La maldición del 10

11 04 2010

A estas alturas todos o casi todos sabrán que el Madrid perdió el tren de la Copa del Rey un 10 de noviembre, dejó escapar el billete de la décima un 10 de marzo y ayer, 10 de abril, tal vez, malgastó la última bala que le quedaba: la Liga. La maldición del 10 ya rondaba la cabeza de algunos ilustrados antes incluso del partido, mientras otros intentaban silenciar sus miedos. El caso es que el 10 se impuso anoche, porque ese mágico dorsal lo porta un crack argentino en el FC Barcelona para el que ya se han acabado los calificativos. Ese es Messi, quien no entiende de maldiciones.

El '10' se le atraganta al Madrid

Fue la continuación de lo visto en la ida donde el Barça ganó 1-0 (otra vez ese dichoso número), fue una repetición de tensión y emoción, de escasez de fútbol y de ejercicio de pegada. El control azulgrana fue en esta ocasión más plano y menos vertical, menos claro y más obrero. Su triunfo anoche tuvo más de duro fajador que de fino estilista y a pesar de todo, la sensación, el regusto y la resaca de hoy huele a lógica aplastante y a bofetada histórica. Algo de eso sí que hubo. Y es que el Barça nunca había ganado dos partidos consecutivos en el Santiago Bernabéu.

Otro listón derribado. Listón que parece poca cosa anta la enésima interpretación divina de Messi, acompañado por la dirección y buen gusto de Xavi Hernández, el mejor mediocentro creativo del mundo en este momento. El de Terrasa es el otro ’10’ del equipo, capaz de hacer bailar a su equipo sobre todo un Santiago Bernabéu. El partido se movió al tempo que Xavi quiso, hipnotizando a los rivales mientras su mente dibujaba tiralíneas y castillos en el aire. Su autoridad fue siempre incontestable y a partir de él su equipo creció hasta el infinito.

Luego el 10 se asoció con el otro, con el que además de serlo lo porta en la camiseta, y la explosión destelló en el universo. Un universo pegado al televisor, un universo rendido a la sinfonía azulgrana. Messi se confirmó como la principal pesadilla de Casillas y como el martirio del madridismo. El actual Pichichi de la Liga y el Bota de Oro europeo es el jugador del campeonato español que más veces ha superado al ‘Santo’ madridista, con siete goles. Sólo Eto’o, que le marcó 9 tantos en su paso por España, le supera en la lista de verdugos.

Leo también va camino de superar ese listón. Apunto estuvo de igualarlo ayer con dos ocasiones en las que Casillas se redimió de tanta penitencia. Aunque el 10 ya había sacado nota y no necesitó hurgar en la herida madridista, no tuvo él ni el Barça que forzar la máquina para superar el examen. Su inteligencia y su dominio de todas las situaciones le permitió asociacerse con Xavi cuando tocaba, romper en velocidad cuando olía el peligro y sorprender desde atrás cuando los demás ya estaban hipnotizados ante el toque sutil de Xavi, el cerebro azulgrana. Ahora en su horizonte, en el suyo y en el de todos los barcelonistas, se dibuja la Selectividad y un único anhelo, repetir el viaje a la capital. Aquello sería el examen definitivo para entrar en el Olimpo, ganarse el cielo y dominar en la Tierra. Será el 22-M y ahí el 10, Messi, irá a por nota. ¿Adivinan la puntuación?

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: