El honrado desprecio

27 02 2010

Fueron unas décimas de segundo, suficientes, en todo caso, para desafiar, para decirlo todo sin abrir la boca y para despreciar tirando de orgullo y caballerosidad. Sí, caballerosidad ante la afrenta que John Terry, ex-capitán de la Selección Inglesa y jugador del Chelsea le hiciera a su ex-compañero y ex-amigo  Wayne Brigde hace unos meses. Su desprecio en el saludo inicial del Chelsea – Manchester City de esta tarde ha sido la imagen de este fin de semana en el planeta fútbol.

Brigde pasó del amante de su ex-novia

Para los despitados les sitúo. El ’26’ blue abusó de la confianza y la amistad que tenía con su por entonces compañero de equipo Wayne Brigde para meterse hasta la cocina con la mujer de éste. El escándalo saltó a los tabloides ingleses a finales de enero y el lío de faldas casi le costó a Terry su matrimonio. Eso lo ha salvado, no puede decir lo mismo de la relación que mantenía con el actual lateral izquierda del City.

Con esos precedentes el morbo estaba servido en el partido que este mediodía ha enfrentado a los londinenses frente a los ‘sky blues’. Era la primera ocasión de ver a los dos sobre un terreno de juego tras el ‘affaire’ sentimental de Terry y el sensacionalista periodismo inglés no ha perdido la oportunidad de convertir en un circo todo esto. De hecho, Brigde ha renunciado a seguir yendo a la Selección inglesa tras este incidente. Algo que, personalmente, considero un tremendo error.

El caso es que Brigde sí ha tenido arrestos hoy para mirar a los ojos a Terry cuando le tocaba saludarle en los prolegómenos del partido. El ‘3’ del City ha optado por dejar con el saludo a medias al capitán ‘blue’ y dar la mano al niño que acompañaba a Terry. Un señor desprecio que ha venido aderezado posteriormente con una victoria a domicilio (2-4) para el Manchester City que aprieta la Premier.  El Chelsea parece hoy un poco más débil, menos rival para posibles enfrentamientos en Europa y Ancelotti debe demostrar ahora su mano izquierda para reconducir la nave tras dos derrotas dolorosas. La del City y la del Inter en Champions.

Lo del morbo, supongo, que se aplacará tras el éxtasis representado en ese no saludo entre Brigde y Terry. La normalidad se irá apoderando tanto de uno como de otro, aunque el lateral izquierdo del City haya sacrificado en el intento su relación con Vanessa Perroncel y su puesto en los ‘Pross‘. Allí, en Inglaterra se ha condenado a Terry, su imagen ha quedado muy dañada hasta el punto de perder la capitanía de la Selección. Eso nunca hubiera pasado aquí. Aquí hubiéramos admirado al  ‘machote’ y nos habríamos reído del cornudo. Al señorío y la cordura le quedan pocos reductos.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: