Un domingo patrio

2 05 2010

Hace tiempo que el deporte se convirtió en la mejor anestesia de un país que no resurge en lo económico y que agota las ayudas sociales que hasta ahora han sido gran parte de su sustento. Hoy ha sido un día anestesiante. Hoy ha sido uno de esos días que hacen afición, porque el himno ha resonado a los cuatros vientos por varios de los rincones del planeta. En Motociclismo, Tenis o Ciclismo hemos vuelto a demostrar que somos una potencia mundial en casi todo.

Deportividad. Gran gesto entre los dos pilotos españoles

La fiesta comenzó en Jerez, cuna del moticiclismo nacional. Allí, en  ‘La catedral’ han visto el cuarto triplete español de la historia. Lorenzo en Moto GP, Toni Elías en Moto 2 y Pol Espargaró en 125cc coparon el primer puesto del cajón en todas las categorías. Por si ello fuera poco, en el octavo de litro las tres plazas del podio estuvieron ocupadas por pilotos españoles. Segundo fue Nico Terol y tercero, Tito Rabat. En Moto GP, Pedrosa secundó el ‘show’ de Lorenzo.

Mención especial merece éste último, que ante su público realizó una remontada épica a las que últimamente nos está malacostumbrado. Tras una mala salida le tocó acelerar a fondo y comenzar a pasar rivales. A media carrera alcanzó a Rossi y no contento con eso, pasó fácil al ‘Doctor’ para dar caza a su enemigo más íntimo: Dani Pedrosa. A éste lo alcanzó a última hora para propinarle un hachazo donde más duele, en la última vuelta. Luego, una vez cruzada la bandera a cuadros montó el show que tanto le gusta y terminó mojándose para delirio de la hinchada española.

La racha continuó en el tenis, donde la moneda contaban con dos caras. Ésas eran la de Rafa Nadal y David Ferrer, que se disputaban el Masters 1000 de Roma. Nadal volvió a demostrar que ha vuelto al planeta tierra para quedarse y se alzó con su quinto trofeo en el Foro Itálico de la Ciudad Eterna. Era el 17º Master 1000 del manacorí, con el que alcanza a un mito de la raqueta como André Angassi en torneos de este calibre.

Como en casa. Nadal conquista Roma por quinta vez

Poco o nada pudo hacer David Ferrer ante el vendaval del número 3 del mundo que ventiló el partido con un 7-5 y 6-2. Al gran tenis desarrollado por Rafa le ayudó los continuos parones provocados por la lluvia que impidió a Ferrer imprimir el ritmo apresurado y sin tregua que a él le gusta. Nadal aprovechó los juegos claves al final del primer set y al inicio del segundo para imponer con su característico martillo pilón y romper, así, la final. Luego ya saben, mordisco al trofeo, fotos para la posteridad y agradecimientos para todos, incluído el rival. Todo un clásico, con el que Nadal comienza a prepararse (y a recuperar la confianza) cuando se avistan las principales cotas de la temporada.

La fiesta la culminó Valverde, quien se impuso en la última etapa del Tour de Romandía y se alzó con la general. Una nueva victoria del murciano que bien le vendrá para reconfortar el espítitu y las piernas, de un ciclista que lleva mucho tiempo viviendo bajo sospecha. El triunfo vuelve a demostrar la buena salud de nuestro ciclismo, impertérrito ante los interesados que intentan mancharlo día a día. Una muestra más del buen nivel de nuestro deporte, al que a buen seguro le quedan muchos domingos como éste, instalados, como estamos en la Edad de Oro del deporte español.





Final

20 09 2009

Como la que jugará España frente a Serbia en el Eurobasket de Polonia hoy, o la que jugará nuestra ‘Armada Invencible’ frente a la República Checa en la Copa Davis el próximo mes de diciembre, o la Vuelta Ciclista a España que hoy ha coronado a Alejandro Valverde como vencedor. Ésa es, sin duda, la palabra del día en nuestro país, que hoy se pegará al televisor para ver cómo nuestro deporte disfruta de su edad de oro. Porque ahora no sólo jugamos, también ganamos. Será la séptima final de la Copa Davis y aspiraremos a nuestra cuarta ensaladera, será nuestra révalida para un Eurobasket que ya se nos escapó hace dos años en casa y que nunca ha ganado una Selección que lo ha ganado todo, y será una nueva vuelta para un ciclista español, por lo que todo se queda en casa.

La Armada celebra su pase a la final de la Copa Davis

La 'Armada' celebra su pase a la final de la Copa Davis

Empezaremos cronológicamente con las alegrías. Éstas empezaron ayer, cuando certificamos nuestro pase a la final de la Copa Davis tras ganar el dobles a Israel. Fue un triunfo por la vía rápida, 3-0 y a casa. Hoy hemos puesto el 4-1 definitivo tras la victoria de David Ferrer contra Andy Ram, mientras que Harel Levy ha conseguido el punto de la honra tras vencer a Feliciano López en el quinto punto de la serie. Vista la eliminatoria ha sido un paseo que nos llevará a disputar nuestra séptima final de la máxima competición por equipos del tenis. El rival será la República Checa y el lugar, una de estas ciudades españoles, apunten: Madrid y su Caja Mágica, Barcelona y su Palau Sant Jordi, Málaga, Las Palmas o Sevilla. Seremos favoritos, que nadie lo dude, aunque eso suponga saber gestionar la presión y la responsabilidad de no poder fallar.

Al igual que somos favoritos en la final de esta noche en el Eurobasket de Polonia. La ÑBA ha hecho un campeonato de menos a más, en las que las dudas de los primeros partidos quedan hoy muy lejos. Los jugadores españoles han ido asimilando y captando las lecciones impartadas desde el banco por Sergio Scariolo. A ello ha ayudado la entrada en juego de los principales espadas españolas, carentes la mayoría de minutos en los partidos de preparación. El liderazgo de Gasol, ha sido bien secundado por el acierto de Navarro, la electricidad de Rudy y la recuperación de Garbajosa. Ricky ha ido creciendo a pasos agingantados, se ha consagrado a nivel internacional (si es que no lo había hecho ya) y en la retina quedará esa defensa sobre todo un NBA como Tony Parker, que acabó desquiciando al base de los San Antonio Spurs y por extensión de toda Francia.

La victoria en esta final sería la redención y el premio justo para una generación que ha elevado a España a la categoría de potencia en el básket mundial. Además, hay ánimo de vendetta, porque Serbia es la misma que nos dio el primer bofetón en este Europeo. Hoy la fiera ya ha despertado y tiene en sus manos ese rebote que la canasta escupió en aquel mes de septiembre del 2007 para convertirse por primera vez en Campeones de Europa.

Valverde se aseguró ayer su primera grande

Valverde se aseguró ayer su primera grande

El otro campeón del día es Alejandro Valverde, vencedor de la Vuelta a Ciclista a España 2009. Por primera vez he vivido la última etapa en directo, a pie de carretera y la experiencia ha sido espectacular, porque en la televisión uno no aprecia la velocidad a la que esos ciclistas pedalean. Luego ha llegado el podio y los reconocimientos. Ahí, Valverde ha estado acompañado por Samuel Sánchez, Campeón Olímpico en Pekín 2008 y segundo clasificado en esta vuelta y Cadel Evans, tercero en la ronda española.

El espectáculo parecía que terminaría ahí, pero tras un breve acercamiento al set de TVE, en el que Perico González y Carlos de Andrés entrevistaban a Eusebio Unzúe, director del Caisse d’Epargne, he podido estar cerca de los campeones. De Valverde y ‘Samu’ Sánchez. Sin cámaras fotográficas y sin papel y boli de por medio, apenas he podido estrecharles la mano y ofrecerles mi sincera enhorabuena. A mí me ha bastado, confío en tener tiempo en el futuro en conocerles más personalmente con un micrófono, una grabadora o una cámara de por medio. Como confío en conocer a muchos de los compañeros de profesión que hoy  he visto con la alcachofa en mano persiguiendo protagonistas. Para mí ha sido suficiente con eso, no había mejor forma con el que poner punto y final a un fin de semana redondo.





En busca de la Ensaladera

18 09 2009

Tras la aplastante victoria de ayer de España sobre Francia (66-86) con la que alcanzamos las semifinales del Eurobasket, hoy otro evento de similar o superior magnitud nos asalta. Se trata de otras semifinales, en este caso de la Copa Davis de Tenis y de antemano se puede afirmar que será un duelo desigual. España, actual campeona del torneo, se medirá a la débil y sorprendente Israel por un un puesto en la final, en casa, en Murcia y sobre su superficie preferida, la tierra batida. Rafa Nadal y Verdasco solo animarán desde la grada y a pesar de eso el equipo español es tremendamente superior a los israelíes . Aunque, ya se sabe en deporte se gana en las pistas, en los terrenos de juego, y España no se fía de un equipo que ya eliminó a Suecia  a domicilio y a Rusia en casa.

Los integrantes de ambos equipos con la protagonista en primer plano

Los integrantes de ambos equipos con la protagonista en primer plano

Ellos quieren repetir la leyenda de David y Goliat, y en este caso no hace falta aclarar los papeles. Así lo confirmó el entrenador israelí, Eyal Ram, quien confía en las posibilidades de sus jugadores. Por lo pronto, el fuego lo abrirán David Ferrer (19º ranking ATP) como número 1 español frente Harel Levy (145º del mundo) y los números hablan bien a las claras de las diferencias (a partir de las 12.00h, TVE1). A continuación el turno será para Juan Carlos Ferrero, recuperado para la causa y para el tenis, tras una buena temporada. El ‘mosquito’ se las verá con el número 1 israelí, Dudi Sela (29º), que a pesar de su clasificación ATP, en los últimos años nunca ha pasado de una segunda ronda sobre tierra batida.

Y es que ninguno de sus jugadores son especialistas en esa superficie en la que nosotros nos movemos como pez en el agua. El polvo de ladrillo es nuestra principal arma, aunque no será la única. También estará la afición que llenará a rebosar el Polaris La Torre Golf Resort de Torre Pacheco en Murcia, donde se esperaba que el calor fuera otro de nuestros puntos a favor y ahora se mira al cielo con suspense tras las últimas tormentas caídas en el sureste peninsular. De hecho la lluvias torreciales han hecho que la pista se ralentice, algo que también favorece a los nuestros. Y luego está la calidad de nuestros tenistas. El equipo formado por David Ferrer, J.C. Ferrero, Tommy Robredo y Feliciano López  y capitaneado por Albert Costa, debe ser el encargado de llevarnos a nuestra séptima final de Copa Davis, a las puertas de nuestra cuarta ensaladera.

Dudi Sela es el líder del equipo israelí

Dudi Sela es el líder del equipo israelí

Para los israelíes sería la primera y por ello en experiencia también les ganamos. Su principal jugador, Dudi Sela ha reconocido que no está en buena forma, aunque llega a la eliminatoria motivado y con ganas de dar la sorpresa. Porque es evidente que los hombres dirigidos por Eyel Ram portan el cartel de víctimas, con el que tan largo camino han recorrido en esta Copa Davis. Su punto fuerte es , sin duda, el doble. Ahí la pareja formada por Jonathan Erlych y Andy Ram, es uno de los duetos más sólidos del circuito. Su esuela de dobles fue siempre una de las mejores del mundo, acostumbrados sobre todo a las pistas rápidas, donde suelen conseguir  sus mejores resultados.

Enfrente el capitán español, Albert Costa, ha tenido que formar un dobles de urgencia tras la lesión de Fernando Verdasco. Por lo que Robredo y ‘Feli’ López intetarán poner en dificultades a la experimentada pareja israelí, apoyada en la pista y el calor del público. “Todos son muy buenos” se resigna el entrenador israelí, y a pesar de todo ve en esta eliminatoria una buena oportunidad para derrotar al “gran equipo español”. Será complicado, muy díficil, casi tanto como encontrar esa tierra imposible por la que un día los israelíes peregrinaron. España, sin embargo, está cerca del final  de ese camino que lo lleve a pelear por una ensaladera (sería la cuarta) que hasta no hace mucho tiempo también era  nuestra tierra prometida.