Cameron llega a Downing Street

11 05 2010

Hoy se ha puesto fin a 13 años de gobierno laborista  en el Reino Unido. Hoy Gordon Brown ha renunciado como primer ministro británico. Hoy la Reina Isabel II ha encargado formar gobierno al conservador David Cameron. Tras las elecciones celebradas el pasado 6 de mayo en las que el candidato conservador se alzó con la victoria mínima sobre el partido laborista encabezado por Gordon Brown, hoy se ha dado el siguiente paso.

Cameron junto a su mujer ante su nueva morada

Con ese paso se ha puesto fin a cinco días de incertidumbre en el Reino Unido y en el resto de Europa. No obstante, éste es sólo el primero de los que vendrán a continuación. El más inminente será el acuerdo con los liberal-demócratas de Nick Clegg, la tercera fuerza más votada, y de quien muchos aseguran que se convertirá en el número 2 del futuro gobierno de coalición. El acuerdo parece inminente y con él, llegará hasta el número 10 de Downing Street el heredero de Margaret Tatcher. Ese heredero se convertirá con 43 años en el primer ministro más jóven de Reino Unido en casi 200 años.

Cameron buscará una coalición “completa” tal y como ha asegurado a las puertas de su nueva morada. El Reino Unido lo necesita y un gobierno fuerte, estable  y unido debe ser el mejor empujón para la recuperación del país anglosajón. Ese acuerdo tendría que ser ratificado por el 75% de la ejecutiva y el 75% del grupo parlamentario. El acuerdo presentado por los conservadores, según se ha publicado en diversos medios, contemplaría la formación de un Gobierno de coalición y la reforma del sistema electoral. Aunque esto necesitaría ser aprobado en referéndum.

Así, el nuevo sistema electoral no sería el modelo proporcional que desean los liberal-demócratas que, por el contrario se asegurarían que los diputados fueran elegidos con el apoyo mayoritario de los votantes de su circunscripción. Con el actual sistema el reparto de diputados ha quedado de la siguiente manera: 307, los laboristas, 258, los laboristas y 57, los liberal-demócratas. Con el nuevo sistema, en las elecciones del 6 de mayo, las distancias entre unos y otros se habrían reducido. Ése será el primer reto de Cameron.

Anuncios