África reclama su sitio

11 06 2010

Los ojos de todo el planeta se giran hoy hacia a ese vasto territorio, austero y seco que se sitúa entre el Océano Atlántico e Índico para descubrir un país y un continente desconocido para unos, olvidado para otros. África y más concretamente Sudáfrica tratarán de demostrar durante el próximo mes que tienen un lugar destacado entre la opulencia de occidente y la visioñez de las nuevas economías emergentes. La Copa del Mundo de fútbol que hoy arranca en la patria de Nelson Mandela colocará en el foco mediático a un país que continúa con su lenta pero segura transición hacia una democracia plena sobre la que edificar una nación unida.

África espera que el fútbol traiga algo más que ilusión y repercusión mediática durante el próximo mes

Una vez más el deporte, en esta ocasión el fútbol, servirá de excusa para esa complicada tarea. Si hace 15 años el rugby sirvió para unir un país al borde la guerra civil y hacer olvidar más de 30 años de segregación racial a través del apartheid, el Mundial debe suponer un paso adelante, un nuevo escalón que ascender para ir acortando las desigualdades. Y en esa empresa queda mucho por hacer.

África se pondrá estos días una careta en la que mostrará su mejor sonrisa aderezada por esas vuvuzelas que amenazan con convertirse en la banda sonora más ruidosa que se recuerda. Pero no deberíamos olvidar que debajo de ella se esconde la readlidad de un país y un continente afligido por las guerras y la deuda externa, las pandemias y los altos índices de violencia que ya han hecho estragos en algunos de los periodistas y combinados nacionales desplazados ya a Sudáfrica. De hecho la nación multicolor se encuentra entre los países con mayor tasa de criminalidad del planeta con más de 200.000 atracos al año.

Por ello el ambiente festivo que estos días inunda Sudáfrica contrasta con las desigualdades sociales que sufre una población castigada por el sida y la inseguridad. Señas de identidad del hemisferio negro.  Y es que en África viven 1.200 millones de personas según estimaciones de Naciones Unidas, y según los estudios se prevee que esa cifra ascienda hasta los 3000 millones en 2050. Una población que actualmente está

marcada por el estigma del subdesarrollo y su camino más directo, la pobreza.

Contraste. Este es el vanguardista estadio de la final, el Soccer City

De hecho, más de la mitad de los africanos sobreviven con menos de un dólar al día. Concretamente en Sudáfrica, el 43% de la población vive con menos de dos dólares diarios, lo que resulta toda una paradoja. Ya que su renta per cápita anual es de 10.100 dólares (en España estamos en los 33.700). Por si esta contrariedad no fuera suficiente el Comité Organizador de la cita mundialista se ha encargado de retener y enviar al extrarradio de las grandes ciudades a decenas de sin techo para que no perturben la sonrisa mundialista. Para este gueto, que aseguran transitorio, el Gobierno ha abilitado chabolas de aluminio para 300.000 familias.

Pero ahí no terminan las penurias. Sudáfrica también es uno de los países con mayor tasa de infecciones de VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), con casi 6 millones de afectados. Por ello, durante los partidos, la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) mostará anuncios sobre el uso de preservativos y otros mensajes de prevención del VIH en las zonas en las que se encuentren los seguidores.

Ante este paisaje el fútbol encara un desafío mayor que va más allá de conocer el próximo campeón mundial. África acoge por primera vez un acontecimiento global y mediático de estas características y las dudas son más que las certezas. Las primeras se resolveran en el próximo mes, las segundas, tal vez, tarden más tiempo en cambiar. Sudáfica, el país más merional del continente africano, cuenta con un 79% de habitantes negros y sólo un 9% de habitantes blancos. Y hasta el próximo 11 de julio el deporte de los pobres (negros) eclipsará al de los ricos (Rugby) con la esperanza de que sea el primer gol del partido que lleve a estrechar una brecha que a día de hoy todavía divide a la nación de Nelson Mandela en dos. El mundo mira a África y ésta reclama su lugar.

Mira aquí la canción oficial del Mundial. El ‘waka-waka’ de Shakira

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: