Bipolaridad alarmante

9 03 2010

La Liga BBVA se ha convertido en una réplica de la Liga Escocesa. Allí, en el norte del Reino Unido el Celtic y el Rangers, los dos equipos de Glasgow, se reparten, año sí y año también, la Premier escocesa. Algo similar está ocurriendo, en la supuesta Liga de las Estrellas, donde Barça y Real Madrid se han repartido los últimos cinco títulos y van camino del sexto. No hay más alternativas a los dos colosos de nuestro fútbol y el abismo que separa a unos y a otros amenaza con hacerse cada año más amplio.

Estar en este estadio y jugar con este balón es el objetivo principal de Madrid y Barça esta temporada

Tras la victoria del Madrid el pasado fin de semana la tormenta perfecta se traslado del Bernabéu a ‘Can Barça’ donde los nervios y la tensión, que se venían alimentando en jornadas anteriores se ha destapado por completo. Tanto que el Camp Nou amaneció ayer cubierto por un manto blanco, lo que desató los peores augurios.  Y es que los azulgranas, con Guardiola a la cabeza, han perdido el tino y hasta cierto punto el norte, en esa rueda infernal en la que el Real Madrid ha convertido este campeonato. Su extenuante persecución parece que comienza a dar frutos cuando se avecina la recta final.

Sin embargo, todo eso no sirve en Europa, donde mañana el Madrid tendrá una nueva reválida para superar ese muro que no ha sabido superar en el último lustro: los octavos de final de la Champions League. Tras la épica remontada del pasado fin de semana frente al Sevilla, sobre el Bernabéu ha vuelto a sobrevolar el esperítu de Juanito. No necesita tanto el Madrid, sólo tiene que superar el 1-0 de la ida. Pero Europa exige algo más, exige un punto más de entrega y sacrificio, un extra de acierto y suerte. Más aún si se tiene la final en tu propia casa, hoy por hoy, una presión añadida y no una motivación, por mucho que Kaká se encargue de decir lo contrario.

Algo de eso también está ocurriendo en Barcelona, donde la exigencia se está volviendo en su contra. Con la cosecha de títulos del 2009 fresca en la memoria y el Madrid colocado a su altura en la carrera por el título doméstico, a los culés les han entrado las dudas. Viejos fantasmas han vuelto a sobrevolar la Ciudad Condal en estos días: autocomplacencia, falta de preparación, plantilla corta,... Lo cierto es que algunos de éstos son menos fantasmas que otros y sólo, si el Barça rinde al 100% podrá optar a reescribir la historia que protagonizó el año pasado.

Esa es la exigencia que demanda Europa, algo que no necesitan los dos grandes del fútbol español para andar por casa, donde ganan los partidos al tran-tran, con dos chispazos, sin apenas sudar la camiseta. Esa falta de competitividad, esa diferencia tan abismal entre Barça, Madrid y el resto puede pasarles factura a ambos cuando viajen más allá de los Pirineos. Ya les ocurrió en la ida de los octavos de final de la Champions. Por lo pronto tanto uno como otro tendrán que poner las cosas en su sitio y apretar el acelerador si no quieren pisotear su orgullo  y perder el tren que les lleve hasta la estación final, a las primeras de cambio. Algo estrepitoso con dos rivales como Stuttgart y Olympique de Lyon enfrente.

Anuncios

Acciones

Information

One response

9 03 2010
Juan Carlos González

Lo veo bastante asequible para el Barça. Espero que también pase el Madrid, que con la remontada al Sevilla ha recuperado la autoestima perdida en el partido de ida. Y sí, para los blancos es una presión añadida tener la final en casa. Una muestra más de que Kaká todavía no conoce el club al que pertenece…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: