Faltó Iniesta

29 04 2010

Se echó de menos su gol, su espíritu, su uno contra uno, su iluminada cabeza y su milagro. Ése que el año pasado alcanzó para dominar Roma. Anoche el FC Barcelona se despidió del sueño de Madrid a pesar de ganar 1-0 al Inter en el partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones. El Barça no se lo creyó o al menos, tardó en creerselo, y cuando lo hizo ya era demasiado tarde. Entonces, el espíritu de Iniesta se reencarnó en Bojan, otro canterano con cara angelical, aunque su alegría fue arrancada de cuajo por un banderín alzado. La heróica no llegó a tiempo.

En la fiesta de Mou faltó Iniesta

El Barça terminó arrinconando y asfixiando al Inter en su propia área, pero esa es la película de los últimos diez minutos. Cuando el Barça pareció el Barça. Durante el resto de partido hubo mucha sinfonía y pocos mordiscos. Nadie odió su profesión. Los hombres de Guardiola fueron más planos, menos incisivos y más cándidos que nunca. Se les olvidó la persistencia y la inteligencia porque sus ataques se estrellaban una y otra vez en el muro pertrechado por Mourinho, del que todavía dudo si es un gran entrenador o ‘solo’ un gran estratega. Y razono, con los jugadores que tiene el Inter puede jugar a algo más que lo que vimos ayer. La referencia del partido de ida debería ser la referencia.

Anoche tocó la cucharada amarga del gran tarro que es el fútbol. El Barça (que no caminó solo, gracias al gran apoyo de su afición) se recostó en demasía sobre la fortuna y el cupo ya lo rellenó el año pasado. Los azulgranas volvieron a comprobar en sus propias carnes la delgada línea que separa el éxito del fracaso, el éxtasis de la desesperación más absoluta es muy delgada. Con un Messi desconocido (o rodeado), y un Xavi al que se le olvidó la escuadra y el cartabón, faltó chispa, velocidad de balón y movilidad arriba donde el Barça jugó mejor con Bojan que con Ibrahimovic. 60 millones + Eto’o después, el feeling no aparece.

Y a pesar de todo, Madrid quedó a un solo gol, a un solo acierto, a un solo paso. Tras la maravilla de Piqué, ¿habrá algo que haga mal este chico sobre un terreno de juego?, el destino le puso la gloria en los pies y en la cabeza a Bojan y por primera vez no supo aprovechar su oportunidad. Su primer remate de cabeza se marchó lamiendo el palo y posteriormente el balón que ‘cazó’ y embocó por toda la escuadra había sido anulado por una supuesta mano de Touré previa. Una por la otra, ya que en el 1-0 Piqué parece partir de posición antirreglamentaria.

La expulsión de Motta encendió los ánimos y reafirmó al Inter en su planteamiento

Una vez más, ganó el mejor. El mejor en su estilo: el Inter, y su paso a la final es totalmente merecido. Mourinho ganó la partida a Guardiola, tanto en la ida como en la vuelta, mostrando la gran variedad de registros del conjunto neroazzurro. Aunque muchos seamos demasiados románticos para aplaudir ese fútbol. La maldición sigue vigente y el Campeón no repetirá título en la máxima competición europea desde que ésta adquirió el formato de Champions League. El último en intentarlo, el FC Barcelona, se ahogó en la orilla, después de nadar a contracorriente ante la desatada corriente de Mourinho y sus chicos. Y es que Iniesta no agitaba, anoche, la orquesta.





La remontada

27 04 2010

Al mejor equipo del mundo, al mejor Barça de la historia, al Barça de los seis títulos, al Barça de Pep Guardiola sólo le falta una cosa por hacer: remontar una eliminatoria. En estos 19 meses de vino y rosas marcados por navegar a favor de la corriente no se habían visto Guardiola, sus chicos y el club en una igual y ante lo desconocido uno siempre se asusta. El Barça ha intentado combatir ese miedo con un llamamiento masivo a la afición, ya sea a través de camisetas, vídeos, sms o declaraciones altisonantes. Todo o casi todo vale para enfretarse a un enemigo que hacía tiempo que no se paseaba por Can Barça: el fracaso; la decepción.

A falta de Iniesta, se espera otra 'Pedrada'

En esa lucha por la inmunidad, por estar por encima del bien y del mal, por sentirse de alguna manera invencible el Barça ha tejido estos días una red de apoyos que le faciliten el salto sin red. No tiene marcha atrás. Lo de mañana es un ser o no ser en la Copa de Europa, donde llegan condicionados por esos dos goles y la sombra de los resentidos. Veáse Mourinho, Sneijder, Motta, Eto’o, Cambiasso o Walter Samuel. Todos han tenido una relación de amor-odio con el club azulgrana y de ese sentimiento nacen buena parte de las posibilidades de los italianos.

Estos tendrán que enfrentarse no solo a 11 jugadores heridos en su orgullo. También deberán combatir a las cerca de 100.000 almas que pretenden convertir el Camp Nou en un infierno azul y grana. Todo para complicar la vida al Inter, para que reculen, para que se arrinconen alrededor de Julio Cesar, para que ni siquiera busquen esos pases largos a la carrera de Milito y Eto’o, para que terminen asfixiados ante la pasión culé. Aunque lo cierto es que la afición no meterá ningún gol.

No obstante, puede colaborar a ello si con sus ánimos y su inagotable fe en este equipo ayuda a los de Guardiola a no precipitarse, porque ahí estará la clave. El Barça necesitará más que nunca ser el Barça, reconocerse en el espejo y verse guapo, alto y bien peinado. De su confianza, de su fútbol sin límites y de la interpretación de una pieza que se sabe de memoria puede surgir la melodía que les acerque a otro imposible: la final del Bernabéu. Para ello el Barça necesitará en primer lugar tener el balón (que lo tendrá), pero, sobre todo, no perderlo en zonas peligrosas, es decir, cerca de los dominios de Sneijder. Éste último punto no se cumplió en Milán y el resultado lo conocemos todos.

Para evitar ese peligro, los azulgranas deberán recuperar el balón en zonas muy adelantadas evitando así las salidas del Inter. Éste debe sentirse arrollado ante el caudal de fútbol que, una vez más, nacerá de las botas de Xavi. La conexión de éste con Messi y la puntería y el acierto del argentino serán claves para voltear la eliminatoria, de hecho, Leo nunca ha marcado un gol a un equipo dirigido por Mourinho. Si no siempre le quedará Pedro a los azulgranas. Y es que la movilidad y la efectividad serán fundamentales ante un equipo cuya mejor virtud es su capacidad para defender, replegarse y correr todos en favor del bien común. Costará mucho abrir esa defensa pero si se encuentra la rendija el muro puede terminar resquebrajándose por completo.

Los números también le hacen un guiño al Barça. Los azulgrana ya han remontado en más de una ocasión un 3-1 en contra en la Champios League. Fue hace más de 10 años frente al Chelsea y aquel no era un Barça infinito. Otro dato para la esperanza lo encontramos en una fecha más cercana. Ocurrió esta misma temporada, en la visita del Inter al Camp Nou en la fase de grupos. Entonces el Barça 2-0, curiosamente el marcador que necesitan hoy, aunque bien es cierto que el equipo de Mourinho hoy es otro. Incluso, los más mayores recordarán aquella remontada épica ante el Goteborg en el 86, cuando los Migueli, Julio Alberto, Schuster y compañía remontaron el 3-0 de la ida para llegar a la final de Sevilla. Luego hubo otras como las de Dinamo de Kiev o el Anderlecht

El Barça, en definitiva, apela a la épica, se refugia en el calor de su gente y anhela un golpe de suerte con el que cambiar el rumbo de un destino que se acerca excesivamente al abismo en el momento más importante de la temporada. No debería, de todos modos, olvidar el Barça su mejor arma: el fútbol, la única capaz de hacer realidad cualquier sueño u obsesión.





El resbalón más inoportuno

20 04 2010

[Crónica] Ha sido la primera vez en 19 meses en la que la decepción y los errores superan a los argumentos positivos. El Barça no ha comparecido hoy en Milán, se ha quedado aposentado en los lujosos asientos de su autocar y ha llegado al partido demasiado tarde. La derrota hoy en Milán por 3-1 frente al Inter de los ‘viejos conocidos’ ha llegado en el peor momento, en el partido más importante de los azulgranas en toda la temporada. Tocará remontar en el Camp Nou y el gol de San Pedro, es el único motivo de fe.

Piqué, de lo poco destacable hoy, tuvo la última ocasión del partido

Al Barça le faltó de ésta, pero también confianza y fútbol desde el principio. El Inter como si esperara una salida en tromba de los azulgranas (hoy de un color tan indescifrable como su juego) se parapetó alrededor de Julio César esperando las embestidas. Una vez transcurridos diez minutos y visto que el ogro no asustaba tanto se dedicaron a adelantar líneas y buscar el partido que querían. Robo en el centro del campo y balón en profundidad para las galopadas de Eto’o y Milito.

A partir de entonces la presión del Inter ascendió gradualmente y no era extraño ver a Eto’o y a Pandev perseguir como posesos a los defensas azulgranas. Daba igual que fuera Puyol o Piqué quien sacara el balón y por detrás Motta, Sneijder y Cambiasso llevaban puesto el mono de trabajo desde el túnel de vestuarios. Su derroche físico rayó a una altura superlativa. Así fueron ahogando a la sala de máquinas de culé donde los errores en los pasos se sucedían. Éstos eran el preludio de cada aproximación del Inter y así llegó el primer susto. Fue un tiro desde la frontal de Eto’o que Valdés repelió bien y el rechace le cayó a Milito que escorado no supo encontrar portería.

Perdonó el Inter y mató el Barça. A la siguiente jugada una incorporación de Maxwell obtuvo el premio del gol. El brasileño se vio solo, tal vez nadie le temía, y llegó hasta la cocina, hasta la línea de fondo para poner un balón atrás, al punto de penalti que recogió muy bien Pedro, San Pedro Bendito para colocar el 0-1 provisional. Otra vez el canterano sacaba las castañas del fuego a los culés.

Pero el gol no cambió el panorama. Todo lo contrario, espoleó al Inter que tuvo de nuevo en las botas de Milito el empate. El argentino volvía a cruzar demasiado el balón ante la salida de Valdés. El gol se lo había dejado en bandeja Sneijder con un pase en profundidad que desarborló la defensa culé. El holandés fue el mejor de los nerroazzurro y como nadie se atrevía con Valdés fue él quien dio el paso al frente. A la tercera fue la vencida y tras un centro raso de Eto’o desde la derecha, el balón le caía a Milito que se revuelve hasta que ve más solo que la una a su compañero Wesley en el segundo palo. Éste, que no es cojo, superó al portero catalán por el primer palo.

El 1-1 hacía justicia a lo visto sobre el terreno de juego. Quizá por eso ambos equipos se dieron un respiro y velaron armas para el segundo tiempo. Fue entonces cuando el árbitro reclamó su cuota de protagonismo para sacar una tarjeta absurda a Busquets por protestar, como había hecho antes con Eto’o por lanzar una patada al balón tras un dudoso fuera de juego, o como haría después cuando todos los jugadores del Inter le comieran a protestas para reclamar una tarjeta amarilla a Puyol que tardaría más de 20 segundos en mostrar. El capitán azulgrana se perderá la vuelta en el Camp Nou.

El descanso sentó mejor al Inter porque ahora el ogro vestía de neroazzurro. Ese huracán agitado por una afición que convirtió San Siro en una olla presión, avisó pronto de sus intenciones. La primera intentona nació, una vez más, de los pies de Milito que puso un balón de oro en el segundo palo al que no llegó Pandev. El siguiente, en otra contra mortífera del Inter, Milito la puso atrás y Maicon acertó con la diana. Ese gol animó aún más a los hombres de Mourinho que por esos momentos zarandeaba a los culés.

El Barça intentó levantarse y Julio César lo impidió. Hizo un paradón tras un cabezazo de Busquets que remató completamente solo un córner botado por Xavi. Ahora el que perdonaba era el Barça y el que mataba, a la contra, eran los italianos. Nuevamente el triángulo mágico, Eto’o, Sneijder y Milito, traían de cabeza a la zaga culé. El centro del camerunés era rematado en primera instancia por el holandés, para que el argentino rematará en fuera de juego a las mallas. El árbitro no quiso saber nada de los reclamos azulgrana.

También haría caso omiso cuando Alves fue derribado por detrás dentro del área tras una entrada de Sneijder. No contento con eso mostró la cartulina amarilla al brasileño por ‘tirarse’. Para entonces el Barça acosaba al Inter en busca de una remontada homérica. Posteriormente Julio César volvería a salvar a los suyos, con un paradón al tiro de falta de Messi, una de las pocas apariciones del 10 hoy. Todavía tendría una más el Barça aunque esta vez sería Lucio el que salvara el remate de Piqué, quien ya ejercía de delantero centro, bajo palos.

Esos últimos minutos, marcados por el cerrojazo interista, han sido un avance de lo que nos espera en el Camp Nou. Mourinho está donde deseaba, el Inter donde soñaba. La vuelta será más dura, más áspera y, sobre todo, muy emocionante. La ventaja es seria, pero remontable. Remontable al menos por este Barça, por el mejor Barça de la historia, el mismo que ganó 2-0 en la fase de grupos al Inter -un resultado que le valdría en esta ocasión-, el mismo que no había fallado en ninguno de los compromisos importantes en los últimos 19 meses. Definitivamente el resbalón ha llegado en el momento más inoportuno.





El léon afila sus garras

25 03 2010

La última exhibición de ese delantero que no valía para el Barça porque lo había ganado todo, porque se necesitaban otras características en el ataque azulgrana y otro carácter en el interior del vestuario ha llegado en el momento más bajo del otro. El otro cromo de la operación, Zlatan Ibrahimovic y cierta nostalgia se siente cuando el león ruge en otras selvas. Su doblete del otro día frente al Livorno en el Calcio, mención especial para su golazo de chilena, confirma la grandeza de un delantero que se ha encontrado con demasiados obstáculos en su carrera. Aunque, los ha superado todos.

Ahora que la temporada encara su recta final y las curvas comienzan a ser más cerradas en la carretera que conduce hacia los objetivos finales, ‘Samu’ levanta la voz, pide la pelota y hace lo que lleva haciendo toda una vida, meter goles con ese instinto asesino que le ha convertido en uno de los mejores depreradores del paisaje futbolístico mundial. Sus goles son su mejor estímulo y su mejor aviso para los rivales que ya temen sus zarpazos. Entre ellos, se puede topar con uno con el que no tiene especialmente ‘feeling’ con una final de Champions como manjar y premio.





La vuelta de Eto’o y la cosecha del Triplete

27 10 2009

El mismo día que Eto’o volvía a pisar la Ciudad Condal, el FC Barcelona y sus jugadores más insignes recogían la cosecha de la pasada temporada. Los frutos del Triplete dieron para copar la mayoría de categorías de los premios de la Liga de Fútbol Profesional. El mejor defensa, el mejor mediocentro, el mejor mediocentro ofensivo, el mejor delantero, el mejor entrenador y el mejor equipo estuvieron teñidos de azulgrana. Faltó Samuel, que estaba en Barcelona, que también fue pieza clave en esos títulos.Los jugadores culés premiados ayer en Madrid

Lo de ayer fue una escapada humanitaria con la que volver a casa y recuperar la sonrisa. Porque la vertiente humana de Eto’o siempre saca su cara más amable. Esa que deja en casa cuando tiene partido, pero que asoma cada vez que piensa en su país, en su gente, en su continente.  En Barcelona presentó ayer la campaña ‘Shoes for Africa’. Una campaña benéfica con la que pretende ‘calzar’ al mayor número de africanos.  El ex- del Barça ha organizado esta campaña a través de su Fundación, que lleva años creando escuelas, enviando material sanitario  y estableciendo pogramas educativos allí donde más se necesita. Y es que Eto’o no está solo en esta empresa,en  su último reto fuera de los terrenos de juego estará respaldada por Hipercor y El Corte Inglés.

Estos actos relajan a Eto’o y convierten su carácter en algo más afable y terrenal. De hecho, el camerunés evitó polemizar con el Barça y con sus dirigentes y técnicos. Con un tajante “yo nunca he pedido ni pediré nada al Barça” el interista zanjaba cualquier polémica con su anterior club. Parece que ‘Samu’ ya ha digerido (al menos de cara a los medios) su traumática salida del club catalán y no le quedan ya ganas de ajustar cuentas, ni cobrarse víctimas por errores  pasados.

Casi a la misma hora, pero lejos de la Ciudad Condal el Barça arrasaba en la capital. Cinco meses después de conquistar Madrid, los culés  lo han vuelto a hacer. Encabezados por Joan Laporta, que recogió el premio de Mejor Equipo de la temporada 2008/2009, y abanderado por Leo Messi, designado como Mejor Delantero y Mejor Jugador de la Liga BBVA, el Barça copó los Premios de la LFP. Sólo Casillas, designado como Mejor Portero de la pasada temporada evitó el pleno culé.

Alves, como mejor defensa, Xavi como mejor mediocentro, Iniesta como mejor mediocentro ofensivo y Pep Guardiola como mejor entrenador (el único ausente de la noche, cuyo premio recogió su gran amigo Manuel Estiarte) fueron los otros premiados culés. Allí también las sonrisas fueron ampliamente dominantes en el seno de la representación blaugrana, enchidos de orgullo y satisfacción. Mención especial para Pep Guardiola, que una vez más quiso dar el protagonismo a los jugadores, los protagonistas de todo esto. El míster azulgrana se ha disculpado ante su ausencia aludiendo a la gran cantidad de trabajo que tiene encima de la mesa. Mañana, por lo pronto toca la Cultural Leonesa y hay que evitar descalabros mayores.





Eto’o vuelve a apuntar al Barça

22 09 2009
Etoo ha denunciado al Barça por una prima de tres millones

Eto'o ha denunciado al Barça por una prima de tres millones

Lleva dos partidos sin marcar, uno de ellos ante su ex-equipo el FC Barcelona-, no ha sido decisivo todavía en la Champions con su nueva camiseta y su compañero de delantera, Diego Milito le ha robado protagonismo tras echarse el equipo a la espalda en el último partido del Calcio con dos goles. Eto’o está ansioso, deseoso de gustar y de saberse indiscutible y esa obsesión le ha nublado en innumerables ocasiones su cabeza y su puntería. Ahora se descuelga con una noticia que no por sorprendente deja de ser esperada. El ‘león indomable’ ha vuelto a rugir contra su antiguo club, el Barça, al que ha denunciado por el impago del 15% de la operación en la que fue traspasado al Inter.

La broma asciende a 3 millones de euros y Eto’o como ya advertíamos tras su escabrosa salida de ‘Can Barça’ no está dispuesto a regalarle ni un sólo céntimo a la entidad culé. Samuel considera que esa cantidad le pertenece, algo que corrobora la emisora que lanzó la noticia. Catalunya Radio aseguraba ayer que esta comisión corresponde legalmente a los futbolistas excepto renuncia expresa. La renuncia no ha llegado ni se la espera.  Aunque el Barça no tiene la más mínima intención de pagar. El FC Barcelona ya le ha argumentado insistentemente que este pago no le corresponde al conjunto catalán por dos motivos: porque en estas circunstancias el pagador es el equipo que compra, es decir, el Inter, y porque este montante sólo se efectúa entre equipos españoles.

La normativa de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) acuerda que en el traspaso de jugadores entre equipos españoles, el futbolista tiene derecho al 15% del montante del traspaso. Ante estas perspectivas y con ninguna intención por alguna de las dos partes de ceder, la cuestión parece que se resolverá en los juzgados. Si todo sigue su cauce, y ‘Samu’ no es de los que utilizan la marcha atrás, todo apunta a que el jugador presentará una demanda que deberá fallar un tribunal. Y ahí el Barça tiene, curiosamente, las de perder según los precedentes conocidos.

La frialdad es la nota dominante entre Etoo y el Barça tras su fichaje por el Inter

La frialdad es la nota dominante entre Eto'o y el Barça tras su fichaje por el Inter

Ocurrió en febrero del 2008 cuando el juzgado de los social número 3 de A Coruña falló en contra del Deportivo, en la reclamación que efectuó Albert Luque por el importe de 2’1 millones de euros en su traspaso al Newcastle inglés. Dicho juzgado estimó la demanda y condenó al pago de 2’1 millones de euros (14 millones fue el traspaso) al conjunto gallego, después de que el jugador y su abogado se acogieran al convenio colectivo de la AFE que permite la reclamación del 15%, a pesar de que el club inglés no estaba afectado por dicho reglamento. El juzgado interpretó que el convenio no era aplicable al club inglés, pero a la vez es de obligado cumplimiento, y falló a favor del jugador para cobrar 2’1 millones de euros. El articulo 17 de dicho convenio subraya que las partes afectadas por dicho reglamento acuerdan que el pago al jugador del 15% del traspaso lo abonará el club adquirente de los derechos.

No seré yo quien critique a Samuel Eto’o, el mejor delantero centro que ha pasado por el Camp Nou en la última década, pero parece que en esta ocasión su zarpazo es desmesurado. A pesar de que las contradicciones llegan hasta el propio convenio de la AFE, no resulta ética esta reclamación intentando buscar el vacío legal. A no ser, que el Barça se lo prometiera a la hora de llevar a cabo el traspaso al Inter de Milán. Considero que ‘Samu’ debería dejar su orgullo en el terreno de juego para seguir marcando los goles con los que ha triunfado allá donde ha ido, porque al ariete camerunés no le va a cambiar mucho la vida con esa prima, y además ese litigio podría terminar rompiendo los puentes de afecto y admiración que el ‘León Indomable’ despierta aún en su antigua afición, a la que rendirá visitas en próximas fechas. Eto’o se merece otro recuerdo, Eto’o se merece la puerta grande.





Objetivo: Santiago Bernabéu

15 09 2009

Éste es el lugar soñado al que peregrinar el próximo 22 de mayo

Éste es el lugar soñado al que peregrinar el próximo 22 de mayo

Es la meta de los 32 equipos que hoy inician el asalto a la competición más importante  del planeta fútbol. Hoy arranca la 54º edición de la Champions League, la antigua y querida Copa de Europa cuya final se disputará el próximo 22 de mayo en el Santiago Bernabéu. En ella pretenden concurrir ese gran ramillete de aspirantes encabezados por el último campeón, el FC Barcelona, o por el propietario de esa casa, el Real Madrid, aunque la lista no acaba ahí. Las apuestas iniciales sitúan al Chelsea de Ancelotti, al Manchester United, actual subcampeón o al Inter de Mourinho entre otros de los futuribles para escuchar esa musiquilla tan reconocida y anhelada por todos  en el coliseo blanco, el próximo mes de mayo.

Hoy sus acordes resonarán por todo el viejo Continente en el pistoletazo de salida de la nueva Champions. Una competición que este año tendrá más aliciente, más morbo y mayor presión para los conjuntos españoles, ya que esa final en la Castellana da motivos a unos y a otros para sacrificarse en la lucha por un título ya de por sí especial. Barça y Madrid son los que más posibilidades tienen de alcanzar esa cita, por virtudes e inversión. Los blancos arrancan hoy en Zúrich la reconquista de ‘su’ Copa, a la que han abandonado en las últimas cinco temporadas. El camino hacia la ‘Décima’ sólo tiene un destino y esa última parada es bien conocida por todos los madridistas. Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema o Raúl ya sueñan con levantar el máximo trofeo del fútbol europeo en casa, ante su afición y con la Cibeles como testigo de excepción. Sería la guinda perfecta a la II Era Galáctica.

la superproducción de Florentino se estrena hoy en las pantallas europeas

la superproducción de Florentino se estrena hoy en las pantallas europeas

Son doce los escollos, doce los partidos que llevan a Madrid, y de Madrid al cielo. Aunque el otro gran aspirante español, el FC Barcelona de Pep Guardiola comenzará su andadura en la Champions en el infierno del Guiseppe Meazza. Será el encuentro del morbo y de los reencuentros cuando el tiempo no había hecho olvidar el desamor. Mourinho se volverá a colar en la función del Barça, mientras que el ‘león indomable’, Samuel Eto’o se enfrentará por primera a sus compañeros del año pasado, sin reparar en feelings y con la voracidad que le caracteriza. Se avecina vendetta. El camerunés querrá demostrar ante su nueva afición que es el nuevo rey de San Siro, antiguo territorio de Ibrahimovic, quien también regresa a Milán para confirmar que era el mejor recambio posible. Será un partidazo con mayúsculas, en el que ambos entrenadores no reservarán a nadie para dar primero en un grupo que no admitirá concesiones.

Como no las debe conceder el Atlético de Madrid en un grupo bastante duro, en el que el todopoderoso Chelsea maracará la pauta. En teoría, los colchoneros deberían jugarse el pase a Octavos frente al campeón portugués, el Oporto, precisamente el equipo que les apeó de la máxima competición continental el año pasado. En esta ocasión el estreno en la Ribera del Manzanares será ante el Apoel Nicosia. No deberían ser  los chipriotas rival de enjundia para los rojiblancos, aunque las películas de suspense son las más repetidas en el Calderón. Menos tensión espera pasar el Sevilla, quien también se estrena en casa en su regreso a la Champions. Será frente al desconocido Unirea Urziceni rumano, que disputará mañana en el Sánchez Pizjuán su primer partido de la máxima competición continental.

El Barça arrancará mañana la defensa de su título

El Barça arrancará mañana la defensa de su título

A las puertas, por tanto, de la primera jornada de la mejor competición de clubes del mundo se puede afirmar que las pretensiones españolas son serias y caballerosas. La dama ya espera pretendientes y todos asuetan su ‘once’ de gala para impresionar al resto de rivales desde el inicio. La conquista será dura y larga y los aspirantes llegan este año de casi todos los puntos de Europa, empeñado, como está la Uefa, en que esta competición reúna a todos los campeones de las ligas europeas, aunque con ello se queden por el camino anteriores conquistadores del viejo continente. Un continente que ya transpira la emoción y  la pasión  del viejo fútbol europeo.