El enigma Valdés

26 02 2010

Es un portero infravalorado, deudor de sus fallos puntuales (años atrás) y preso de esa soberbia y chulería sin la que, paradójicamente, nunca hubiera llegado a asentarse en la portería de Can Barça. Víctor Valdés no está en la lista que hoy ha dado Vicente del Bosque para el próximo partido contra Francia. Esta convocatoria, por mucho que lo niegue el Seleccionador es casi definitiva y la mayoría de los que acuden a esta cita ya tiene su billete asegurado para Suráfrica.

Su experiencia y su templanza para combatir la presión ayudarían y mucho a España en Sudáfrica

No lo tiene y no lo tendrá, salvo lesión -no deseable- de alguno de sus compañeros bajo palos, el excepcional portero azulgrana. Sin duda, uno de los tres mejores porteros españoles del momento. Su estado de forma es magnífico, decisivo en muchos de los partidos de esta temporada en los que ha sostenido a su equipo de pie para que luego otros (los Messi, Iniesta o Ibrahimovic) terminaran tumbando a los rivales.

No es la primera vez. Valdés se crece en los partidos importantes. En la retina aún recuerdo sus estratosféricas paradas en la final de la Champions 2006 ante el mejor Henry del Arsenal, o sus reflejos en la semifinal del 2009 ante el Chelsea para negarle el gol a Drogba tanto en la ida como en la vuelta. En la final, el año pasado, le tocó parar a Cristiano Ronaldo y su ejército y también lo consiguió.

Pero entre los aficionados y la opinión pública han calado más sus errores. Los goles regalados a Villa, las miradas de asombro ante los trallazos de Forlán, o alguna salida en falso de sus primeros años bajo los palos del Camp Nou. La realidad, sin embargo, es otra. Ningún portero se había asentado como Víctor en la entidad desde la marcha de Zubizarreta, ningún jugador de la plantilla azulgrana (a excepción del superlativo Messi) es hoy más imprescindible que el meta catalán. Víctor no tiene recambio.

Además los números le respaldan. A los 27 años Valdés ha alcanzado su punto de maduración adecuado, lleva conviviendo con la presión desde que Van Gaal le diera la alternativa, lleva venciendo a la duda desde el primer día que saltó de corto al Camp Nou. Pero ahí están sus 13 goles en 23 partidos. Más datos para los incédulos: de los 35 partidos oficiales que ha disputado esta temporada Valdés, en 16 ha dejado su portería a cero. Se dirá que es por la defensa pero lo cierto es que ése no está siendo el mejor pilar del Barça este año. Al menos no el más estable.

Valdés se convertirá, por tanto, en uno de esos extraordinarios jugadores que por unas u otras razones no consiguen vestir la camiseta de la Selección Nacional. En 2005 tuvo su primera y su única  oportunidad, pero entonces terminó jugando Reina. Desde entonces nada. Desde entonces la doble V se ha dedicado a engrandar su palmarés a medida que su peso en el equipo crecía. El Barça no hubiera sido el mismo en este lustro sin Víctor bajo los palos. Aunque,  nada de todo eso ha sido suficiente para los diferentes seleccionadores españoles que han recurrido a justificaciones ambiguas y evasivas para (no) explicar la ausencia de Valdés con la ‘Roja’. Una enigma más del injusto mundo del fútbol.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: