Rap das Armas o Parrapa pa pa pa pa pa…

5 08 2009

Hoy es una fecha especial, por ello me alejo de los rigores informativos para dar a este blog otro aire y sobre todo otro ritmo. Decididido como estoy este verano a abrir las miras y buscar nuevos horizontes, la música no podía ser una excepción. Hace tiempo que alguien me dijo: “mira que ‘peazo’ canción, escúchala”. Lo cierto es que en un principio no la dí mucha importancia, a pesar de su pegadizo ritmo y su tarareable estribillo: “Parra pa pa pa pa pa pa pa pa…”. Luego la escuché un par de veces más y poco a poco me fue cautivando, aunque poco más sabía de esa canción en la que sólo podía recordar y tararear su interminable estribillo.

En la película Tropa de élite ya aparecía esta canción

En la película Tropa de élite ya aparecía esta canción

Ni el Ares, ni el Emule. Tampoco el Atenea o el Elephant me echaron una mano. Tuvo que ser una vez más Google en inmejorable alianza con Youtube quién me aportara la clave para dar con la dichosa canción. Así llegó a mis manos hace apenas un par de días, cuando ya había perdido toda esperanza de encontrarla. No os engañaré, no tardé ni un segundo en teclear su verdadero nombre (yo hasta entonces la conocía como rapapa pa pa pa…) cuando por fín lo descubrí.

Rap Das Armas, es una de las canciones que más está pegando este verano en las discotecas españolas y del resto de Europa. Ése es el auténtico nombre de esta canción realizada por Cidinho y Doca, dos artistas brasileños. Y sí, lo habéis adivinado, la letra del hit es el portugués, por lo que en algunos momentos de la canción se puede llegar a entender o a intuir lo que dicen, aún desconociendo el lenguaje de nuestros vecinos. Lo que aquí os traígo es un remix (más apropiado para las discotecas) que seguramente será la versión que, todos aquellos que ya han bailado al ritmo de los sonidos cálidos y sensuales llegados desde Brasil, habrán escuchado.

Lo que pocos sabrán es que se trata de una canción protesta, que utiliza el altavoz de la música para relatar las redadas policiales que sufren las favelas brasileñas (sobre todo de Rio de Janeiro). De ahí su título (Rap das Armas) y su sencillo estribillo (parra pa pa pa pa…) al más puro estilo de una descarga de ametralladora o arma automática. Las drogas, los narcotraficantes y por supuesto los tiros, que se producen en estas redadas son otras de las notas predominantes en la canción, cargada con frases o palabras típicas del argot brasileiro y de su cultura. A pesar de todo este hit no es nuevo, de hecho fue utilizada en la película Tropa de élite, y en su día estuvo censurado en Brasil, donde ni la radios ni los canales de música podían ‘pincharla’. Todo ello aumentó su caché y su interés.

Nosotros afortunadamente no tendremos tantos problemas para mover las caderas a su son. Os dejo con Rap das Armas un gran descubrimiento, otro más, de este período estival…

Anuncios




La Energía Nunca Muere

20 06 2009

No, no es el fin. Black Eyed Peas (BEP) tiene música para rato y detrás de esa misteriosa cara que ilustra la portada de su nuevo disco se esconde el verdadero significado de este nuevo álbum. The Energy Never Dies (La Energía Nunca Muere) es el título que se oculta bajo las apocalípticas siglas con que la banda de California nos introduce su último trabajo.  En el que queda claro que su música es su verdadera energía y aquélla es imposible de destruir, como ocurre en el primer single, Boom, boom pow

La nueva energía de Black Eyed Peas

La nueva energía de Black Eyed Peas

The E.N.D. ha supuesto la vuelta a trabajo de todos los miembros de BEP, tras un par de años de descanso en los que cada uno desarrolló su carrera en solitario. Aunque sólo Fergie consiguió hacerse un hueco con varios hits que se adueñaron de todas las pistas de baile. El nuevo trabajo está producido por Will.i.am, (uno de los componentes y fundadores del grupo), quien se ha inspirado en el mundo underground de la música house, con sonidos que mezclan el electro y el rock, tal y como demuestran las participaciones de Boyz Noise, David Guetta o Justice.

La energía que late a través de The E.N.D. nace de la fascinación de Will.i.am por el sonido underground de los clubs de Los Ángeles. El álbum se presenta así como una sesión de DJ interrumpida, en la que la energía latente y juguetona impregna todo el disco. Las canciones combinan los nuevos sonidos electro-hip-hop con sonidos de la vieja escuela como escuchamos en Rock That Body; mientras que la música se desboca en otro de los grandes temas del álbum como es Electric City, una mezcla de profundo club jamaicano y de baile con el electro más actual que fluye entre will.i.am, apl.de.ap y Fergie.

Y para los momentos más álgidos de la noche, un servidor al igual que Fergie, recomienda I Gotta Feeling, que se convertirá en el segundo single del nuevo disco. La canción captura los momentos álgidos de la fiesta, cuando la noche llega a su cúspide. “Es un himno para las fiestas y lo que queremos es desbordarnos” comenta entre risas la cantante de BEP.

Por tanto, su quinto álbum no es el fin de nada. Si acaso un nuevo viraje en la carrera de este grupo que ha ido moldeando sus ritmos hip-hoperos y funkys iniciales hacia sonidos más próximos al dance, al house o al electro-funk. Personalmente, creo que tienen trabajos más conseguidos,  su música parece haber perdido algo de personalidad en esa búsqueda de nuevos ritmos y melodías que pueblan este trabajo. Las letras, por su parte, siguen la estela de antaño. Inspiradas en la noche y en las fiestas nocturnas tan habituales en los clubs angelinos, con el objetivo de sacar a bailar a todo aquel que se haga el remolón. Quizás por ello, reconozco que cada vez que escucho el nuevo single más me gusta, supongo que voy poco a poco empapándome de la energía del cambio.

Y es que The E.N.D. es mucho más que el nuevo sonido de BEP. Es la transformación de la energía en un tiempo de cambio. Por que ya saben, la energía nunca muere sólo se transforma y la música de estos californianos es su auténtica energía.

Aquí os dejo su primer single, Boom boom pow, que lo disfruten: