Desde la distancia

16 08 2010

Buceando en la memoria ésta me recuerda que será la segunda ocasión que me pierda una fecha marcada en rojo en los calendarios de la mayoría de los guadalupenses. Guadalupe (un pequeño pueblo situado en la Serranía de Las Villuercas en Cáceres, Extremadura, para más señas) se prepara estos días para sus tradicionales Festejos Taurinos en los que la Plaza de Santa María de Guadalupe se convertirá, una vez más, en improvisado coso y epicentro de la fiesta. Cuatro días de pasión, carreras, música, recortes, emoción y alegría que viviremos desde la distancia. Si hace años un campamento infantil me impidió coger el capote, en esta ocasión es el trabajo es el que me niega la posibilidad de subir candelera arriba delante de los astados.

La Plaza Santa María de Guadalupe se volverá a llenar hasta la bandera a partir del próximo miércoles

La buena causa impide los remordimientos, pero no aleja la añoranza. Supongo que siempre queremos lo que no tenemos. Mientras tanto Guadalupe no pierde el curso de los acontecimientos y con una premura inusitada por estos lares todo está previsto. La Plaza ya luce ese amurallamiento tan característico que dificulta su tránsito y anima a los más pequeños a imitar a sus mayores. Los típicos ‘tablaos’ terminarán de cerrar el coso, al que sólo le falta la arena para respirar esa mezcla de tradición, fiesta y pasión que en la tercera semana de agosto se concentra en el corazón de este bello rincón escondido de Las Villuercas.

Faltaré, también, a mi compromiso con el ritmo y el compás de estas fiestas. El fliscorno, al menos el mío, no resonará con la Banda de Musica desde su eterno rincón en el tendido de sombra. No obstante, el resto de compañeros y compañeras dirigidos por Cesáreo Plaza volverán a poner la nota musical para animar unos festejos que, una vez más, estarán bañados por la melodía de Nerva, por el alborozo de Paquito el Chocolatero o por el repunte fino de trompeta de España Cañí.

El papel de la música, sin embargo, se reducirá a esto, ya que este año escasean las típicas verbenas y conciertos de grupos que en años anteriores refrescaban las noches estivales tras el fulgor de las faenas. No habrá ninguna, y parte de la fiesta también se escapa por ese agujero. La crisis siempre se ceba con los más débiles. Aunque la diversión estará asegurada para los más jóvenes en unas noches que terminarán fundiéndose con el alba.

A ello también ayudarán las vaquillas del aguardiente. Los más toreros podrán disfrutar así de la suelta de dos vaquillas tanto el primer como el último día de los festejos a partir de la 7.30h. de la mañana. Aunque el plato fuerte llegará por las tardes, desde el próximo miércoles 18, y hasta el sábado 21, desde la Plaza de Santa María de Guadalupe, a los pies del Real Monasterio, se lidiarán a partir de las 18.30h. un toro, una vaca y una chota, que a buen seguro hará las delicias de los más pequeños. Todo comenzará con el tradicional chupinazo mañana, en la puerta del Ayuntamiento, con el que se desatará una fiesta que inundará Guadalupe de pasión, emoción y júbilo. Algunos lo miraremos desde la distancia, aposentado en el balcón de la nostalgia.

Anuncios




La alcaldía de Madrid, ¿el siguiente trofeo?

15 08 2010

No será la primera vez que en estas páginas alegamos que el deporte es un espejo de la sociedad en la que vivimos, un reflejo en el que mirarse para encontrar motivaciones, alegrías y, por qué no, promoción. Algo de eso debe haber visto el Secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, para decidirse a presentar su candidatura a la alcaldía de Madrid en las próximas elecciones municipales de 2011. Allí competirá con Alberto Ruíz Gallardón en un todo o nada que le obligará a dejar su puesto actual, en la Secretaría de Estado, que tan buenas resultados, en forma de preseas y triunfos, ha reportado a nuestro país desde que en 2004 Lissavetzky cogiera sus riendas.

Lissavetzky-Gallardón, el duelo que viene

Se trata de una apuesta personal del Presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, con la clara intención de recuperar la plaza madrileña en manos del PP en los últimos años. Es un golpe de mano eficaz, una de las caras más reconocidas de las filas socialistas y, sin duda, uno de los más exitosos. Su magnífica labor al frente del Consejo Superior de Deportes, del que es también Presidente, ha coincidido con una de las épocas más doradas de nuestro deporte. Lo que contribuirá en una campaña electoral en la que ya cuenta con un perfil conocido por la gran mayoría de votantes.

Los problemas pueden aparecer ahora. Y Lissavetzky debería ser el más escrupuloso de cuantos políticos y asesores se rodee para no mezclar una faceta y otra. Para no aprovechar, en definitiva, su presencia pública en los inminentes éxitos del deporte español (que seguirán llegando) como coartada para ese mes de mayo de 2011 en el que seguramente ya estén puestas buena parte de sus ilusiones y trabajo. No lo debería utilizar él ni lo deberían utilizar otros.

Él ya ha asegurado “sentirse preparado para encabezar la lista del PSOE a la alcaldía de Madrid”, a la vez que ha reconocido no partir de cero en esta carrera por el sillón municipal. Esta predisposición le ha colocado como el único candidato, por el momento, entre las filas socialistas, mientras que Trinidad Jiménez (candidata a las primarias del Partido Socialista Madrileño para la presidencia regional) ya se ha apresurado a afirmar que junto a Jaime formarán un tándem ganador. Es otra manera de evitar obstáculos internos, aunque en este caso, ambos cuentan con el aval de Zapatero. Y eso ya les da cierta ventaja en la línea de salida.

Lissavetzky de 58 años, doctor en Ciencias Químicas y militante del PSOE desde hace 36 años está ante la competición más importante de su vida. Y es de esperar que tanto tiempo rodeado de deportistas le haya servido para aplicar el juego limpio y las conductas deportivas que con tanto ahínco ha defendido desde la Secretaría de Estado para el Deporte. Su lucha incesante contra el dopaje deberá trasladarse ahora a las corruptelas políticas y a los diferentes abusos de poder que anidan en los bajos fondos de la comunidad madrileña, aunque ésta no sea una excepción en el resto de España. La carrera con Ruíz Gallardón se presenta interesante y apasionada, como una reválida en la que ambos intentarán quitarse una espina común: la consecución de unos Juegos Olímpicos por los que, curiosamente, ya han trabajado codo con codo para su ciudad.





La Supercopa del riesgo

14 08 2010

Guardiola lo ha vuelto a hacer. Pep ha arriesgado, ha redoblado su apuesta por la cantera y, esta vez, no ha esperado mucho. Hoy se alza el telón del fútbol español, se pone en juego el primer título oficial de la temporada, y el técnico culé se ha llevado a Sevilla a medio equipo del filial. Ninguno de los ocho campeones del mundo con los que cuenta la plantilla azulgrana saltarán esta noche al Sánchez Pizjuán y eso, por mucha confianza que despierte La Masía parece una apuesta de riesgo.

Por la televisión. Los internacionales españoles no viajaron a Sevilla

Tras la polémica suscitada por la convocatoria de los jugadores nacionales, Guardiola anunciaba ayer que se llevaba a Sevilla a los que mejor estaban. Y entre  ellos no se encontraban ni los Xavi, Puyol, Piqué, Valdés, Iniesta o Pedro. Comprensible hasta cierto punto. Pep siempre se ha caracterizado por ser justo con sus jugadores y ésta vez no ha sido una excepción, aunque las consecuencias puedan ser peligrosas. Porque en esa justicia, puede estar en juego el primer título de la temporada, el primer puñetazo encima de la mesa para demostrar al resto que su hambre no ha cesado.

