El último tango de Guti

9 05 2010

Él hubiera preferido algo de funky, un poco de house o incluso una despedida amenizada por el rock canalla de Pereza (grandes amigos suyo, por cierto). Pero nada como el tango representa la pasión que José María Gutiérrez ‘Guti’ ha destilado en estos más de 15 años de madridismo puro. Su relación de amor-odio con la grada del Bernabéu representa esa mezcla que nunca ha terminado de agradar a todos los paladares. Como en esos tangos desgarradores y emotivos, a Guti se le adora o se le desprecia. Irreverente y díscolo como pocos, su calidad puesta al servicio del equipo lo ha mantenido como el intermitente cerebro del equipo blanco desde mediados de la década de los 90.

Guti aplaude por última vez al Bernabéu

Ayer jugó el último partido en la que ha sido su casa y su sueño desde que con 9 años llegó a las categorías inferiores del Real Madrid. Y su despedida fue, una vez más, acorde a su trayectoria. Guti no quería despedirse del Bernabéu siendo sustituido en el tramo final del partido, cuando todo estaba resuelto. El ’14’ madridista quería acabar con una afrenta, un último mensajito para sus incontables detractores: salir de titular y jugar los 90 minutos del partido. Ha sido ésta una duda eterna con Guti, al que siempre se le vio como un revulsivo y un agitador por su carácter volcánico más que como un hombre de equipo. Ayer ejerció de esto último.

No obstante, no pudo despedirse con ese gol anhelado que buscó hasta el último momento, entre pases al hueco y puñales que rajaron en más de una ocasión la espalda rojiblanca del Athletic. Su escuadra y cartabón no dibujó anoche ninguna maravilla pero su esencia se apreciaba cada vez que el balón pasaba por sus pies. Se intuía algo diferente. Y esto llegó tras el pitido final, cuando tras hacer las reverencias a los cuatro anfiteatros del coliseo blanco se recogió a los vestuarios en medio de la aclamación popular. Ésta continuó y Guti volvió a salir para mirar por última vez el Santiago Bernabéu desde el verde y decir adiós a sus más acérrimos incondicionales. El fondo sur ha sido siempre el reducto desde donde con más fuerza han rugido los ánimos al ’14’ y éste tuvo un último guiño hacia ellos.

Su compromiso ha sido particular, como su madridismo. Aunque él siempre ha defendido el amor y la profesionalidad que siente por ese escudo, por esa camiseta. Sus altibajos y su falta de regularidad le han privado de vestirla más veces, aunque algo tendrá el de Torrejón cuando ha aguantado tanto tiempo en la ‘casa blanca’. Por ella han pasado algunos de los mejores jugadores de las última década y todos ellos se han referido a Guti como un jugador estratosférico, sideral. Especialmente significativo fue Ronaldo Nazario da Lima (el primer Ronaldo) quien aseguró que era la persona con más calidad con la que nunca había jugado.

Son muchas las veces que he escuchado aquello de “Guti hubiera sido el mejor jugador español de su tiempo, si él hubiera querido”. Uno no ha sido, ni es defensor del ’14’ blanco tal vez porque evalúo y juzgo a los deportistas por su trayectoria, por su valor a la hora de superar los límites y por su capacidad para sorprender al público. Ésta última es la única que acierto a destacar en Guti por encima del resto. Y es que él siempre prefirió danzar sobre un terreno de juego antes que correr, dar el pase a meter el gol, hablar tan claro dentro del campo como fuera de él. Quizá ése fuera su error, anidar demasiado en los extremos, olvidándose de que la virtud se encuentra en el punto intermedio.

Aquí El último tango de Guti en imágenes:

Anuncios




La locura de El Canto del Loco

30 11 2009

Ha sido una buena iniciativa. Los chicos de El Canto del Loco se marcharon de gira a Argentina y una vez allí no quisieron perder la oportunidad de conocer y pasar unos minutos con los pacientes del hospital neuropsiquiátrico José T. Borda. Desde allí los internos transmiten la conocida (gracias en gran medida a ese gran anuncio de Aquarius) ‘Radio La Colifata’, ese proyecto social en el que los trabajadores son los propios pacientes del propio centro, y que intenta usar los medios de comunicación para construir un puente donde hay muros.

De esa experiencia enriquecederoa y sincera, según los miembros de ECDL, nació un disco recopilatorio titulado Radio la Colifata presenta El Canto del Loco, en el que el grupo madrileño reversiona sus grandes éxitos con la colaboración de artistas invitados. En él se puede escuchar a Leiva de Pereza cantando a dúo con Dani Martín ‘Peter Pan’, pero también a Joan Manuel Serrat, Los Ronaldos o Carlos Cano. Además se incluyen un par de canciones nuevas como este ‘Quiero aprender de tí’ un entrañable guiño a todas esas personas que desde Radio Colifata lanzan al aire sus ansias por hacerse un hueco en la sociedad superando todas las barreras.

Os dejo con ella:





Rum – Rum

27 09 2009

Hoy os traigo una joya musical. Un auténtico lujo del que sólo unos cuantos afortunados pudieron disfrutar en directo. Ahora también lo podréis hacer vosotros. No os llevéis a engaño porque lo valioso del vídeo que tenéis abajo no está en las imágenes sino en el audio, de una calidad admirable (para pertenecer a un directo). En él encontraréis ese tesoro personal, inédito y espectacular que es Rum-Rum de Pereza.

La historia de la canción es casi más increíble que su propia música y letra, pero éso (contar el nacimiento de la canción) se lo dejo a Rubén y Leiva, que lo explican de manera genial en el siguiente vídeo. Yo sólo os pondré en antecedentes. Esta canción pertenece al disco Baires, una edición limitada de libro CD más DVD que se publicó en Junio de 2009. En él se incluyen 5 nuevas canciones, una entrevista realizada por Angie Carmona y un DVD con algunas de las actuaciones que Pereza realizó a lo largo de los diez conciertos que el grupo madrileño dio en el país sudamericano en el verano del 2008 en su gira de ‘Aproximaciones’.

Allí volvieron a sentirse novatos, tuvieron la necesidad de volver a conquistar al público, saborearon a qué saben las palmas de los desconocidos y se relamieron sabiéndose, simple y llanamente cantantes, artistas y no estrellas de la música. Baires (acrónimo de Buenos Aires) es un mundo aparte. Un regalo para los más incondicionales de Pereza. Uno de los proyectos más singulares, imaginativos y diferentes lanzados nunca por un artista español. Aunque de ello hablaremos otro día, hoy les dejo con Rum-Rum, tan solo un entrante de esa ensalada variada con la que Rubén, Leiva y el resto del equipo regaron sus interminables parrilladas argentinas. ¡Qué lo disfruten!





Pereza despega de nuevo

26 08 2009

Ahora que todos vamos pensando en la vuelta a la rutina, en guardar el traje de baño y olvidar las interminables noches de verano al abrigo de una buena compañía, ellos deciden desnudar su alma y su música para presentar a su público un disco cargado de sonidos acústicos, con tintes de folk y country. Siempre les ha gustado hacerse notar, ir a contracorriente y Aviones, el sexto disco de Pereza no podía ser una excepción. Influenciados por los más grandes, como Bob Dylan o George Harrison, el grupo madrileño ha rebuscado entre sus esencias para realizar un disco que muestra su madurez y la evolución de su música. Ahora que el calor se plantea darnos un respiro a todos, Rubén y Leiva aprietan fuerte el acelerador para despegar con su nuevo sonido.

La nueva portada ya transmite ese nuevo aire que respira Aviones

La nueva portada ya transmite ese nuevo aire que respira Aviones

Que nadie intente, por tanto, compararlo con los anteriores (Animales, Aproximaciones o el inicial Algo para cantar). Aviones es un disco distinto, único, como lo son Rubén y Leiva, que han tenido la virtud (o quizá la suerte) de poder evolucionar con su música al compás que lo hacía su vida. Su nuevo disco es la prueba definitiva que debe eliminar esa etiqueta de ‘grupo para chicas’ que alguien les colgó injustamente. Sus canciones ya no son la típica melodía para quinceañeras que algunos quisieron ver en su momento. Y es que en las letras, casi todas realizadas por Leiva, también se observa ese paso en el tiempo que va dotando al maestro de las experiencias necesarias para mejorar en sus destrezas.

Algo de eso ya observamos en el primer single del nuevo trabajo, Violento Amor. Un medio tiempo de pop rock con tilde country que narra una fugaz historia de amor estival. A destacar el estribillo, con falsete de Leiva incluido y un videoclip, cargado de violencia (aunque con final feliz) que ha sido dirigido por Titán Pozo, y rodado en Nueva York. Entre el resto de compartimentos de Aviones, la tecnología me ha permitido encontrar estos tres: Pirata, Que parezca un accidente y Lady Madrid.

Rubén y Leiva han dado un paso adelante en su carrera con su último disco

Rubén y Leiva han dado un paso adelante en su carrera con su último disco

Sin duda, la última de ellas se revela como el eslabón perdido entre el viejo sonido de Pereza y lo nuevo. Es el guiño descarado, golfo y marca de la casa del grupo madrileño. Pirata, es un himno pop dedicado a corazones indomables que está impregnada del nuevo sonido desnudo y directo de Pereza. Por último, Que parezca un accidente, cantada por Rubén, es la más embriagadora y pegadiza de las que he escuchado. Y aún rebusco entre los compartimentos de maletas  de esos Aviones para encontar Amelie, en la que Pereza realiza un dúo con Andrés Calamaro, a la vez que pasean a medias sus cuitas por la carretera de la soledad. En total son 17 canciones que viajan en clase bussiness para dar a conocer el nuevo estilo del grupo madrileño. El disco despegó ayer día 25 de manera oficial, por lo que hay tiempo para ir descubriendo al resto de pasajeros.

Porque Aviones tiene una larga historia detrás, con la que quizá todo tenga más sentido: el título, el cambio de estilo, sus influencias,…Y es que Aviones fue naciendo durante la extensa y multitudinaria gira de Aproximaciones. Rubén y Leiva habían ido haciendo bocetos y garabateando ideas y en cuanto acabaron la gira empezaron con el nuevo disco. Grabado en el salón de su casa de campo (en el madrileño barrio de Alameda de Osuna) muy cercana al aeropuerto de Barajas, de ahí el título que un principio fue provisional, aunque finalmente fue el elegido ante la gran cantidad de aeroplanos que escucharon cada día de grabación. De hecho, algunos de esos ‘ruidos’ han sido captados en el disco.

Así, casi sin darse cuenta, lo que iban a ser unas sesiones preparatorias, resultaron tener tal naturalidad interpretativa y calidad expresiva, que terminaron siendo el verdadero esqueleto del disco. Los medios técnicos fueron pretendidamente austeros y como siempre ellos mismos tocaron el noventa por ciento de todos los instrumentos que suenan, buscando la esencia de cada canción y atreviéndose con instrumentos que aún no había experimentado: banjo, ukelele, melotrón ó mandolina, algo de dota al disco de una especial personalidad ruprestre de tendencia folk.

El experimento no parece haber salido rana.  El dúo lo ha tenido tan claro como para producir y mezclar el álbum ellos mismos. Y ahora que ya está en el aire parece que el vuelo ha cogido velocidad crucero. Los comandantes de la nave Pereza, Rubén y Leiva, serán los encargados de amenizar, una vez más, a todos los perezosos y perezosas que les acompañen en este viaje, con el que pretenden elevarse por encima de las nubes como aviones.

Disfruta aquí del primer sencillo de Pereza íntegro, Violento Amor: