Falla de sentimientos

31 12 2011

Las lágrimas se desbordan en ese vestuario. Son lágrimas de satisfacción e incertidumbre, de tensión y emoción desmedida. Se ha logrado el objetivo pero eso ya no importa, el fútbol vuelve a quedar en segundo plano o en tercero, o en un plano casi residual. La cabeza vuela lejos de allí, lejos de La Condomina, lugar de su última hazaña, hasta el epicentro de sus temores y angustias, hasta el pueblo que representan, hundido en una nube de cascote y polvo. En esa falla de sentimientos encontrados los jugadores del Lorca ‘celebran’ su permanencia en 2ºB.

Interior de la Iglesia de Santiago tras el terremoto del pasado 11 de mayo

Nadie pensó en ese partido el miércoles, apenas cuatro días antes de jugarse su supervivencia en la categoría de bronce del fútbol español. Ese día la plantilla del Lorca Atlético se disponía a entrenar, mientras su míster, Benigno Sánchez daba las últimas instrucciones a los suyos. Un estruendo fortísimo no le dejó terminar y presos del pánico todos salieron corriendo de los vestuarios. El primer aviso tuvo una magnitud de 4,4 en la escala de Ritcher.

Con el segundo estremecimiento de la tierra no hubo dudas, algo serio había ocurrido: “sentimos una ola debajo de nuestros pies”, recuerda Benigno Sánchez, el entrenador del equipo. Las malas sensaciones aumentaron por la vista y el aislamiento. Camino de los vestuarios vieron tambalearse su estadio, el Artés Carrasco; a lo lejos, a 5 kilómetros (los que separan el estadio de la ciudad) una gran nube de humo y angustia sepultaba Lorca. Eran las 18.47 horas y un temblor de 5,2 en la escala de Ritcher había convertido esa ciudad en una ciudad fantasma.

Benigno Sánchez dirigiendo a sus chicos en un partido del Lorca Atlético

Los minutos y horas que siguen se alimentan de tensión e incertidumbre. Las noticias anudan la garganta camino de Lorca y la radio colabora en hacer ese trayecto eterno. A través de las ondas conocen que hay varios muertos y al llegar todos y cada uno de ellos se encuentran una ciudad habitada por el caos. Con las líneas telefónicas colapsadas, el contacto con los seres queridos se complica y los destrozos ocasionados en la ciudad no ayudan a moverse rápido. Benigno consigue localizar a su mujer y a su hija de nueve años. Su casa está destrozada y deciden irse a la casa del campo, a las afueras de la ciudad.

La escena se repite entre los futbolistas. Algunos pasan la noche en sus propios coches, otros, como Germán Córdoba tienen más suerte. Germán llama a un amigo de Águilas y lleva hasta esa localidad murciana a toda su familia. Él es uno de los capitanes del equipo y una voz autorizada para rememorar esos días. “Lorca era un caos, pero los capitanes y el cuerpo técnico hablamos por teléfono, nos citamos en el campo para el día siguiente a la hora de siempre”.

Momentos de caos e incertidumbre las vividas en Lorca ese 11 de mayo de 2011

A las cuatro y media del jueves los jugadores van llegando a las instalaciones del club y muchos de ellos se encuentran con la sorpresa de ver su oficina de trabajo convertida en un improvisado hospital de campaña militar. 350 militares son ahora los protagonistas sobre el césped y los jugadores los que tienen que identificarse antes de entrar. Allí tenían que jugar el último partido de la temporada y todos llegan a una conclusión, el fútbol, en esas circunstancias, no tiene lugar. “El fútbol no tiene importancia en una situación así, amigos, familiares, vecinos y nosotros mismos estábamos sufriendo una situación catastrófica”, rememora Germán. Y la idea del aplazamiento del partido más importante de la temporada comienza a tomar forma.

Es una incertidumbre más que añadir a una plantilla rota ante el gran objetivo de la temporada. La salvación depende de un partido que no saben si jugarán, pero para el que es seguro que no están preparados. Ahí vuelve a surgir la figura de Benigno Sánchez, lorquino y gran conocedor del equipo que comanda. Su entereza y psicología serán claves para sobreponerse a una situación extrema: “nadie era ajeno a lo que estaba pasando, pero había que sacar fuerzas de flaqueza, lo planteamos como algo más que un partido, estaba en juego la alegría de un pueblo”. El deporte, una vez más, como anestesésico ante el dolor.

La Federación Española de Fútbol hace caso omiso a las peticiones murcianas y el partido finalmente se disputa. A él llegan los jugadores con un entrenamiento en las piernas y con la cabeza en otro sitio. El ejercicio de profesionalidad y coraje es posiblemente el más importante que hayan realizado esos jugadores a lo largo de su carrera. El partido se disputa en La Condomina, en Murcia y hasta allí acuden paisanos y aficionados de toda la región con el único afán de ver ganar al Lorca Atlético. Una victoria certifica la permanencia y edulcora las penas.

Jugadores del Lorca At. antes de jugar frente al Estepona con la camiseta "Todos somos Lorca"

Germán Córdoba tiene algunas palabras de aquel día guardadas a fuego en su memoria. A él, veterano en mil batallas pero ninguna como aquella, le tocó tirar del carro, “luchamos por la memoria de las víctimas, defendemos los colores de un pueblo, jugamos por el orgullo de una ciudad”. Se trataba de conectar el corazón y la cabeza con las piernas, algo que también buscaba Benigno Sánchez, “intenté aplicar el sentido común, ponerme en la piel de todos los lorquinos, y ofrecer una pequeña alegría a esa gente”.

Esa alegría no estuvo exenta de suspense. Porque el Lorca Atlético llegó a los minutos finales empatando a uno con el Estepona pero con un jugador menos. Entonces Jaime obraba el milagro y adelantaba a los de Benigno Sánchez en el minuto 89. En una nueva zancadilla del destino el equipo andaluz empataba en el tiempo de prolongación y tocaba esperar. El empate obligaba a mirar otros resultados y la agonía se hacía insoportable. Afición y equipo siguieron unidos más allá del pitido final prendados del transistor hasta que las ondas dieron la nueva buena. El punto les valía la salvación.

Éxtasis final tras lograr la permanencia; hora de darse de bruces, de nuevo, con la realidad

“Aquel partido supuso un antes y un después” reconoce Benigno Sánchez. Germán rememora los sentimientos que recorrían ese vestuario “nos acordábamos de los familiares y los amigos, de cómo habíamos vivido los últimos días, del esfuerzo que todos estaban haciendo”. La reflexión y el silencio ganaron la batalla a los cánticos en una situación anómala, “no hubo cena de despedida, ni festejos de ningún tipo por respeto a Lorca”, recuerda Benigno.

Jugadores del Estepona con la pancarta que portaron al inicio del partido

Germán no pudo conciliar el sueño aquella noche rodeado de colchones y camas supletorias. Su casa apenas había resultado dañada y allí reubicó a toda su familia. En la soledad que deja a su paso el exceso de adrenalina el capitán del Lorca se planteó dejarlo. A él le cuesta reconocerlo, y alude a la difícil situación económica que vive el fútbol modesto, a su edad (35 años) o a los deseos de crearse un futuro próspero fuera del fútbol, pero aquellos temblores también jugaron su papel en la decisión final. Hoy el fútbol sigue siendo su compañero más fiel, pero se ha cambiado de bando, y ahora reparte juego desde la banda, como entrenador de la Selección juvenil murciana. Trabajo que compagina con el de educador deportivo en el centro de disminuidos físicos y psíquicos Asprodes.

Otros también tuvieron dudas pero siguieron el camino marcado. Benigno Sánchez puso su cargo a disposición del la Junta directiva, pero al final pudo más su pasión y el amor a su tierra, aunque no las tuviera todas consigo. En Lorca no solo había que reconstruir una ciudad, también había que recomponer una plantilla. Hasta 17 jugadores se marcharon del equipo al concluir la temporada y Benigno sabía que aquello no sería fácil, “teníamos que reinventarnos y partíamos de menos uno, solo cuatro o cinco jugadores se quedaron en la plantilla”.

Mientras tanto en Lorca derruían una superfície equivalente a 18 campos de fútbol, el torrente de solidaridad se iba secando con el paso del tiempo y la gente volvía a sus casas entre ruido de excavadoras. En medio de todo eso un equipo sobrevivía bajo la máxima de su entrenador: “Primero hay que levantarse y luego caminar. Estamos intentando caminar”. A partir de ahora el Lorca caminará sin él, sin Benigno Sánchez, un hombre de principios y convicciones que no ha querido plegarse a las presiones de la directiva y que el pasado 21 de diciembre presentaba su dimisión, porque como dijo Jorge Valdano “el fútbol es lo más importante de las cosas menos importantes” y eso bien lo sabe Benigno… y Lorca.

Aquí el reportaje audiovisual que El Día Después de Canal + hizo sobre el Lorca Atlético:

Anuncios




Hispania llega al ‘Gran Circo’

4 03 2010

Con muchas dudas, tras nueve meses superando obstáculos y cuadrando números, la primera escudería española que participará en el próximo Mundial de Fórmula se ha presentado hoy en Murcia. El Hispania Racing F1 Team (antiguo Campos Meta) es ya una realidad, por lo que la bandera roja y gualda se paseará por los circuitos del ‘Gran Circo’ en el Mundial más español de la historia.

Hispania Racing se presentó ayer en Murcia

A los tres pilotos con los que contábamos en el paddock: Alonso, De la Rosa y Alguersuari; se une ahora una escudería completamente española. El sueño inicial de Adrián Campos que ha terminado en divorcio sentimental (oficialmente para la FIA continúa llamándose Campos Meta) entre éste y el empresario José Ramón Carabante, el artífice, en última instancia, de haber confirmado el sueño. A partir de ahora habrá que estar pendiente de los bólidos negros pilotados por el sobrinísimo de Ayrton Senna, Bruno, y el indio, Karun Chandhok.

Por ahora el Ayuntamiento de Murcia es el único patrocinador del equipo, aunque se espera que tras su puesta de largo en sociedad empiecen a llegar los apoyos para un proyecto tan ilusionante como incierto. En el profesionalizado mundo de la Fórmula 1 las aventuras altruistas no suelen tener cabida. Quizá, por ello, el apoyo que la escudería ha recibido desde el mismísimo Bernie Ecclestone, según Carabante, ha sido fundamental para que Hispania alcance el Pit Lane esta temporada.

Lo cierto, es que lo que años atrás parecería una quimera es hoy un sueño hecho realidad. Un sueño que se ha cobrado por el camino alguna víctima, como la de Adrián Campos, el creador del proyecto y que ahora, tras las diferencias surgidas a lo largo de esta pretemporada, ha quedado relegado a un puesto menor. Aunque lo que importa ahora es que el bólido llegue hasta la línea de salida y pueda disputar en Barhein su primer Gran Premio. Eso ya seria toda una victoria. De las otras, ya se encargarán Alonso, De la Rosa y Alguersuari. El ‘Gran Circo’ habla español.





En busca de la Ensaladera

18 09 2009

Tras la aplastante victoria de ayer de España sobre Francia (66-86) con la que alcanzamos las semifinales del Eurobasket, hoy otro evento de similar o superior magnitud nos asalta. Se trata de otras semifinales, en este caso de la Copa Davis de Tenis y de antemano se puede afirmar que será un duelo desigual. España, actual campeona del torneo, se medirá a la débil y sorprendente Israel por un un puesto en la final, en casa, en Murcia y sobre su superficie preferida, la tierra batida. Rafa Nadal y Verdasco solo animarán desde la grada y a pesar de eso el equipo español es tremendamente superior a los israelíes . Aunque, ya se sabe en deporte se gana en las pistas, en los terrenos de juego, y España no se fía de un equipo que ya eliminó a Suecia  a domicilio y a Rusia en casa.

Los integrantes de ambos equipos con la protagonista en primer plano

Los integrantes de ambos equipos con la protagonista en primer plano

Ellos quieren repetir la leyenda de David y Goliat, y en este caso no hace falta aclarar los papeles. Así lo confirmó el entrenador israelí, Eyal Ram, quien confía en las posibilidades de sus jugadores. Por lo pronto, el fuego lo abrirán David Ferrer (19º ranking ATP) como número 1 español frente Harel Levy (145º del mundo) y los números hablan bien a las claras de las diferencias (a partir de las 12.00h, TVE1). A continuación el turno será para Juan Carlos Ferrero, recuperado para la causa y para el tenis, tras una buena temporada. El ‘mosquito’ se las verá con el número 1 israelí, Dudi Sela (29º), que a pesar de su clasificación ATP, en los últimos años nunca ha pasado de una segunda ronda sobre tierra batida.

Y es que ninguno de sus jugadores son especialistas en esa superficie en la que nosotros nos movemos como pez en el agua. El polvo de ladrillo es nuestra principal arma, aunque no será la única. También estará la afición que llenará a rebosar el Polaris La Torre Golf Resort de Torre Pacheco en Murcia, donde se esperaba que el calor fuera otro de nuestros puntos a favor y ahora se mira al cielo con suspense tras las últimas tormentas caídas en el sureste peninsular. De hecho la lluvias torreciales han hecho que la pista se ralentice, algo que también favorece a los nuestros. Y luego está la calidad de nuestros tenistas. El equipo formado por David Ferrer, J.C. Ferrero, Tommy Robredo y Feliciano López  y capitaneado por Albert Costa, debe ser el encargado de llevarnos a nuestra séptima final de Copa Davis, a las puertas de nuestra cuarta ensaladera.

Dudi Sela es el líder del equipo israelí

Dudi Sela es el líder del equipo israelí

Para los israelíes sería la primera y por ello en experiencia también les ganamos. Su principal jugador, Dudi Sela ha reconocido que no está en buena forma, aunque llega a la eliminatoria motivado y con ganas de dar la sorpresa. Porque es evidente que los hombres dirigidos por Eyel Ram portan el cartel de víctimas, con el que tan largo camino han recorrido en esta Copa Davis. Su punto fuerte es , sin duda, el doble. Ahí la pareja formada por Jonathan Erlych y Andy Ram, es uno de los duetos más sólidos del circuito. Su esuela de dobles fue siempre una de las mejores del mundo, acostumbrados sobre todo a las pistas rápidas, donde suelen conseguir  sus mejores resultados.

Enfrente el capitán español, Albert Costa, ha tenido que formar un dobles de urgencia tras la lesión de Fernando Verdasco. Por lo que Robredo y ‘Feli’ López intetarán poner en dificultades a la experimentada pareja israelí, apoyada en la pista y el calor del público. “Todos son muy buenos” se resigna el entrenador israelí, y a pesar de todo ve en esta eliminatoria una buena oportunidad para derrotar al “gran equipo español”. Será complicado, muy díficil, casi tanto como encontrar esa tierra imposible por la que un día los israelíes peregrinaron. España, sin embargo, está cerca del final  de ese camino que lo lleve a pelear por una ensaladera (sería la cuarta) que hasta no hace mucho tiempo también era  nuestra tierra prometida.