El talón de Aquiles

15 02 2010

Ayer confirmaron que son humanos y perdieron la condición de invictos que todavía paseaban por los campos de España. El FC Barcelona volvió a salirse en su curva maldita, que diría mi nuevo compañero de trabajo, esa que surca las entrañas del Vicente Calderón. Allí un año más la Liga volvió a apretarse un poco más  y algo bueno traerá todo esto. La emoción, la tensión, la presión entre los dos colosos de nuestro fútbol y el olvido de las teorías conspiratorias.

Xavi y Keita han sido los últimos en caer

En la Ribera del Manzanares volvió a dejarse el Barça algo más de tres puntos. Del Calderón volvió con la figura imponente de Cristiano y Cía más perfilada en el retrovisor y con la enfermería más llena. A las numerosas bajas en defensa se sumó (a los cinco minutos de partido) el malí Keita por una rotura muscular en el muslo derecho y Xavi con una lesión fibrilar en el muslo derecho. El cerebro y el músculo culé también se rompen cuando se aproximan las primeras rampas duras de la temporada.

Y es que si al encuentro frente al Atlético de Madrid el Barça llegó con bajas, al siguiente frente al Rácing llegará en cuadro. A saber, Dani Alves tiene para dos semanas más, Eric Abidal estará en el dique seco casi dos meses, Touré no sabe si llegará a tiempo para la Champions, Chygrynskiy también está forzando para llegar a la cita europea; y ahora a ellos se le suman Keita y Xavi. La sexta lesión en ocho días. La única buena noticia para Pep es la vuelta de Piqué y Márquez tras cumplir sus respectivos partidos de sanción.

Y si la plaga de lesiones son el talón de Aquiles del equipo de Guardiola, las piernas no andan mucho mejor. El esfuerzo de una temporada tan cargada de títulos como de partidos y de alta tensión comienza a notarse en el corto plantel azulgrana. Hasta ahora los canteranos han ido valiendo, pero cuando comience a decidirse lo serio a más de uno pueden temblarle las piernas. Guardiola se ha jugado todos los títulos desde que llegó al banquillo azulgrana con 14 jugadores y de esos, hoy tiene lesionados a cinco titulares indispensables.

El Barça ya tuvo un inicio de febrero dubitativo el año pasado y habría que recordar todo lo que vino después. Eso lo sabemos todos. Pero este traspiés, el primero de la temporada en la competición casera, ha venido acompañado por un peligroso bajón físico que comienza a atisvarse en las piernas de los culés en los últimos treinta minutos de partido. Este año (me refiero a 2010) al Barça le cuesta más decantar los partidos, finiquitarlos y dominar a sus rivales.

Éstos van conociendo las debilidades del líder y Guardiola va a necesitar horas extras para reorganizar el rompecabezas que se le presenta de medio campo para atrás. Anoche no salió nada pero el ejemplo del Calderón ya estará guardado en todas las hemerotecas de los grandes de Europa. El Barça ha descubierto sus puntos débiles y ahora, nadando a contracorriente, será buena prueba de fuego para ver la mano diestra de Guardiola y el verdadero recorrido del mejor Barça de la historia.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: