hernández y Xabi Alonso alternando ingenio y pases en el centro del campo. Así se hace afición y considero que la Federación Española de Fútbol, la Federación Vasca y los respectivos clubes de Euskadi no deberían dejar pasar esta oportunidad. Y ahí viene la otra parte. Tras la aprobación de esta resolución la RFEF se ha apresurado en recordar que deben ser precisamente éstos, los clubes vascos los que soliciten a la Federación Española su predisposición para acoger un partido de la ‘Roja’ en su estadio.

Pero las buenas noticias no acaban ahí. En la misma sesión, la Comisión de Cultura del Parlamento, con los mismos apoyos y rechazos, acordó solicitar a Unipublic, organizadora de la Vuelta Ciclista a España, que incluyan al País Vasco “como llegada y salida de alguna de las etapas del calendario” de la prueba, que no pasa por la comunidad autónoma desde 1979. Y es que la tradición ciclista en el País Vasco es casi tan longeva como la futbolística y una vez más resulta de justicia que la ‘serpiente multicolor’ también serpenté por las carreteras de Euskadi, donde el Euskaltel tiene bien ganado el premio de correr en casa.





Navas ya es un hombre

4 11 2009

A sus 23 años (cumplirá 24 el próximo 21 de este mes) Jesús Navas, el habilidoso extremo del Sevilla CF, ha dejado atrás todos sus miedos y sus ansiedades para dar un paso adelante en su carrera. Ya está preparado. Y así lo hará oficial mañana cuando comunique que está a disposición del técnico de la Selección Española, Vicente del Bosque, para que lo convoque cuando lo considere oportuno. Navas dará el sí quiero a la Roja, y el mejor extremo derecho del fútbol español en la actualidad puede sumar nuevos recursos y posibilidades al mejor equipo nacional del momento.Jesús ha marcado el gol sevillista esta noche frente al Stuttgart

La noticia, por tanto, es inmejorable, a la vez que muy esperada. Y la primera oportunidad para el chico de Los Palacios le puede llegar en el próximo partido de España. Nada más  y nada menos que ante la Argentina de Maradona y Messi dentro de diez días en el Vicente Calderón. Para ello, Navas debería ser reclamado por Del Bosque en su lista de elegidos, que el salmantino comunicará el próximo lunes. Ese debe ser el primer paso, el primer empujón a los miedos y la primera piedra de un edificio que ha tardado mucho en levantarse, pero cuyos cimientos ahora son más sólidos.

Porque la historia de Jesús Navas es muy particular. Sus problemas de ansiedad se le reproducían cada verano, en cada concentración sevillista y habían impedido hasta ahora su presencia en el combinado nacional. El Sevilla, de mano de su presidente José María del Nido ya expresó en su momento que las crisis de ansiedad que sufría Jesús en las concentraciones largas condicionaban su llegada a la Selección. Por lo que hasta que el club no se lo notificara a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) era preferible no forzar la situación.

Todo esto se precipitó tras una llamada del anterior Seleccionador, Luis Aragonés, en el verano del 2007 cuando Jesús llevaba ya varios años destacando por la banda derecha del Sánchez Pizjuán. España se disponía entonces a preparar las decisivas citas ante Islandia en Reykjavik, y Letonia en Oviedo. La ‘Roja’ se jugaría en aquellos dos partidos buena parte de las opciones de ir a la Eurocopa del 2008 y a Navas le superó la presión. No era la primera vez que le ocurría y por ello desde entonces se abrió un impás con la Selección que sólo el futbolista podría cerrar cuando él considerara oportuno.

Pues bien Navas lo cerró hace algunos días cuando se reunió con el Director Deportivo de la RFEF, Fernando Hierro y su adjunto Antonio Fernández para transmitirles su decisión. Jesús ya se siente un hombre, ha crecido como jugador, ha madurado como persona, se ha asentado en el Sevilla hasta convertirse en uno de sus referentes, en  una pieza clave del esquema de Jiménez, y ahora pretende hacer lo mismo con la ‘Roja’.

Afortunadamente para todos el jugador andaluz ha superado sus problemas y ya nada le impide subirse al tren de la Selección. Y remarcó su prodecedencia porque me he planteado muchas veces qué hubiera ocurrido si Navas hubiera procedido de otra Comunidad Autónoma, qué hubiera pasado si esos problemas de salud hubieran sido argumentados por un vasco o por un catalán. Es más que posible que la política, el fútbol y los sentimientos nacionalistas se hubieran mezclado a partes iguales hasta crear un cóctel explosivo. Ya pasó con otros como Oleguer o Bojan. Aunque, como decía, afortunadamente el problema ya está solucionado y Navas es andaluz.

Un andaluz singular, introvertido y tímido fuera del terreno de juego. Locuaz, desvergonzado y atrevido con un balón en los pies. España ganará con él verticalidad y desborde, regate y velocidad. El de Los Palacios se presume ideal para desatascar partidos, para abrir defensas encerradas y para matar a cualquier rival a la contra, sirviendo balones de oro a Villa, Torres y compañía, o marcándolos él mismo, una de las asignaturas en las que más y mejor ha mejorado su juego. Tras más de cuatro años haciendo diabluras por las bandas del Pizjuán, Navas desea enfundarse la ‘Roja’, anhela subirse al tren que le lleve hasta Suráfrica 2010, el tren cuya última parada es la gloria eterna. Con él, alcanzar esa meta será más fácil.