Un país para unir dos mundos

12 09 2010

Bajo el amparo del vigor y la vehemencia con la que construyeron un imperio que unió Asia y Europa, Turquía tiene hoy una afrenta, si cabe, mayor. Pretende acercar dos mundos, unir dos estilos, provocar un vuelco histórico en el mundo de la canasta. Esta noche, (20.30h. La Sexta) un país entero empujará con todo el ardor que caracterizó al Imperio Otomano para luchar contra la galaxía NBA. El anfitrión, Turquía se enfrenta hoy al favorito, a EE.UU. en la final del Mundobasket 2010 en busca de una quimera: ganar a las superestrellas NBA.

Huele a MVP. Kevin Durant lideró a su Selección en las semis frente a Lituania con 38 puntos

Esa victoria, además de que sería una auténtica sorpresa, serviría para aproximar dos mundos que llevan muchos tiempo acortando  distancias. Todo dependerá de Durant y si éste tiene el día, habrá poco que hacer. Su estrella lleva brillando un par de años en la NBA y este Mundial le ha valido para reafirmarse como uno de los auténticos jugadores a marcar una época en la mejor liga del mundo de baloncesto. Sus números en este campeonato son de vértigo. Con más de 25 puntos de media por partido, el alero de los Oklahoma City Thunder capitaliza el juego de los norteamericanos y ha asumido a sus 21 añitos todos los galones de este (supuesto) equipo ‘B’ que sólo tiene la obligación del título.

A su alrededor Mike Krzyzewski, el entrenador yankee, ha montado un equipo de ‘bajitos’ donde Chandler es el único pívot puro en la plantilla, aunque esa falta de altura la han sabido suplir muy bien con la clase y el físico en cada uno de los partidos de este torneo. Hasta ahora la fórmula les vale. No conocen la derrota en Turquía. Con escuderos como Chancey Billups, Lamar Odom o Andre Iguodala todo resulta más sencillo, incluso ganar un Mundial a medio gas. Posible MVP del torneo, futuro MVP de la NBA.

Esa es la amenaza para Turquía, un equipo, una Selección que repite final en casa, como en el Eurobasket de 2001, aunque esta vez llega con, posiblemente, la mejor generación que jamás haya reunido. Bajo la inmensa calidad y fuerza física de Ersan Ilyasova y la eterna muñeca de Hedo Turkoglu, Bogdan Tanjevic ha formado un gran equipo que ha pasado como un vendaval por este campeonato y que al igual que EE.UU. llega invicta a ‘su’ final. Tras el agónico triunfo frente a Serbia en semifinales por un solo punto, con un gran derroche físico, decidido por una genialidad de Tunceri, la principal incógnita de esta noche será ver cómo aguantan la potencia física de los norteamericanos.

Gran parte de las oportunidades de Turquía pasarán por su juego interior debido a la diferencia de centímetros en la pintura frente a los norteamericanos. Los puntos de Ilyasova, Asik, Erden y Gonlum pueden ser el mejor antídoto ante el veneno de Durantela, como es conocido Kevin Durant en EE.UU. Éstos no solo tendrán que luchar con las torres otomanas sino también con el ardor de un ejército aposentado en las gradas. Los aficionados turcos intentarán convertir el Sinan Erdem de Estambul en una olla a presión en la que cocinar a fuego lento el orgullo yankee. En juego está la supremacía mundial, el salto hacia la gloria y el sucesor de esa España que en 2006 se instaló en el paraíso. No queda tan lejos aquello…

Anuncios




Indiferencia total

5 09 2010

Palabras vacías, actuaciones vagas, hechos tardíos. Es con diferencia la mejor noticia de un domingo escaso de buenas nuevas y a estas horas todavía me pregunto si acaso esto es noticia. Sé que sí, que esta tregua por fascículos, ese abandono de la violencia y de una lucha armada que suena a otro tiempo, a otro mundo es un paso más para la erradicación del terrorismo de ETA en el País Vasco y en España. Pero el anuncio de ese ambiguo ‘alto el fuego’ de la banda terrorista suena a insuficiente y desfasado, si como asegura la izquierda ‘abertzale’, quieren abrir una vía democrática y sin violencia en defensa de sus libertades.

Se repite la cantinela y los protagonistas mantienen las caras encapuchadas y las pistolas cercanas

El caso es que el anuncio de ETA ha puesto de acuerdo a Gobierno y oposición, y tal vez, eso sea más noticia que la propia declaración de los terroristas, con la que está cayendo. El Ejecutivo Vasco también afirmaba que el comunicado de ETA no cumplía las expectativas de la izquierda ‘abertzale’. La noticia saltaba a media mañana cuando la BBC en exclusiva emitía un vídeo en el que tres pistoleros de la banda leían un comunicado en el que se anunciaba una decisión tomada “hace meses” para “iniciar un proceso democrático”.

Nada sobre la calidad de la tregua, ¿temporal?, ¿definitiva?, así como la petición de la izquierda ‘abertzale’ realizada días atrás. No se renuncia ni a lo que se suele denominar como ‘labores de aprovisionamiento’, ni a la violencia callejera, ni al cobro de la extorsión empresarial. Otra de las preguntas que ronda mi cabeza es por qué se da la exclusividad a la BBC. Nada se deja al azar, supongo, y la repercusión también se buscaba.

Por ello me ha sorprendido aún más el tono otorgado por algunos medios a una noticia, por otro lado, más o menos esperada. Estoy más en la línea de Rodolfo Ares, el titular del Departamento vasco de Interior, que ha manifestado que “el tiempo de las treguas ha pasado” y que no servirá para que la izquierda ‘abertzale’ se presente a las próximas elecciones autonómicas. Son horas, de todos modos, de cautela y escepticismo porque la cantinela ya es conocida y su estribillo se ha repetido en diferentes etapas. Aunque sea inevitable vislumbrar un nuevo camino hacia la paz, porque la esperanza siempre se abre camino.

Sobre todo porque ETA es una organización que se desangra gracias a la buena labor de la Policía Nacional, Guardia Civil y Ertzaintza conjuntada con las fuerzas del orden francesas y portuguesas donde los terroristas han intentando alojar sus madrigueras en estos últimos tiempos. Los bandazos en su dirección, descabezada de los líderes históricos y carentes de unos terroristas convencidos y experimentados en una lucha común son otras de las muestras de esta huída a ninguna parte. Y es que son ya 13 meses sin atentados, más de un año sin tener que lamentar más víctimas, escaso tiempo, de todos modos, para saber si estamos en el comienzo del fin. Se trata tan solo de un gesto para la galería internacional, un aviso para la no-relajación de las fuerzas de seguridad del Estado y una noticia que veremos con indiferencia total, el día que todo esto concluya. Sólo queda esperar y esperanza.

Lee aquí el comunicado completo





El hábito de ganar

27 07 2010

De repente nos hemos convertido en una superpotencia del deporte mundial. Ya no nos asusta ningún reto y hemos desterrado definitivamente los complejos que durante tanto tiempo nos amedrentaron. Ahora nos atrevemos con el inglés americano de la NBA o con el más refinado de Wimbledon, hemos convertido a Francia en nuestro patio de recreo, ya sea en las pistas de Roland Garros o sobre una bici por los Campos Elíseos, el motor ya no tiene secretos para nosotros sea sobre dos  o cuatro ruedas, incluso en el fútbol, donde siempre fuimos la eterna promesa, hermos termiando por conquistar al mundo con nuestro discurso romántico.

La conquista del planeta fútbol ha supuesto el salto definitivo de calidad

Vivimos la edad de oro del deporte español porque son pocos, por no decir, ninguno los que pueden presumir de ganar en un mismo mes (el mes de julio) un Mundial de fútbol, el Grand Slam Británico de Tenis (Wimbledon) o el Tour de Francia. A pesar de todo, julio no ha sido una excepción. Los precedentes son igualmente gloriosos. Tenemos al número 1 del tenis mundial, Rafa Nadal, conducimos mejor desde que entre nuestros paisanos se halla un bicampeón de Fórmula 1 (Fernando Alonso), y saltamos más alto desde que un larguirucho pívot de Sant Boi luce un par de anillos en su mano ganados con sudor y talento en la meca del cine (Pau Gasol).

Los éxitos ya no son flor de un día, consecuencia del talento individual de un deportista. La época de los pioneros, de los Santana, de los Indurain, de los Paquito Fernández Ochoa o Joaquín Blume, la dejamos atrás para abrazar los triunfos colectivos. Negamos así otro de nuestros tópicos, aquel que afirmaba que estábamos poco preparados para el juego en equipo porque nos faltaba disciplina y una buena condición física de base. En esta década prodigiosa hemos sido Campeones del Mundo de Balonmano (2001), Campeones del Mundo en Waterpolo (2001), Campeones del Mundo de Baloncesto (2006) y de Europa (2009), hemos ganado cuatro veces la Copa Davis (2000, 2004, 2008,2009) y hemos sido Campeones de Europa (2008) y del Mundo (2010) en fútbol. 

Alberto Contador ya cuenta con su tercer Tour a sus 27 años

 

Dar con la tecla no ha sido fácil. Detrás de todos esos éxitos hay mucho trabajo de las diferentes administraciones públicas y las diversas federeciones territoriales. Éstas han trabajado el deporte desde la base, han entendido la práctica física como una forma de educación en las nuevas generaciones y han llenado la geografía española de polideportivos, pabellones y centros de alto rendimiento con los que facilitar esa labor.

Y es que el deporte siempre me pareció un signo de progreso, un motivo de superación de los límites propios y comunes de una sociedad, una muestra más, en definitiva,  de una sociedad sana, avanzada y democrática. Porque pocas cosas se miran hoy bajo la óptica de igualdad y respeto que rezuma cualquier encuentro deportivo. Esa imagen fue la que envío España al resto del mundo el pasado 11 de julio, cuando colocamos la estrella de la eternidad en nuestro pecho. Una imagen revalorizada éxito tras éxito de nuestros deportistas que consiguen colarse en los hogares de todo el planeta en una campaña de promoción que parece no tener límites. ¿Cuánto le valdría a España desarrollar esa campaña de imagen por todo el mundo? Por ahora nada, porque hemos convertido lo que parecía una quimera: la victoria, en hábito.

Y los más jóvenes vienen pegando fuerte. Mira el penalti que se inventó Ezequiel Calvante, en el Europeo Sub-19 que se celebra estos días en Francia:





Próximo destino: Malta

7 07 2010

No diré aquello de que voy a estudiar inglés porque esa excusa ya no cuela. Es un viaje de placer con todas las letras rodeado de algunos de mis amigos de toda la vida. Serán mis primeras vacaciones ‘wadaboys’, será un oasis en medio del desierto laboral ante el que nos encontramos. Un breve descanso tras unos meses cargados de estudios, trabajo y demás quehaceres. Estos continuarán tras el paso por Malta, mi destino vacacional.

Las cristalinas aguas de Malta son otro de su atractivo

Me aseguran que aquello es como la decimo octava comunidad autónoma española, que estaremos rodeados de compatriotas agraciados con esas ‘becaciones’ que el gobierno concede cada verano a los estudiantes para que puedan estudiar inglés en el extranjero. Todos serán necesarios, si como parece nos proponemos conquistar el mundo lejos, muy lejos de nuestra tierra. Las aventuras, las experiencias, y las vivencias serán múltiples, intentaremos inmortalizar algunas, recordar otras y reír y disfrutar con todas.

Toca, en definitiva, desconectar, cargar las pilas, recuperar algo del tiempo invertido estos últimos cinco años en los estudios, disfrutar de los amigos, en definitiva, saborear Malta. El paréntesis durará una semana, más que suficiente para volver a la cruda realidad con algo más que el cuerpo bronceado y la mente despejada. Y ese paréntesis también implicará a este cuaderno de bitácoras que no se renovará en los próximos siete días. A la vuelta espero poderos contar cómo se vive un título mundial fuera de tu país y… poco más. Porque una de las máximas de este viaje será, ya se sabe, que lo que pase en Malta allí se queda.





El error del principio del fin

21 03 2010

Estaban en el lugar inadecuado, en el momento inadecuado y eso les ha costado un buen susto.” Cumplían con el perfil” se ha defendido la Gendarmería francesa, aunque todavía se desconoce el origen que llevó al error a la policía gala, algunos ya han apuntado al etarra detenido, Joseba Fernández Aspurz, como principal causante de la confusión. El caso es que los cinco bomberos catalanes que el pasado viernes fueron confundidos con miembros de la banda terrorista ETA, ya están en casa. Sanos y salvos.

Los cinco bomberos españoles ya han regesado a casa

Los bomberos se encontraban de vacaciones en Damarie Les-Lys, al sur de París, la misma localidad en la que el pasado martes se produjo un tiroteo entre etarras y gendarmes, que terminó con la muerte de Jean-Serge Nérin, el primer gendarme que muere por una bala etarra. Y la coincidencia quiso que terminaran sus días de asueto con un interrogatorio de más de cinco horas en una comisaría cercana a París.

No contentos con eso, el vídeo con el que los españoles fueron identificados fue distribuido a todos los medios de comunicación tanto de Francia como de España que tanto las televisiones, como las radios y la prensa no tardaron en publicar y emitir. Luego, claro, llegó la rectificación y las actualizaciones. Aunque el daño al honor y la imagen pública de estos cinco bomberos ya estaba hecho. En esta ocasión tanto la intervención de la Generalitat catalana como del Gobierno español ha resultado clave para resolver el entuerto. Ahora la Gendarmería debe terminar con la farsa deteniendo a los verdaderos pistoleros que huyeron tras el tiroteo del pasado martes.

Supongo que la próxima vez tendrán más cuidado y más esmero a la hora de ‘cazar’ a los malhechores para erradicar ese cáncer que padece desde hace más de cinco décadas la sociedad española. Ahora ese cáncer amenaza con buscar nuevos refugios en los que vivir su ilegalidad actual. Lo tendrán cada vez más difícil, y esta vez se han topado con Francia. Entre ellos y nosotros los terroristas sólo pueden tener una única salida: el fin.





El sueño de una noche de verano

18 11 2009

Una imagen imborrable

Ni Shakespeare lo hubiera imaginado mejor, porque aquella noche tuvo de todo. Pasión, nervios, tensión, drama, alegría y éxtasis. Fue el éxtasis de un triunfo infinitivo bajo cuyo manto nos encontramos año y medio después. Allí volvemos hoy, a Viena, al Ernst Happel, al lugar donde el 29 de junio del 2008 cambiamos la historia y levantamos al cielo nuestros anhelos  y nuestras ilusiones: la Copa de Europa de Selecciones.

Aquel día la ilusión de un equipo fue la ilusión de todo un país. Allí, en Viena el ‘tiquitaca’ se hizo mayor, se dio a conocer al mundo y nos llenó de orgullo a todos los españoles. Torres acabó con los fantasmas (los propios y los ajenos) con aquella carrera hacia la fe, hacia la inmortalidad. Ni el físico, ni la experiencia, ni el palmarés de Alemania pudo con nosotros y los teutones terminaron asfixiados de perseguir a esas sombras burlonas que escondían el balón como nadie.

Recuerdo perfectamente aquella noche, aquella sinfonía de violínes en la ciudad natal de Mozart. Ni un ápice de los sentimientos que afloraron entonces se han borrado. En realidad fue el primer y el último día de aquel verano en el que disfruté de mis primeras prácticas profesionales. Pero antes de eso, viví un momento único, irrepetible (porque no hay nada como la primera vez) y emocionante. Arropado por mis amigos y mis seres queridos, en el pequeño pueblo donde había crecido, con los exámenes universatirios recién acabados me dí un baño de gloria y euforia como nunca antes había imaginado. El paraíso no debe ser muy distinto a aquello.

Aunque, mientras disfrutaba de todo aquello, un viejo sueño me vino a la cabeza y comencé a temer por él. Desconfié de poderlo cumplir, desconfié de llegar a tiempo, me di cuenta de que la meta estaba más cerca de lo que yo esperaba. También comprobé que mi sueño era real, que se podía conseguir y comprendí que si así ocurre el próximo verano yo lo disfrutaré de la misma manera que lo hice con la Eurocopa, aunque nunca haya otro igual (ya saben la primera vez…).

Es más que posible que el partido de hoy no tenga la trascendencia de aquel. Será un amistoso frente a Austria con el que los internacionales españoles se darán un más que merecido homenaje tras una fase de clasificación impecable para el próximo Mundial. Del Bosque seguirá haciendo pruebas, ampliando los recursos de un equipo que parace no tener fin y que sigue cautivando y conquistando allá por donde va. Hoy volvemos al kilómetro cero, al lugar de partida, donde comenzó todo y donde fijamos hace año y medio el Santuario contemporáneo del fútbol español. Hoy volvemos a soñar.





El Alakrana vuelve a casa

17 11 2009

Han sido 47 días, demasiados. Mes y medio  ha durado la pesadilla de los 36 tripulantes del Alakrana, el barco español que el pasado dos de octubre fue capturado por piratas somalíes en aguas del océano Índico. El sábado los pescadores españoles volverán a casa, volverán a abrazar a sus familias, volverán a pisar suelo español. El atunero vasco navega ahora en libertad escoltado por la fragata Canarias de las Fuerzas Armadas, rumbo a las Seychelles donde llegará en 40 o 48 horas.

El Alakrana navega libre entre la Armada Española

La liberación se ha producido en torno a las dos del mediodía, en ese momento los cinco captores han abandonado el barco que pocas horas antes se encontraba repleto con hasta 68 piratas. Tras la fuga de los piratas la Armada Española ha perseguido a los piratas aunque no se ha producido hasta el momento ninguna detención. No confío en que ello ocurra, en estos pactos tácitos la no agresión es una de las condiciones básicas. Por ello me pregunto qué se va a hacer ahora con los dos piratas que se encuentra detenidos en España. y cuya liberación fue requerida por los secuestradores como requisito indispensable para liberar a los marineros españoles. Esa pregunta todavía no ha sido respondida por el gobierno español.

Como tampoco se ha querido pronunciar sobre la cantidad pagada para llevar a cabo el rescate. Algunas fuentes hablan de 2,3 millones de Euros (la ONU desaconseja pagar estos rescates), aunque la vida de estos marineros valían mucho más que eso, sobre todo para los familiares ansiosos por volver a ver a sus seres queridos. Ellos tampoco saben nada al respecto del pago ni les importa. De todos modos, el pago parece evidente. Es la forma de actuar de estos delicuentes, tensan la situación hasta que el pago de una cantidad económica es la única solución de una drámatica situación propia de épocas pasadas. Así se financian estos malhechores, esa es su forma de vida y parece que va a ser muy difícil cambiarla. Cuanto más erradicar esos comportamientos.

Habrá, por tanto, que seguir trabajando en el aumento de seguridad de las rutas marinas. Se hacen necesarias medidas estructurales y políticas que dificulten el acceso a los pesqueros así como la inmediata colaboración de la OTAN y la ONU junto al resto de instituciones internacionales para que de una santa vez hagan algo positivo y efectivo por el bien de todos. Por que  no es de recibo que en pleno Siglo XXI los mares de medio mundo sigan regidos por la Ley del Capitán Garfio y sus secuaces. No hay cabida para que las historias de piratas sigan llenando las páginas de nuestros periódicos. Urgen las soluciones ya.