Hispania llega al ‘Gran Circo’

4 03 2010

Con muchas dudas, tras nueve meses superando obstáculos y cuadrando números, la primera escudería española que participará en el próximo Mundial de Fórmula se ha presentado hoy en Murcia. El Hispania Racing F1 Team (antiguo Campos Meta) es ya una realidad, por lo que la bandera roja y gualda se paseará por los circuitos del ‘Gran Circo’ en el Mundial más español de la historia.

Hispania Racing se presentó ayer en Murcia

A los tres pilotos con los que contábamos en el paddock: Alonso, De la Rosa y Alguersuari; se une ahora una escudería completamente española. El sueño inicial de Adrián Campos que ha terminado en divorcio sentimental (oficialmente para la FIA continúa llamándose Campos Meta) entre éste y el empresario José Ramón Carabante, el artífice, en última instancia, de haber confirmado el sueño. A partir de ahora habrá que estar pendiente de los bólidos negros pilotados por el sobrinísimo de Ayrton Senna, Bruno, y el indio, Karun Chandhok.

Por ahora el Ayuntamiento de Murcia es el único patrocinador del equipo, aunque se espera que tras su puesta de largo en sociedad empiecen a llegar los apoyos para un proyecto tan ilusionante como incierto. En el profesionalizado mundo de la Fórmula 1 las aventuras altruistas no suelen tener cabida. Quizá, por ello, el apoyo que la escudería ha recibido desde el mismísimo Bernie Ecclestone, según Carabante, ha sido fundamental para que Hispania alcance el Pit Lane esta temporada.

Lo cierto, es que lo que años atrás parecería una quimera es hoy un sueño hecho realidad. Un sueño que se ha cobrado por el camino alguna víctima, como la de Adrián Campos, el creador del proyecto y que ahora, tras las diferencias surgidas a lo largo de esta pretemporada, ha quedado relegado a un puesto menor. Aunque lo que importa ahora es que el bólido llegue hasta la línea de salida y pueda disputar en Barhein su primer Gran Premio. Eso ya seria toda una victoria. De las otras, ya se encargarán Alonso, De la Rosa y Alguersuari. El ‘Gran Circo’ habla español.

Anuncios




El circo de las trampas

17 09 2009

Está más cerca del espectáculo que del deporte puro, aunque les duela a los puristas. Pero las últimas pataletas acontecidas en el show de Mosley, Ecclestone y compañía lo han terminado colocando a la altura de otra de las metáforas más recurridas. El circo de la Fórmula 1 es hoy el circo de la trampas en las que el último episodio ha sido firmado por Flavio Briatore, Renault y los Piquet.  El caso todavía está pendiente de sanción pero ya han comenzado a rodar cabezas. El playboy  italiano Flavio Briatore, jefe de la escudería Renault y su Jefe de Ingenerios, Pat Symonds, han sido los primero en caer.

Así quedó el coche de Nelson Piquet Jr. tras el accidente de Singapur

Así quedó el coche de Nelson Piquet Jr. tras el accidente de Singapur

El hecho se remonta al Gran Premio de Singapur del año pasado. En aquella prueba el Renault de Fernando Alonso se alzaba con la victoria tras beneficiarse de la salida a pista del Safety Car como medida de seguridad ante el accidente de, curiosamente, su compañero Nelsinho Piquet. Tiempo después y tras ser desdepdido Piquet de Renault este denunciaba la estratagema supuestamente perfilada por Briatore y Symonds. El accidente fue intencionado y estaba pactado de antemano. Alguien le dijo a Nelsinho que debía estrellarse (se pegó un trompazo con el muro bastante creíble) como medida de presión para renovar por la escudería francesa y éste lo hizo, sin más. Una vez conocido el escándalo, éste fue negado en primera instancia desde Renault, aunque más tarde Symonds reconoció que había sido Piquet quien lo había propuesto. Según se apunta Fernando Alonso estaba al margen de este embrollo y su victoría no correría peligro.

No le ocurre lo mismo a Renault, sobre el que pesa una fuerte sanción tanto económica como deportiva. En un intento por disminuirla, Briatore y Symonds se marchan de la escudería gala reconociéndose implícitamente como máximos responsables del último fiasco acontecido en la Fórmula 1. Dimite para aliviar la sanción sobre el equipo ha afirmado Briatore, íntimo amigo y socio de Bernie Ecclestonne, el auténtico capo de la máxima competición automovilística. Aunque éste no ha podido hacer nada por él en este ocasión. Y es que enfrente no han estado sólo Nelson Piquet padre e hijo, sino que la escudería del rombo también se ha enfrentado al Presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), Max Mosley, quien amenazaba con echar del gran circo a Renault.

Ecclestone y Mosley, el capo de la Fórmula 1 y el presidente de la FIA, respectivamente

Ecclestone y Mosley, el capo de la Fórmula 1 y el presidente de la FIA, respectivamente

La situación se agria por las viejas rencillas personales surgidas entre ambos. Briatore, máximo defensor de la FOTA (Asociación de Equipos de la Fórmula 1), ha sido uno de los principales instigadores del mundial paralelo que las escuderías querían montar ante las cambiantes reglas y la normativa de la FIA que obligaría a todos los equipos a reducir sus presupuestos hasta unas cifras comunes, tal y como deseaba la Federación Internacional, presidida por Mosley. Éste no ha dudado y ha visto la oportunidad perfecta para ‘cargarse’ a uno de sus enemigos. La FIA comenzó a investigar y sólo ha hecho falta un poco de presión ayudada por la implicita culpabilidad de los jefes de Renault, para que éstos se quiten del medio.

Lo importante es que se hable de Fómula 1, parece ser el lema de Mosley, Ecclestone y todos sus secuaces. Porque los escándalos se acumulan uno detrás de otro. Nadie está libre de pecado y da igual que  surja el watergate en las cloacas de las principales escuderías, que el presidente de la Federación Internacional sea cazado en sus vicios más ocultos o que  la FIA y la FOTA rompan sus relaciones ante las revoluciones de una temporada que ha terminado siendo la más descafeinada y anodina de los últimos años, gracias al insultante dominio de Brawn GP y sus difusores mágicos. Lo fundamental es rellenar papel y horas de emisión con el gran circo.  El de Renault, por tanto, no será el último escándalo que salpique a la Fórmula 1, un juego, un entretenimiento, un show, cada vez menos creíble.Aunque puede que para la siguiente cita la escudería del rombo no viva para contarlo, las investigaciones continúan y la resolución al caso se conocerá la semana que viene. Para entonces Alonso puede tener una razón más para abandonar a los franceses.

Vea aquí el accidente de Nelsinho Piquet en el Gran Premio de Singapur: