Han vuelto

14 03 2010

Alonso ha vuelto por sus fueros, el rojo ha recuperado su brillo y Ferrari su lugar; el número uno. Primer Gran Premio de la temporada y primera victoria para el Binomio perfecto Alonso-Ferrari. Ha sido el primer golpe encima de la mesa, el primer aviso para el resto de gallos del ‘Gran Circo‘. El rojo ha vuelto a comandar la carrera por la velocidad que se inició hace ya 60 años. Tras seis décadas el dominio sigue vistiendo el mismo color.

Alonso y Ferrari vuelven al número 1 del cajón

El primer zarpazo de Alonso se lo dió a su propio compañero de equipo, Felipe Massa, a aquien le adelantó nada más ponerse el semáforo en verde. Fue en la segunda curva, Alonso lo había vuelto a hacer, sus grandes salidas también estaban de vuelta. Luego volvió el reloj, ese que tiene el asturiano en la cabeza para ir clavando el tiempo vuelta a vuelta. Su persistencia tuvo premio porque Vettel, que no perdió en ningún momento la visión de Alnoso desde su retrovisor, terminó cediendo.

Cedió ante el impulso del Cavalino Rampante y los fallos de motor de  su Red Bull, talón de Aquiles de antaño y de hoy. Y Alonso no desperdició la oportunidad. Le estudió, se acercó y le dio el hachazo definitivo en un adelantamiento limipio y sin emoción. Luego consistió en acelerar hasta el final. Dio Alonso dos vueltas al máximo de revoluciones para despegar a rivales y compañeros y se dedicó a preparse para ese momento que llevaba esperando dos años.

Ese momento era el de volver a escuchar el himno desde lo más alto, volver a saborear el amargo sabor del champán (hoy dulce zumo de frutas por disputarse en un país árabe), y comenzar a devolver toda la confianza e ilusión que desde Maranallo, la fábrica de sueños de Ferrari, han depositado en él. Hoy no ha desaprovechado la primera oportunidad para decir a todos que han vuelto. Ya lo advirtió el Rey, Don Juan Carlos, desde la misma línea de salida: “Te espero en el podio”. Dicho y hecho

Anuncios




Alonso y Ferrari calientan motores

29 01 2010

Se han terminado los paripés y se acerca lo serio. Tras la fastuosa presentación oficial del equipo en los Dolomitas italianos hace un par de semanas, ayer le tocó el turno al nuevo arma de la escudería transalpina. El Ferrari F10, el primer coche rojo de Fernando Alonso fue presentado en sociedad ayer desde su sede en Maranello, con un diseño más alargado y ancho que su predecesor donde una vez más predomina el color de la pasión aderezado con los tonos blancos de los alerones tanto delantero como traseros.

El avión rojo, en primer término, es el último arma de Alonso

El nuevo avión rojo (a ello remite su nombre), el primero que cuenta además de con un piloto español, con un patrocinador patrio (Banco Santander) todavía esconde secretos. Dicen que la joya de la corona es su difusor, cuidadosamente tapado ayer por una lona negra para que nadie pudiera fotografiarlo. De él y de las manos de Alonso dependerán buena parte de las  posibilidades de que ‘Il Cavalino Rampante’  vuelva a cabalgar en cabeza. Ése es el objetivo, recuperar el trono y volver a dominar el ‘Gran Circo’.

El principal quebradero de cabeza a estas horas en Maranello y en buena parte de Italia es el consumo. Se dice (ya que el secretismo en la F1 es absoluto y la rumorología está a la orden del día) que la nueva bala roja necesita demasiada gasolina para rendir al máximo. Además se especula que los resultados del túnel del viento no son excesivamente optimistas y Alonso no se ha cansado de repetir  que hay que ir despacio, que los inicios pueden ser complicados y que lo importante es llegar bien clasificado al final de la temporada. A pesar de la prudencia que nadie olvide que han tenido mucho tiempo, mucho dinero y mucha talento al servicio del nuevo F10, y Ferrari sabe hacer coches ganadores.

La incógnita es el motor del que hasta que no salgan a pista y comienzan a quemar kilómetros no se sabrá cuál es su rendimiento exacto. Su peso se ha rebajado hasta los 95 kilos y la rigidez y el soporte de la fuerza de tantos caballos juntos también preocupan más allá de los Alpes. En ese rendimiento también influirá los alerones muy similares a los del año pasado de Red Bull, aunque se comenta que existen grandes posibilidades de que los que se mostraron en la presentación no sean los mismos que se utilicen cuando el ‘Gran Circo’ eche a rodar. Parece que el F10 ya no es tan nuevo.

Lo que sí se ha renovado es la ilusión de Alonso, que en todos los actos públicos ha lucido una sonrisa radiante y un brillo en los ojos especial. Él que había renegado en alguna ocasión de la Leyenda y el aura que envuelve al Cavalino Rampante ha comenzado a ganarse a los tifosi con un perfecto italiano y con una gran pasión en todas sus declaraciones. Alonso es latino y esa característica jamás la tuvo Schumacher y que éste tardó 5 años en ganar su primer título con los coches rojos. Esos son los próximos retos de Fernando, para teñir la leyenda, una vez más, de rojo español, de rojo ferrari.

Lobato te cuenta la presentación del F10 en Maranello





El regreso del ‘Kaiser’

23 12 2009

Vuelve la fórmula del éxito. Ha pasado casi una década desde que Michael Schumacher y Ross Brawn formaran un binomio perfecto en Ferrari. Ahora vuelven a unirse, en esta ocasión en Mercedes Petronas Grand Prix (la antigua Brawn GP) para reemprender una aventura que devolverá al campeonísimo alemán a la Fórmula 1 tres años después de su retirada. Así lo ha confirmado hoy la propia escudería alemana, en la que el Kaiser formará pareja con el también germano Nico Rosberg. Más madera para Alonso, que ahora tendrá que superar a otro viejo enemigo. No debería, de todos modos,  preocuparse el asturiano porque ese camino ya lo ha andado el Bicampeón español y entonces los recursos eran más deficientes.

Schumacher correrá los tres próximos años para Mercedes-Benz

Queda por ver cómo se adaptará Schumacher, tras la inactividad de estos años, con 41 años a sus espaldas, en un equipo de reciente creación, con un nuevo organigrama tanto técnico como deportivo, aunque nombres tan contrastados como Mercedes o como el de Ross Brawn, con una dilatada experiencia  en la Fórmula 1 son todo un seguro de éxito. En gran medida el ‘Kaiser’ vuelve por eso… y por los 7 millones de Euros limpios por temporada.

El heptacampeón del mundo de F1 se ha comprometido por tres temporadas con la marca de la estrella. En esta ocasión el rumor que desde hace semanas se ha venido escuchando en el paddock ha terminado confirmándose. Y es que mucho se ha hablado de la vuelta de Schumacher a la F1 en estos tres años. ‘Schumi’ ya estuvo a punto de volver el año pasado tras el accidente de Massa en el GP de Hungría, pero unas inoportunas molestias de cuello impidieron el ansiado regreso. Porque esta vuelta a los circuitos del heptacampeón mundial también debe entenderse desde un plano más allá del deportivo. Tras un año carente de emoción en la F1, en la que las grandes marcas y los principales pilotos han ido a remolque de los difusores mágicos, el gran circo necesitaba un acelerón en lo deportivo y en lo comercial que le asegurará a Bernie Ecclestone, el capo de la F1, un buen puñado de dólares. Parece que él, también se beneficiará de este regreso.

Al margen del espectáculo, Schumacher vuelve para ganar, que nadie lo dude. La competitividad y el afán de superación del germano tiene un nuevo reto, un nuevo límite que superar y pondrá todo de su parte para conseguirlo. Él ya ha afirmado que está convencido de que lucharán por el mundial en una nueva temporada que ahora se presenta más emocionante que nunca con Alonso en Ferrari, la Armada Inglesa (Button & Hamilton) en McLaren y Schumacher en Mercedes, sin olvidarnos de Vettel o Webber.

Schumacher ha recordado que para él este acuerdo cierra el círculo. “Mercedes me apoyó muchos años cuando comencé mi carrera en la Fórmula 1 y espero devolverles ahora algo” apuntó el alemán, que se une a la ilustre lista de leyendas que han vuelto a la alta competición tras retirarse del mundo profesional. Nikki Lauda, Lance Armstrong, Michael Jordan, Magic Johnson, Martina Hingis, Bjorn Borg o Talant Dujshebaev todos se fueron y volvieron, con mejor o peor suerte,  aunque todos hicieron correr ríos de tinta y levantar una expectación propia de su caché en su regreso. Veremos si Schumacher está a la altura de la leyenda.





Alonso ya es un cavallino rampante

30 09 2009

Era un secreto a voces y hoy se ha hecho realidad. Fernando Alonso correrá  en Ferrari las próximas cinco temporadas (2010-2014) a razón de 25 millones de Euros por temporada. La Leyenda ha comenzado. El piloto asturiano sustituirá en la ‘Scuderia’ al finlandés Kimi Raikkonen. Su nuevo compañero de box será el brasileño Felipe Massa, una vez éste se encuentre totalmente recuperado de las lesiones producidas por el accidente que sufrió en el GP de Hungría.

El cavallino lucirá en el morro de Alonso

El cavallino lucirá en el morro de Alonso

El director deportivo, Stefano Dominicalli ha sido el encargado de concretar, bajo la supervisión de Luca di Montezemolo, el fichaje de Fernando Alonso que comenzó a fraguarse en 2008. Aunque, no fue  hasta mayo de 2009 cuando supuestamente se firmó el precontrato que unía al piloto asturiano con la Scuderia italiana.  Luego llegó el patrocinio del Santander y las chaquetas rojas. Eran los preeliminares que todo buen romance debe cumplir.

Alonso sale de su nueva casa

Alonso sale de su nueva casa

Hoy el ‘rosso’ es Alonso, quien ha cumplido un sueño. Para ello se llevará, al igual que hizo en su día Michael Schumacher, a varios de los ingenieros de su confianza procedentes de Red Bull, McLaren y la propia Renault con los que Alonso desea formar un binomio histórico a la par que ganador. Dominicali, los tifossis y toda Italia ya se frota las manos ante el nuevo tándem de la Fórmula 1. El director deportivo de la escudería del cavallino rampante ya ha expresado su satisfacción: “estamos muy contentos de poder contar con un piloto ganador, que ya ha demostrado su extraordinario valor conquistando dos títulos en su carrera. Fernando tiene una personalidad excepcional y pondremos todo a su disposición para anunciar una aventura competitiva con la mejor pareja posible”.

Es cierto. Es la mejor pareja posible; el mejor piloto del paddock (bicampeón del mundo con Renault) junto a la escudería con mayor número de títulos de pilotos y de constructores de la historia. La ecuación sólo puede dar como resultado la victoria. Algo de lo que Alonso lleva alejado demasiado tiempo. Después de descender al infierno de McLaren-Mercedes y tras su travesía por el desierto en Renault, el piloto asturiano asciende al séptimo cielo a lomos de un cavellino rampante. Un cielo que hoy es ‘rosso’ para Alonso.

El curriculum de Alonso:

Nació en Oviedo el 29 de julio de 1981
Años activo: 2001 - 2009
Campeón: 2005 y 2006
Presencias: 137
Grande premios iniciados: 135
Victorias: 21
Veces en podio: 53
'Pole positions': 18
Veces en la primera fila: 30
Vueltas rápidas en carrera: 13
Total de puntos sumados: 577