El poder de la mente

6 06 2011

Hace justamente dos años Rafa era un tenista deshecho por dentro y por fuera. Diezmado por las lesiones se aparto durante tres meses del tenis, necesitaba oxigenar el cuerpo y la mente para terminar de pulir al gran campeón que llevaba dentro. Tuvo tiempo para reflexionar, para observar el trabajo bien hecho, para aprender de los errores. Pero sobre todo, tuvo tiempo para armarse psicológicamente con el único objetivo de volver a disfrutar del tenis. Una frase resumía ese período y tal vez toda su carrera: “he aprendido a disfrutar sufriendo”. Desde entonces los raquetazos de Rafa le han llevado a lo más alto hasta igualar a leyendas del tenis como Björn Borg tras ganar ayer su sexto Roland Garros, con su tenis combativo de siempre, con su ambición por el triunfo y con el insuperable poder de su mente.

Rafa Nadal se ha proclamado por 6º vez campeón de Roland Garros, suma 10 Grand Slams

Más allá de su portentoso físico o su aguerrido tenis, cuenta Nadal con otro arma con la que es capaz de doblegar a cuantos rivales se pongan enfrente.  Su fortaleza mental no tiene parangón en el circuito tenístico y por ahí se explican gran parte de las victorias de Rafa. Porque cuando a Nadal no le vale con su tenis para ganar al rival busca la épica, se refugia en el orgullo y abre el repertorio de su inigualable capacidad de sufrimiento. Cóctel espirituoso que a día de hoy nadie ha encontrado cómo contrarrestar. La grandeza de Rafa reside en su mente, la encargada de sujetar las piernas y colocar las bolas en las líneas.

Y es muy posible que deslumbrados por sus triunfos, por  la normalización de lo extraordinario, olvidemos que sin su privilegiada cabeza poco o nada se podría entender del gran tenista de Manacor. Su dominio de todas las situaciones, en todas las superficies no llega por su tenis, o no llega, mejor dicho, sólo por su tenis. Gran parte de su éxito se basa en la tranquilidad (o aparente tranquilidad) ante las situaciones límites. Donde otros dudan, él se reafirma en sus convicciones para sacar lo mejor de sí mismo. Ayer todos tuvimos un momento de duda, pero él ejecutó el plan como acostumbra y remontó un 5-2 en el primer set hasta adjudicarse la primera manga por 5-7. Tres horas más tarde, lo había vuelto a hacer y levantaba por 6º vez la ‘Copa de los Mosqueteros’.

Nadal le había vuelto a ganar la partida psicológica a Roger Federer, posiblemente el mejor jugador de tenis de la historia… de momento. Ni siquiera él, jugando a un gran nivel ha podido batir a Rafa en lo que se ha convertido ya en la segunda casa del balear, a pesar de que no siempre es bien recibido. Nadal supo, como ha sabido hacerlo siempre, reponerse ante la adversidad y ganar incluso cuando no estaba desplegando su mejor tenis. Aquello comenzó a minar la moral de un Federer que no sabe como afrontar el enorme reto que supone enfrentarse a Rafa sobre tierra batida a cinco sets. Donde no alcanza el exquisito tenis del suizo tampoco llega su mente. 

Porque Nadal se exige y exige a los demás a un desgaste físico y psicológico en el que pocos están dispuestos a competir. Posiblemente, el único o el último que haya entendido esa dimensión hasta la que lleva los partidos Nadal sea Novak Djokovic. El serbio ha sabido jugar más allá de la pista de tenis, ha conseguido llevar el partido hasta su cabeza y dar (gracias a su calidad innata) con la clave para vencer a Nadal. Lo ha hecho en las últimas cuatro finales que han disputado ambos (Miami, Indian Wells, Roma y Madrid) pero en París ‘Nole’ olvidó antes de tiempo que todos los partidos se juegan primero en la cabeza y no pudo superar en semifinales a Roger Federer.

Nos quedamos, por tanto, sin el duelo que viene para comprobar que en el clásico de la raqueta Rafa sigue siendo el número 1 gracias a su mente. Porque explicar las victorias de Nadal sólo desde el plano psicológico sería una simplificación absurda, pero no tenerlo en cuenta a la hora de descifrar su éxito es no entender a Nadal y su juego. Ése que ha edificado sobre un físico portentoso, sobre una competitividad asombrosa y una mente maravillosa que le ha ayudado a saborear los triunfos desde el sufrimiento. Por eso para Rafa, ganar es más ‘fácil’ que para cualquiera.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: