El Atleti llegó tarde

8 11 2009

Al menos llegó. En otros derbis los colchoneros ni  siquiera se presentaron, y a ese rayito de luz, a esos últimos 15 minutos se aferran hoy sus aficionados para pensar en tiempos mejores, para esperar la ansiada reacción. En la otra orilla, el Real Madrid estuvo en la película desde el principio, pero como conocía el final se marchó antes de tiempo, y eso pudo provocarle más de un susto. No obstante, el equipo de Pellegrini crece, se asienta y comienza a reconocerse en el espejo aunque el Atleti siempre sea (ya va para once años) el mejor antidepresivo para su vecino.

Agüero y Casillas fueron los dos protagonistas del derbi

Fue posiblemente el partido más serio del Madrid, más incluso que el realizado días atrás en Milán. El baño futbolístico blanco duró 65 minutos, justo hasta que Sergio Ramos fue expulsado justamente por una entrada por detrás al Kun Agüero. El bajón físico que vino después es lo que debe preocupar a los merengues, a los que todavía les falta por ver a su equipo realizando un partido completo. Al Madrid le faltó fuelle y cabeza al final para dominar y controlar un encuentro del que habían sido amo y señor hasta entonces.

A ello ayudó un poco Pellegrini, quien todavía demuestra parte de esa confusión interna que no es capaz de canalizar. El cambio de Higuaín por Raúl en plena celebración del argentino tras el 0-3 habla bien a las claras de ello. Tras la expulsión tampoco supo reaccionar. Quitar a Benzema por Gago y retrasar a Lass, el único sustento (defensivo) del centro del campo blanco, restó fiereza arriba y desorden atrás. Desorden encabezado por Marcelo, quien ya ha demostrado sobradamente que es de todo menos lateral izquierdo. No sabe o no quiere defender. Aunque siempre le quedará a Pellegrini el ángel de Casillas y sus alas. Ayer, en uno de sus partidos más placidos tuvo que volver a hacer milagros.

Uno de ellos necesitaría la defensa del Atlético de Madrid. Indigna de un equipo de primera división, inapropiada para un club de la categoría de los colchoneros. Con ella hasta Asenjo parece disminuido. Y es que anoche la retaguardia rojiblanca no mordió, dejo hacer, pensar y ejecutar todas y cada una de las intenciones merengues, cuando no regalárselas como hizo Perea en el 0-3. Quique por ahora ha conseguido que el Atleti juegue más junto, más sacrificado y con las ideas un poco más claras, aunque la candidez defensiva sigue condenándole a penar en los últimos puestos de la clasificación.

Posición que es incomprensible si arriba se tiene a jugadores como Forlán, Simao o Kun Agüero. Los dos primeros estuvieron desde el principio y tanto uno como otro volvieron a demostrar que no están en su mejor momento. Sí lo está Agüero, auténtico revolucionario de la anarquía rojiblanca.  Kun fue la chispa que encendió la remontada (no finalizada) de los de la Ribera del Manzanares, demostrando que los buenos deben estar siempre. Hoy por hoy Agüero es el único capaz de marcar la diferencia en ese equipo y a buen seguro que Quique habrá aprendido la lección.

Como el Madrid. Ya se sabe, hasta el rabo todo es toro, y el anoche a punto estuvo de darle una cornada. Supo esquivarla bien el equipo de Pellegrini, que como ya dijimos aquí, crecerá si se alía con los buenos resultados y los minutos de buen fútbol. Anoche combinó bien ambos. El proyecto blanco ya se tambalea menos, los cimientos se asientan, aunque en el horizonte se vislumbren conflictos como el CR9 con Portugal, y tal y como argumenta el ingeniero chileno 25 puntos sobre 30 son unos números fantásticos, a sólo uno del estratosférico Barça.

Anuncios




Ya no quedan galácticos

29 10 2009

La tormenta arrecia en Chamartín. Ha llovido mucho tras el ‘Alcorconazo’ de la otra noche y los nubarrones todavía no se han despejado en la Casa Blanca. Al mal tiempo, a los malos resultados, se unen las dudas que despierta el juego del equipo, la escasa aportación de los fichajes galácticos, la capacidad del entrenador para sacar el proyecto adelante y hasta la idoneidad del proyecto. Todo se tambalea en la Casa Blanca y ahora mismo sólo las victorias y los buenos resultados podría traer una más que  necesaria tranquilidad al club.