A pesar de todo, se echará en falta a Iniesta, quien no viajó a ese amistoso recaudatorio a México, o al propio Víctor Valdés, que sí se desplazó hasta el país azteca, pero que sería ahora más necesario tras la inoportuna lesión de Pinto. No deja de ser curioso el destino. Hay veces que no se necesita saltar de la playa al campo para lesionarse. Su presencia daría más empaque y más personalidad a un Barça que enfrente tendrá un equipazo, que nadie lo olvide. En gran parte, porque el Sevilla de Antonio Álvarez saldrá con todo esta noche. Sólo Navas, de entre los sevillistas, tuvo que hacer el viaje oceánico. Eso también les otorga cierta ventaja, aunque las estadísticas están en su contra: Guardiola no conoce la derrota como entrenador en el Sánchez Pizjuán.

Será, por tanto, un gran test para comprobar si esa mina incesante que es La Masía sube un escalón más y es capaz de convencer a Pep de que lo que busca lo tiene en casa. El partido servirá para que el técnico azulgrana saque sus últimas conclusiones antes de que el mercado de fichajes se cierre y la temporada arranque dentro de dos semanas. Porque pase lo que pase esta noche, todo o casi todo tendrá arreglo. La Federación sigue anclada en el pasado y atada al negocio de la televisión, y este trofeo se disputa a doble partido. A buen seguro el encuentro del Camp Nou, dentro de una semana será menos descafeinado que el de esta noche.





Bolos y centanarios

11 08 2010

Hoy hace un mes que ganamos la estrella de la eternidad, la Copa del Mundo, en el Soccer City de Johannesburgo. Con la resaca todavía a cuestas y el trofeo dando vueltas por toda España y parte del extranjero, La Roja vuelve al tajo con medio país de vacaciones, un 11 de agosto. La fecha no solo pilla con el pie cambiado a los aficionados sino también a jugadores y clubes, los primeros recién llegados de su merecido descanso (en los más afortunados de cerca de un mes), los segundos inmersos en las últimas semanas previas al inicio de una temporada que ya se vislumbra en el horizonte.

La Copa del Mundo ha sido ofrecida a la Virgen de Guadalupe de México

Y en medio de todo esto surge una fecha FIFA, que para quien no sepa lo que significa el dichoso término, éste hace referencia a las citas del calendario programadas para la disputa de partidos internacionales. El 11 de agosto es uno de esos días y a la Federación Española de Fútbol no se le ocurrió otra idea que disputar un partido a miles de kilómetros de nuestro país y a más de 2000 metros de altura, en el Estadio Azteca de México, apenas un mes después de haber jugado nuestro último partido internacional. Con tal de hacer caja, vamos al fin del mundo.

Cierto es que el partido estaba concretado con anterioridad al Mundial. Fallo, nuevamente, de la Federación que no previó que pudiésemos alcanzar la final del Mundial y, por tanto, tener muy poco tiempo para preparar el partido. Por si fuera poco, la Federación Mexicana de Fútbol impuso al firmar el compromiso que la Selección Española debería llegar al Azteca con, al menos, el 60% de sus habituales, lo que no dejaba lugar a los experimentos.

Y es que el partido es algo más que un amistoso para los mexicanos. Con él se conmemora el segundo centenario de la Independencia azteca, precisamente, de los españoles y ahora, no sólo se enfrentarán a sus antiguos colonizadores, sino que enfrenten también tendrán al mejor equipo del Planeta, a los Campeones del Mundo. Esa motivación extra ya ha surtido efecto entre los jugadores de la ‘Tricolor’, algunos como el delantero Efraín Juárez ya amenaza con “abollar la corona a España”. Por si eso fuera poco, México ha ganado a las dos últimas campeonas del mundo a las que se ha enfrentado, Italia y Brasil.

Por todo ello, el bolo de esta noche es como mínimo incómodo. Porque ahora que la estrella es España habría que tener más tacto a la hora de lucir nuestro estilo al mundo. La polémica, además, ha merodeado la concentración de La Roja, ya que los internacionales del Barça han saltado de la playa al césped del Azteca sin más preparación previa. Para más inri, dentro de tres días se disputa la Supercopa de España, torneo organizado por la propia Federación Española de Fútbol, en la que participa el FC Barcelona y que en estos momentos la prepara en cuadro ya que siete internacionales culés han sido convocados. Es el precio del estilo.

Estilo del que no ha querido desprenderse Puyol, quien a pesar de anunciar, de manera más o menos oficial, que dejaría la Selección Española tras el Mundial de Sudáfrica, más tarde se retractó (animado por sus compañeros y el propio Seleccionador) y confirmó que continuaría dos años más. Hubiera sido el perfecto colofón, a sus 32 años, con una Eurocopa y un Mundial bajo el brazo. Sin embargo, Puyol tiene como meta el club de los 100(ha sido internacional en 90 ocasiones), convertirse en centenario con La Roja, algo que hasta hora sólo han conseguido hasta ahora Zubizarreta, Raúl y Casillas. Su compañero de equipo Xavi, puede ser el próximo (hasta ahora suma 94).

El Barça, por tanto, se convierte en preso de su éxito y de la ambición de sus jugadores. Por eso no son lógicas sus quejas y reproches ante la convocatoria de Del Bosque. El fallo viene de más arriba, de ese calendario unificado que todavía hoy es un anhelo lejano para el mundo del fútbol. Y la situación amenaza con repetirse a hora que los bolos serán una constante en todas las partes del mundo. Antes éramos nosotros los que invitábamos a los diferentes campeones del mundo para medirnos a ellos ante nuestro público. Ahora las tornas han cambiado, nos toca rendir pleitesías y eso también hay que disfrutarlo. Hoy enseñamos al mundo nuestra estrella y ése es un compromiso que exige a los mejores.





Amorebieta venezolano

10 08 2010

La decisión sorprende porque anteriormente había acudido a la llamada de la Selección Española en las diferentes categorías inferiores. Pero ahora, Fernando Amorebieta ha optado por representar los colores de su país natal, Venezuela, antes que aquel en el que ha crecido y se ha hecho persona y jugador. Así lo confirmaba ayer la Federación Venezolana de Fútbol a través de un comunicado en el que se indicaba que Amorebieta estaba en disposición de ser seleccionado por el combiando ‘vinotinto’, tras haber realizado las los trámites requeridos ante la FIFA.

Amorebieta ha llegado a ir convocado con España, pero no había debutado con La Roja

Fernando Amorebieta nació un 29 de marzo de 1985 en Cantaura (Venezuela) de “casualidad”, tal y como él mismo reconoce. Su familia se marchó a América por motivos laborales, ya que su padre era jugador de cesta-punta, un deporte de orígen vasco muy arraigado en determinados países sudamericanos. Cuando Fernando tenía apenas dos años su familia y él regresaron a Iurreta (Vizcaya, País Vasco), la localidad natal de sus progenitores. El defensa central del Athletic Club tardaría más de 20 años en regresar a Venezuela.

En ese tiempo Amorebieta crecio al cobijo de Lezama, la fábrica de talentos del conjunto rojiblanco. Su 1,92 y su polivalencia en defensa, puede ocupar tanto el lateral izquierdo como ser el eje de la zaga, pronto le abrieron las puertas del primer equipo así como las categorías inferiores de la Selección Española. En ellas llegó a ser Campeón de Europa sub-19 en 2004. Hace dos años, el 14 de agosto de 2008, fue convocado por el seleccionador español, Vicente del Bosque para disputar un partido frente a Dinamarca, aunque finalmente no jugó ni un solo minuto.

Ese hecho (si hubiera debutado con la Selección absoluta, no podría competir con otro país), añadido a su desaparición en las posteriores convocatorias nacionales y los esfuerzos del entrenador venezolano, César Farías, por convencerle del importante papel que podría desarrollar con los venezolanos parecen haber sido definitivos en esta decisión.  Apoyado en su doble nacionalidad, hispano-venezolana, Amorebieta llegó a afirmar que le hacía ilusión debutar con el combinado ‘vinotinto’.

Ahora, completamente asentado en la zaga de los leones, titular indiscutible y con margen de mejora, La Roja le aguardaba a medio-corto plazo, aunque la continuidad de Puyol impedía ver los resultados de forma inmediata. Si es lo que Amorebieta siente bien está. Es preferible que quien se ponga la camiseta de la Campeona del Mundo sepa lo que lleva encima, La Roja no admite medias tintas, ni compromisos políticamente correctos.

Extraña, a pesar de todo, que esa decisión no la hubiera tenido antes, mientras ascendía peldaños hacia las puertas de la absoluta. Siempre hay a quien le cuesta más madurar o se niega a agrandar sus límites. De todos modos, es de agredecer la honradez de Amorebieta que en estos días de vino y rosas de la Selección Española ha escuchado a su corazón y ha tenido en cuenta sus sentimientos. Gracias a ellos es de esperar que Fernando sea un fijo en la próxima Copa América 2011, que se disputará en Argentina y si su evolución se mantiene, el destino todavía le puede reservar un partido más que especial frente a la Campeona del Mundo en ese Mundial de Brasil en 2014, que ahora se habrá convertido en su sueño ‘vinotinto’.





Retrato fiel de la condición humana

9 08 2010

Las páginas literarias de este cuaderno de abordo se vuelven a abrir para trasladarnos hasta uno de los retratos más fieles que de la condición humana se ha hecho. Les hablo de Ensayo sobre la ceguera de José Saramago, libro de cabecera en el inicio de un verano que ya supera su ecuador. Es una auténtica obra maestra a medio camino entre la ciencia ficción y el surrealismo pero que a su vez es capaz de desgranar todos y cada uno de los defectos y falsas apariencias que la raza humana esconde bajo esa fachada de lo políticamente correcto.

Indispensable. Por su estilo, originalidad y tensión.

Hace tiempo que terminé la lectura desenfrenada, sin pausa y sin eufemismos de ningún tipo que produce Ensayo sobre la ceguera, aunque nunca encontraba el momento adecuado para recomendarlo a través de este blog. Esa trama apocalíptica en la que la humanidad sufre una ceguera colectiva en que todo se ve blanco, apoyada en un ritmo frenético que puede descolocar en un principio al lector, ya que Saramago no utiliza los puntos y seguidos, sino las comas y las mayúsculas para separar los diálogos entre uno y otro personaje, nos embarca en un viaje hasta los sentimientos más profundos del ser humano, para quitarnos la careta y enseñarnos nuestros egoísmos, nuestra escasez de caridad, nuestra crueldad ante las situaciones adversas. Y eso se ve hasta estando ciego.

Lo cierto es que tras leer la novela del Premio Nobel portugués uno mira y ve a los ciegos de otra manera. Porque uno se descubre a sí mismo como uno de ellos, engañado por sus sentidos, cegado por nuestras convicciones. Sin duda, Ensayo sobre la ceguera llama a la reflexión, te induce a replantearte el mundo en el que vivimos. Y todo ello dentro de una historia densa que por momentos llega a instalarse en el propio terror que siente el lector con lo que está pasando ante sus ojos. Tan cercano como improbable. Imposible no cerrar los ojos y pensar que al abrirlos todo será blanco.

El premio Nobel, José Saramago, alcanzó con esta obra un hito en su carrera

Pero Saramago no cierra los ojos, y presta su pluma a esos ciegos para revelarnos que no siempre se necesitan ojos para ver. Con un lenguaje directo, sin tapujos y sin tabúes de ningún tipo, incluso con cierta ironía en las expresiones que le permiten jugar con la ceguera y la vista en un muy particular humor negro, el escritor portugués describe la agonía, el miedo a la muerte y a ésta como única solución o fin. Es una vuelta a los orígenes del ser humano, a su primitivo estado de supervivencia, un canto despiadado y brutal de la Ley del más fuerte. Una obra indispensable.

El círculo lo cierra José Saramago de manera magistral después de desnudar la poca humanidad que le quedan a los protagonistas tras vivir demasiadas situaciones inhumanas, capaces de sacar a relucir nuestro instinto más animal. Esa lección de literatura y sabiduría del comportamiento humano se apoya en el axioma de Thomas Hobbes (inspirado éste, a su vez, en Plauto), aquel que afirma que el hombre es un lobo para el hombre. Un lobo cuyas dentelladas de realidad obligan a deternerse, respirar y reflexionar sobre la propia condición humana, ésa que entre todos estamos cegando.





Dani Jarque, siempre con nosotros

8 08 2010

Esa fue la dedicatoria que el gran Andrés Iniesta inscribió en su camiseta apenas horas antes de disputar el partido más importante de su vida, poco antes de marcar el gol que nos cambió la vida a todos. Luego, en medio del éxtasis, Andrés tuvo un segundo de pausa, de sosiego, de lucidez para recordar a su querido amigo, al compañero arrancado de esta vida con excesiva premura. Aquel Dani Jarque, siempre con nosotros hablaba de la catadura moral y de la grandeza de este crack mundial y mejor persona, aunque el resto de los mortales sólo pudimos recapacitar en el gesto cuando la locura dejó de nublar nuestras mentes.

Iniesta destapó su mensaje tras marcar el gol más importante del fútbol español

Hoy se cumple un año de la muerte de Dani Jarque, el 8 de agosto de 2009 el corazón del capitán del RCD Espanyol se paraba para siempre. Su repentina muerte provocada por una asistolia no desfibrilable inundaba el fútbol español de lágrimas tras un nuevo caso de muerte fulminante en el deporte rey. El doctor Cervera (médico del Espanyol)  le practicó el masaje cardícaco y usó el desfibrilador, pero no se le pudo reanimar. Dani Jarque se unía a Antonio Puerta entre los ilustres de nuestros fútbol que nos dejaban antes de tiempo, pero ellos no eran los únicos. Sus muertes, no obstante, han ayudado a prevenir esos fallos cardíacos, a mejoras las revisiones médicas a los deportistas y a indagar en los estudios. Casos como los de De la Red o Sergio Sánchez son buenos ejemplos.

Pero Jarque nunca pudo estrenar esa capitanía en el nuevo estadio del Espanyol, ése que hoy se ha convertido en un pequeño museo en su honor pero que inexplicablemente no (todavía) no lleva su nombre. Algo que no deja en muy buen lugar a la directiva del Espanyol que ha demostrado una falta de sensibilidad preocupante con uno de sus mejores jugadores. El homenaje fue espontáneo y popular desde el primer momento y así la puerta 21 del Estadio Cornellá-El Prat, así se llama el nuevo estadio, se ha vuelto a llenar un año después de emotivas frases, velas incandescentes y fotos para el recuerdo.

Un nuevo homenaje a Dani Jarque ha tenido lugar hoy en la puerta 21 de Cornellá-El Prat

Aquella puerta 21 que hace un año reventó de dolor y llanto ya se conoce como puerta ‘Dani Jarque’ y en los próximos días se colocará un busto del jugador en su memoria. Esta noche coincidiendo con la final del Trofeo veraniego Ramón de Carranza que enfrentará al Espanyol y el Atlético de Madrid se espera que sus compañeros salgan con alguna camiseta conmemorativa.

Con un futuruo prometedor, con tan solo 26 años y con una hija de camino que nunca llegaría a conocer, Jarque dejó demasiadas cosas a medias. Una de ellas fue la Selección Española, a la que había acudido en sus categorías inferiores. Parte de esa ausencia la redimió Iniesta el pasado 11 de julio para recordar que siempre ha estado ahí. El de Fuentealbilla era uno de los amigos íntimos de Dani, uno de los que más sufrió con su pérdida y su particular homenaje estuvo a la altura de su gran amistad. Pocas veces una camiseta significó tanto, pocas veces unas palabras pusieron tantos vellos de punta, pocas veces las lágrimas han arrasado nuestros ojos con una mezcolanza de alegría y pena como aquella. Jarque,  desde un lugar privilegiado, el cielo, también ayudó a que ese balón entrara. Él vio ese gol como nadie.