El robo del siglo

26 01 2010

Nos la han querido jugar y han estado a punto de lograrlo. Hubiera sido injusto porque habíamos merecido pasar y finalmente, con más sufrimiento de lo esperado y tras una vergonzosa tanda de penaltis lo hemos conseguido. La Selección Española de Fútbol Sala se ha deshecho de Rusia, el rival más incómodo de los que quedaban en liza en su lucha por alzarse con el europeo, en la tanda de penaltis donde se ha impuesto por 7-6 para alcanzar las semifinales del torneo. El héroe fue Luis Amado quien tuvo que multiplicarse en los lanzamientos desde el punto fatídico para sellar el pase a la siguiente ronda.

Javi Rodríguez ha sido uno de los protagonistas del partido

El escándalo se produjo en el octavo penalti de la tanda. Era el turno de España y si Javi Rodríguez marcaba la ‘Roja’ ganaba el partido. Su golpeo seco y elevado se coló por el centro de la portería golpeando en el palo que sujetaba la red de la portería. El balón salió directamente rebotado fuera de la portería pero a pesar del efecto todo el mundo había visto el gol. La celebración de Javi Rodríguez y los lamentos de Zuev, el portero ruso, delataban el desenlace. Aunque los árbitros quisieron cambiar el guión. Incrédulos, negaban la mayor y cortaron de golpe la celebración española  diciendo que no había sido gol.

Surrealista. Mientras tanto las pantallas del pabellón se dedicaban a repetir el golazo de Javi  Rodríguez y los jugadores españoles se desesperaban señalando a esos videomarcadores. José Venancio López, el seleccionador nacional y todo su equipo técnico se comían la mesa en la que los jueces imperterritos no decían ni hacían nada. Con varias pantallas de televisión delante no movieron ni un dedo por intentar ver la repetición o sacar de su error a los árbitros, el francés Pascal Fritz y el croata Edi Sunjic. Espero que ambos se pasen una buena temporada en la nevera.

El bochornoso espectáculo continuó con una tanda de penaltis que desde ese momento estaba adulterada. La imagen del fútbol sala europeo y de la UEFA (la organizadora de este torneo) ha quedado muy dañada, sin credibilidad ante un tongo manifiesto, que afortunadamente se ha resuelto a favor de España, que ha tenido que ganar el partido por dos veces. Zuev que lo paró todo durante los 40 minutos reglamentarios no pudo detener ninguno de los lanzamientos de los españoles, mientras su homólogo Luis Amado se alzó como el héroe del último esperpento de la UEFA, en la que la sangre fría y la experiencia de los jugadores españoles, que ya las han visto de todo los colores, ha sido determinante para dar un gran paso hacia el título, con zancadilla incluída.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: