El torpedo es Raúl

21 10 2010

Otra valla derribada, una nueva cima conquistada, otra página de la historia escrita con su puño y letra. Con su tesón, con su incombustible esfuerzo, con su calidad, con su oportunismo innato alcanzó anoche Raúl González Blanco los 69 goles en competiciones europeas (68 en Champions League y 1 en Supercopa de Europa). Ya no tiene a nadie por delante, a su lado convive un tal Gerhard ‘Torpedo’ Müller que alcanzó esa mítica cifra repartidos entre la década de los sesenta y setenta. Por detrás, aparecen una ristra de excelentes delanteros (Inzaghi, Van Nistelrooy, Andrei Shevchenko o Thierry Henry) que agranda aún más la leyenda del 7 blanco.

 

Raúl repitió gesto, goles y hasta color en la camiseta

Sí, blanco, porque Raúl sigue marcando goles vestido de ese color (aunque la primera equipación del equipo alemán es azul). Así al menos lo hizo anoche en un nuevo guiño del destino. Un año después de marcar su último gol con el Real Madrid en la máxima competición europea frente al Milan, Raúl recuperó la sonrisa para guiar a su equipo a la victoria y subir un peldaño más en la historia de este deporte. Para esto aseguran que había fichado por el Schalke 04 y el objetivo ya está cumplido. Aunque conociendo a Raúl, a buen seguro, que no piensa pararse ahí.

Él siempre ha sido un ‘Ferrrari’, como acertadamente lo definió Fernando Hierro en su día, y su sino fue, ha sido y es ser el número uno en todo, ésa ha sido su meta durante toda su carrera, con sus limitaciones, su esfuerzo y sus virtudes.  Por eso cambió la calidez de su casa, bajo el amparo del Santiago Bernabéu, por la gélida Gelsenkirchen. Al Ferrari le costó arrancar, le ayudó la llegada de Jurado, otro que ayer marcó un gol antológico, y la buena compenetración con ex-compañeros suyos como el holandés Huntelaar.

La sombra de la duda sobre su rendimiento ha planeado su aventura alemana, el eterno debate sobre su re-anunciada cuesta abajo ha llenado la páginas de la información deportiva y a buen seguro que sus detractores no se quitarán la venda ni siquiera para reconocer este mérito, otro más, el penúltimo, tal vez. Porque ahora todavía tiene tres partidos por delante para agigantar su leyenda, para volver a serntirse el número uno (al menos en la tabla de máximos goleadores), para mirar por el retrovisor al resto, para descubrir que el torpedo, en realidad, es él.

Anuncios




In crescendo

20 10 2010

Poco a poco, piano a piano, más andante de lo esperado por algunos, por la mayoría. Mourinho continúa labrando su Madrid con mimo y esmero en busca de ese equipo de autor que justifique su fichaje. Hasta ahora ‘sólo’ ganaba. Anoche, además, hizo vibrar al Santiago Bernabéu ante un equipo con solera, con tradición y con galones sobre el pecho. La leyenda de los dos equipos con más Copas de Europa se dio cita en el coliseo blanco para testar el pulso de ambos, el del joven apuesto y el del veterano seductor.

El Madrid ya es un equipo

Nuevamente ganó la juventud. Porque el brío y el descaro del equipo de Mou supo buscar los achaques de ese galán de película negra que ya tiene demasiadas arrugas. Poco, muy poco le duró la esencia de equipo grande al Milan de Allegri quien quiso ganar el partido desde la rueda de prensa a su homólogo portugués y salió trasquilado. Sobre el campo, las bravuconadas rossoneri aguantaron 15 minutos. Los que tardó Cristiano Ronaldo y compañía en alejar los viejos fantasmas italianos. Dos goles, dos soplos, dos regalos, dos aciertos, y partido sentenciado.

Porque el Milan ya no tiene el cuerpo para fiestas y ojo, que nadie duda de su galantería, de su calidad, de su aroma de dandi. Hablar de Pirlo, de Seedorf, de Gatusso, de Ronaldinho, incluso de Ibrahimovic suena a pasado y tan sólo Pato o Robinho proyectan sus carreras hacia el futuro. Por ello, Mourinho buscó sus debilidades, imprimió un fuerte ritmo de juego desde el inicio y adelantó la presión hasta más allá de la línea de tres cuartos de cancha. Con la velocidad y un trenzado juego por bandas el Madrid desarboló a los italianos con menos sudor de lo esperado.

El Milan tiró de orgullo y de las dosis de clase que todavía atesoran las botas de sus principales estrellas. La osadía del jovenzuelo se convirtió en pereza y su siestecita tras la salida en tromba bien pudo costarle algún disgusto a los blancos. Pero Casillas ha acorazado sus inmediaciones para sufrir menos de lo que acostumbraba. Para cuando esa valla se salta ya está él detrás. Como en esa estratosférica falta de Pirlo que Casillas se encargó de enviar al limbo.

Prácticamente ahí se acabó el Milan, que con su paso al tran-tran no fue capaz de poner en mayores dificultades a esa retaguardia pretoriana sobre la que se ha armado ese joven con trazas de veterano que Mourinho ya esboza en el Paseo de La Castellana. Anoche sacó sus mejores galas, demostró a Europa que se le debe tener en cuenta, si no ahora, si allá por marzo-abril cuando se empiecen a decidir las conquistas, cuando la primavera haga florecer los títulos de la temporada. Porque los equipos de Mourinho se construyen in crescendo y a éste cada vez le van encajando más las piezas.

La puntería fue una de las que más falló ayer y eso que la aportación en la mediapunta de Özil y el mando en el centro del campo de Xabi Alonso facilitó, y mucho, las cosas. No terminan de engrasar bien los de arriba ofuscados en una guerra de egos que chocan directamente con el espíritu colectivo y solidario del que quiere dotar a su equipo Mourinho. Tal vez ése sea el salto definitivo que le queda por dar a este equipo para confirmar todo lo bueno que apunta. Tras aprobar el primer test serio, el paso se acelera, el joven busca hacerse mayor y superar cotas más altas. Todo ello, in crescendo, como siempre con Mourinho.





Rectificar

18 10 2010

Me sorprendió desde el principio. Incapaz de comprender la falta de previsión, de sensibilidad y sobre todo de conocimiento.  Tanto José Mourinho como Pep Guardiola se descolgaron el pasado viernes afirmando que ninguno de sus jugadores irían a recibir el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes. Ese galardón concedido este año a la Selección Española de Fútbol perdía así a 13 Campeones del Mundo, a más de una docena de sus representantes más ilustre. El menosprecio ya estaba hecho pero aún se podía rectificar.

Será difícil repetir esta imagen el próximo viernes 22 de octubre

La excusa planteada por ambos entrenadores era el partido del fin de semana. Los Premios Principe de Asturias se entregarán el próximo viernes, 22 de octubre, en el Teatro Campoamor de Oviedo, apenas 24 horas antes del inicio de la novena jornada de la Liga BBVA. Tiempo suficiente para que tanto los jugadores azulgranas como los merengues se desplazaran a la capital asturiana esa misma tarde y estuvieran de vuelta en sus respectivas concentraciones esa misma noche. Eso que parece algo tan normal fue pintado  con rotundidad y ciertos tintes extraordinarios por los técnicos y por sus altavoces públicos.

Mourinho que el mismo viernes se mostraba inflexible y autoritario al anunciar que ninguno de sus jugadores se desplazarían para recibir ese premio, ni siquiera Casillas, capitán de esa Selección Española que se proclamó campeona del mundo en Johanesburgo el pasado mes de julio. Un día después, Mourinho, más sosegado tras lograr la victoria en Málaga confirmaba lo que antes, ya había adelantado Jorge Valdano, Director General de la entidad blanca.

Lo innegociable se había hecho negociable, Casillas estaría en la ciudad ovetense para recoger el galardón. A Mourinho, su presidente, Florentino Pérez, le había explicado lo que el premio representa en España y lo que debería representar en el mundo (aunque el prestigio nos lo hemos cargado entre todos), y el orgullo que supone para una entidad como el Real Madrid verse representado en estos galardones, entregados, no lo olvidemos, por la Familia Real Española. Otros, como el Athletic de Bilbao también ha reaccionado a tiempo y permitirán acudir a Oviedo a sus dos campeones del mundo, Javi Martínez y Fernando Llorente.

No parece haber reparado en ello Guardiola, quien más comedido en su declaración no vaciló al recordar que ningún jugador azulgrana que fuera titular el próximo sábado (juegan contra el Zaragoza a las 18.00h) acudiría a recoger el premio. Tal vez la posible baja de Xavi producto de sus molestias en el tendón de Aquiles le echarían una mano al técnico culé. Sin duda, el mediocentro azulgrana ha sido el motor de esta Selección, aunque sin la inestimable colaboración de Andrés Iniesta, su compañero en el Barça y en el combinado nacional, todo hubiera sido más difícil. Además, Iniesta fue quien obró el milagro el pasado mes de julio cuando marcó ese gol que nos llevó al éxtasis a todos. Estos premios se merecían también su presencia.

Guardiola no ha variado su discurso y todavía no ha rectificado. Conociéndole no lo hará. Más aún cuando desde el club se ha asegurado que los internacionales del Barça estarán bien representados por Casillas. Se confunden y cometen un craso error. Ese viaje a Oviedo no trastoca los planes de unos futbolistas, que en el caso del FC Barcelona se desplazarán a Zaragoza el mismo sábado, como viene siendo habitual desde la llegada de Guardiola. A éste le ha faltado mano izquierda en esta ocasión para darse cuenta de que a veces hay instituciones por encima tuya, incluso por encima de un gran club de fútbol. Guardiola debe demostrar ahora si el hábito de la sabiduría cuelga entre su repertorio de trajes.





Due Diligence

17 10 2010

Es el nombre de moda estos días en Barcelona. El sinónimo de Guerra Civil que se ha apoderado de los culés. La Due Diligence encargada por Sandro Rosell y su Junta Directiva para desenmascarar qué se esconde detrás de la fachada triunfante y, a su vez, antipática de Joan Laporta. Ha sido su primera decisión clave tras llegar a la presidencia del Barça. En unos 100 primeros días caracterizados por el trabajo silencioso y por la división de decisiones y responsabilidades, Rosell reclamó el foco para explicar los pros y los contras de llevar a Laporta y sus secuaces a los Tribunales. Por si acaso él, votó en blanco, en la Junta de Socios Compromisarios celebrada hoy.

 

Las juergas de Laporta pueden pasarle ahora factura

 

Para los neófitos en el tema (como el que os escribe) intentaré explicarles qué es eso de una ‘Due Diligence‘. Por este término se conoce a una radiografía completa de una sociedad, cuyo objetivo es conocer cómo está la misma en una determinada fecha. A todas luces parece un tecnicismo económico para denominar a una auditoria externa. Sin embargo las diferencias existen. Una auditoría es obligatoria cuando una sociedad alcanza cierto volumen, tanto de activos como de cifras de ventas y de número de empleados. Se lleva a cabo una vez al año y ha de depositarse en el registro mercantil. Por su parte, una due diligence no se limita únicamente a temas financieros, sino que suele incluir en sus estudios las áreas fiscal, legal, laboral, financiera e incluso medioambiental. Así, en una due diligence se recogen aspectos que no refleja una auditoría.

Aspectos que hablan de comportamientos poco éticos y difícilmente justificables de Laporta y su Junta Deportiva. Según la Due Diligence, que le ha costado al club 230.000 euros, el agujero dejado por Jan y sus compinches ascendería a más de 77 millones de euros mientras que cuando se fueron del club aseguraron que dejaban las arcas con un superávit de 11 millones de euros. Los números no cuadran.

Algo o todo comienza a oler mal cuando en esos papeles lo primero que sale a relucir es una póliza de responsabilidad civil con cargo al club hasta 2016, en total 84.000 euros. Laporta y sus secuaces se cubrieron las espaldas de responsabilidades derivadas de las pérdidas del club. Esta póliza, firmada con la Aseguradora Zurich,  que se renovó poco antes de que la anterior junta saliera de la portrona presidencial cubre hasta los 25.000.000 millones de euros. Pecata minuta.

El despilfarro continua con una tarjeta Visa que debería tener rayado el chip de tanto pagar con ella. Estos gastos realizados en todo caso por directivos no están en ningún caso justificado. En total son 318.000 euros repartidos entre comidas en restaurantes en fechas señaladas, clubes nocturnos y facturas de  hoteles en Qatar (Shangri-la Hotel Qatar), Dubai (Hotel Atlantis The Palm Dubai) o Londres (Cipriani London). A lo que habría que sumar los más de 360.000 euros pagados en vuelos privados. En total siete vuelos de los que dos fueron por criterios únicamente futbolísticos, es decir, con la intención de que los jugadores llegaran en las mejores condiciones posibles. Sin embargo, los otros cinco vuelos se utilizaron para dos funerales, para negociaciones de fichajes, el viaje a la Final Four de París y visitas a los Centros de la Fundación. Curiosamente en el último de ellos, el dinero donado a la causa benéfica era inferior a lo pagado por el ‘jet’ privado.

 

Rosell llevará a la anterior Junta a los tribunales tras la decisión tomada en la Asamblea de Compromisarios

 

Pero estos gastos rozan el esperpento cuando uno recuerda que el Barça fichó a dos jugadores de dudosa calidad y que ni siquiera fueron presentados en el Camp Nou. Mucho menos aún, acudir a un entrenamiento del primer equipo. Ambas operaciones son dudosas de origen, ya que el Barça efectuó los fichajes a través de la empresa Traffic y adquiriendo los jugadores del Deportivo Brasil, club de la Segunda División paulista. Los agentes de ambos suponen para el Barça un coste fijo hasta la temporada 2011-12. En total 24,3 millones de euros tirados a la basura por un tal Henrique y un tal Keirrison.

Entre el resto de acciones de dudosa justificación ética o económica destacan los 880.000 euros gastados entre el concierto de U2, los partidos de Champions y la final de la Euroliga, que en ningún caso fueron a parar a socios; los 576.000 euros del catering de la Llotja del Camp Nou; los 2.656.000 euros del espionaje a directivos, socios (entre ellos Rosell), y periodistas orquestado por el Director General, Joan Oliver; los 656.000 euros de la seguridad personal de Laporta, en la que ‘coló’ las obras de su domicilio; los 7 millones y medio por los compromisos adquiridos en la Masía de Buenos Aires; y los 5 millones en viajes masivos de dudosa justificación, al Mundial de Clubes de Abu Dhabi entre otros y en ningún caso se incluyen aquí las necesidades de orden deportivo.

Lo que no se puede hacer es querer dar gato por liebre, e incluir en esos gastos injustificables el fichaje y posterior traspaso de Ibrahimovic, esto es, el viaje de ida y vuelta del delantero sueco a Milán. Para el de vuelta ya estaba al mando Rosell. Esos 37’2 millones de euros en que cifra la Due Diligence las pérdidas en esa operación. Sí es denunciable la comisión cobrada por Mino Raiola, representante de Ibra, que asciende a 8 millones.

Ahora es la justicia quien tiene que decidir. Rosell ya ha levantado las alfombras y aunque a los puristas quizá esto les parezca perjudicial y dañino para la imagen del club, que lo sería, más aún, si se corriera un tupido velo sobre esta escandalosa situación. Las dudas acechan ahora a un club cuya brecha social se ha reabierto de repente y el principal temor para Guardiola y los suyos es que ese guerracivilismo se extienda a su plantilla y acabe influyendo negativamente en el rendimiento deportivo. A Guardiola le toca blindar a su vestuario y demostrar, una vez más, sus dotes de filósofo.





Un día 10

10 10 2010

Álex Crivillé ya tiene sucesor. Mucho ha llovido desde aquel 1999 en el que el hoy comentarista de TVE superaba al mito, rompía una barrera y hacía historia. Crivillé se convertía en el primer español en ganar un mundial de la máxima categoría al extraterrestre Mick Doohan, y hoy, otro 99 saborea las mieles de ser el número 1. Ese es el número que porta en el cadenado Jorge Lorenzo, el triunfal campeón del mundo de Moto GP, pero él no ha sido el único que se ha sentido el mejor del mundo en lo suyo. Para culminar este día 10 (10/10/2010), Toni Elías se alzaba con el título mundial en la categoría de Moto 2, mientras que en 125cc nos asegurábamos otro campeón español.  No me cansaré de repetirlo, es nuestro año.

 

Esa mirada felina ya se marca nuevos retos

 

 

Así debe pensarlo Jorge Lorenzo, quien por fín ha logrado su sueño. Ese que ya nos advertía con aire chulesco y guerrero un renacuajo de 13 años: “quiero ser campeón del mundo, quiero ganar a Rossi”. Diez años después, lo ha conseguido. Su carácter indómito, su gen ganador y su cabezonería le ha granjeado un lugar en el Olimpo, un sillón entre los más grandes. Cuando Rossi levantó ese muro que separaba sus destinos bajo el mismo techo, sabía muy bien lo que hacía. Al final ha sido él, Rossi, quien se ha tenido que marchar de casa, empujado por el nuevo ídolo.

Habrá quien recuerde que ha sido una temporada extraña, con demasiadas facilidades para el piloto mallorquín, en la que Rossi no ha sido Rossi tras una caída inoportuna, en la que Stoner empezó con el pie cambiado y en la que Pedrosa, el último que podía hacerle sombra, se partía la clavícula por cuatro sitios hace dos semanas para dejarle el título en bandeja. A Lorenzo, todo eso hoy le dará igual, porque ha sido él y no otros el que  ha subido al podio en 13 de los 15 grandes premios disputados, de los que ha ganado 7.

Por su regularidad y por la templanza de esos caballos que no sólo ha tenido que domar bajo su montura, sino en su plano más personal, se explica su triunfo, su paso hacia delante, la subida de ese escalón que separa a los mortales de los mitos. Su espíritu guerrero (ése, en realidad, es su apellido materno) le ha valido para torear las embestidas de los rivales tanto dentro como fuera de la pista y al final su cabeza fría y su pilotaje aguerrido han sido suficiente para cumplir el sueño de su vida, ser campeón del mundo de motociclismo. Tal y como él mismo ha reconocido ya se puede morir tranquilo, aunque conociendo al mallorquín, el show debe continuar.

Otro que ha sabido reponerse de las múltiples cornadas de la vida ha sido Toni Elías, el vencedor en Moto2. El piloto catalán se ha convertido en el primer campeón de la recién estrenada categoría, tras varios desengaños en MotoGP. A Elías su premio le ha llegado cuando menos lo esperaba, pero ha sido la recompensa a su continuo trabajo, a su peregrinar por el desierto. Su regularidad y su experiencia le ha reportado a sus 27 años su primer título mundial y a buen seguro que la espera y el esfuerzo harán más dulce este premio.

Como lo será para uno de los pilotos españoles de 125cc que saboreará el triunfo mundial en las próximas fechas. Porque hoy también supimos que entre Marc Márquez, Nico Terol y Pol Espargaró saldrá un nuevo campeón del mundo español para redondear un triplete histórico en todas las categorías. Será un nuevo hito para el deporte español que exprime su época dorada con unas notas que se están instalando con demasiada frecuencia en la excelencia. Lo de hoy fue de matrícula de honor, así que hay que disfrutarlo.





La guerra de los mundos

7 10 2010

La NBA está más cerca. El océano se acorta y cada vez es más fácil saltar el charco, acercarse a las estrellas y sentarse a la derecha de los genios. Allí reposa ya el Regal Barcelona, el primer equipo europeo que ha sido capaz de vencer al Campeón de la NBA, Los Angeles Lakers de Kobe Bryant y Pau Gasol. 20.000 privilegiados han sido testigos de la machada del Campeón de Europa en un Palau Sant Jordi a reventar que ha disfrutado de un espectáculo a la altura de sus protagonistas.

 

Kobe no pudo con Navarro, Mickeal y compañía

 

Cierto es que los vencedores del último anillo se encuentran en plena pretemporada, sin el ritmo de competición adecuado y sin el rigor competitivo, que por otra parte, el Barça no ha abandonado desde la temporada pasada. Así, con un rival a tope de revoluciones y perfectamente engrasado, el orgullo y la calidad de los de púrpura y oro no fue suficiente. Y eso que el partido poco o nada tuvo de amistoso. Las estrellas norteamericanas estuvieron en el parqué más de lo esperado y entre ellas brilló con luz propia Pau Gasol. En su regreso a casa el pívot  de Sant Boi fue el alma de su equipo con 25 puntos y 10 rebotes, demostrando, una vez más, que su figura se agiganta a cada temporada, a cada partido con los angelinos.

Sobre todo, cuando Kobe no está afinado. Como hoy. Su maltrecha rodilla todavía no está al 100% y tal vez por eso su pique con Pete Mickeal (26 puntos, 13 rebotes, 7 asistencias), uno de los destacados en el cuadro de Xavi Pascual, se lo llevó el jugador azulgrana, perfecto tanto ofensiva como defensivamente. En la intensidad y la entrega de ambos se adivinaba lo que había en juego. Prestigio, honor, orgullo.

Así lo entendió el Señor de los Anillos, Phil Jackson quien tuvo sobre el parqué durante 25 minutos a Kobe Bryant, bastante más de lo que él pretendía. Más aún,  Jackson tiró de su quinteto titular durante buena parte del partido y en los últimos minutos, en los minutos calientes del final del partido los hombres de púrpura fueron los mismos que allá por junio decidieron frente los Celtics unas finales NBA de ensueño. Fisher, Odom, Artest, Gasol y Bryant. Suena a gloria, suena a baloncesto de altos vuelos.

Y por encima de todos ellos sobre voló Juan Carlos Navarro. Reivindicativo y efectista, el escolta azulgrana demostró una vez más que Europa se le quedó pequeño hace tiempo, aunque en su día prefiriera seguir ejerciendo su dictadura en el Viejo Continente, antes que ser uno más en el ‘Showtime’ americano. Entre su repertorio, bombas, triples, penetraciones, tiros libres y liderazgo. Una auténtica pesadilla para Jackson y los suyos. Y eso que Pau ya le habría advertido a sus compañeros de lo que su gran amigo era capaz.

Xavi Pascual y los suyos se adaptaron mejor de lo esperado a las reglas NBA y se sobrepusieron al arbitraje de la pareja norteamericana que intentó barrer siempre para casa, con la intención de mantener vivo el partido hasta el final. Así fue, incluso con la nula aportación de Ricky Rubio, nefasto durante todo el partido, pero la muñeca más engrasada de los azulgrana fue definitiva y el resplandor de las estrellas que tenían enfrente no cegó sus ansias de triunfo. Los tiros libres terminaron decidiendo un partido épico en el que dos mundos se echaron un pulso por la hegemonía mundial. Los ángeles vestían hoy de azulgrana y así resulta más fácil entender el milagro.





El Quijote se sube a la red

6 10 2010

Alonso Quijano y Sancho Panza se han olvidado de los molinos y los gigantes. Ahora su lucha es otra. En plena era de la comunicación el ingenioso hidalgo y su leal compañero se enfrentan a ese mar inabarcable que es la red de redes. Combaten contra el olvido, en busca del reconocimiento y, una vez más, de su anhelada Dulcinea del Toboso. Pero para esta afrenta, muy alejada de aquellas que en pleno Siglo de Oro universalizó la novela de caballerías, necesitarán la ayuda de todos nosotros.

 

Únete y forma parte de El Quijote más grande de la historia

 

La Real Academia Española, junto a la red social de vídeos, Youtube, han puesto en marcha una iniciativa conjunta en la que más de 2.000 personas participan en una lectura global de nuestra obra más universal. Se trata de promover la cultura y el idioma español en el principal océano audiovisual de la red. Para ello la RAE ha divido El Quijote en dos mil cuatrocientos fragmentos, de ocho líneas por fragmentos. Lo que viene a ser dos minutos por persona y un total de 71 horas a mayor gloria del gran Miguel de Cervantes.

Así todos podemos sumergirnos en el Renacimiento español, convertirnos en un personaje más de una novela de caballerías y participar en un proyecto único. De esta manera,  cualquier usuario de YouTube mayor de 14 años podrá participar, sin importar el país de procedencia o la lengua materna que hable. El único requisito es que la locución que se realice sea en español.

Si el video enviado no tuviera locución ante la cámara porque el participante hubiera elegido una forma de expresión distinta, será necesario incluir subtítulos en español, fieles a  la edición de la obra conmemorativa del cuarto centenario de la aparición del libro, publicada por la RAE, la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) y la Editorial Alfaguara en 2004. Los subtítulos pueden ser añadidos a través de la herramienta existente en YouTube.

Jamás hubiera podido Miguel de Cervantes imaginar una obra tan global, tan universal, tan al alcance de todo el mundo. Pues su Quijote 2.0 se prepara para ser el más grande de la historia, el más grande sin más.Para todo aquel que quiera colaborar en este proyecto de carácter educativo y cultural sólo tiene que dirigirse a esta dirección www.youtube.com/elquijote y hacer clic en el botón participar. Posteriormente Sancho Panza intentará explicarle que a lo que usted se enfrenta no son gigantes, ni siquiera molinos, aunque para entonces el dulce veneno de la escritura (y la lectura) cervantina haya calado hasta en los tuétanos y te halles subido a lomos de Rocinante en un lugar… de la Red, ése endomoniado invento del siglo XXI.

Para participar sigue estos pasos:

1. Registrase en Youtube
2. Hacerse con un fragmento del Quijote (se puede solicitar a través de la propia web)
3. Grabar un video leyendo el fragmento asignado y subirlo a la web