El adiós de un ‘Fenómeno’

14 02 2011

Las piernas ya no obedecían a su cabeza. Su cuerpo había perdido carácter intimidatorio para convertirse en una pesada carga de kilos y achaques. Esa estampida que un día descubrió el mundo bajo la figura imponente de un risueño de 20 años ya no atacará más, ya no marcará más goles. Ronaldo Nazario da Lima, el primer ‘Ronaldo’ ha puesto punto y final a su carrera como futbolista tras más de 17 años profanando porterías. El ‘Fenómeno’ ha revelado que han sido las lesiones y un problema de hipotiroidismo los que le han hecho perder este partido.

Ronaldo celebrando un gol en su última etapa en el Corinthians

Ese partido comenzó a perderlo hace ya cuatro años, cuando se empezaba a dibujar el ocaso de su carrera. Fue en Milán, donde le descubrieron un problema que necesitaba un tratamiento con hormonas incompatible con el fútbol. Suponía dopaje y Ronaldo comenzó a engordar, más de lo que ya lo había hecho hasta entonces. Porque él siempre fue fornido (ese eufemismo tan deportivo), ésa fue una de las claves de su poderío, y ésa fue también la justificación de su retirada. Ha habido otras, como la eliminación del Corinthians en la Libertadores (el último gran título que le quedaba por conquistar)  y la imposibilidad de acudir al Mundialito de Clubes en busca de su último trofeo.

Las lesiones también han tenido su cuota de culpa. Sus cuatros operaciones de rodilla hubiera retirado a cualquiera, menos a un fenómeno como él. Él supo resurgir de sus cenizas, las mismas que quedaron esparcidas en aquel partido frente al Lazio donde su rodilla dijo basta. Luego, recaídas, excesos, y el Calcio, un fútbol que ‘mataba’ su sonrisa, su fantasía. Esa sonrisa la habíamos descubierto apenas tres años antes, cuando llegó a Barcelona como un auténtico desconocido para el público en general. Su traspaso el segundo más caro de la historia del fútbol de entonces (2.500 millones de pesetas de la época) no hablaba de un jugador cualquiera, a sus 20 años fichaba a todo un Campeón del Mundo (USA’94).

Fue la aparición más fugaz que jamás vi en un terreno de juego. Los que han visto fútbol desde que el blanco y el negro dominaba la pantalla aseguran que ha sido el mejor ‘9’ de la historia. Un revolucionario a la altura de Van Basten o de Romario, capaz de sacar un gol de la nada cuando el equipo no funcionaba. Tal vez, el único que supo reinventarse con un físico resquebrajado e impropio de un futbolista de élite.

Esa fugacidad culé le valió un traspaso millonario al Inter, tras ganar tres títulos vestido de azulgrana en una sola temporada (Copa, Recopa de Europa y Supercopa de España). Con los neroazzurri tocaría la gloria de la UEFA e iniciaría su particular descenso a los infiernos de las lesiones. Poco antes llegó su frustración más severa. Fue esa final del Mundial del 98 donde compareció con evidentes síntomas de no estar al 100%. Su renacimiento llegaría cuatro años más tarde, en otro Mundial, el de Corea y Japón 2002. Allí marcó ocho goles, salió Campeón del Mundo con Brasil y el Real Madrid echó sus redes sobre él.

Fue el tercer galáctico tras Figo y Zidane y otra vez su fugacidad fue su mejor arma. Apenas dos minutos después de saltar al césped ya había hecho lo que mejor sabía: marcar. Allí, en Madrid, tras tres años de vino y rosas se marchó cuestionado por sus kilos y sus regates fuera del terreno de juego al Milan para cerrar un círculo que le llevó a enfundarse las camisetas de los enemigos más irreconciliables de España e Italia. No obstante, se le escapó la Orejona. Tras pasar por cinco Campeones de Europa, PSV, Barcelona, Inter de Milán, Real Madrid y AC Milan, el ‘Fenómeno’ no logró el máximo trofeo del viejo continente.

A pesar de todo, en la Champions también nos dejó recuerdos y actuaciones memorables. Su luz, las luces de su carrera, fueron sus goles y los hizo de todos los colores y de todas las formas posibles. En el equipo de Berlusconi los siguió haciendo, justo antes de emprender su última aventura de regreso a casa. Allí en Brasil, donde hace más de 30 años comenzó a romper defensas y perforar porterías, se apagó su figura. Una figura inconmensurable, demoledora y sonriente siempre con un balón entre los pies. Una imagen que ya no veremos más sobre un terreno de juego, una cabalgada que ya sólo anidará en nuestro recuerdo, un jugador cuyo principal enemigo fue su cuerpo. Hoy ese enemigo le ha derrotado. Obrigado ‘Fenómeno’.

Mira aquí la rueda de prensa de despedida de ‘El Fenómeno’

Anuncios




Apuntes de Champions

16 09 2010

Por fín volvió esa musiquilla que tanto nos emociona a los ‘enfermos’ del fútbol. Por fin volvió el mejor fútbol europeo, la mejor liga del mundo. Por fin ha vuelto la Champions League, la vieja y deseada Copa de Europa. Como siempre a mediados de septiembre el balón echó a rodar en el Viejo Continente y el balance de los equipos españoles no puede ser más positivo. Tres equipos, tres partidos, tres victorias. El resto de favoritos tampoco han fallado, a excepción del Inter de Milán de Rafa Benítez. El vigente campeón de Europa sólo pudo arrancar un empate en campo del Werder Bremen y parece que comienza a padecer el ‘maleficio del campeón’.

Messi metió dos goles y falló un penalti en la goleada azulgrana

FC BARCELONA:

Los azulgranas cerraron con una goleada la persiana de la crisis de identidad que el ‘herculazo’ había desatado. Volvieron los buenos, o mejor dichos los campeones del mundo y la orquesta se afinó de repente. Otra vez la brillantez de los solistas en favor del grupo, de nuevo la brújula de Xavi que encontraba la chispa de Messi, el hambre de Villa o el descaro de Pedro. El Barça recuperó su versión original y el vendaval se llevó por medio a un Panathinaikos que tuvo el arrojo de adelantarse en el marcador, aunque ese gol de Govou fue sólo un espejismo.

Esta vez al Barça no le faltó movilidad ni fluidez en su juego. Con Busquets, Xavi e Iniesta en la sala de máquinas todo se volvió más armonioso y el primer toque y el pase preciso se hicieron protagonistas absolutos de un partido que será recordado por ese golazo de Messi (otro más) con el que el 10 azulgrana burló a un muro formado por nueve defensores griegos con una doble pared en la frontal del área. Fue un gol histórico porque Leo se convertía con 27 en el máximo goleador de los culés en competiciones europeas. La sombra de la sospecha queda en la retaguardia donde todavía se nota en exceso la lentitud y la falta de rigor táctico de estos inicios de temporada.

VALENCIA CF

Los chés volvieron a la Champions League a lo grande. Tras dos años de travesía por el desierto de la Europa League, los hombres de Unai Emery saldaron su visita a Turquía, al campo del Bursaspor, con una goleada de empaque que le coloca al frente de su grupo. El golazo de Tino Costa desde 35 metros y la verticalidad de Pablo Hernández y Joaquín por las bandas resultó clave para conseguir la victoria. Mientras tanto, Aduriz y Soldado siguen manos a la obra para hacer olvidar a Villa y Silva y ambos mojaron en el estreno europeo.

Tiene mucho mérito el equipo valenciano tras haber perdido a tres de sus cuatro campeones del mundo este verano. Con mayor rapidez de la esperada Emery ha montado un equipo muy atractivo que tiene claro el estilo y sus armas para hacer daño al rival. Con unas bandas bien abiertas en las que Pablo Hernández, Joaquín y Mata (aunque éste último actúa también de mediapunta) son los principales abrelatas para esas defensas que ya empiezan a conocer los picotazos de Aduriz o Soldado, las nuevas avispas chés. Con ese nivel (co-líder en la Liga BBVA con 6 puntos en dos partidos), el asalto a Old Trafford es posible.

REAL MADRID:

Y al tercer partido, el Bernabéu resucitó. Los aplausos, la ovación y la diversión se reencontraron en el coliseo blanco después de los sinsabores padecidos tras los dos partidos ligueros. Aupados en la clase y velocidad de Özil los de José Mourinho fueron una tormenta de fútbol que avasalló al histórico Ajax de Amsterdam, vieja reliquia de lo que fue. El técnico portugués ya ha conseguido algo, levantar un muro defensivo con el que Casillas vive más tranquilo. La defensa es la zona más fiable del equipo. Por ahí también intentó edificar Pellegrini su equipo, aunque la paciencia y el sosiego no tuvo hueco en su proyecto.

Özil puso en pie al Bernabéu

En ese tiempo dominó la ansiedad, la misma que parece haber atrapado a Cristiano. El crack portugués dirimió anoche una lucha contra sí mismo que le llevó a caer en el egoísmo en demasiadas ocasiones y no me refiero únicamente a las facetas del juego. Todo se cura con goles y buenos resultados y éstos terminarán llegando porque el talento lo supera todo, cuando no la fortuna, que se alió en el primer gol del Madrid para darle la espalda el resto de la noche. Junto a Özil, la fiabilidad de Carvalho, la electricidad de Di María y la dirección de juego de Xabi Alonso los argumentos crecen para confiar en este equipo.

RESTO DE FAVORITOS

Otros que empezaron demostrando sus credenciales fueron los equipos de la Premier, sobre todo, el Arsenal y el Chelsea que cosecharon sendas goleadas ante rivales, eso sí, inferiores. Dos nombres propios en cada uno de sus partidos. Anelka y su doblete facilitó la victoria blue, mientras que los gunners continúan guiados, un año más por la batuta de su capitán, Cesc Fábregas, autor de dos goles y dos asistencias.

No tuvo tanta suerte el Manchester United al que su empate a cero frente al Glasgow Rangers le salió demasiado caro porque perdió, casi con toda seguridad, a Luis Antonio Valencia para el resto de la temporada. El ecuatoriano sufrió una fractura en el tobillo por la que tuvo que salir del terreno de juego con la ayuda de oxígeno. Los que sí cumplieron con el expediente fueron el subcampeón de Europa, el Bayern de Munich que venció 2-0 a la Roma con un espectacular Müller que abrió el partido con un golazo; y el rejuvenecido Milán al que los fichajes de última hora le han cambiado la cara. Incluso a Ibrahimovic que con un doblete se estreno en Europa y con su nuevo club. Sus vecinos del Inter comenzaron a padecer el ‘maleficio del campeón’, ese que reza que ningún campeón ha reeditado título desde que la Copa de Europa se transformó en la Champions League. Y de eso hace ya casi 20 años. Para empezar, ayer Diego Milito marcó un gol, pero en su propia portería.





Tras la senda gloriosa

22 05 2010

Buscan ser los herederos del Barça de Guardiola. Gane quien gane repetirán el triplete. Bayern de Munich o Inter de Milán se unirán esta noche a esa gloriosa estirpe que lo ganaron todo en una sola temporada. Uno de los dos inscribirá su nombre junto a otros ‘grandes’ del viejo contiennte como el Celtic, el Ajax, el Manchester  o el propio FC Barcelona que ya patearon esa senda. Van Gaal y Mourinho, dos entrenadores de raza, ambos con sus respectivos estilos, han fabricado dos equipos campeones que hoy levantarán al cielo de Madrid la ‘Orejona’ más anhelada de Europa.

Los ex poblarán el césped del Bernabéu

Será una final de nombres propios, un enfrentamiento a cara de perro entre el rudo estilismo de Van Gaal frente al tecnicismo espartano de Mourinho. La endiablada velocidad y desborde de Robben frente a la fantasía de Wesley Sneijder. El sorpresivo Olic frente al efectivo Milito. El reivindicativo Eto’o cara a cara ante la visión de juego de Müller. Entre ellos muchos ex-culés, desde Van Gaal hasta Mourinho, pasando por Motta, Van Bommel o el hermano Samuel. Pero también algunos conocedores del escenario de esta noche. A saber, Walter Samuel, Cambiasso, Arjen Robben o Wesley Sneijder. Estos dos últimos se disputarán ser el mejor jugador de esta temporada en la Champions League.

El morbo se respira. Porque si el partido no fuera lo suficientemente importante está el interés del Real Madrid por convertir al estratega portugués, José Mourinho, en el próximo inquilino de un banquillo que probará esta noche. Su fichaje por la entidad merengue podría anunciarse tras la disputa de la final del Bernabéu. En el otro banquillo se sentará un Louis Van Gaal, que al igual que Mou, buscará su segunda Copa de Europa, tras la cosechada con el Ajax en 1995. Su puño de seda ha conseguido combinar toda la fuerza alemana con el fútbol total de la escuela del Ajax con la que ya conquistó Europa hace más de una década. Con él, el Bayern ha recuperado un puesto que por historia le corresponde. Esta noche puede alzar su quinta ‘Orejona’.

Sería la tercera para el Inter si el sarcasmo y la estrategia de ‘Mou’ reina esta noche en Madrid. No habría mejor carta de presentación. 38 años después los neroazzurro se han vuelto a plantar en la final y eso ha elevado aún más la leyenda de Mourinho, uno de los artífices de este logro. Pero no el único. El otro lo podemos encontrar en una plantilla creada a golpe de talonario, donde no encontraremos a ningún italiano en el once titular y donde el resentimiento y la reivindicación ha alimentado a muchos de sus hombres para llegar a la cima de Europa. Ese mensaje es el mismo que desprende su técnico, especilista en pelearse con el mundo como su mejor estrategia y arma. Hoy por lo pronto ‘sólo’ se enfrenta al Bayern de Munich de Louis Van Gaal, con la ligera sensación de ir de favorito. La senda se acerca a su fin, la gloria espera en el Bernabéu.





El resbalón más inoportuno

20 04 2010

[Crónica] Ha sido la primera vez en 19 meses en la que la decepción y los errores superan a los argumentos positivos. El Barça no ha comparecido hoy en Milán, se ha quedado aposentado en los lujosos asientos de su autocar y ha llegado al partido demasiado tarde. La derrota hoy en Milán por 3-1 frente al Inter de los ‘viejos conocidos’ ha llegado en el peor momento, en el partido más importante de los azulgranas en toda la temporada. Tocará remontar en el Camp Nou y el gol de San Pedro, es el único motivo de fe.

Piqué, de lo poco destacable hoy, tuvo la última ocasión del partido

Al Barça le faltó de ésta, pero también confianza y fútbol desde el principio. El Inter como si esperara una salida en tromba de los azulgranas (hoy de un color tan indescifrable como su juego) se parapetó alrededor de Julio César esperando las embestidas. Una vez transcurridos diez minutos y visto que el ogro no asustaba tanto se dedicaron a adelantar líneas y buscar el partido que querían. Robo en el centro del campo y balón en profundidad para las galopadas de Eto’o y Milito.

A partir de entonces la presión del Inter ascendió gradualmente y no era extraño ver a Eto’o y a Pandev perseguir como posesos a los defensas azulgranas. Daba igual que fuera Puyol o Piqué quien sacara el balón y por detrás Motta, Sneijder y Cambiasso llevaban puesto el mono de trabajo desde el túnel de vestuarios. Su derroche físico rayó a una altura superlativa. Así fueron ahogando a la sala de máquinas de culé donde los errores en los pasos se sucedían. Éstos eran el preludio de cada aproximación del Inter y así llegó el primer susto. Fue un tiro desde la frontal de Eto’o que Valdés repelió bien y el rechace le cayó a Milito que escorado no supo encontrar portería.

Perdonó el Inter y mató el Barça. A la siguiente jugada una incorporación de Maxwell obtuvo el premio del gol. El brasileño se vio solo, tal vez nadie le temía, y llegó hasta la cocina, hasta la línea de fondo para poner un balón atrás, al punto de penalti que recogió muy bien Pedro, San Pedro Bendito para colocar el 0-1 provisional. Otra vez el canterano sacaba las castañas del fuego a los culés.

Pero el gol no cambió el panorama. Todo lo contrario, espoleó al Inter que tuvo de nuevo en las botas de Milito el empate. El argentino volvía a cruzar demasiado el balón ante la salida de Valdés. El gol se lo había dejado en bandeja Sneijder con un pase en profundidad que desarborló la defensa culé. El holandés fue el mejor de los nerroazzurro y como nadie se atrevía con Valdés fue él quien dio el paso al frente. A la tercera fue la vencida y tras un centro raso de Eto’o desde la derecha, el balón le caía a Milito que se revuelve hasta que ve más solo que la una a su compañero Wesley en el segundo palo. Éste, que no es cojo, superó al portero catalán por el primer palo.

El 1-1 hacía justicia a lo visto sobre el terreno de juego. Quizá por eso ambos equipos se dieron un respiro y velaron armas para el segundo tiempo. Fue entonces cuando el árbitro reclamó su cuota de protagonismo para sacar una tarjeta absurda a Busquets por protestar, como había hecho antes con Eto’o por lanzar una patada al balón tras un dudoso fuera de juego, o como haría después cuando todos los jugadores del Inter le comieran a protestas para reclamar una tarjeta amarilla a Puyol que tardaría más de 20 segundos en mostrar. El capitán azulgrana se perderá la vuelta en el Camp Nou.

El descanso sentó mejor al Inter porque ahora el ogro vestía de neroazzurro. Ese huracán agitado por una afición que convirtió San Siro en una olla presión, avisó pronto de sus intenciones. La primera intentona nació, una vez más, de los pies de Milito que puso un balón de oro en el segundo palo al que no llegó Pandev. El siguiente, en otra contra mortífera del Inter, Milito la puso atrás y Maicon acertó con la diana. Ese gol animó aún más a los hombres de Mourinho que por esos momentos zarandeaba a los culés.

El Barça intentó levantarse y Julio César lo impidió. Hizo un paradón tras un cabezazo de Busquets que remató completamente solo un córner botado por Xavi. Ahora el que perdonaba era el Barça y el que mataba, a la contra, eran los italianos. Nuevamente el triángulo mágico, Eto’o, Sneijder y Milito, traían de cabeza a la zaga culé. El centro del camerunés era rematado en primera instancia por el holandés, para que el argentino rematará en fuera de juego a las mallas. El árbitro no quiso saber nada de los reclamos azulgrana.

También haría caso omiso cuando Alves fue derribado por detrás dentro del área tras una entrada de Sneijder. No contento con eso mostró la cartulina amarilla al brasileño por ‘tirarse’. Para entonces el Barça acosaba al Inter en busca de una remontada homérica. Posteriormente Julio César volvería a salvar a los suyos, con un paradón al tiro de falta de Messi, una de las pocas apariciones del 10 hoy. Todavía tendría una más el Barça aunque esta vez sería Lucio el que salvara el remate de Piqué, quien ya ejercía de delantero centro, bajo palos.

Esos últimos minutos, marcados por el cerrojazo interista, han sido un avance de lo que nos espera en el Camp Nou. Mourinho está donde deseaba, el Inter donde soñaba. La vuelta será más dura, más áspera y, sobre todo, muy emocionante. La ventaja es seria, pero remontable. Remontable al menos por este Barça, por el mejor Barça de la historia, el mismo que ganó 2-0 en la fase de grupos al Inter -un resultado que le valdría en esta ocasión-, el mismo que no había fallado en ninguno de los compromisos importantes en los últimos 19 meses. Definitivamente el resbalón ha llegado en el momento más inoportuno.





La ‘Orejona’ en Madrid

16 04 2010

El Barça ha firmado hoy su contrato de alquiler. Ése con el que espera volver a Madrid el próximo 22 de mayo  para recoger las llaves de su morada en la leyenda del fútbol mundial. Como aval ha entregado la Copa de Europa,paso necesario y obligatorio del último regente de viejo continente para prolongar su estancia en el paraíso. La querida y anhelada ‘Orejona’ ya reposa en el Edificio de Correos, sede del Ayuntamiento de Madrid, ciudad que acogerá la final de la Champions League esta temporada.

Gallardón no tuvo problemas para coger la Copa, Laporta prefirió mirarla de reojo

Joan Laporta y Johan Cruyff, en su primer acto como Presidente de Honor, han entregado a Alberto Ruiz Gallardón el máximo trofeo continental conseguido hace poco menos de un año en la Ciudad Eterna. Esa eternidad ha rondando el ambiente del protocolario acto que ha reunido a lo más granado del deporte y la política madrileña. La posibilidad de que el FC Barcelona pueda repetir presencia y sensaciones en las entrañas del Santiago Bernabéu ha desatado el morbo y las suspicacias de más de uno en la recepción oficial.

Allí estaban también Florentino Pérez, Emilio Butragueño, el propio Gallardón, Enrique Cerezo, Ángel Villar, Ángel Torres, Kaká, Cristiano Ronaldo y Raúl, entre muchos otros. Todo han sido bonitas palabras, caballerosidad, empalago de elogios, dulces deseos y declaraciones políticamente correcto. Era lo que tocaba. Eso y aguantar el chaparrón unos, hurgar en la herida otros.

Por eso el Barça se ha sentido como en casa. Al menos eso ha intentado Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid,  quien no ha dudado al asegurar que si finalmente los culés llegan a la final del Bernabéu encontrarán en el coliseo blanco y la ciudad, un segundo hogar. Para eso todavía hay que remar mucho y dejar por el camino al Inter de Mourinho, Eto’o, Sneijder, Milito, … Casi nada.

El Real Madrid se ha mostrado como un anfitrión ejemplar en un acto en el que las emociones en la sede del Ayuntamiento de Madrid han estado a flor de piel. Con la herida abierta del querer y no poder la UEFA ha tenido la ‘brillante’ idea de agasajar a los presentes con un video conmemorativo sobre el triunfo azulgrana de la temporada pasada. Son ganas de fastidiar, aunque como réplica han tenido un detalle con el club blanco y también han repasado la historia del equipo que cuenta con más ‘Orejonas’ en su recámara.

La Copa de Europa se quedará en la capital de España hasta el próximo 22 de mayo y todos aquellos que lo deseen podrán tocar y fotografiarse con el preciado trofeo a partir del lunes. El consistorio madrileño ha preparado un autobús que recorrerá la Villa con la copa como pasajero más ilustre. Tiempo suficiente para conocerse la ciudad, aunque esté de paso.





El día de la marmota

13 04 2010

Iniesta sufre un dejá vu (la experiencia de sentir que se ha sido testigo o se ha experimentado previamente una situación nueva). El bueno de Don Andrés revive uno de los momentos más duros de su carrera como futbolista y una vez más se perderá el final de temporada. La rotura en el bíceps femoral de la pierna derecha que ha sufrido en el entrenamiento de esta mañana le tendrá en el dique durante un mes. Al igual que en la pasada temporada solo un milagro le permitiría disputar algún partido más con su equipo en la temporada 2009/1o. Ese milagro se llama final de la Champions League.

Iniesta revive su pesadilla

Como en esa genial película interpretada por Bill Murray y Andie MacDowell, llamada en España El día de la marmota, Iniesta repite una y otra vez la desdicha de las lesiones. La mala suerte se ha cebado con él esta temporada y ya son cuatro las lesiones musculares que le han impedido rendir con regularidad. Todas ellas inoportunas, no ha podido disputar la final del Mundialito o los cuartos de final de la Champions frente al Arsenal. Ahora también se perderá las semis contra el Inter y muy a su pesar no podrá ayudar a sus compañeros al gran objetivo culé: la final de la Copa de Europa en el Bernabéu.

La historia se repite. Tras lograr el ‘iniestazo’ en Stamford Brigde que hizo posible la culminación del triplete Iniesta se lesionó en el recto anterior de la pierna que le obligó a perderse la final de la Copa del Rey y no pudo cantar el alirón de la Liga con sus compañeros sobre el terreno de juego. Su fe inquebrantable y su esfuerzo diario le permitió recuperarse a tiempo para la finalísima de Roma, aunque después de aquello su calvario continuó. La recaída le impidió ir a esa Copa Confederaciones a la que España acudía por primera vez y tras el verano su proceso de recuperación le privó de disputar dos nuevos títulos que terminaron en las arcas culés.

Lo que empieza a preocupar son la acumulación de lesiones que comienzan a convertir a la enfermería del Barça en un zoco del que entran y salen un día sí y otro también. En estos días además de la recaída de Andrés, tras la última lesión que le impidió disputar los octavos de final de la Champions, también ha vuelto a caer Eric Abidal de sus dolencias musculares. Los jugadores del Barça llevan mucha ‘marcha’ encima de su cuerpo y los partidos comienzan a pesar como una losa. La ansiedad y las ganas de los jugadores azulgrana por no perderse ni un partido de otra temporada que puede volver a ser histórica, puden ser algunas de las razones que expliquen el atasco en la enfermería. Y eso con un Mundial a la vuelta de la esquina es más que peligroso. Porque alguno también pude repetir lo de El día de la marmota con la Roja y eso sí que sería un problemón.

“La vida me ha enseñado a no rendirme nunca”, han sido sus primeras declaraciones tras hacerse pública la noticia. Y a buen seguro que Don Andrés ya estará pensando en ese Mundial (que en principio no peligra) que tiene como colofón de la temporada y esa posible final de la Champions en Madrid para redimirse de una temporada que no ha sido todo lo satisfactoria que deseara en lo personal. Sus compañeros le deben una y Pep no ha tardado en lanzar el reto: “esperamos llevarle a la final de Madrid”. El Barça ya tiene otra motivación.





El léon afila sus garras

25 03 2010

La última exhibición de ese delantero que no valía para el Barça porque lo había ganado todo, porque se necesitaban otras características en el ataque azulgrana y otro carácter en el interior del vestuario ha llegado en el momento más bajo del otro. El otro cromo de la operación, Zlatan Ibrahimovic y cierta nostalgia se siente cuando el león ruge en otras selvas. Su doblete del otro día frente al Livorno en el Calcio, mención especial para su golazo de chilena, confirma la grandeza de un delantero que se ha encontrado con demasiados obstáculos en su carrera. Aunque, los ha superado todos.

Ahora que la temporada encara su recta final y las curvas comienzan a ser más cerradas en la carretera que conduce hacia los objetivos finales, ‘Samu’ levanta la voz, pide la pelota y hace lo que lleva haciendo toda una vida, meter goles con ese instinto asesino que le ha convertido en uno de los mejores depreradores del paisaje futbolístico mundial. Sus goles son su mejor estímulo y su mejor aviso para los rivales que ya temen sus zarpazos. Entre ellos, se puede topar con uno con el que no tiene especialmente ‘feeling’ con una final de Champions como manjar y premio.