Apuntes de Champions

16 09 2010

Por fín volvió esa musiquilla que tanto nos emociona a los ‘enfermos’ del fútbol. Por fin volvió el mejor fútbol europeo, la mejor liga del mundo. Por fin ha vuelto la Champions League, la vieja y deseada Copa de Europa. Como siempre a mediados de septiembre el balón echó a rodar en el Viejo Continente y el balance de los equipos españoles no puede ser más positivo. Tres equipos, tres partidos, tres victorias. El resto de favoritos tampoco han fallado, a excepción del Inter de Milán de Rafa Benítez. El vigente campeón de Europa sólo pudo arrancar un empate en campo del Werder Bremen y parece que comienza a padecer el ‘maleficio del campeón’.

Messi metió dos goles y falló un penalti en la goleada azulgrana

FC BARCELONA:

Los azulgranas cerraron con una goleada la persiana de la crisis de identidad que el ‘herculazo’ había desatado. Volvieron los buenos, o mejor dichos los campeones del mundo y la orquesta se afinó de repente. Otra vez la brillantez de los solistas en favor del grupo, de nuevo la brújula de Xavi que encontraba la chispa de Messi, el hambre de Villa o el descaro de Pedro. El Barça recuperó su versión original y el vendaval se llevó por medio a un Panathinaikos que tuvo el arrojo de adelantarse en el marcador, aunque ese gol de Govou fue sólo un espejismo.

Esta vez al Barça no le faltó movilidad ni fluidez en su juego. Con Busquets, Xavi e Iniesta en la sala de máquinas todo se volvió más armonioso y el primer toque y el pase preciso se hicieron protagonistas absolutos de un partido que será recordado por ese golazo de Messi (otro más) con el que el 10 azulgrana burló a un muro formado por nueve defensores griegos con una doble pared en la frontal del área. Fue un gol histórico porque Leo se convertía con 27 en el máximo goleador de los culés en competiciones europeas. La sombra de la sospecha queda en la retaguardia donde todavía se nota en exceso la lentitud y la falta de rigor táctico de estos inicios de temporada.

VALENCIA CF

Los chés volvieron a la Champions League a lo grande. Tras dos años de travesía por el desierto de la Europa League, los hombres de Unai Emery saldaron su visita a Turquía, al campo del Bursaspor, con una goleada de empaque que le coloca al frente de su grupo. El golazo de Tino Costa desde 35 metros y la verticalidad de Pablo Hernández y Joaquín por las bandas resultó clave para conseguir la victoria. Mientras tanto, Aduriz y Soldado siguen manos a la obra para hacer olvidar a Villa y Silva y ambos mojaron en el estreno europeo.

Tiene mucho mérito el equipo valenciano tras haber perdido a tres de sus cuatro campeones del mundo este verano. Con mayor rapidez de la esperada Emery ha montado un equipo muy atractivo que tiene claro el estilo y sus armas para hacer daño al rival. Con unas bandas bien abiertas en las que Pablo Hernández, Joaquín y Mata (aunque éste último actúa también de mediapunta) son los principales abrelatas para esas defensas que ya empiezan a conocer los picotazos de Aduriz o Soldado, las nuevas avispas chés. Con ese nivel (co-líder en la Liga BBVA con 6 puntos en dos partidos), el asalto a Old Trafford es posible.

REAL MADRID:

Y al tercer partido, el Bernabéu resucitó. Los aplausos, la ovación y la diversión se reencontraron en el coliseo blanco después de los sinsabores padecidos tras los dos partidos ligueros. Aupados en la clase y velocidad de Özil los de José Mourinho fueron una tormenta de fútbol que avasalló al histórico Ajax de Amsterdam, vieja reliquia de lo que fue. El técnico portugués ya ha conseguido algo, levantar un muro defensivo con el que Casillas vive más tranquilo. La defensa es la zona más fiable del equipo. Por ahí también intentó edificar Pellegrini su equipo, aunque la paciencia y el sosiego no tuvo hueco en su proyecto.

Özil puso en pie al Bernabéu

En ese tiempo dominó la ansiedad, la misma que parece haber atrapado a Cristiano. El crack portugués dirimió anoche una lucha contra sí mismo que le llevó a caer en el egoísmo en demasiadas ocasiones y no me refiero únicamente a las facetas del juego. Todo se cura con goles y buenos resultados y éstos terminarán llegando porque el talento lo supera todo, cuando no la fortuna, que se alió en el primer gol del Madrid para darle la espalda el resto de la noche. Junto a Özil, la fiabilidad de Carvalho, la electricidad de Di María y la dirección de juego de Xabi Alonso los argumentos crecen para confiar en este equipo.

RESTO DE FAVORITOS

Otros que empezaron demostrando sus credenciales fueron los equipos de la Premier, sobre todo, el Arsenal y el Chelsea que cosecharon sendas goleadas ante rivales, eso sí, inferiores. Dos nombres propios en cada uno de sus partidos. Anelka y su doblete facilitó la victoria blue, mientras que los gunners continúan guiados, un año más por la batuta de su capitán, Cesc Fábregas, autor de dos goles y dos asistencias.

No tuvo tanta suerte el Manchester United al que su empate a cero frente al Glasgow Rangers le salió demasiado caro porque perdió, casi con toda seguridad, a Luis Antonio Valencia para el resto de la temporada. El ecuatoriano sufrió una fractura en el tobillo por la que tuvo que salir del terreno de juego con la ayuda de oxígeno. Los que sí cumplieron con el expediente fueron el subcampeón de Europa, el Bayern de Munich que venció 2-0 a la Roma con un espectacular Müller que abrió el partido con un golazo; y el rejuvenecido Milán al que los fichajes de última hora le han cambiado la cara. Incluso a Ibrahimovic que con un doblete se estreno en Europa y con su nuevo club. Sus vecinos del Inter comenzaron a padecer el ‘maleficio del campeón’, ese que reza que ningún campeón ha reeditado título desde que la Copa de Europa se transformó en la Champions League. Y de eso hace ya casi 20 años. Para empezar, ayer Diego Milito marcó un gol, pero en su propia portería.

Anuncios




El timo del baloncito

19 10 2009

Si la picaresca española dio para crear el timo de la estampita, este fin de semana hemos visto como se las gastan en Inglaterra. Allí arriba otro tipo de timo ha llegado al fútbol. Se ha convertido ya en una de las imágenes más repetidas de estos días, y a buen seguro que el gol ya ha dado la vuelta al mundo varias veces.

El timo ocurrió el pasado sábado en el partido Sunderland-Liverpool. Con 0-0 en el marcador, apenas transcurridos cinco minutos de encuentro, el delantero de los ‘black cats’, Darrent Bent, recibe un balón dentro del área del Liverpool, lo golpea y el esférico impacta en su trayectoria con un balón de playa que misteriosamente estaba situado en el borde del área pequeña. El impacto desvía la trayectoria del balón y el cuero termina alojándose en el fondo de las mallas ante el asombro de Pepe Reina.

El gol, evidentemente, no debió subir al marcador. Éste además le valió al Sunderland para llevarse la victoria, pero la FA (Federación Inglesa) ya ha asegurado que el partido no se disputará pese a las reclamaciones del Liverpool, y  a pesar de que las propias normas obligan a ello en caso de que haya un objeto extraño que condicione la práctica del juego o una jugada en concreto. Lo curioso es que esto no es la primera vez que ocurre en Inglaterra. El año pasado en un partido de la FA Cup sucedió algo similar. En esta ocasión el perjudicado fue el Manchester City, al que metieron un gol después de que un manojo de globos frenara la trayectoria del balón y el rechace fuera aprovechado por el delantero del Sheffild United.

Aunque lo del Liverpool se lleva la palma, porque el dichoso globo fue lanzado al terreno de juego por un joven aficionado ‘red’, como muy bien captaron las cámaras de la televisión británica. Seguro que para otra vez se lo piensa dos veces antes de hacer la gracia.

Aquí tenéis las pruebas:





El culebrón del verano se llama Xabi Alonso

4 08 2009
Xabi Alonso jugó el domingo el que pudo ser su último partido como red

Xabi Alonso jugó el domingo el que pudo ser su último partido como 'red'

Muchas han sido las páginas de periódicos, las horas de radio y televisión o las webs de Internet que este verano se han rellenado con los nombres de jugadores como David Villa, Cristiano Ronaldo o Franck Ribery. Pero parece que el verdadero culebrón veraniego es el de Xabi Alonso. El jugador del Liverpool es en estos momentos el principal objeto de deseo del Madrid de Florentino. El de Tolosa debe ser el cerebro que ponga orden y concierto en el centro del campo blanco para que la nave galáctica se mueva en la dirección correcta.

Pero a partir de ahí los problemas crecen. No es que el jugador no quiera venir, de hecho Xabi ha mostrado en más de una ocasión su deseo de jugar en el Real Madrid. El Liverpool, sin embargo, no quiere vender al menos al precio que ofrece Florentino, según las últimas informaciones cercano a los 30 millones de Euros. Y el Madrid no desea subir hasta lo fijado por los ‘reds’ para vender al mediocentro español (35 mill. fijos más cinco por objetivos).

Por lo que ahora mismo nos encontramos en un tira y afloja que parece que el tiempo se encarga de enquistar un poco más. Porque las rencillas personales entre algunos de los dirigentes blancos y el máximo responsable deportivo del Liverpool existen. Hablo de la relación, o mejor dicho, de la nula relación existente entre Jorge Valdano y Rafa Benítez, su pique viene de lejos; de cuando el primero entrenaba al Real Madrid y el hoy entrenador del Liverpool hacía lo propio con el Castilla. Unas supuestas imposiciones realizadas por el argentino sobre qué jugadores tenía que poner no fueron aceptadas por Benítez. Éste terminó siendo despedido de mala manera del Real Madrid y luego Valdano se dedicó, pasados los años, a criticar su juego rácano y defensivo en el Valencia y el propio Liverpool.

Rafa Benítez es uno de los principales impedimentos para la marcha de Alonso al Madrid

Rafa Benítez es uno de los principales impedimentos para la marcha de Alonso al Madrid

Es ahora, cuando Benítez quiere tomarse merecida venganza de todo aquello y no lo va a poner fácil para que el Madrid se refuerce con uno de sus mejores hombres. De puertas para afuera sigue defendiendo que ellos desean quedarse con Xabi Alonso, que éste tiene tres años más de contrato y que espera que los cumpla. Otra cosa es lo que ocurre dentro de los muros del mítico Anfield, porque lo cierto es que la relación entre el entrenador y su pupilo es nula y la tensión era máxima en las últimas imágenes captadas de ambos, justo antes de que Xabi saliera al campo para jugar los últimos minutos del partido frente al Español.

Pero el principal damnificado en todo este lío parece el jugador, quien tras cinco años viviendo en Inglaterra desea volver a España, para jugar en el Real Madrid y ser así la extensión de Pellegrini en el campo en el  nuevo proyecto blanco. Xabi considera que lo ha dado todo por los ‘reds’, en realidad es uno de los ídolos de Anfield, y entiende que sería justo que le dejaran marchar porque considera que la oferta del Real Madrid es justa. Más aún cuando hace un año estaba en el mercado y su traspaso a la Juventus de Turín estuvo a punto de concretarse en 20 millones de euros.  El asunto adopta por tanto tintes de orgullo galáctico por parte de uno y cabezonería y flema británica por otros y su dilatación en el tiempo sólo auguran malos presagios para las tres partes.

Y es que Xabi Alonso pasa ahora mismo por ser la piedra angular de la II Era Galáctica. A mi modo de ver el Madrid todavía no ha solucionado el principal problema de las últimas temporadas. Ése que aburría al Bernabéu y que alejaba el insulso (aunque a veces resolutivo) juego del Madrid de la excelencia. Con Xabi Alonso se ficharía un canalizador del balón, un organizador para la sala de máquinas de la nave blanca con el que se podría dar salida a todo ese arsenal de fútbol y goles que el Madrid posee hoy de medio campo hacia arriba. Además, el de Tolosa  es una pieza fundamental en el esquema de Pellegrini, que tiene al balón como protagonista de todo y a la portería contraría como única meta. ¡Ah! y recuerden es español, algo que siempre es apreciado en La Castellana.

Con él se pondría fundamento y bases sólidas al proyecto deportivo y dejaría sin argumentos a todos aquellos que ven al Madrid demasiado cercano a los focos mediáticos, alejando al club de sus raíces deportivas. Todo consiste en estirar más el brazo que la manga y eso ya lo ha hecho Florentino en otras ocasiones. Apuesto que esta vez no será diferente y que el presidente blanco sabrá jugar las cartas de la paciencia y la presión del jugador para ganar la partida.