El léon afila sus garras

25 03 2010

La última exhibición de ese delantero que no valía para el Barça porque lo había ganado todo, porque se necesitaban otras características en el ataque azulgrana y otro carácter en el interior del vestuario ha llegado en el momento más bajo del otro. El otro cromo de la operación, Zlatan Ibrahimovic y cierta nostalgia se siente cuando el león ruge en otras selvas. Su doblete del otro día frente al Livorno en el Calcio, mención especial para su golazo de chilena, confirma la grandeza de un delantero que se ha encontrado con demasiados obstáculos en su carrera. Aunque, los ha superado todos.

Ahora que la temporada encara su recta final y las curvas comienzan a ser más cerradas en la carretera que conduce hacia los objetivos finales, ‘Samu’ levanta la voz, pide la pelota y hace lo que lleva haciendo toda una vida, meter goles con ese instinto asesino que le ha convertido en uno de los mejores depreradores del paisaje futbolístico mundial. Sus goles son su mejor estímulo y su mejor aviso para los rivales que ya temen sus zarpazos. Entre ellos, se puede topar con uno con el que no tiene especialmente ‘feeling’ con una final de Champions como manjar y premio.

Anuncios