Four returns

15 08 2011

Regresa el Cuatro a Barcelona. Donde es algo más que un número. Allí el Cuatro es una idea, un rol, un personaje único sobre el tapete verde de la Ciudad Condal. Es también la cuadratura del círculo, el escalón que faltaba en la escalera del éxito azulgrana, la perpetuación de la especie. Es el regreso de Cesc Fábregas, el cuatro del Barça, a su hogar.

Cesc ha pedido el cambio definitivo al Arsenal, su antiguo equipo

Cesc ha pedido el cambio definitivo al Arsenal, su antiguo equipo

Ha pasado tanto tiempo que hasta nosotros, los que vimos convertirse al chico de Arenys de Mar en todo un hombre, en todo un líder, en el capitán del Arsenal, hemos aprendido inglés. Como él, que eligió el camino más complicado para regresar convertido en el hijo ilustre que es hoy. El Cuatro por excelencia en Inglaterra, donde otros ya fotocopian su juego, tras advertir que por ahí se esconden las manijas de la gloria.

Ahora vuelve para ser un Barçablante. Tras doctorarse en el idioma británico, aterriza en el lugar de sus ensoñaciones infantiles, el Camp Nou, para interpretar como le enseñaron aquí y allí un discurso que conoce como pocos. Vuelve para convertirse en el símbolo blaugrana de la próxima década. Y a eso le ayudará su número, un número que habla por sí solo. El que identifica al director de orquesta, el que porta la batuta y el que mece la cuna. El creador diferencial como lo define Martí Perarnau. El dorsal de Milla, de Guardiola y de Xavi, si, también de Xavi. Porque el Cuatro es un rol, un perfil, una palabra sagrada del idioma Barça, y Cesc portará todo eso en su espalda.

Aportará también una experiencia única, adquirida durante estos seis años en la Premier League. Bajo el brazo trae un máster en administración y dirección de equipos. Un update (actualización) del sistema azulgrana. El fútbol culé volverá a organizarse en torno a una idea, pero una idea evolucionada que crece y se expanda hasta convertir el centro del campo culé en un discurso unitario y heterogéneo a la vez. El abanico se abre, el triángulo se ‘descompone’ y la Santísima Trinidad (Xavi-Iniesta-Messi) sumará un nuevo vértice. A la fórmula se le añade competitividad, ansias de triunfo y soledad de títulos. El lifting está asegurado.

Aunque no por esperado, el desenlace ha sido menos complicado. Crónica anunciada de un fichaje eterno, con negociaciones dilatadas a lo largo de tres años, con tiras y aflojas, con declaraciones públicas, con bromas también públicas y que por momentos entorpecieron más que ayudaron. Al final, 40 millones de euros. Sí, los mismos que Rosell dijo que no valía. Pero como todo, con matices. El Barça pagará 34 millones más seis variables (únicamente se pagarán por títulos, si el Barça gana dos Ligas y una Champions). De esos 34 millones, Cesc aportará cinco, uno por cada año de contrato que dejará de cobrar para facilitar los pagos al Barça.

Se agotaron las idas y venidas. Esas sólo las veremos ya sobre el césped, donde Cesc es un especialista. También fuera de él. Su vida ha sido un ir y venir, marcada por la profecía de Guardiola. Si alguien quisiera apuntarse la primicia de su fichaje, podría ser Pep el primero de esa lista. La historia es un canto al destino.

Rodolf Borrell era el entrenador del Infantil A del Barça. Cesc, uno de sus integrantes, pasaba por un mal momento debido a la separación de sus padres. Y Borrell decidió actuar. Se fue al vestuario del primer equipo y habló con Pep Guardiola. Le explicó la situación, le dijo que Cesc no lo estaba pasando bien, que era un jugador que jugaba en su misma posición, que le tenía a él como ídolo… El resto corrió a cargo de Pep.

Pero Borrell esperó el momento adecuado. Fue en Inglaterra, curiosamente Inglaterra. La Federación inglesa de fútbol invitó a aquel equipo que maravillaba en España para que se enfrentara a los dos mejores equipos de su categoría de las Islas Británicas, el Derby Country y el Coventry City. En aquel equipo el cuatro lo llevaba Cesc. Y justo antes de disputar el partido, en el hotel de concentración, Rodolf Borrell creyó que había llegado el momento. El entrenador habló con su pupilo sobre su difícil situación. Tras la conversación, bañada en lágrimas, le entregó el obsequio.

Era el regalo de Guardiola. Una camiseta del por entonces capitán del FC Barcelona, con el cuatro a la espalda y con una dedicatoria muy especial de su ídolo: “Un día tú serás el número cuatro del primer equipo del Barça”.

Más de 10 años después, el Guardiola entrenador ha hecho realidad su profecía. Y eso conllevará también una gran dosis de responsabilidad y presión para ambos. Cesc cumple, por fin, su sueño, llega al equipo de sus amores como guinda del mejor Barça de la historia. En busca de los títulos negados, con la misión de perpetuar la especie y rejuvenecer el ADN azulgrana. Es un nuevo guiño del destino, una segunda oportunidad para demostrar a los agnósticos y a sus más fervientes creyentes que tiene talento de sobra para coger el timón azulgrana desde una posición privilegiada, la del cuatro del Barça.





Canales y su futuro blanco

24 01 2010

Es la joya del norte, la nueva promesa del Racing de Santander y más que probablemente el próximo fichaje de Florentino Pérez para su Real Madrid. Sergio Canales ha irrumpido con fuerza en este 2010 y apenas ha necesitado dos partidos y media docena de goles para convencer a propios y extraños de que debajo de esa cabellera rubia y ese cuerpo desgarbado se esconde un futbolista en ciernes. Hay quien asegura que el Madrid ya lo tiene atado, que desea repetir la fórmula Garay, es decir, fichar al joven jugador y dejarlo cedido uno o dos años para que se termine de hornear en casa al calor de la familia. Sería la mejor opción, más aún teniendo en cuenta que el delantero cántabro tendría muy difícil hacerse un hueco en el once titular de Chamartín, hoy por hoy.

Canales es el jugador revelación del 2010

La pregunta es si lo tendrá dentro de un año o de dos, con un fichaje galáctico como Benzema cuya proyección y capacidad de mejora es amplísima con sus 22 primaveras, y con el delantero que mejor encuentra los caminos del gol actualmente en la casa blanca, ‘Pipita’ Higuaín (22 años), como principales rivales para hacerse por un puesto en la delantera del Madrid. La apuesta de Canales es, por tanto, arriesgada no por que se desconfíe de su calidad sino porque en el Madrid siempre hay que poner algo más que una buena predisposición. La presión, los focos y la exigencia de la victoria achuchan por todos los costados.

Y luego está la cabeza y la capacidad para mantener los pies en el suelo. Porque he de decir que Canales me parece un jugadorazo en potencia, por su frialdad, su determinación y ese aire de superioridad que demuestra con el balón en los pies. Pero todavía está por pulir, eso es obvio y no estoy en nada de acuerdo con la nube en la que se ha subido al chaval por dos buenas actuaciones. Con demasiada facilidad se han aplicado a sus goles la calificación de ‘maradonianos’ y a sus intervenciones la categoría de estrella. Tampoco ha ayudado la subasta pública que el propio padre y representante del jugador ha comenzado en busca del mejor postor.

En esa carrera la ventaja la tiene el Madrid que ha apostado decididamente por el joven valor racinguista en un claro intento por asegurarse a la última revelación de la Liga BBVA y evitar, de paso, que Canales refuerce a otro de los grandes de España o de Europa. Parece evidente que el Racing se le quedará pequeño pronto.  La rapidez con que se ha desatado todo habla de las urgencias de unos por vender y de las prisas de otros por renovar continuamente la ilusión a falta de otros argumentos. Por eso, a pesar de todo el futuro de Canales es incierto porque ya se sabe que la apuesta por lo nacional no ha sido la principal característica de la Casa Blanca en los últimos tiempos. Aunque la lectura se puede hacer desde otro punto de vista y ver en ese joven todavía imberbe, tímido y despreocupado por otra cosa que no sea jugar al fútbol el cambio de rumbo que devuelva al Madrid a sus valores de antaño, en los que curiosamente la estirpe cántabra siempre ha jugado un papel destacado en la historia merengue.

Lo cierto es que Canales necesitará, sobre todo,  suerte, precisamente la que ayer se le negó a Filipe Luis otro de los futuribles que sonaban para reforzar la banda izquierda del Santiago Bernabéu. Son los tragos amargos de este deporte, aunque éste vino cargado de una gran carga de crueldad, porque el lateral deportivista llevaba ochenta y dos partidos consecutivos jugando, era el jugador más determinante del conjunto de Lotina y habia llegado hasta la canarinha donde se había ganado un puesto fijo en las convocatorias de Dunga con el Mundial a la vuelta de la esquina. Hoy, la temporada se ha acabado para él, después de que Iraizoz cayera sobre su tobillo. La fractura de peroné y la luxación de tobillo le mantendrá alejado de los terrenos de juego durante seis meses como mínimo. Filipe ha dicho adiós a la temporada, al Mundial y a un posible traspaso a un grande, pero con un poco de suerte, sacrificio y trabajo duro en su recuperación volverá a hacerse el dueño de la banda izquierda de Riazor.





El culebrón del verano se llama Xabi Alonso

4 08 2009
Xabi Alonso jugó el domingo el que pudo ser su último partido como red

Xabi Alonso jugó el domingo el que pudo ser su último partido como 'red'

Muchas han sido las páginas de periódicos, las horas de radio y televisión o las webs de Internet que este verano se han rellenado con los nombres de jugadores como David Villa, Cristiano Ronaldo o Franck Ribery. Pero parece que el verdadero culebrón veraniego es el de Xabi Alonso. El jugador del Liverpool es en estos momentos el principal objeto de deseo del Madrid de Florentino. El de Tolosa debe ser el cerebro que ponga orden y concierto en el centro del campo blanco para que la nave galáctica se mueva en la dirección correcta.

Pero a partir de ahí los problemas crecen. No es que el jugador no quiera venir, de hecho Xabi ha mostrado en más de una ocasión su deseo de jugar en el Real Madrid. El Liverpool, sin embargo, no quiere vender al menos al precio que ofrece Florentino, según las últimas informaciones cercano a los 30 millones de Euros. Y el Madrid no desea subir hasta lo fijado por los ‘reds’ para vender al mediocentro español (35 mill. fijos más cinco por objetivos).

Por lo que ahora mismo nos encontramos en un tira y afloja que parece que el tiempo se encarga de enquistar un poco más. Porque las rencillas personales entre algunos de los dirigentes blancos y el máximo responsable deportivo del Liverpool existen. Hablo de la relación, o mejor dicho, de la nula relación existente entre Jorge Valdano y Rafa Benítez, su pique viene de lejos; de cuando el primero entrenaba al Real Madrid y el hoy entrenador del Liverpool hacía lo propio con el Castilla. Unas supuestas imposiciones realizadas por el argentino sobre qué jugadores tenía que poner no fueron aceptadas por Benítez. Éste terminó siendo despedido de mala manera del Real Madrid y luego Valdano se dedicó, pasados los años, a criticar su juego rácano y defensivo en el Valencia y el propio Liverpool.

Rafa Benítez es uno de los principales impedimentos para la marcha de Alonso al Madrid

Rafa Benítez es uno de los principales impedimentos para la marcha de Alonso al Madrid

Es ahora, cuando Benítez quiere tomarse merecida venganza de todo aquello y no lo va a poner fácil para que el Madrid se refuerce con uno de sus mejores hombres. De puertas para afuera sigue defendiendo que ellos desean quedarse con Xabi Alonso, que éste tiene tres años más de contrato y que espera que los cumpla. Otra cosa es lo que ocurre dentro de los muros del mítico Anfield, porque lo cierto es que la relación entre el entrenador y su pupilo es nula y la tensión era máxima en las últimas imágenes captadas de ambos, justo antes de que Xabi saliera al campo para jugar los últimos minutos del partido frente al Español.

Pero el principal damnificado en todo este lío parece el jugador, quien tras cinco años viviendo en Inglaterra desea volver a España, para jugar en el Real Madrid y ser así la extensión de Pellegrini en el campo en el  nuevo proyecto blanco. Xabi considera que lo ha dado todo por los ‘reds’, en realidad es uno de los ídolos de Anfield, y entiende que sería justo que le dejaran marchar porque considera que la oferta del Real Madrid es justa. Más aún cuando hace un año estaba en el mercado y su traspaso a la Juventus de Turín estuvo a punto de concretarse en 20 millones de euros.  El asunto adopta por tanto tintes de orgullo galáctico por parte de uno y cabezonería y flema británica por otros y su dilatación en el tiempo sólo auguran malos presagios para las tres partes.

Y es que Xabi Alonso pasa ahora mismo por ser la piedra angular de la II Era Galáctica. A mi modo de ver el Madrid todavía no ha solucionado el principal problema de las últimas temporadas. Ése que aburría al Bernabéu y que alejaba el insulso (aunque a veces resolutivo) juego del Madrid de la excelencia. Con Xabi Alonso se ficharía un canalizador del balón, un organizador para la sala de máquinas de la nave blanca con el que se podría dar salida a todo ese arsenal de fútbol y goles que el Madrid posee hoy de medio campo hacia arriba. Además, el de Tolosa  es una pieza fundamental en el esquema de Pellegrini, que tiene al balón como protagonista de todo y a la portería contraría como única meta. ¡Ah! y recuerden es español, algo que siempre es apreciado en La Castellana.

Con él se pondría fundamento y bases sólidas al proyecto deportivo y dejaría sin argumentos a todos aquellos que ven al Madrid demasiado cercano a los focos mediáticos, alejando al club de sus raíces deportivas. Todo consiste en estirar más el brazo que la manga y eso ya lo ha hecho Florentino en otras ocasiones. Apuesto que esta vez no será diferente y que el presidente blanco sabrá jugar las cartas de la paciencia y la presión del jugador para ganar la partida.





La jugarreta de Laporta

17 07 2009

Ha llegado por sorpresa, con nocturnidad y alevosía. Su fichaje estaba llamado a marcar el verano y parece que lo que marcará será su carrera deportiva. Porque todo indica que por segundo año consecutivo David Villa ha vuelto a perder el tren que le llevara hasta uno de los grandes clubes europeos. Esta vez ha sido el Barça, quien tras las últimas informaciones aparecidas anoche en los principales periódicos deportivos, ha preferido al sueco Ibrahimovic antes que al ‘7’ de España.El FC Barcelona todavía no lo ha hecho oficial, aunque todo el mundo lo da por hecho en la Ciudad Condal. Según esas informaciones el internacional sueco será jugador del Barça por 40 millones más el traspaso de Eto’o y la cesión de Hleb con opción de compra. En total, y teniendo en cuenta que el camerunés está valorado en 30 millones de Euros y que por el bielorruso  el club azulgrana pagó 17 ‘kilos’, la operación rondaría los 80 millones que desde el principio exigió el Inter para traspasar a su estrella.

Ibrahimovic está a punto de convertirse en el 9 del Barça

Ibrahimovic está a punto de convertirse en el '9' del Barça

¿Bajo qué paraguas se cobijará ahora el ‘austero’ Laporta? Tras su discurso anti-imperialista y anti-derrochador, el máximo mandatario culé ha terminado embaucado por sus propias críticas. Con la intención de asestar un golpe de efecto en el mercado y a su principal rival, el Real Madrid, que hasta ahora acaparaba portadas de prensa y presentaciones galácticas. Joan también ha claudicado ante el modelo de Florentino.

Ahora querrá venderse humo (otra de las características de este modelo) y justificarlo todo. Se dirá que el precio de Ibrahimovic, sin duda, una de los mejores jugadores del mundo, está ajustado al mercado, que el Barça ficha al mejor jugador del Calcio, y que con esta operación se ‘coloca’ a Eto’o lejos del Camp Nou en un club de máximo nivel, tal y como él deseaba. Por último se argumentará también que quién mejor que el sueco para reemplazar a Eto’o.

