La paridad blanca

19 08 2010

La simple imploración del término levanta controversia. Connotaciones como discriminación positiva o cuotas de equidad que vienen a ser los apellidos del dichoso término poco o nada dejan a la imaginación. O quizá sí. Porque mientras la equidad se asocia a conceptos positivos la discriminación, por muy positiva que se quiera hacer ver, será siempre eso, discriminación. La valía, el honor e incluso la integridad de los susodichos se pone en entredicho en el universo de lo políticamente correcto. La paridad está tan de moda que hasta el Real Madrid se ha puesto esa camiseta.

A Mourinho le toca ahora enseñar la puerta de salida a los transferibles

Algo cambió con la llegada de José Mourinho a la ‘Casa Blanca’ (un entrenador de todo menos políticamente correcto). Él sería el único ‘galáctico’ de la segunda temporada de Florentino Pérez y para buscar ese equilibrio tras la inversión económica realizada el año pasado, la clase media, tantas veces discriminada, desembarcaba en el Paseo de la Castellana este verano. Con Canales, Pedro León, Di María, Kedhira, Carvalho y ahora Özil los megacracks del equipo ya están más arropados. De hecho, tan solo el último fichaje, Mesut Özil, uno de los jugadores revelación del Mundial, es el único cuyo perfil se aleja más de esa equidad tan anhelada.

El Madrid se ha cargado de fajadores y ha perdido por el camino algún que otro estilista. Sustituido por otros que aún deben demostrar personalidad y temperamento para saber llevar esa camiseta. En realidad, Mourinho con sus peticiones ha moldeado su escuadra a su imagen y semejanza, ha primado el equipo por encima de las individualidades. Cuestión de equilibrio. Aunque en ese camino el Madrid de Mou también han perdido estandartes que el técnico portugués tendrá que buscar entre alguno de los 26 jugadores con los que cuenta en la actualidad.

Será una prueba más para demostrar la grandeza de un entrenador que se ha convertido en un coleccionista de títulos. Para eso, para seguir aumentando la vitrina de los trofeos, se le ha contratado, aunque su primera decisión será otra. Mourinho tiene que aligerar el vestuario blanco, demasiado cargado de mediocentros y/o mediapuntas. Y ahí vuelve a resurgir la dichosa paridad, ya que Jorge Valdano, Director General del Real Madrid, ha reconocido que la puerta de salida está todavía abierta. Y por ella no saldrá ningún jugador español y menos aún canterano. La UEFA obliga a los equipos a contar con cuatro jugadores criados en las categorías inferiores en su lista de 25 y los merengues cuentan exclusivamente con ese número en su plantilla: Casillas, Arbeloa, Granero y Adán (el tercer portero).

Van der Vaart, Lass Diarrá, Mahamadou Diarrá y Gago son los primeros en la lista de salida. De entre ellos saldrá el sacrificado o los sacrificados para cerrar una plantilla que pretende ser la más equilibrada del último lustro. Y así, con la paridad por bandera, competir, esta vez sí, cara a cara con el FC Barcelona, el rival a batir. Aunque no deberían olvidar que para lograr ese objetivo la calidad no puede ser puesta en duda, ni siquiera por la discriminación positiva de la norma. Mourinho ya habrá tomado nota.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: