Due Diligence

17 10 2010

Es el nombre de moda estos días en Barcelona. El sinónimo de Guerra Civil que se ha apoderado de los culés. La Due Diligence encargada por Sandro Rosell y su Junta Directiva para desenmascarar qué se esconde detrás de la fachada triunfante y, a su vez, antipática de Joan Laporta. Ha sido su primera decisión clave tras llegar a la presidencia del Barça. En unos 100 primeros días caracterizados por el trabajo silencioso y por la división de decisiones y responsabilidades, Rosell reclamó el foco para explicar los pros y los contras de llevar a Laporta y sus secuaces a los Tribunales. Por si acaso él, votó en blanco, en la Junta de Socios Compromisarios celebrada hoy.

 

Las juergas de Laporta pueden pasarle ahora factura

 

Para los neófitos en el tema (como el que os escribe) intentaré explicarles qué es eso de una ‘Due Diligence‘. Por este término se conoce a una radiografía completa de una sociedad, cuyo objetivo es conocer cómo está la misma en una determinada fecha. A todas luces parece un tecnicismo económico para denominar a una auditoria externa. Sin embargo las diferencias existen. Una auditoría es obligatoria cuando una sociedad alcanza cierto volumen, tanto de activos como de cifras de ventas y de número de empleados. Se lleva a cabo una vez al año y ha de depositarse en el registro mercantil. Por su parte, una due diligence no se limita únicamente a temas financieros, sino que suele incluir en sus estudios las áreas fiscal, legal, laboral, financiera e incluso medioambiental. Así, en una due diligence se recogen aspectos que no refleja una auditoría.

Aspectos que hablan de comportamientos poco éticos y difícilmente justificables de Laporta y su Junta Deportiva. Según la Due Diligence, que le ha costado al club 230.000 euros, el agujero dejado por Jan y sus compinches ascendería a más de 77 millones de euros mientras que cuando se fueron del club aseguraron que dejaban las arcas con un superávit de 11 millones de euros. Los números no cuadran.

Algo o todo comienza a oler mal cuando en esos papeles lo primero que sale a relucir es una póliza de responsabilidad civil con cargo al club hasta 2016, en total 84.000 euros. Laporta y sus secuaces se cubrieron las espaldas de responsabilidades derivadas de las pérdidas del club. Esta póliza, firmada con la Aseguradora Zurich,  que se renovó poco antes de que la anterior junta saliera de la portrona presidencial cubre hasta los 25.000.000 millones de euros. Pecata minuta.

El despilfarro continua con una tarjeta Visa que debería tener rayado el chip de tanto pagar con ella. Estos gastos realizados en todo caso por directivos no están en ningún caso justificado. En total son 318.000 euros repartidos entre comidas en restaurantes en fechas señaladas, clubes nocturnos y facturas de  hoteles en Qatar (Shangri-la Hotel Qatar), Dubai (Hotel Atlantis The Palm Dubai) o Londres (Cipriani London). A lo que habría que sumar los más de 360.000 euros pagados en vuelos privados. En total siete vuelos de los que dos fueron por criterios únicamente futbolísticos, es decir, con la intención de que los jugadores llegaran en las mejores condiciones posibles. Sin embargo, los otros cinco vuelos se utilizaron para dos funerales, para negociaciones de fichajes, el viaje a la Final Four de París y visitas a los Centros de la Fundación. Curiosamente en el último de ellos, el dinero donado a la causa benéfica era inferior a lo pagado por el ‘jet’ privado.

 

Rosell llevará a la anterior Junta a los tribunales tras la decisión tomada en la Asamblea de Compromisarios

 

Pero estos gastos rozan el esperpento cuando uno recuerda que el Barça fichó a dos jugadores de dudosa calidad y que ni siquiera fueron presentados en el Camp Nou. Mucho menos aún, acudir a un entrenamiento del primer equipo. Ambas operaciones son dudosas de origen, ya que el Barça efectuó los fichajes a través de la empresa Traffic y adquiriendo los jugadores del Deportivo Brasil, club de la Segunda División paulista. Los agentes de ambos suponen para el Barça un coste fijo hasta la temporada 2011-12. En total 24,3 millones de euros tirados a la basura por un tal Henrique y un tal Keirrison.

Entre el resto de acciones de dudosa justificación ética o económica destacan los 880.000 euros gastados entre el concierto de U2, los partidos de Champions y la final de la Euroliga, que en ningún caso fueron a parar a socios; los 576.000 euros del catering de la Llotja del Camp Nou; los 2.656.000 euros del espionaje a directivos, socios (entre ellos Rosell), y periodistas orquestado por el Director General, Joan Oliver; los 656.000 euros de la seguridad personal de Laporta, en la que ‘coló’ las obras de su domicilio; los 7 millones y medio por los compromisos adquiridos en la Masía de Buenos Aires; y los 5 millones en viajes masivos de dudosa justificación, al Mundial de Clubes de Abu Dhabi entre otros y en ningún caso se incluyen aquí las necesidades de orden deportivo.

Lo que no se puede hacer es querer dar gato por liebre, e incluir en esos gastos injustificables el fichaje y posterior traspaso de Ibrahimovic, esto es, el viaje de ida y vuelta del delantero sueco a Milán. Para el de vuelta ya estaba al mando Rosell. Esos 37’2 millones de euros en que cifra la Due Diligence las pérdidas en esa operación. Sí es denunciable la comisión cobrada por Mino Raiola, representante de Ibra, que asciende a 8 millones.

Ahora es la justicia quien tiene que decidir. Rosell ya ha levantado las alfombras y aunque a los puristas quizá esto les parezca perjudicial y dañino para la imagen del club, que lo sería, más aún, si se corriera un tupido velo sobre esta escandalosa situación. Las dudas acechan ahora a un club cuya brecha social se ha reabierto de repente y el principal temor para Guardiola y los suyos es que ese guerracivilismo se extienda a su plantilla y acabe influyendo negativamente en el rendimiento deportivo. A Guardiola le toca blindar a su vestuario y demostrar, una vez más, sus dotes de filósofo.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: