Indiferencia total

5 09 2010

Palabras vacías, actuaciones vagas, hechos tardíos. Es con diferencia la mejor noticia de un domingo escaso de buenas nuevas y a estas horas todavía me pregunto si acaso esto es noticia. Sé que sí, que esta tregua por fascículos, ese abandono de la violencia y de una lucha armada que suena a otro tiempo, a otro mundo es un paso más para la erradicación del terrorismo de ETA en el País Vasco y en España. Pero el anuncio de ese ambiguo ‘alto el fuego’ de la banda terrorista suena a insuficiente y desfasado, si como asegura la izquierda ‘abertzale’, quieren abrir una vía democrática y sin violencia en defensa de sus libertades.

Se repite la cantinela y los protagonistas mantienen las caras encapuchadas y las pistolas cercanas

El caso es que el anuncio de ETA ha puesto de acuerdo a Gobierno y oposición, y tal vez, eso sea más noticia que la propia declaración de los terroristas, con la que está cayendo. El Ejecutivo Vasco también afirmaba que el comunicado de ETA no cumplía las expectativas de la izquierda ‘abertzale’. La noticia saltaba a media mañana cuando la BBC en exclusiva emitía un vídeo en el que tres pistoleros de la banda leían un comunicado en el que se anunciaba una decisión tomada “hace meses” para “iniciar un proceso democrático”.

Nada sobre la calidad de la tregua, ¿temporal?, ¿definitiva?, así como la petición de la izquierda ‘abertzale’ realizada días atrás. No se renuncia ni a lo que se suele denominar como ‘labores de aprovisionamiento’, ni a la violencia callejera, ni al cobro de la extorsión empresarial. Otra de las preguntas que ronda mi cabeza es por qué se da la exclusividad a la BBC. Nada se deja al azar, supongo, y la repercusión también se buscaba.

Por ello me ha sorprendido aún más el tono otorgado por algunos medios a una noticia, por otro lado, más o menos esperada. Estoy más en la línea de Rodolfo Ares, el titular del Departamento vasco de Interior, que ha manifestado que “el tiempo de las treguas ha pasado” y que no servirá para que la izquierda ‘abertzale’ se presente a las próximas elecciones autonómicas. Son horas, de todos modos, de cautela y escepticismo porque la cantinela ya es conocida y su estribillo se ha repetido en diferentes etapas. Aunque sea inevitable vislumbrar un nuevo camino hacia la paz, porque la esperanza siempre se abre camino.

Sobre todo porque ETA es una organización que se desangra gracias a la buena labor de la Policía Nacional, Guardia Civil y Ertzaintza conjuntada con las fuerzas del orden francesas y portuguesas donde los terroristas han intentando alojar sus madrigueras en estos últimos tiempos. Los bandazos en su dirección, descabezada de los líderes históricos y carentes de unos terroristas convencidos y experimentados en una lucha común son otras de las muestras de esta huída a ninguna parte. Y es que son ya 13 meses sin atentados, más de un año sin tener que lamentar más víctimas, escaso tiempo, de todos modos, para saber si estamos en el comienzo del fin. Se trata tan solo de un gesto para la galería internacional, un aviso para la no-relajación de las fuerzas de seguridad del Estado y una noticia que veremos con indiferencia total, el día que todo esto concluya. Sólo queda esperar y esperanza.

Lee aquí el comunicado completo

Anuncios




El error del principio del fin

21 03 2010

Estaban en el lugar inadecuado, en el momento inadecuado y eso les ha costado un buen susto.” Cumplían con el perfil” se ha defendido la Gendarmería francesa, aunque todavía se desconoce el origen que llevó al error a la policía gala, algunos ya han apuntado al etarra detenido, Joseba Fernández Aspurz, como principal causante de la confusión. El caso es que los cinco bomberos catalanes que el pasado viernes fueron confundidos con miembros de la banda terrorista ETA, ya están en casa. Sanos y salvos.

Los cinco bomberos españoles ya han regesado a casa

Los bomberos se encontraban de vacaciones en Damarie Les-Lys, al sur de París, la misma localidad en la que el pasado martes se produjo un tiroteo entre etarras y gendarmes, que terminó con la muerte de Jean-Serge Nérin, el primer gendarme que muere por una bala etarra. Y la coincidencia quiso que terminaran sus días de asueto con un interrogatorio de más de cinco horas en una comisaría cercana a París.

No contentos con eso, el vídeo con el que los españoles fueron identificados fue distribuido a todos los medios de comunicación tanto de Francia como de España que tanto las televisiones, como las radios y la prensa no tardaron en publicar y emitir. Luego, claro, llegó la rectificación y las actualizaciones. Aunque el daño al honor y la imagen pública de estos cinco bomberos ya estaba hecho. En esta ocasión tanto la intervención de la Generalitat catalana como del Gobierno español ha resultado clave para resolver el entuerto. Ahora la Gendarmería debe terminar con la farsa deteniendo a los verdaderos pistoleros que huyeron tras el tiroteo del pasado martes.

Supongo que la próxima vez tendrán más cuidado y más esmero a la hora de ‘cazar’ a los malhechores para erradicar ese cáncer que padece desde hace más de cinco décadas la sociedad española. Ahora ese cáncer amenaza con buscar nuevos refugios en los que vivir su ilegalidad actual. Lo tendrán cada vez más difícil, y esta vez se han topado con Francia. Entre ellos y nosotros los terroristas sólo pueden tener una única salida: el fin.





Sin noticias de Mauritania

29 12 2009

Hoy se cumple un mes de un secuestro olvidado. Las fechas no acompañan, los políticos -al igual que todos los ciudadanos- están más pendientes de sus vacaciones que de sus asuntos de trabajos y los terroristas mientras tanto aprovechan para hacer de las suyas. Los tres cooperantes de la ONG Ayuda en Acción continuan retenidos en Mauritania, donde fueron secuestrados el pasado 29 de noviembre en un paso fronterizo. Uno de ellos, Albert Villalta, se encuentra herido en una pierna tras el tiroteo sufrido a raíz del secuestro. Los captores han asegurado a los familiares que está recibiendo los cuidados necesarios aunque en ningún momento ese tratamiento se está realizando en un hospital o en un centro sanitario.

Albert Villalta es el cooperante español herido en una pierna

De todos modos nadie, ni sus familiares, ni la diplomacia española, ni siquiera los diferentes medios de comunicación que informan sobre el asunto saben el alcance de esas heridas. Lo que sí se ha hecho público es que el estado del resto de cooperantes secuestrados, Roque Pascual y Alicia Gámez, tal y como ha confirmado el Ministerio de Asuntos Exteriores, al que se le ha acumulado el trabajo en estos últimos meses del año. Y detrás de este secuestro no se esconden unos piratas de poca monta, sino toda una organizada red islamista AQMI. Quizá las siglas no le suenen a muchos, aunque si las ponemos nombre y apellidos a todos nos parecerá más cercano. El secuestro ha sido pertrechado por Al Qaeda del Magreb Islámico, quien ya ha pedido un montante económico por el rescate.

Debido a ello las esperanzas de que los cooperantes regresen a casa antes de que termine el año son escasas. Más aún cuando gobierno y oposición no se ponen de acuerdo en si en esta ocasión es necesario pagar rescate o no. Si ya se pagó otras veces el daño ya está hecho y es necesario correr ese riesgo. Los familiares, no obstante, confían en la labor realizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y por la diplomacia española. Aseguran que la buena salud de los cooperantes, confirmada por el propio Ministerio, es toda una garantía para pensar en que la negociación llegará a buen puerto. Esperemos que así sea, aunque sería necesaria mayor discrección, menos hablar y más trabajar, porque parece poco apropiado levantarse cada mañana con declaraciones de intenciones, con filtraciones interesadas a la prensa y con la publicación de datos que deberían pertenecer a la estricta negociación entre los terroristas y el propio gobierno español.

Momento en que el Airbus de la compañía Delta Air Lines aterrizaba en el aeropuerto de Detroit

Y es que el año se va a despedir con más de un sobresalto terrorista. Al constante run-run de las sirenas terroristas de andar por casa, esto es, a las continuas advertencias desde el Ministerio del Interior sobre un posible atentado, secuestro o cualquier otra pataleta de ETA, este fin de semana hemos conocido que la seguridad del país más seguro del mundo ha vuelto a saltar por los aires. EE.UU. ha rozado una nueva tragedia aérea que afortunadamente se ha quedado en un susto y en un aviso. El atentado frustrado contra un avión de pasajeros en pleno vuelo con destino a Detroit ha provocado que el pánico se desate en EE.UU. y las medidas de seguridad se estrechen en todos los aeropuestos del mundo.   El terrorismo, la principal lacra del siglo XXI terminará la década tal y como la empezó sembrando el caos y el desasosiego entre la población mundial. Deseamos que su erradicación sea la mejor noticia que contar en los próximos 10 años.