Ni a sol ni a sombra

19 07 2010

El fútbol no descansa ni a sol ni a sombra. Hace escasamente una semana despedíamos con una bendita resaca el Mundial y hoy ya estamos a las puertas de una nueva pretemporada. Para matar el gusanillo de la pelota el que escribe  no ha perdido la oportunidad de leer a uno de los grandes escritores latinoamericanos, que mejor y con más base científica ha escrito sobre el deporte rey. El último libro que ha caído en mis manos ha sido El fútbol a sol y sombra, de Eduardo Galeano.

Portada del libro de Eduardo Galeano. Muy recomendable para cualquier futbolero

Es una auténtica obra maestra de precisión y pasión que desglosa algunos de los entresijos y curiosidades que han rodeado al fútbol en su cerca de siglo y medio de vida. No conforme con eso el escritor uruguayo analiza todos y cada uno de los protagonistas principales que convierten al balompié en un deporte único. Desde el árbitro hasta el hincha, pasando por la soledad del portero o el orgasmo del gol. Sin olvidarse del mayor evento del planeta fútbol: los Mundiales. Ahí Galeano repasa minuciosamente cada uno de ellos, contextualizando los más históricos, despojando de parafernalia los más recientes.

Historia viva, relato directo, recuerdo cercano para los más jóvenes, Galeano repasa en estas páginas las principales figuras mundiales del balompié. Así no faltan Moacir Barbosa y su ‘Maracanazo’ o las genialidades de ‘La Saeta rubia’, Don Alfredo Di Stéfano. Tampoco escapan a su pluma las gambetas de Garrincha, los eternos goles de Pelé o las jugadas de Dios hecho hombre, Diego Armando Maradona. Con una retórica apasionada, con una prosa clara e ilustrada en la vieja escuela latinoamericana, Galeano nos descubre un mundo más allá de los focos del estadio, del verde del césped y de la profesionalización de un juego que se niega en convertirse en un trabajo más.

Algo de eso también denuncia Galeano quien reclama una vuelta a los orígenes, a ese juego de barrio, a ese opio del pueblo, del populacho que popularizó y extendió un deporte creado por la aristocracia inglesa y que posteriormente dignificaron y agrandaron los obreros ingleses, primero, argentinos y uruguayos, después. El fútbol a sol y sombra rinde homenaje al fútbol, música en el cuerpo, fiesta de los ojos (como asevera Galeano), a la vez que critica las estructuras de poder de uno de los negocios más lucrativos del mundo.

Sobre el autor:

Eduardo Hughes Galeano nación en Montevideo (Uruguay) en 1940. Descubrió el periodismo muy joven, a los 14 años, y a lo largo de su dilatada carrera  ha trabajado de casi todo: mensajero y dibujante, peón en una fábrica de insecticidas, cobrador, taquígrafo, cajero de banco, diagramador, editor y peregrino por los caminos de América. También fue redactor jefe (1960-64) del semanario Marcha y director del diario Época. En Buenos Aires fundó y dirigió la revista Crisis.

Entre el resto de su prolífica obra destacan: Las venas abiertas de América Latina (1971), Vagamundo (1973), La canción de nosotros (1975), Días y noches de amor y de guerra (1978) y los tres tomos de Memoria de fuego: Los Nacimientos (1982), Las caras y las máscaras (1984), El siglo del viento (1986). El libro de los abrazos (1989), Las palabras andantes (1993), Las aventuras de los dioses (1995), Patas arriba (1998).

Anuncios