Bolos y centanarios

11 08 2010

Hoy hace un mes que ganamos la estrella de la eternidad, la Copa del Mundo, en el Soccer City de Johannesburgo. Con la resaca todavía a cuestas y el trofeo dando vueltas por toda España y parte del extranjero, La Roja vuelve al tajo con medio país de vacaciones, un 11 de agosto. La fecha no solo pilla con el pie cambiado a los aficionados sino también a jugadores y clubes, los primeros recién llegados de su merecido descanso (en los más afortunados de cerca de un mes), los segundos inmersos en las últimas semanas previas al inicio de una temporada que ya se vislumbra en el horizonte.

La Copa del Mundo ha sido ofrecida a la Virgen de Guadalupe de México

Y en medio de todo esto surge una fecha FIFA, que para quien no sepa lo que significa el dichoso término, éste hace referencia a las citas del calendario programadas para la disputa de partidos internacionales. El 11 de agosto es uno de esos días y a la Federación Española de Fútbol no se le ocurrió otra idea que disputar un partido a miles de kilómetros de nuestro país y a más de 2000 metros de altura, en el Estadio Azteca de México, apenas un mes después de haber jugado nuestro último partido internacional. Con tal de hacer caja, vamos al fin del mundo.

Cierto es que el partido estaba concretado con anterioridad al Mundial. Fallo, nuevamente, de la Federación que no previó que pudiésemos alcanzar la final del Mundial y, por tanto, tener muy poco tiempo para preparar el partido. Por si fuera poco, la Federación Mexicana de Fútbol impuso al firmar el compromiso que la Selección Española debería llegar al Azteca con, al menos, el 60% de sus habituales, lo que no dejaba lugar a los experimentos.

Y es que el partido es algo más que un amistoso para los mexicanos. Con él se conmemora el segundo centenario de la Independencia azteca, precisamente, de los españoles y ahora, no sólo se enfrentarán a sus antiguos colonizadores, sino que enfrenten también tendrán al mejor equipo del Planeta, a los Campeones del Mundo. Esa motivación extra ya ha surtido efecto entre los jugadores de la ‘Tricolor’, algunos como el delantero Efraín Juárez ya amenaza con “abollar la corona a España”. Por si eso fuera poco, México ha ganado a las dos últimas campeonas del mundo a las que se ha enfrentado, Italia y Brasil.

Por todo ello, el bolo de esta noche es como mínimo incómodo. Porque ahora que la estrella es España habría que tener más tacto a la hora de lucir nuestro estilo al mundo. La polémica, además, ha merodeado la concentración de La Roja, ya que los internacionales del Barça han saltado de la playa al césped del Azteca sin más preparación previa. Para más inri, dentro de tres días se disputa la Supercopa de España, torneo organizado por la propia Federación Española de Fútbol, en la que participa el FC Barcelona y que en estos momentos la prepara en cuadro ya que siete internacionales culés han sido convocados. Es el precio del estilo.

Estilo del que no ha querido desprenderse Puyol, quien a pesar de anunciar, de manera más o menos oficial, que dejaría la Selección Española tras el Mundial de Sudáfrica, más tarde se retractó (animado por sus compañeros y el propio Seleccionador) y confirmó que continuaría dos años más. Hubiera sido el perfecto colofón, a sus 32 años, con una Eurocopa y un Mundial bajo el brazo. Sin embargo, Puyol tiene como meta el club de los 100(ha sido internacional en 90 ocasiones), convertirse en centenario con La Roja, algo que hasta hora sólo han conseguido hasta ahora Zubizarreta, Raúl y Casillas. Su compañero de equipo Xavi, puede ser el próximo (hasta ahora suma 94).

El Barça, por tanto, se convierte en preso de su éxito y de la ambición de sus jugadores. Por eso no son lógicas sus quejas y reproches ante la convocatoria de Del Bosque. El fallo viene de más arriba, de ese calendario unificado que todavía hoy es un anhelo lejano para el mundo del fútbol. Y la situación amenaza con repetirse a hora que los bolos serán una constante en todas las partes del mundo. Antes éramos nosotros los que invitábamos a los diferentes campeones del mundo para medirnos a ellos ante nuestro público. Ahora las tornas han cambiado, nos toca rendir pleitesías y eso también hay que disfrutarlo. Hoy enseñamos al mundo nuestra estrella y ése es un compromiso que exige a los mejores.





Amorebieta venezolano

10 08 2010

La decisión sorprende porque anteriormente había acudido a la llamada de la Selección Española en las diferentes categorías inferiores. Pero ahora, Fernando Amorebieta ha optado por representar los colores de su país natal, Venezuela, antes que aquel en el que ha crecido y se ha hecho persona y jugador. Así lo confirmaba ayer la Federación Venezolana de Fútbol a través de un comunicado en el que se indicaba que Amorebieta estaba en disposición de ser seleccionado por el combiando ‘vinotinto’, tras haber realizado las los trámites requeridos ante la FIFA.

Amorebieta ha llegado a ir convocado con España, pero no había debutado con La Roja

Fernando Amorebieta nació un 29 de marzo de 1985 en Cantaura (Venezuela) de “casualidad”, tal y como él mismo reconoce. Su familia se marchó a América por motivos laborales, ya que su padre era jugador de cesta-punta, un deporte de orígen vasco muy arraigado en determinados países sudamericanos. Cuando Fernando tenía apenas dos años su familia y él regresaron a Iurreta (Vizcaya, País Vasco), la localidad natal de sus progenitores. El defensa central del Athletic Club tardaría más de 20 años en regresar a Venezuela.

En ese tiempo Amorebieta crecio al cobijo de Lezama, la fábrica de talentos del conjunto rojiblanco. Su 1,92 y su polivalencia en defensa, puede ocupar tanto el lateral izquierdo como ser el eje de la zaga, pronto le abrieron las puertas del primer equipo así como las categorías inferiores de la Selección Española. En ellas llegó a ser Campeón de Europa sub-19 en 2004. Hace dos años, el 14 de agosto de 2008, fue convocado por el seleccionador español, Vicente del Bosque para disputar un partido frente a Dinamarca, aunque finalmente no jugó ni un solo minuto.

Ese hecho (si hubiera debutado con la Selección absoluta, no podría competir con otro país), añadido a su desaparición en las posteriores convocatorias nacionales y los esfuerzos del entrenador venezolano, César Farías, por convencerle del importante papel que podría desarrollar con los venezolanos parecen haber sido definitivos en esta decisión.  Apoyado en su doble nacionalidad, hispano-venezolana, Amorebieta llegó a afirmar que le hacía ilusión debutar con el combinado ‘vinotinto’.

Ahora, completamente asentado en la zaga de los leones, titular indiscutible y con margen de mejora, La Roja le aguardaba a medio-corto plazo, aunque la continuidad de Puyol impedía ver los resultados de forma inmediata. Si es lo que Amorebieta siente bien está. Es preferible que quien se ponga la camiseta de la Campeona del Mundo sepa lo que lleva encima, La Roja no admite medias tintas, ni compromisos políticamente correctos.

Extraña, a pesar de todo, que esa decisión no la hubiera tenido antes, mientras ascendía peldaños hacia las puertas de la absoluta. Siempre hay a quien le cuesta más madurar o se niega a agrandar sus límites. De todos modos, es de agredecer la honradez de Amorebieta que en estos días de vino y rosas de la Selección Española ha escuchado a su corazón y ha tenido en cuenta sus sentimientos. Gracias a ellos es de esperar que Fernando sea un fijo en la próxima Copa América 2011, que se disputará en Argentina y si su evolución se mantiene, el destino todavía le puede reservar un partido más que especial frente a la Campeona del Mundo en ese Mundial de Brasil en 2014, que ahora se habrá convertido en su sueño ‘vinotinto’.





Retrato fiel de la condición humana

9 08 2010

Las páginas literarias de este cuaderno de abordo se vuelven a abrir para trasladarnos hasta uno de los retratos más fieles que de la condición humana se ha hecho. Les hablo de Ensayo sobre la ceguera de José Saramago, libro de cabecera en el inicio de un verano que ya supera su ecuador. Es una auténtica obra maestra a medio camino entre la ciencia ficción y el surrealismo pero que a su vez es capaz de desgranar todos y cada uno de los defectos y falsas apariencias que la raza humana esconde bajo esa fachada de lo políticamente correcto.

Indispensable. Por su estilo, originalidad y tensión.

Hace tiempo que terminé la lectura desenfrenada, sin pausa y sin eufemismos de ningún tipo que produce Ensayo sobre la ceguera, aunque nunca encontraba el momento adecuado para recomendarlo a través de este blog. Esa trama apocalíptica en la que la humanidad sufre una ceguera colectiva en que todo se ve blanco, apoyada en un ritmo frenético que puede descolocar en un principio al lector, ya que Saramago no utiliza los puntos y seguidos, sino las comas y las mayúsculas para separar los diálogos entre uno y otro personaje, nos embarca en un viaje hasta los sentimientos más profundos del ser humano, para quitarnos la careta y enseñarnos nuestros egoísmos, nuestra escasez de caridad, nuestra crueldad ante las situaciones adversas. Y eso se ve hasta estando ciego.

Lo cierto es que tras leer la novela del Premio Nobel portugués uno mira y ve a los ciegos de otra manera. Porque uno se descubre a sí mismo como uno de ellos, engañado por sus sentidos, cegado por nuestras convicciones. Sin duda, Ensayo sobre la ceguera llama a la reflexión, te induce a replantearte el mundo en el que vivimos. Y todo ello dentro de una historia densa que por momentos llega a instalarse en el propio terror que siente el lector con lo que está pasando ante sus ojos. Tan cercano como improbable. Imposible no cerrar los ojos y pensar que al abrirlos todo será blanco.

El premio Nobel, José Saramago, alcanzó con esta obra un hito en su carrera

Pero Saramago no cierra los ojos, y presta su pluma a esos ciegos para revelarnos que no siempre se necesitan ojos para ver. Con un lenguaje directo, sin tapujos y sin tabúes de ningún tipo, incluso con cierta ironía en las expresiones que le permiten jugar con la ceguera y la vista en un muy particular humor negro, el escritor portugués describe la agonía, el miedo a la muerte y a ésta como única solución o fin. Es una vuelta a los orígenes del ser humano, a su primitivo estado de supervivencia, un canto despiadado y brutal de la Ley del más fuerte. Una obra indispensable.

El círculo lo cierra José Saramago de manera magistral después de desnudar la poca humanidad que le quedan a los protagonistas tras vivir demasiadas situaciones inhumanas, capaces de sacar a relucir nuestro instinto más animal. Esa lección de literatura y sabiduría del comportamiento humano se apoya en el axioma de Thomas Hobbes (inspirado éste, a su vez, en Plauto), aquel que afirma que el hombre es un lobo para el hombre. Un lobo cuyas dentelladas de realidad obligan a deternerse, respirar y reflexionar sobre la propia condición humana, ésa que entre todos estamos cegando.





Dani Jarque, siempre con nosotros

8 08 2010

Esa fue la dedicatoria que el gran Andrés Iniesta inscribió en su camiseta apenas horas antes de disputar el partido más importante de su vida, poco antes de marcar el gol que nos cambió la vida a todos. Luego, en medio del éxtasis, Andrés tuvo un segundo de pausa, de sosiego, de lucidez para recordar a su querido amigo, al compañero arrancado de esta vida con excesiva premura. Aquel Dani Jarque, siempre con nosotros hablaba de la catadura moral y de la grandeza de este crack mundial y mejor persona, aunque el resto de los mortales sólo pudimos recapacitar en el gesto cuando la locura dejó de nublar nuestras mentes.

Iniesta destapó su mensaje tras marcar el gol más importante del fútbol español

Hoy se cumple un año de la muerte de Dani Jarque, el 8 de agosto de 2009 el corazón del capitán del RCD Espanyol se paraba para siempre. Su repentina muerte provocada por una asistolia no desfibrilable inundaba el fútbol español de lágrimas tras un nuevo caso de muerte fulminante en el deporte rey. El doctor Cervera (médico del Espanyol)  le practicó el masaje cardícaco y usó el desfibrilador, pero no se le pudo reanimar. Dani Jarque se unía a Antonio Puerta entre los ilustres de nuestros fútbol que nos dejaban antes de tiempo, pero ellos no eran los únicos. Sus muertes, no obstante, han ayudado a prevenir esos fallos cardíacos, a mejoras las revisiones médicas a los deportistas y a indagar en los estudios. Casos como los de De la Red o Sergio Sánchez son buenos ejemplos.

Pero Jarque nunca pudo estrenar esa capitanía en el nuevo estadio del Espanyol, ése que hoy se ha convertido en un pequeño museo en su honor pero que inexplicablemente no (todavía) no lleva su nombre. Algo que no deja en muy buen lugar a la directiva del Espanyol que ha demostrado una falta de sensibilidad preocupante con uno de sus mejores jugadores. El homenaje fue espontáneo y popular desde el primer momento y así la puerta 21 del Estadio Cornellá-El Prat, así se llama el nuevo estadio, se ha vuelto a llenar un año después de emotivas frases, velas incandescentes y fotos para el recuerdo.

Un nuevo homenaje a Dani Jarque ha tenido lugar hoy en la puerta 21 de Cornellá-El Prat

Aquella puerta 21 que hace un año reventó de dolor y llanto ya se conoce como puerta ‘Dani Jarque’ y en los próximos días se colocará un busto del jugador en su memoria. Esta noche coincidiendo con la final del Trofeo veraniego Ramón de Carranza que enfrentará al Espanyol y el Atlético de Madrid se espera que sus compañeros salgan con alguna camiseta conmemorativa.

Con un futuruo prometedor, con tan solo 26 años y con una hija de camino que nunca llegaría a conocer, Jarque dejó demasiadas cosas a medias. Una de ellas fue la Selección Española, a la que había acudido en sus categorías inferiores. Parte de esa ausencia la redimió Iniesta el pasado 11 de julio para recordar que siempre ha estado ahí. El de Fuentealbilla era uno de los amigos íntimos de Dani, uno de los que más sufrió con su pérdida y su particular homenaje estuvo a la altura de su gran amistad. Pocas veces una camiseta significó tanto, pocas veces unas palabras pusieron tantos vellos de punta, pocas veces las lágrimas han arrasado nuestros ojos con una mezcolanza de alegría y pena como aquella. Jarque,  desde un lugar privilegiado, el cielo, también ayudó a que ese balón entrara. Él vio ese gol como nadie.





España juega en Euskadi

7 08 2010

No debería ser noticia pero lo es. 22 años después, la Selección Española de Baloncesto vuelve a disputar un partido en tierras vascas. Será un torneo internacional en su camino de preparación para el Mundo-Basket de Turquía que comenzará a finales de agosto y que les enfrentará hoy (20.00h/La Sexta) a Lituania y mañana, a la misma hora y en el mismo canal, a Eslovenia. Partidos serios para ir calibrando el nivel de los nuestros y cerrar definitivamente los doce elegidos por Sergio Scariolo. San Emeterio y Carlos Suárez se juegan esa plaza.

Calderón vuelve a su segunda casa, Vitoria

Vitoria, capital del baloncesto en el País Vasco, será el testigo privilegiado de un torneo con tintes de evento importante. Quien no lo podrá disputar será Rafa Martínez, el jugador del Power Electronics Valencia fue el segundo descarte de Sergio Scariolo, provocado en gran medida por la buena recuperación que está llevando Sergio Llul, su rival en el puesto. En el alambre también se encuentran Fernando San Emeterio y Carlos Suárez, quienes tienen estos dos partidos para sacar el billete final a Turquía. Quizá por el lugar y por la buena temporada realizada en su club, el Caja Laboral de Vitoria, San Emeterio parte con ligera ventaja para quedarse.

Como en casa se van a sentir también Jorge Garbajosa y José Manuel Calderón. Ambos ‘enchufaron’ sus primeras canastas como profesionales en el antiguo Tau de Vitoria y a buen seguro que hoy notarán un cosquilleo especial cuando vuelvan a pisar el parqué del Buesa Arena, ése en el que se hicieron jugadores de basket. Ahora no defenderán los colores azulgranas del Baskonia, pero el apoyo de una de las canchas más calientes de la ACB se hará notar igualmente. 

Scariolo, por su parte, quiere dar un paso adelante en la preparación y puesta a punto del grupo. Tanto Eslovenia como Lituania son rivales de postín, con los que perfectamente nos podríamos cruzar en octavos o cuartos de final de ese MundoBasket que ya aparece en el horizonte. Será una buena ocasión para ver cómo evoluciona la ÑBA sin su faro y su referente, Pau Gasol. La calidad y la expereciencia de estos jugadores deben ser garantía suficiente para que la baja del pívot catalán se relativice.

No obstante, la Federación Española de Baloncesto ha abierto el camino al resto. Y es de agradecer. Porque tras el basket, serán otras las federaciones que acudirán hasta el País Vasco para acercar las diferentes selecciones nacionales. La Vuelta Ciclista a España, las eliminatorias de la Copa Davis o un partido clasificatorio para la Eurocopa 2012 de la Selección Española de fútbol serán los próximos eventos de los que puedan disfrutar la afición vasca. Es un paso más, en esa normalización en la sociedad vasca que se inició no hace tanto tiempo y que amenaza con desterrar un pasado rancio cargado de miedos, amenaza y sin razón. El deporte puede ser la excusa perfecta.





Cesc, habrá que esperar

6 08 2010

Era un secreto a voces y hoy el rumor se ha confirmado. Cesc jugará la próxima temporada en el Arsenal pese a sus esfuerzos por volver a casa, pese a su interés por regresar al FC Barcelona. Ha sido el propio centrocampista de Arenys de Mar el que así lo ha comunicado a través de la página oficial del club londinense. Con esa confirmación se ha puesto punto y seguido al culebrón del verano. Porque Wenger ha ganado esta batalla, pero parece que el regreso de Fábregas se producirá antes o después a la ‘Ciudad Condal’.

Cesc espera centrarse "al cien por cien" en el Arsenal tras fracasar sus intentos por llegar al Camp Nou

Su fichaje este verano se había convertido en una quimera. Pese a esas palabras tan claras como definitorias allá por el mes de mayo en las que el ‘4’  gunner afirmaba que si salía del Arsenal sería únicamente para recalar en el club de su infancia, en el Barça, el club azulgrana no ha podido arrancar a Arséne Wenger a su hijo predilecto. La delicada situación económica del club azulgrana unidas a las elevadas pretensiones económicas del Arsenal han imposibilitado que Cesc cumpla por fin su sueño, vestir la camiseta azulgrana en el Camp Nou.

Fábregas tendrá que esperar y es más que probable, que al igual que pasó con otros ilustres culés, su desembarco en Barcelona llegue con un año de retraso. Eso ya le ocurrió a Henry, tras aquella final de Champions perdida precisamente frente al Barça en 2006. Los escarceos con el club catalán no fructificaron hasta un año después, cuando Wenger le dejó marchar a ‘Can Barça’ para ganar esa Copa de Europa que el Arsenal no le podía dar. Con el mismo objetivo ha llegado David Villa a la entidad azulgrana este verano, con un año de retraso desde que se iniciaron los contactos.

Por ello, no sería extraño que Cesc haya conseguido al menos una promesa de su padre futbolístico para que le deje marchar la próxima temporada si el Arsenal continúa huérfano de títulos. Ese anhelo de trofeos y su barcelonismo habrían sido el principal factor de su ‘rebeldía’. Esa ‘rebeldía’ que le ha llevado a pedir personalmente su traspaso al club de sus amores en varias ocasiones este verano, no se ha correspondido de la misma forma desde el Barça. Porque ha vuelto a dar la sensación de que a los culés se les ha escapado una ocasión de oro de contratar a uno de los centrocampistas con mayor proyección y trayectoria del viejo continente, conocedor de la casa, poseedor del ADN azulgrana y con jerarquía en el vestuario (hay que recordar que es el capitán del Arsenal con solo 23 años) por exceso de austeridad.

Sandro Rosell ha perdido su primera batalla, su primera foto, su primer logro. Pep no podrá contar con una mini Selección Española en su equipo, y es que con el fichaje de Cesc serían nueve los flamantes campeones del mundo con los que contaría el Barça. El golpe de efecto no se producirá este verano, mientras Fábregas ya ha pedido disculpas a sus aficionados por el tiempo que ha tardado en aclarar su futuro. Esos mismos aficionados ya le habían perdonado el desliz con una ovación atronadora en el primer entrenamiento de los gunners. Será que ellos, como el Arsenal, donde se hizo futbolista, sí valoran en su justa medida a su capitán, bandera y estandarte. El Barça, donde Cesc aprendió a jugar, tendrá que esperar para ver la vuelta del hijo pródigo a casa.





Bienvenida Miss Obama

5 08 2010

Luis García Berlanga ya nos retrató hace cerca de 60 años en esa sátira ácida y velada que fue Bienvenido Mister Marshall. Aquella era una España en blanco y negro que aislada en el ámbito internacional abrió sus brazos a ese plan de rescate  económico que nos sacara de la penumbra. Ahora, algo hemos mejorado pero parece que no hemos evolucionado tanto. Sólo ha hecho falta la visita a nuestro país de Michelle Obama y Sasha, su hija menor, para que los acordes de aquel “americanos, vienen a España guapos y sanos// viva el tronío de ese gran pueblo con poderío” hayan vuelto a resonar en mi cabeza.

Michelle Obama y su hija, Sasha, pasean por las calles de Marbella

Y es que la España más cañí ha salido a recibir a la familia Obama como si éstos trajeran la cura de todos nuestros males. Esta vez no. Simplemente vienen a hacer turismo, a descansar y a disfrutar de parte de nuestra cultura, todavía exótica para algunos.La polémica tampoco se lo ha querido perder y desde el primer momento ha estado presente en la visita ya que el hotel en el que se hospedan Michelle y su hija está situado en el término municipal de Benhavis y no en Marbella, aunque la cuna de la Costa del Sol parece haberle ganado la partida mediática. A salir en la foto nos apuntamos todos.

Por si  esto fuera poco, y siguiendo la estela berlanguiana, la ciudad malagueña había decorado la ciudad con carteles, uno de ellos enorme, en el que se podía leer: “Welcome Obama’s family, Gracias por escoger Marbella” junto con banderitas nortemaricanas. Para sentirse como en casa. Afortunadamente, y tras el escarnio público producido en la prensa internacional, las pancartas han sido retiradas. Los que no se han retirado, sin embargo, son los árboles o las flores plantadas para la ocasión, para una visita de cuatro días.

La visita, convertida ya en apertura de todos los informativos nacionales y periódicos generalistas, no habrá tenido a buen seguro el efecto deseado por la familia Obama. Seguidos por una marea de cámaras, curiosos, agentes del orden y la propia seguridad norteamericana, el supuesto descanso se habrá relativizado. Nosotros, por si acaso, ya hemos convertido en ‘tour’ turístico el pequeño paseo que madre y hija se dieron ayer por la tarde por el casco antiguo de Marbella y no sería de extrañar que en algunos de los chiringuitos de la Costa del Sol, uno ya pueda encontrar la tapa Michelle Obama.

Esperemos que el atardecer desde La Alhambra, del que han podido disfrutar esta tarde Michelle y Sasha, haya paliado algo tanto despropósito. Refugiadas entre los muros de la fortaleza árabe la familia Obama habrá podido disfratar de la mejor puesta de sol del mundo, tal y como afirmó hace años Bill Clinton tras vivir esa experiencia junto a su familia. Lo que considero que no tiene remedio es la oportunidad perdida y eso, a pesar de los 800 millones de euros que según un estudio de Oak Power Comunicación esta visita ha generado en términos de publicidad.

Se ha desaprovechado una ocasión única para relanzar la imagen de una zona de la península ibérica demasiada relacionada con los escándalos políticos y con la lacra del racismo y la xenofobia que es el principal dedo acusador con el que se señala a España desde el extranjero. Faltó tacto, clase y discreción. Porque la imagen exportada al mundo es ahora a color pero las flamencas han sido reemplazadas por quinceañeros y mirones de medio pelo, y además hemos perdido la gracia natural de José Isbert suplantado por el afán político de nuestros días: hacerse notar.