Una Liga ¿sentenciada?

17 01 2011

Llegados al ecuador de la temporada la pregunta asusta. Con 57 puntos por disputar y 19 partidos por delante se ha abierto la brecha. 4 puntos separan a los dos primeros clasificados, Madrid y Barça, y la exigua renta no pone de acuerdos a unos y a otros. Excesiva o ridícula según a quien se escuche lo cierto es que la lucha sin cuartel que mantienen los dos grandes no concede segundas oportunidades a nadie y el tren puede habérsele escapado al conjunto blanco ante el ritmo endemoniado de la locomotora azulgrana.

Cristiano Ronaldo, pichichi de La Liga con 23 tantos, es la esperanza blanca

Cristiano Ronaldo, pichichi de La Liga con 23 tantos, es la esperanza blanca

Esa locomotora ha conseguido 52 de 57 puntos posibles, ha marcado 61 goles y ha recogido, tan solo, 11 balones de sus mallas. Con esos números de vertigo el Barça se ha convertido en el mejor campeón de invierno de la historia con una primera vuelta de matrícula de honor. De sobresaliente ha sido la del Real Madrid, comandada por un José Mourinho, que ha armado un equipo corajudo, eléctrico y heróico. Así lo reflejan sus cifras, 48 puntos de 57, con 47 goles a favor y 17 en contra. Su unico lunar, ya saben, aquella fatídica noche de noviembre en Barcelona, donde ni siquiera el pichichi de la Liga, Cristiano Ronaldo (quien suma 23 goles) pudo frenar a esa locomotora.

Hasta ahí los datos (fríos), a partir de ahora la sensaciones (acaloradas y pasionales según quien las interprete). El Barça ha rozado la perfección con una primera vuelta inmaculada donde sólo ha perdido un partido y ha empatado otro. Aunque el camino se empina a partir de ahora. El equipo de Guardiola tendrá que rendir visita a sus principales rivales. Lejos del amparo del Camp Nou, los desplazamientos a Sevilla, Villarreal, Valencia o Madrid serán los principales escollos para mantener la excelencia. A su favor que como visitante lo ha ganado todo en la Liga y que su racha de victorias se eleva hasta las 28 consecutivas.

Messi y Villa forman un duo letal y su conexión será clave esta temporada

Messi y Villa forman un duo letal y su conexión será clave esta temporada

Ante ese temporal solo quedaría refugiarse. Pero la rendición no entra en el vocabulario ni el espíritu de la camiseta blanca. Los argumentos del Madrid son variados y extensos, aunque últimamente algún que otro árbol (en forma de 9 fantasmal) no haya dejado ver el bosque. El equipo de Mourinho no ha dejado escapar ni un solo punto de su fortín, el Santiago Bernabéu, y  hasta allí tendrá acudir el Barcelona el próximo 16 de abril, la esperanza blanca para entonces es que los azulgrana hayan bajado el pistón, hayan derrapado en alguna curva y la diferencia se haya reducido por debajo de los tres puntos.

Con Cristiano Ronaldo sediento de gloria y triunfos parece prematuro aventurar que esta Liga a la escocesa se haya decantado por uno de los candidatos, a pesar, incluso del inoportuno resbalón de anoche del Real Madrid. La pegada blanca no deja lugar a dudas, hay pocos equipos que necesiten tan poco para conseguir tanto y eso lo ha demostrado a lo largo de estas 19 jornadas, aunque la sensible baja de Higuaín, merme cuantiosamente sus posibilidades. Ya saben, este equipo es de los que se levanta. Y su entrenador, Mourinho es de los que prepara, mima y transforma a sus plantillas a lo largo de una temporada. Trabaja in crescendo, transformando y mejorando a sus equipos desde septiembre hasta mayo. En ese mes, el mes de los exámenes finales, el Madrid será más fuerte.

Por lo tanto, lo que nos queda por delante será apasionante. Con todo por decidir, con la ventaja de unos y los hándicaps de otros, con el ansia de Cristiano, con la alegría de Messi, con el discurso sosegado de Guardiola, con el carácter irascible de Mourinho la única sentencia es que nos vamos a divertir. Al técnico portugués se le trajo para ganar al Barcelona y por lo pronto ha mejorado los estratosféricos números del año pasado. El único problema es que esa llegada parece haber espoleado definitivamente al tren azulgrana. Y es que los chicos de Guardiola circulan a toda máquina destrozando récords y mejorando también los números de su historia reciente.

Anuncios