Pues David Villa, el ‘7’ de España, el sucesor del ‘Brujo’ Quini, era la mejor opción para continuar con la saga asturiana en ‘Can Barça’. En primer lugar por sus características (velocidad, regate, instinto, disparo, calidad), óptimas para un equipo que genera más de una docena ocasiones de gol por partido; en segundo lugar por la experiencia en la Liga Española y en competiciones europeas; y por último porque vestir a Villa de blaugrana hubiera supuesto arrebatárselo de las garras al Madrid de Florentino y eso sí hubiera sido un buen golpe de efecto.

Desconozco si a estas horas Laporta seguirá tri-tranquilo, supongo que sí, porque la prepotencia va en el cargo y la sentimentalidad se deja fuera de la oficina en los negocios. Pero Villa merecía algo más. Sé que hace un mes lo tenía medio hecho con el Madrid, pero los blancos, al igual que ahora han hecho los directivos culés le menospreciaron, no apostaron por él hasta el final y no han tenido en cuenta los esfuerzos que el ‘Guaje’ ha hecho por convertir el Camp Nou en su casa. La jugarreta ya esta hecha y David, dolido y desilusionado, ya ha llamado a Valencia para confirmar que continuará en la entidad ché, por lo que desestima la opción del Barça.

No hay confirmación oficial, pero los azulgranas ya han hecho su apuesta: sacar a un gallo del corral para introducir a otro. Porque Ibrahimovic es tan valorado por su tremenda clase como temido por sus ínfulas dentro y fuera de los terrenos de juego. Allá donde ha jugado ha sido la estrella y el referente de su equipo, y aquí, en Barcelona, será uno más de un extraordinario plantel. Eso será ya trabajo de Guardiola, el único al que pueden aferrarse los culés para que la nave no pierda su rumbo. Algo que la directiva nunca ha demostrado.

Algunas de las mejores jugadas de ‘Ibra’. Talento en estado puro:





Maxwell es el primero

16 07 2009

El FC Barcelona hizo anoche oficial su primer fichaje para la temporada 2009/10. No fue ningún fichaje galáctico. No se trataba del deseado Villa, ni tampoco del esperado Luis Filipe, lateral del Deportivo de la Coruña, sino del interista Scherrer Cabelino Andrade ‘Maxwell’. El brasileño viene a ocupar el puesto de lateral izquierdo que estaba desequilibrado tras la marcha de Sylvinho. Con un perfil similar al ya ex-jugador azulgrana, Maxwell buscará ganarse la confianza de Pep y de paso ponérselo más difícil  a Abidal por alcanzar un puesto en el once inicial del Tri-campeón.

El lateral brasileño Maxwell es el primer fichaje del Tri-campeón

El lateral brasileño Maxwell es el primer fichaje del Tri-campeón

Muy experimentado y con la confianza que aporta haber competido en Europa con equipos de máximo nivel como Inter de Milán y Ajax, Maxwell llega al Camp Nou para aportar algo más que defensa. Como los clásicos laterales brasileños le gusta sumarse al ataque (lo que encaja perfectamente con la filosofía Guardiola) e incluso puede jugar como interior zurdo. Su versatilidad ha sido, por tanto, otra clave a su favor para concretar la operación.

La otra ha sido el precio. El ‘austero’ Laporta ha preferido hacer una inversión modesta (por Maxwell ha pagado 4,5 millones de Euros más 0,5 por incentivos) que plegarse a las exigencias de Lendoiro, el capo del Deportivo y un directivo de otra época. El presidente gallego le llegó a pedir al Barça 20 millones por el prometedor Luis Filipe, aunque en las últimas semanas el precio se había rebajado hasta los 14. Ayer, tras conocer el comunicado oficial varios periódicos deportivos aseguraron que se lo había ofrecido al Barça por un precio mucho más rebajado.

Esta vez no coló y el pobre de Luis Filipe (quien ya había manifestado su deseo de fichar por el Barça) se quedó con las ganas por la avaricia de su presidente. Y es que ya se sabe , la pela es la pela. Por contra, Maxwell de 27 años, es más veterano que su compatriota Luis Filipe (23), pero también es un jugador de equipo que sabrá desempeñar perfectamente el rol que le otorgue Guardiola. Para el lateral brasileño la oportunidad era única, ya que Mourinho había ido perdiendo la confianza en él (en detrimento de Davide Santon) y las previsiones para la próxima campaña no eran mucho mejores.

Tras su paso por la liga holandesa (cuatro años en el Ajax), e italiana (tres temporadas en el Inter), se encuentra totalmente adaptado al fútbol europeo y ahora pretende demostrar en España las cualidades que le llevaron a hacerse un hueco en la escuadra ‘neroazzurra’. Se prevé que Maxwell pase mañana el reconocimiento médico y esté a las órdenes de Pep el próximo día 20 cuando comience la pretemporada azulgrana. Desde ese día tendrá que demostrar que tiene hueco en un equipo Tri-campeón.





¿Se puede estar tri-tranquilo?

10 07 2009

La otra noche el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, acudió al programa de TVE 59 segundos. Un programa de debate político y de actualidad, de esos que escasean en la televisión de nuestro país, y que el pasado miércoles se tiño con los colores del tricampeón de esta temporada. Laporta, más sereno y aplacado que en otras ocasiones volvió a repetir su discursió y ofreció pocas respuestas concretas.

Joan Laporta en el plató de 59 segundos

Joan Laporta en el plató de 59 segundos

Los futuros fichajes o el fin del mandato del presidente culé fueron algunos de los temas más interesantes tratados en la mesa de 59 segundos. Y es que hace ya más de un mes, concretamente cuarenta días, que el Barça terminó la temporada más exitosa de su historia y todavía no se ha reforzado la plantilla del triplete. Más aún, cuando desde el propio club se dijo que no se dudaría en elevar el nivel de la plantilla.

Laporta aseguró en 59 Segundos que se fichará a un central, un lateral, un medio y un delantero centro, aunque hasta ahora todo han sido espejismos o intentos fallidos. Son los “pequeños retoques” que el presidente culé estudia hacer a petición de Pep Guardiola. Y para tranquilizar a sus aficionados añadió que no hay ni limite económico ni temporal para realizar esas incorporaciones.

Y una vez más, Laporta pecó de bocazas. La cartera del Barça no da para mucho a no ser que Eto’o (de quien en un doble discurso muy hipócrita, volvió a repetir que le gustaría que se quedara) reporte algún beneficio económico al club con su traumática marcha. Porque a día de hoy el camerunés está más fuera que dentro y una vez más las últimas declaraciones de máximo mandatario culé no han ayudado para que la relación termine de forma cordial.

Y en cuanto al tiempo no queda tanto como aseguran. Porque si bien el mercado de fichajes está abierto hasta el próximo 31 de agosto, el FC Barcelona iniciará la pre-temporada el 20 de julio y el propio Pep Guardiola exigió que para entonces las incorporaciones estuvieran ya hechas.

Villa es el principal objeto de deseo culé

Villa es el principal objeto de deseo culé

Pero el afán de Laporta era tranquilizar a la masa culé. Y así añadió que las inversiones realizadas serán prudentes porque él no quiere endeudarse fichando grandes jugadores como hacen otros. “Nosotros fabricamos balones de oro, mientras que otros los compran” espetó el presidente culé. Fueron las puyitas al eterno rival, aunque el Barça haría bien en preocuparse de lo suyo y olvidar lo que hacen los demás, si como se propaga a boca abierta se quiere ser la referencia del fútbol mundial.

Así defendió su modelo de cantera frente al de cartera. Pero es que la Masía necesita completarse con los mejores jugadores del panorama a nivel nacional e internacional para conseguir una plantilla competitiva. Sólo así han llegado los éxitos. Es por eso, que ahora se mira a Villa, como el refuerzo más cercano. Laporta desveló que la oferta por el ‘Guaje’ es muy buena, más cercana a los 40 millones que a los 50, aunque también confirmó que el lío institucional en el Valencia puede complicar el fichaje.

El lateral podría ser Filipe Luis, del Deportivo de La Coruña, aunque el elevado precio que exige Lendoiro podría dar al traste con la operación. Para el puesto de central se han fijado en Bruno Alves (Oporto) y en la media suenan Mascherano (Liverpool) y en los últimos días Cesc (Arsenal). Aunque lo cierto, es que nada está concretado, por lo que es evidente que el Barça y en particular su Director Deportivo, Txiki Beguiristáin, no han hecho los deberes.

Por no hablar del capítulo de bajas que continúa en ‘Stand by’. Sólo en las renovaciones el Barça ha ido a paso ligero. Pero es que ésa era la empresa más fácil, mientras desde el club se pide paciencia a los futuribles y a los aficionados al grito de tri-tranquilo. No debe estarlo tanto Guardiola, el auténtico director de orquesta de este equipo (y del club me atrevería a decir), si a partir del 20 de julio le faltan instrumentos principales para sus primeras funciones.





¿Se pueden comprar los valores?

26 06 2009

El verano es la época de fichajes por excelencia. Es el momento de renovar las ilusiones tras una desastrosa temporada o de hacer pequeños retoques en un equipo campeón. Los traspasos, los grandes jugadores tienen esa capacidad para ilusionar a la afición y hacer olvidar todo lo anterior. En ésas nos encontramos ahora en un verano más movido de lo habitual en los últimos años. Florentino Pérez ha sido el auténtico agitador de la situación en su intención de devolver la ilusión a la parroquia madridista.

Florentino, busca repetir éxitos con la misma fórmula

Florentino busca repetir éxitos con la misma fórmula

El presidente blanco ha vuelto por su fueros y con la intención de vender camisetas y volver a colocar al Madrid en la cima del fútbol mundial ya aseguró en su presentación que en la situación actual había que hacer en un año la inversión prevista para tres. Pero fuera de las consideraciones económicas, Florentino también acudió a los sentimientos para convencer a los madridistas de que se había reciclado. Bajo su lema “Vuelve la ilusión” apostó por recuperar los valores que un día hicieron grande al Madrid.

Uno entiende que esos valores en el equipo blanco se han identificado siempre  con el pundonor, la casta, el sacrificio colectivo, el no rendirse jamás y luchar hasta la extenuación por el escudo que ensalza la camiseta blanca. Esos han sido los ejes del madridismo desde la llegada de Santiago Bernabéu, quién dio una nueva dimensión al club, sobre los que se asentó la Quinta del Buitre o el Madrid de ‘Los García’. Pero también, el Madrid de Di Stéfano –la única gran inversión económica de Bernabéu- o la Quinta del Ferrari con Raúl y Guti a la cabeza.

Todos ellos mamaron ese sentimiento que sólo se aprende en las categorías inferiores que ahora se intenta recuperar a base de talonario, con una cantera denostada y olvidada que ‘sólo’ sirve para alimentar al resto de equipos españoles o extranjeros. Los Mata, Negredo, Arbeloa o Granero, son los ejemplos más cercanos, de esos jugadores que no valían para el Madrid. Pero hay otros, como Eto’o o el propio Luis Felipe, lateral del Depor que está a punto de recalar en el Camp Nou.  Ellos demuestran la excelencia de las categorías inferiores del club blanco y confirman también la falta de oportunidades que padecen cuando les toca dar el salto al primer equipo. Y lo peor es que parece que la situación va para largo. El último canterano que se asentó en el once titular del Madrid fue Casillas y de eso hace ya algo más de siete años.

Casillas sí gozó de la confianza de los técnicos

Casillas sí gozó de la confianza de los técnicos

Y a pesar de todo el proyecto de Florentino triunfará, con el equipo que le están componiendo a Pelegrini, muy malo tenía que ser éste para no conseguir ningún título. Y el técnico chileno ya ha demostrado su valía. Pero la pregunta que me hago en estos momentos es si tras esos tres años, cuatro o dos de éxitos se implantará un modelo, un estilo, si tendrán los canteranos algún referente en la primera plantilla, algún ídolo que, como ellos, haya mamado el madridismo desde la cuna.

Las previsiones por ahora no son muy halagüeñas. Desde la dirección deportiva del Madrid ya se ha asegurado que este año no se incorporará ningún canterano al primer equipo, por lo que parece que se pasa de puntillas sobre los errores del pasado. Y es que Florentino se marchará cuando termine su etapa posiblemente con varios títulos bajo el brazo, con una rentable política económica y con algún que otro acuerdo para su empresa constructora, pero el Madrid quedará un poco más debilitado sin referentes y sin un legado deportivo sobre el que asentar sus futuras bases. Es el precio que hay que pagar cuando se intentan comprar los valores.