Kaká, Benzema y CR9 no están respondiendo a las espectativas

Porque la presión de la entidad que preside Florentino Pérez es máxima y eso se está notando en un equipo que parecer anularse ante la tremenda responsabilidad a la que se enfrenta. Imposible de resistir la comparación con el juego del Barça, a los blancos les están haciendo mucho daño las múltiples lesiones que han sufrido en este inicio de temporada. Una por encima del resto. La baja de Cristiano Ronaldo, la pegada de ese equipo, el jugador desequilibrante y el (único) pilar sobre el que se ha sustentado el proyecto de Florentino versión 2.0 ha sido debastadora para el conjunto de Pellegrini.

El técnico chileno tampoco ha dado con la tecla. No ha sabido lidiar con los nuevos galácticos ni tampoco con las vacas sagradas de ese vestuario. Su sistema de rotaciones no ha dado mucho resultado porque en este inicio de temporada el Real Madrid ha tenido la enfermería llena. Su filosofía del juego, su fútbol no entronca demasiado con los jugadores que tiene en la plantilla. Tampoco con el tiempo. Porque en este Madrid cargado de urgencias todo sabe a poco. Se persigue el paraíso, la excelencia, el séptimo cielo, sin preocuparse, primero, por las obras que llevan hasta ahí.

El ridículo de Alcorcón puede ser un punto de inflexión

Y en esas obras tienen buena parte de culpa los jugadores. Unos jugadores que parecen haber rescatado los peores vicios de la primera etapa florentiniana. Ésa en la que se pensó que se ganaba sólo con el escudo y con la camiseta que lo portaba. Algo de eso se vio el otro día en Alcorcón, donde la desidia, la dejadez y la apatía de unos multimillonarios futbolistas, no pudo con la ilusión, las limitaciones y la entrega de un grupo de auténticos profesionales. De todos modos pudo ser un resbalón, un accidente que no pase a mayores, aunque la cruda realidad desvela que la galaxia 2.0 no acaba de arrancar.

Sería prematuro sacar conclusiones porque bien tratado el ridículo de Alcorcón puede ser el punto de inflexión necesario con el que resurgir en busca de cotas mayores, pero el aviso ha sido serio. Es evidente que hay que espabilar, pero no hay nada perdido y afortunadamente para el Madrid los títulos no se deciden en octubre o noviembre. En Liga son segundos a tres puntos del superlativo Barcelona, en Champions también ocupan la misma posición empatado a puntos con el Milán y en Copa no es descalabrado pensar en una remontada en el Bernabéu en el partido de vuelta.

Lo que ocurre es que el hábitat natural del Madrid es el primer puesto y los nuevos galácticos no han sido capaces de coger con fuerza el timón de la nave blanca. Son copias inferiores de los Ronaldo, Zidane y Figo que en los albores del Siglo XXI cambiaron los parámetros del mundo futbolístico. Benzema puede que algún día se parezca a Ronaldo, aunque por ahora no pueda comparse ni con Negredo; Kaká, de momento, sólo comparte la buena educación y el respeto que ‘Zizou’ demostró en sus años de blanco, pero nada de la magia y el liderazgo del francés; mientras Cristiano Ronaldo ha sido el único que con sus chispazos ha emulado los latigazos de Figo.

Poco hemos visto, sin embargo de los centros o de las combinaciones de su compatriota portugués en CR9. Y es que otra de las características de esta nueva especie de cracks mediáticos es que juegan para ellos. Buscando el lucimiento personal, haciendo la guerra por su parte, sin buscar al compañero, sin sacrificarse por el bien común. Ésa es otra de las diferencias que encontramos con los galácticos de la primera hornada. Un perfecto acordeón manejado con la sutileza y dedicación de un hombre como Vicente del Bosque. Quizá ahora se le reconozca su valor, posiblemente ahora que hemos descubierto que ya no quedan galácticos como los de antes. Precisamente ahora que la galaxia no encuentra su órbita y el proyecto pende de un hilo.





El Sevilla oposita a la otra Liga

4 10 2009

Es el partido de la jornada y posiblemente uno de los partidos de esta Liga. Mucho hay en juego en el Sevilla-Madrid de esta noche (21.00h. Canal+) más allá de los tres puntos. Hablo del orgullo y de la opulencia. Hablo de la posibilidad de acercar dos mundos el divino y el terrenal. El Real Madrid se ha asentado en el primero a base de talonario y goles, mientras que al Sevilla parece que comienza a quedársele pequeño el suyo, en el que la calidad y la pegada de sus hombres invitan a cotas mayores. Pues bien, hoy tienen la primera cita. La primera oposición para ganarse el carnet que da derecho a viajar en clase business.

CR9 será el ausente, Raúl estará presente

CR9 será el ausente, Raúl estará presente

Será frente al Madrid, un experto en altos vuelos que tiene en el Sánchez Pizjuán su primer exámen serio. Por fin, choca la galaxia (versión 2.0) con un enemigo de su calibre y a él concurre sin su hombre más desequilibrante. Cristiano Ronaldo se perderá el envite por el esguince de tobillo que sufrió el pasado miércoles frente al Olympique de Marsella. Para desdicha de Pellegrini el portugués no se ha recuperado a tiempo, y el técnico chileno tendrá que buscar en su fondo de armario el recambio al huracán portugués.

‘Pirata’ Granero tiene todas las papeletas para ocupar esa vacante. Con el canterano se ganará en creatividad y aplomo en el centro del campo pero se perderá un cañón en ataque. Aunque ahí no terminan los quebraderos de cabeza de Pellegrini. La retaguardia y el equilibrio del equipo también se han visto afectados para la contienda de esta tarde. Y es que Lass Diarrá, el cerrojo blanco, también se lo perderá. Eso provocará que Xabi Alonso se multiplique, sobre todo en la destrucción porque para la creación le colocarán al lado un ‘dandy’. Guti intentará demostrar por enésima vez que los díscolos también son válidos.

Así, todos los ojos se centrarán en Kaká. El jugador que mueve y hace jugar a su equipo. La sutileza y la plasticidad del brasileño le hacen querido y buscado por todos, compañeros y enemigos. Estos últimos le tendrán muy vigilado y es posible que la única misión que hoy tengan Renato y Zokora sea la de convertirse en la sombra de Kaká y anular la inspiración blanca. El partido estará en el centro del campo y ahí Jiménez mezcla músculo, fantasía y velocidad a partes iguales. Por ahí puede sufrir el Madrid, si el Sevilla logra llevar el partido a ese correcalles en el que sus extremos son protagonistas y puñales por las bandas.

El buen momento de Luis Fabiano da alas a los de Jiménez para creer en la victoria

El buen momento de Luis Fabiano da alas a los de Jiménez para creer en la victoria

Porque arriba el Sevilla no tiene a dos cojos. Luis Fabiano, el ‘9’ de Brasil, y Kanouté son enemigos irreconciliables de Casillas por las innumerables ocasiones en que ambos han encontrado las cosquillas de guardameta merengue. ‘O Fabuloso’, que ha empezado muy enchufado el campeonato volverá a ser la principal amenaza para el Madrid. Y si Jiménez necesita más madera en el banquillo tendrá a Negredo. La teoría de los ex-amantes le avala.

En esta ocasión el técnico sevillista no reservará a nadie, tampoco lo hará Pellegrini, obligado por las bajas. Saben que se juegan algo más que tres puntos, saben que se juegan pasar a otro nivel y ganarse, en el caso de Jiménez, el respeto del pueblo hispalense, algo que nunca ha tenido ganado. Lo buscará hoy frente al Madrid de Kaká apoyado en la inspiración de Luis Fabiano. Entre brasileños andará el juego, aunque estos partidos suelen ser decantados por ‘secundarios’ de lujo. No olviden que la última vez que el Madrid visitó Sevilla, Raúl marcó un hat-trick para mantener la esperanza. A buen seguro que el capitán blanco volverá hoy para recordarnos que él nunca falta. El partidazo, pues, está servido. Los mundos se acercan o se distancian, definitivamente, hoy.





El culebrón del verano se llama Xabi Alonso

4 08 2009
Xabi Alonso jugó el domingo el que pudo ser su último partido como red

Xabi Alonso jugó el domingo el que pudo ser su último partido como 'red'

Muchas han sido las páginas de periódicos, las horas de radio y televisión o las webs de Internet que este verano se han rellenado con los nombres de jugadores como David Villa, Cristiano Ronaldo o Franck Ribery. Pero parece que el verdadero culebrón veraniego es el de Xabi Alonso. El jugador del Liverpool es en estos momentos el principal objeto de deseo del Madrid de Florentino. El de Tolosa debe ser el cerebro que ponga orden y concierto en el centro del campo blanco para que la nave galáctica se mueva en la dirección correcta.

Pero a partir de ahí los problemas crecen. No es que el jugador no quiera venir, de hecho Xabi ha mostrado en más de una ocasión su deseo de jugar en el Real Madrid. El Liverpool, sin embargo, no quiere vender al menos al precio que ofrece Florentino, según las últimas informaciones cercano a los 30 millones de Euros. Y el Madrid no desea subir hasta lo fijado por los ‘reds’ para vender al mediocentro español (35 mill. fijos más cinco por objetivos).

Por lo que ahora mismo nos encontramos en un tira y afloja que parece que el tiempo se encarga de enquistar un poco más. Porque las rencillas personales entre algunos de los dirigentes blancos y el máximo responsable deportivo del Liverpool existen. Hablo de la relación, o mejor dicho, de la nula relación existente entre Jorge Valdano y Rafa Benítez, su pique viene de lejos; de cuando el primero entrenaba al Real Madrid y el hoy entrenador del Liverpool hacía lo propio con el Castilla. Unas supuestas imposiciones realizadas por el argentino sobre qué jugadores tenía que poner no fueron aceptadas por Benítez. Éste terminó siendo despedido de mala manera del Real Madrid y luego Valdano se dedicó, pasados los años, a criticar su juego rácano y defensivo en el Valencia y el propio Liverpool.

Rafa Benítez es uno de los principales impedimentos para la marcha de Alonso al Madrid

Rafa Benítez es uno de los principales impedimentos para la marcha de Alonso al Madrid

Es ahora, cuando Benítez quiere tomarse merecida venganza de todo aquello y no lo va a poner fácil para que el Madrid se refuerce con uno de sus mejores hombres. De puertas para afuera sigue defendiendo que ellos desean quedarse con Xabi Alonso, que éste tiene tres años más de contrato y que espera que los cumpla. Otra cosa es lo que ocurre dentro de los muros del mítico Anfield, porque lo cierto es que la relación entre el entrenador y su pupilo es nula y la tensión era máxima en las últimas imágenes captadas de ambos, justo antes de que Xabi saliera al campo para jugar los últimos minutos del partido frente al Español.

Pero el principal damnificado en todo este lío parece el jugador, quien tras cinco años viviendo en Inglaterra desea volver a España, para jugar en el Real Madrid y ser así la extensión de Pellegrini en el campo en el  nuevo proyecto blanco. Xabi considera que lo ha dado todo por los ‘reds’, en realidad es uno de los ídolos de Anfield, y entiende que sería justo que le dejaran marchar porque considera que la oferta del Real Madrid es justa. Más aún cuando hace un año estaba en el mercado y su traspaso a la Juventus de Turín estuvo a punto de concretarse en 20 millones de euros.  El asunto adopta por tanto tintes de orgullo galáctico por parte de uno y cabezonería y flema británica por otros y su dilatación en el tiempo sólo auguran malos presagios para las tres partes.

Y es que Xabi Alonso pasa ahora mismo por ser la piedra angular de la II Era Galáctica. A mi modo de ver el Madrid todavía no ha solucionado el principal problema de las últimas temporadas. Ése que aburría al Bernabéu y que alejaba el insulso (aunque a veces resolutivo) juego del Madrid de la excelencia. Con Xabi Alonso se ficharía un canalizador del balón, un organizador para la sala de máquinas de la nave blanca con el que se podría dar salida a todo ese arsenal de fútbol y goles que el Madrid posee hoy de medio campo hacia arriba. Además, el de Tolosa  es una pieza fundamental en el esquema de Pellegrini, que tiene al balón como protagonista de todo y a la portería contraría como única meta. ¡Ah! y recuerden es español, algo que siempre es apreciado en La Castellana.

Con él se pondría fundamento y bases sólidas al proyecto deportivo y dejaría sin argumentos a todos aquellos que ven al Madrid demasiado cercano a los focos mediáticos, alejando al club de sus raíces deportivas. Todo consiste en estirar más el brazo que la manga y eso ya lo ha hecho Florentino en otras ocasiones. Apuesto que esta vez no será diferente y que el presidente blanco sabrá jugar las cartas de la paciencia y la presión del jugador para ganar la partida.





Mal de alturas

1 08 2009

Le pasó al Madrid y lo vimos ayer. Fueron dos despistes y le costaron el partido. Un aviso, en definitiva para cuando la historia se ponga seria, allá por el mes de febrero. El Real Madrid jugó contra la Juventus en la Peace Cup, la Champions del verano para algunos y la primera derrota del II Imperio Galáctico se hizo efectiva (2-1). Los italianos astutos y competitivos como siempre sacaron el máximo rendimiento al juego aéreo y sorprendieron a una todavía ingenua defensa madridista. Es algo que viene de lejos en la Casa Blanca por lo que la responsabilidad no será toda de Pellegrini, aunque éste debe ser el encargado de erradicar el vértigo en el Real Madrid.

El duelo entre CR9 y Salihamidzic fue de lo mejor de la noche

El duelo entre CR9 y Salihamidzic fue de lo mejor de la noche

Fue un gran partido a la altura de la historia de los dos conjuntos que se enfrentaban. La nueva Juve de Ciro Ferrara tiene una pinta inmejorable, y desde aquí apuesto sin vacilaciones que es mi gran candidato al Calcio. Posee un centro del campo impresionante (Felipe Melo, Diego, Camoranessi…), con un agitador llamado Giovinco que apunta a crack y a digno recambio del incombustible Del Piero, quien todavía destila clase y elegancia en cada pase. De sus botas nació el 1-0, tras una falta exquisitamente botada que -casualidades del destino- Cannavaro cabeceó para sorprender a Dudek. Era el minuto 4, pero el Madrid no se amilanó. Pellegrini había salido con todo lo que tenía y parece que sus lecciones van calando en su plantilla. El balón ya es un compañero más entre los jugadores blancos, quienes lo miman y lo distribuyen con más tino que en campañas anteriores. A ello ayuda la gran pretemporada realizada por Granero, una agradable sorpresa para la parroquía blanca. Parece que la cantera blanca también vale para el primer equipo y solo era cuestión de dar oportunidades.

Hasta Guti, otro de los que salió de esa cantera, jugó ayer a un gran nivel. Suelto, a su aire y conduciendo el balón con la rebeldía de los artistas adolescentes que tanto le caracteriza. De sus asociaciones con el ‘Pirata’ Granero salieron las mejores jugadas blancas. Ellos eran los encargados de abrir la muralla ‘bianconera’, aunque esa era un empresa más que complicada ante la experiencia italiana, doctorada en cerrarse en torno a su portero, Buffon. Por ello, Pellegrini y el equipo buscaron los extremos donde Cristiano Ronaldo apareció como el acelerador del equipo. Algo se capta en el ambiente cuando CR9 coje el balón y nuestras expectativas se disparan en busca de los caminos del gol. Aunque éste sólo lo encuentra, por ahora, desde el punto de penalti. El portugués fue el encargado de subir el 1-1 al marcador, tras el penalti cometido sobre el incombustible blanco, Raúl. El capitán volvió a poner ganas y entrega, pero la suerte le dio la espalda al estrellar el balón en el palo cuando el marcador iba empatado.

Los jugadores de la Vechia Signora celebran el segundo gol

Los jugadores de la Vecchia Signora celebran el segundo gol

Y luego estuvo Benzema, quien todavía no ha sabido canalizar toda su potencia en pos del grupo. En sus arrancadas planean las estampidas del viejo Ronaldo, aunque su disparo todavía tiene el punto de mira desviado. De todos modos, mostró atrevimiento y descaro y esas características se reconocen en el Bernabéu. Dar con la diana será cuestión de tiempo y entrenamiento.

El 2-1 llegó en un saque de esquina y nuevamente en el minuto cuatro de la segunda parte, obra de un viejo enemigo merengue, Salihamidzic. No es que fuera justo, pero sí premió la mayor efectividad italiana, maestros de estas artes. A pesar de todo, la mejora resultó evidente. Si acaso la defensa fue la que se mantuvo todo el partido con el pie cambiado. Giovinco y sus filigranas les trajo en demasiadas ocasiones de cabeza. Son varios retoques los que aún le quedan por pulir a este nuevo Real Madrid, al que la falta de fluidez en la distribución del balón y en el que los regalos defensivos le pueden costar caro, como ya quedó demostrado ayer. Kaká y algún nuevo fichaje son las esperanzas a las que se agarran la parroquía blanca para que la nave encauce definitivamente el rumbo. Porque a la cima no se puede llegar con vértigo.

Vea aquí el resumen y los goles del partido: