Todo al rojo

27 08 2010

Esa ha sido la apuesta de la Vuelta Ciclista a España. A sus 75 ha decidido renovarse y ponerse el color de moda en el deporte español. El líder de esta edición que arranca mañana en Sevilla con una contrarreloj nocturna por equipos por las calles de la ciudad hispalense (TeleDeporte/22.00h), portará un maillot rojo en lugar del dorado que ha sido el tono distintivo en estas últimas temporadas para el primero de la clasificación. Éstas son sólo algunas de las novedades de una Vuelta que en sus bodas de platino quiere hacer historia.

Este es el 'original' maillot de la Vuelta Ciclista a España

Con un recorrido agresivo, cargado de puertos únicos, jamás coronados, y un plantel de favoritos donde sobresalen por encima del resto los hermanos Schleck, Franck y Andy, junto a Denis Menchov, segundo y tercero, respectivamente del último Tour de Francia. Además el ruso está ante un nuevo reto, igualar a Tony Rominguer y a Roberto Heras, los únicos que han vencido tres veces en la ronda española. Entre la armada italiana destaca el ‘Tiburón’ Vicenzo Nibali, tercero en el último Giro de Italia. Son las amenazas extranjeras de esta Vuelta Ciclista a España que augura espectáculo y del bueno. Porque la terna de primeros espadas no se acaban ahí y entre los españoles encontramos, una vez más, al incombustible Carlos Sastre, que va a por la tercera ‘grande’ de la temporada, ‘Purito’ Rodríguez o Ezequiel Mosquera. No los pierdan de vista.

Como tampoco deberían hacerlo con los ‘tapados’ de esta Vuelta. Con ese Igor Antón que debe ser digno heredero de su compañero de equipo Samuel Sánchez, segundo en la pasada ronda española y ausente en ésta. Sin olvidarnos del potencial de un Caisse D’Epargne que trae a David Arroyo y Luis León Sánchez como agitadores y protagonistas de una Vuelta diseñada para escaladores. En una nueva apuesta por el ciclismo de antaño, por el espectáculo, por los demarrages desde lejos, por las estrategias de equipo, con hasta seis llegadas en alto. Los inéditos Cotobello y la espectacular Bola del Mundo dictarán sentencia cuando la carretera se empine. En un guiño para los mitómanos, Los Lagos de Covadonga también estarán presentes en esta 75º Vuelta Ciclista a España.

Pero no solo de puertos y descensos vivirá la carrera. En ese deseado equilibrio los organizadores han dispuesto de kilómetros de contra el reloj suficiente para que el espectáculo también se concentre en esa lucha. Además de la inicial pelea contra el crono de mañana en Sevilla, las tierras castellano-manchegas acogerán la otra, la contrarreloj individual, ya avanzada la competición. Serán 46 kilómetros que a muchos se les pueden hacer muy largos, y es que seguramente pocos podrán hacer frente a la locomotora Cancellara, más pendiente de su preparación para el Mundial que del triunfo final en Madrid.

Hasta allí desean llegar los favoritos de esta Vuelta vestidos con La Roja. El cambio de look con motivo del 75 aniversario de la ronda española ha sido diseñado por Custo Barcelona y mañana conocerá a su primer dueño en otra de las novedades más llamativas de esta nueva edición. Sevilla ha sido la ciudad elegida para esta iniciativa que tendrá corriendo a los ciclistas a unas horas nada habituales en las dos ruedas, pero obligadas ante el extenuante calor de estos días en la ciudad andaluza. Desde las 22.00h. hasta la media noche los protagonistas se ‘pasearán’ por las calles de Sevilla en un circuito que arrancará en la Plaza de Toros de La Maestranza y concluirá en la Torre del Oro. Serán 13 kilómetros para comprobar quien hace la mejor faena, la prenda roja espera tras la línea de meta, tras la primera puerta grande.

Un año más la canción de la Vuelta Ciclista a España 2010 es otro de sus grandes atractivos. En esta ocasión el ritmo lo ponen el grupo Preciados, la canción se llama Otra Oportunidad:

Anuncios




El pistolero afina su puntería

11 03 2010

Ha sido ponerse la carretera cuesta arriba y comenzar a repartir disparos. El primero lo ha pegado hoy en un terreno conocido, en un obstáculo ya conquistado. Fue en 2007, en la misma carrera, en la París-Niza,  en la misma cima, en Mende, cuando un entonces todavía poco conocido Alberto Contador se alzaba con su primera victoria en una de las clásicas más importantes del calendario UCI. Hoy, con dos tours, un giro y una vuelta ciclista a sus espaldas, Contador ha vuelto a repetir experiencias y a renovar sus sencaciones para capitanear la ofensiva española.

Este gesto ya comienza a hacerse habitual por las carreteras galas

Y es que Contador, como no podía ser de otra manera,  ha sido el primero de los nuestros en cruzar la línea de meta. Pero esta vez no ha estado solo. El pinteño ha estado bien secundado por Valverde que ha perdido 10 segundos con respecto al líder del Astaná, el campeón olímpico Samuel Sánchez, que ha cruzado la meta en tercer lugar, y por ‘Purito’ Rodríguez, que ha terminado cuarto. El gran damnificado de la jornada ha sido otro español, Luis León Sánchez que perdió algo más de medio minuto en la línea de meta.

Nadie pudo aguantar ese balanceo tan suyo y ese golpe de pedal tan animoso con el que Contador descarrila a sus adversarios cada vez que los porcentajes se agudizan. En esta ocasión necesitó apenas un kilómetro y medio para demostrar su poderío, su clase y su ambición en estos inicios de temporada. Anda muy fino el bicampeón del Tour y no ha dejado pasar ni una oportunidad para demostrarlo. A la primera, victoria de etapa y maillot amarillo, el primero de la temporada.

Con él no hay espacio a la duda, corre para competir y compite para ganar y lo de la puesta a punto y el hacer kilómetros no va con él. Las piernas se preparan al mismo ritmo que desefunda su pistola en cada victoria. Ésta en concreto es un aviso para navegantes de lo que nos espera esta temporada, apasionante y definitiva como pocas, porque Contador buscará anidar en la leyenda conquistando por tercera vez París. Eso supondría un nuevo revés para el campeonisimo americano, Lance Armstrong, y un nuevo compás de espera para los eternos aspirantes a ese trono.

Mientras llega ese momento Contador sigue decorando su historia con tardes de gloria como la de hoy en la que volvió a demostrar que cuando la carretera pica hacia arriba nadie dispara más rápido que él. Ahora tocará mantener el liderato, empresa nada fácil en la siempre enrevesada clásica francesa. Por lo pronto, mañana etapa de 157 kilómetros entre Pernes-les-Fontaines y Aix-en-Provence con un terreno rompepiernas propicio para las escapadas. En él tendrá que intentar recuperar algo de tiempo el principal rival venido de más allá de los Pirineos, Jens Voigt, que hoy tampoco estuvo rápido ante la puntería de Contador.