La casa de los líos

23 10 2009

Ni el Pupas, Ni el Gloriso ni nada. El Atleti es la casa de los líos. Hace tiempo que las aguas bajan revueltas por la ribera del Manzanares pero hoy lo tibio se ha vuelto turbio. Turbio porque se ha ninguneado a un hombre del club, a una persona que lo ha dado todo por esa casa y al que se le ha negado el oro y el moro porque en realidad no se confiaba en él. Abel Resino ha sido la víctima del último esperpento rojiblanco. Los nefastos resultados en España y en Europa y una única victoria en lo que va de temporada han terminado condenando al técnico de Velada.

Abel Resino no ha aguantado ni un año en el cargo

Abel Resino no ha aguantado ni un año en el cargo

Y lo peor es que no se ha resuelto nada. El marrón se lo han pasado ahora a otro (Santi Denia en primera instancia y Quique Sánchez Flores hasta junio). Por el camino muchos se han negado porque lo podrido en el Atlético de Madrid huele hasta en Dinamarca. Y es que Michael Laudrup ha sido uno de los que se ha negado a tomar las riendas de la entidad rojiblanca ante el galimatías que sufre la institición. Spalleti, el ex-técnico de la Roma tampoco ha querido saber nada. Mientras Abel Resino se marcha con la conciencia tranquila, sabiendo que ha hecho todo lo posible por enderezar el rumbo de una nave que hace aguas desde la proa a estribor.

No ha llegado a cumplir un año en el cargo. Los malos resultados y la apatía de una plantilla desganada y sin ambición se lo han llevado por delante. Él también tendrá parte de culpa, pero la mala situación del conjunto colchonero tiene otros culpable. Habría que mirar más arriba, hacia ése director deportivo que en agosto entregó una plantilla sensiblemente inferior a aquella que terminó la temporada pasada en puestos de Champions. Incomprensible sigue siendo la venta de Heitinga con el mercado nacional cerrado, la falta de un mediocentro organizador y la incapacidad para apuntillar la defensa, sin duda el talón de Aquiles de este equipo. García Pitarch todavía no ha respondido por ello. Por encima todavía están Gil Marín y Cerezo, que no han sabido gestionar mejor una herencia envenedada.

Pero también hay que mirar hacia abajo. Algo ocurre en esa plantilla que se ha vuelto una especialista en hacer la cama a los entrenadores. Ya lo hicieron con Javier Aguirre y lo han vuelto a repetir con Abel, en esta ocasión con menos reparo si cabe. Y es que ha sido el propio Sinama Pongolle el que ha reconocido que acabando con el entrenador los males del Atleti no se solucionarían. Él que conoce ese vestuario por dentro sabe de lo que habla. El Atleti se enfrenta ante su encrucijada más dramática, una encrucijada que le puede llevar a rescatar fantasmas del pasado en un ambiente viciado y malévolo entre el club y la afición que no ayuda en nada en la recuperación. No sabes donde te metes Quique, así que, mucha suerte.

Anuncios




I gotta closer feeling

22 10 2009

Hoy os acerco hasta estas páginas un poco de música ahora que se aproxima el fin de semana. Una vez más recurro a uno de mis grupos favoritos Black Eyed Peas (BEP), del que ya hemos hablado aquí en repetidas ocasiones, para ‘pincharos’ el último remix de la canción más conocida del disco The E.N.D. Supongo que los más avezados ya habréis adivinado que me refiero a I gotta feeling.

Pero en esta ocasión no llegan solos. Al grupo californiano se le ha unido el rapero Shaffer Chimere Smith, más conocido como Ne-yo con su single Closer, perteneciente a su disco Year of the gentleman, que salió en 2008. La mezcla no es mala, aunque puede que a los fans de uno y otros les suenen mejor por separado. A mí ambas me transmiten un sentimiento cercano.

En cualquier caso, ambas, juntas o separadas continuan sonando en las discotecas de media Europa, en las que, concretamente la canción de BEP ya se ha convertido en todo un himno. Ahí os la dejo que la disfrutéis.





Resurrección Rossoneri

21 10 2009

Estaban muertos, no jugaban a nada, no metían goles, nunca hacían nada y a pesar de eso 7 Copas de Europa amenizaban su museo y engalanaban su historia. Así, inmerso en una crisis de identidad y juego se presentaba el Milán en el Santiago Bernabéu para disputar el derbi de Europa. Y es que el partido de esta noche entre el Real Madrid y el Milán reunía 16 Copas de Europa. Los blancos llegaban al partido de verdad en esta Champions League con el deseo de confirmarse como alternativa sería al título, mientras los rossoneri buscaban un punto de inflexión para reconocerse en el espejo.

El Milán se llevó el Pato al agua

El Milán se llevó el Pato al agua

El respeto de inicio fue mutuo. Tuvo que ser Raúl, una vez más Raúl, quien comenzara con las hostilidades. El capitán se crece en estos partidos cuando en juego están los tres puntos, el orgullo y el valor de la camiseta. Así supo aprovechar la cantada de Dida. Raúl no suele desaprovechar los regalos y tras un mal despeje de Dida, el 7 blanco subía el primero al luminoso.

El Milán no se descompuso, siguió jugando al tran-tran. Con ese ritmo cansino que imprimen esos treinteañeros con arrugas que dirimen los destinos de los rossoneri en el terreno de juego. El Madrid se contagió de ese tempo y terminó el primer tiempo adormecido, con un control esteril que apenas llevaba el peligro hasta la portería de Dida, muy inseguro toda la noche. Como Pelegrini, al que todavía no acabo de reconocer. Hoy ante el Milán volvió a salir con un doble pivote formado por Lass y Xabi Alonso jugando en casa, con Granero por la derecha. Mientras, Leonardo apostó por un 4-3-3, con Pirlo, Seedorf y Ambrosini en el centro y Ronaldinho, Pato e  Inzhagi por delante. Casi nada.

Vergüenza torera no le faltó a Leonardo. La apuesta le terminaría saliendo bien. Corría el minuto 62 cuando el partido había ganado unos cuantos grados a pesar de la lluvia que caía en el Bernabéu. El equipo de Pelegrini estaba más cerca de aumentar las distancias. Las ocasiones, al igual que las buenas intenciones, eran madridistas. El Milán sesteaba, hasta que el genio de Pirlo encendió la mecha. Su derechazo seco y plano sorprendió hasta  el ángel de Casillas. Era el primer disparo a puerta de los milanistas

Ese gol encendió la mecha y despertó a la fiera. La fiera rossonera que a partir de ese momento comenzó a asediar la portería de Casillas. Para entonces Seedorf, Ronaldinho y Pirlo ya habían descubierto las cosquillas de la defensa del Madrid, y cuatro minutos después lo confirmaron. Fue Ambrosini, el menos dotado de la sala de máquina, quien rajó la sábana blanca para que Pato superara a Casillas con un amague y un sprint.

Ese gol no anestesió al Madrid que volvió a sacar su orgullo. En un arranque de rabia los blancos empataron a dos. Raúl estuvo por medio. Dio la asistencia a Drenthe, tras botar un saque de esquina en el que funcionó la estrategia a los de Pellegrini. Aunque el Madrid no supo calmar el partido, voltear el campo hacia la portería de Dida, que era un manojo de nervios en cada disparo. Los blancos no fueron capaces de controlar el balón, con un Kaká asfixiado ante el esfuerzo.

Y el Milán se lo acabó creyendo. Sobre todo tras ver que al Madrid le anulaban un gol. El fuera de juego de Raúl era, al menos, suficiente. En la siguiente jugada se palpó el 2-3, pero Casillas sacó su ángel ante las demoníacas intenciones rossoneras. En el córner posterior Thiago Silva se elevó hasta los cielos para mandar al Madrid al Purgatorio, aunque el árbitro le concedió una segunda oportunidad pitando peligro y anulando el tanto. No hubo, sin embargo, redención en la siguiente jugada, cuando un contragolpe italiano se resolvería tras un magnífico pase de Seedorf a la espalda de Marcelo. Éste se había vuelto a olvidar de su funciones de defensa y Pato completamente solo fusilaba a Casillas. La redención y el perdón ya era rossonero.

Mira aquí el resumen del partido:





El Barça y el maleficio del campeón

20 10 2009

Nunca un campeón de la actual Champions League ha reeditado título. El Barça era consciente de ello y algo de eso ha comenzado a padecer hoy.El sorpresón de la jornada se produjo esta noche en el Camp Nou, donde el Rubin Kazan venció al FC Barcelona 1-2. El actual campeón ruso se puso por delante en el marcador en dos ocasiones y a pesar de los esfuerzos del Barça, la suerte y el gol le dio la espalda.

El equipo de Guardiola volvió a demostrar su vulnerabilidad y perdió casi un año después en su estadio en Europa. El último osado fue el Shaktar Donestk, no se le da bien a los azulgranas la Europa del Este. El grupo F se aprieta con este resultado y el empate a dos del Inter y el Dinamo en Milán. El Barça es co-lider con el Rubin, ambos con 4 puntos.

El campeón ha mordido el polvo

El campeón ha mordido el polvo

La sorpresa cuajó rápido. A los dos minutos de partido el Rubin se ponía por delante en el marcador con un trallazo desde Rusia. Ryazantsev se sacaba de la chistera un golazo que pega en la escuadra y se aloja en el fonde de las redes de un Valdés impotente. El Barça tenía que remar a contracorriente desde el inicio, pero el gol en contra no parecía, sino un simple espejismo, un borrón en el expediente de un buen estudiante. La reacción culé no se hizo esperar e Ibrahimovic, el hombre más activo del partido junto a Pedro, controló dentro del área y buscó el segundo palo del portero ruso, quien resolvió el peligro enviando el balón a corner.

Al Barça, sin embargo, le faltó ritmo y profundidad en los primeros cuarenta y cinco minutos. Su control era esteril y el peligro de las contras rusas era una constante que no permitía a los culés descuidarse. Comandados por ‘Chori’ Rodríguez el Rubin Kazan se gustaba en el Camp Nou. Su extenuante presión y su orden defensivo impedía al Barça penetrar en la retaguardia rusa. A pesar de todo, el Barça no se ponía nervioso. Fiel a su estilo, continuaba madurando el encuentro buscando el hueco por un lado y por otro, aunque éste no llegaría antes del descanso. Y eso que Messi estuvo cerca del gol en dos ocasiones. El Barça apretó antes del descanso y convirtió a Ryzhikov, el portero del Rubin, en el hombre más destacado de su equipo.

La maldición le negaba al Barça su premio, aunque éste supo burlarla al principio de la segunda parte para conseguir el empate. Tuvo que recurrir al mago de su equipo, Ibra, quien resolvió en el área con la sangre fría propia de los asesinos para sacarse un gol de la chistera. El pase, magnífico, fue del ‘profe’ Xavi. A partir de ahí, el Barça comenzó a creer que era posible, que lo peor había pasado y que el viento soplaba a favor. Craso error.

Las ocasiones comenzaron a caer del lado azulgrana, mientras el Rubin ya sólo tenía fuerzas para defenderse. El vendaval azulgrana resoplaba como en las grandes ocasiones, pero incomprensiblemente fallaba en el momento clave, estrellándose una y otra vez con el telón de acero ruso. Pedro e Ibra rondaron el gol antes del descalabro, antes de la última carcajada del maleficio. Corría el minuto 74, el Barça acariciaba el 2-1 y el Rubin daba visos de desfallecer de un momento a otro. En esas, el ejército ruso se desmelenó, una vez más, bajo la inspiración de ‘Chori’ Rodríguez, quien le puso un balón en bandeja a Karadeniz para plantarse sólo antes Valdés. 1-2 y silencio en el Camp Nou. Ésta vez el Rubin Kazan había ganado a la ruleta rusa.

A pesar de todo el Barça pudo empatar, incluso remontar, porque Ibrahimovic y Touré estrellaron dos balones en los palos, pero el maleficio había surtido efecto. La suerte se la pegó con otro al Barça esta noche. Un apuesto soldado venido del frío, mejor preparado físicamente, más sacrificado, que ha terminado desmontando el aurea que hasta hoy ha acompañado al campeón de todo la pasada temporada. El Barça ha perdido su primer partido de la temporada, el día que más posesión ha tenido (70%) y más veces ha tirado a puerta (13). Y sin embargo el equipo de Guardiola ha estado lejos de su mejor versión. No le faltó ganas y pundonor, le faltó equipo, recursos, soluciones y el gol, la diferencia en el fútbol.





El timo del baloncito

19 10 2009

Si la picaresca española dio para crear el timo de la estampita, este fin de semana hemos visto como se las gastan en Inglaterra. Allí arriba otro tipo de timo ha llegado al fútbol. Se ha convertido ya en una de las imágenes más repetidas de estos días, y a buen seguro que el gol ya ha dado la vuelta al mundo varias veces.

El timo ocurrió el pasado sábado en el partido Sunderland-Liverpool. Con 0-0 en el marcador, apenas transcurridos cinco minutos de encuentro, el delantero de los ‘black cats’, Darrent Bent, recibe un balón dentro del área del Liverpool, lo golpea y el esférico impacta en su trayectoria con un balón de playa que misteriosamente estaba situado en el borde del área pequeña. El impacto desvía la trayectoria del balón y el cuero termina alojándose en el fondo de las mallas ante el asombro de Pepe Reina.

El gol, evidentemente, no debió subir al marcador. Éste además le valió al Sunderland para llevarse la victoria, pero la FA (Federación Inglesa) ya ha asegurado que el partido no se disputará pese a las reclamaciones del Liverpool, y  a pesar de que las propias normas obligan a ello en caso de que haya un objeto extraño que condicione la práctica del juego o una jugada en concreto. Lo curioso es que esto no es la primera vez que ocurre en Inglaterra. El año pasado en un partido de la FA Cup sucedió algo similar. En esta ocasión el perjudicado fue el Manchester City, al que metieron un gol después de que un manojo de globos frenara la trayectoria del balón y el rechace fuera aprovechado por el delantero del Sheffild United.

Aunque lo del Liverpool se lleva la palma, porque el dichoso globo fue lanzado al terreno de juego por un joven aficionado ‘red’, como muy bien captaron las cámaras de la televisión británica. Seguro que para otra vez se lo piensa dos veces antes de hacer la gracia.

Aquí tenéis las pruebas:





Ronaldinho recupera la sonrisa

18 10 2009

Justo antes de su visita al Santiago Bernabéu, uno de los campos que fue testigo de su primorosa calidad en la otra vida, antes de que se ‘olvidara’ de  jugar al fútbol y competir, Ronaldinho ha vuelto a sonreir. El Milán, sí ese cementerio de elefantes ilustres, visita el próximo miércoles la ‘Casa Blanca’ para enfrentarse al Real Madrid. Será en la tercera jornada de la Champions League, en la que asistamos a unos de los mejores partidos que por historia y tradición se pueden ver en Europa, aunque éste venga descafeinado por la terquedad rossonera.

Esta noche el brasileño, como si quisiera recuperar tardes mejores, se ha marcado un partidazo. ‘Ronnie’ se ha echado a su equipo a la espalda para remontar un partido que el Milán perdía frente a la Roma. San Siro ha vuelto a ser testigo de su sonrisa, esa que un día perdió en Barcelona entre entrenamientos, fiestas y partidos de fútbol. Ronaldidho abrió las esperanzas rossonera tras materializar un penalti más que dudoso cometido sobre Alessandro Nesta.

Ese gol dió alas al Milán que acabó encerrando a la Roma en su propio campo. Empujados por una afición volcada Ronaldinho enarboló la bandera de la revolución y tras una magnífica jugada ‘made in Gaucho’, el ’80’ milanista asistió a  su compatriota Alexandre Pato batió al portero romano. San Siro era un hervidero y Ronnie volvía a sentirse importante, aclamado y feliz. La derrota hubiera sido un descalabro mayúsculo a pesar de las tempranas fechas en que nos movemos. Y la victoria siempre puede ser un punto de inflexión.

Como lo sería en el Bernabéu el próximo miércoles. Aunque lo veo difícil. Ni siquiera la baja de Cristiano Ronaldo (el Ronaldo, hoy por hoy bueno) le concede al Milán muchas opciones, porque el equipo de Leonardo todavía se está buscando a sí mismo, en un intento por conseguir el elixir de la eterna juventud. Ése del que se alimenta todos los días Raúl, el máximo goleador de la Champions League y la principal amenaza de la sonrisa de Ronnie.

Mira aquí el resumen y los goles del partido del Milán:





Adiós ‘Jugón’

17 10 2009

Nos ha dejado un crack (que diría él).  Un tipo peculiar y único, un maestro para muchos, un excéntrico comentarista para otros. Andrés Montes nos dejó ayer a la edad de 53 años. El genial periodista deportivo fue encontrado muerto en su casa de Madrid por su compañera sentimental a primera hora de la noche, y todavía se desconocen las causas de su fallecimiento. Él, que no inventó el periodismo deportivo pero que sí lo renovó aportando frescura y un toque desefandado con el que convertía a sus retransmisiones en un puro espectáculo (más allá de lo que sucediera en el terreno de juego) se merece este homenaje.

Porque alrededor de sus retransmisiones se creó un mundo aparte. Dominado por los apodos y las muletillas, las frases rimbombantes y los adjetivos más “espectaculares” creó un estilo propio. Curtido en el mundo de la canasta, en el que conocía todos los recursos y se movía como pez en el agua para dotar a un partido de básket de la emoción y la tensión necesaria, supo trasladar ese énfasis al fútbol. Donde se descubrió al gran público con términos como “jugón” “fútbol con fatatas”, “¿dónde están la llaves?” o ¿por qué todos los jugones sonríen igual?

Pero para el recuerdo y su memoria quedará ese ‘Tiki-Taka’ del que fue mentor y con el que alumbró la época más dorada del fútbol nacional español. Fue sin duda su mejor colaboración al mundo del fútbol y del periodismo deportivo. Porque somos muchos los que alguna vez hemos tirado de su ingenio para ilustrar nuestras informaciones. Incluso los que le conocimos tarde. Mis recuerdos de Andrés se remontan a su época en Canal+, cuando se convirtió junto a Antoni Daimiel (la extraña pareja) en la voz de la NBA en España.Reconozco también que, ya de adulto, no era uno de mis comentaristas favoritos, aunque nunca me dejaba indiferente.

Pero la carrera de Montes comenzó mucho antes. Su dilatada carrera arrancó en la Cadena Cope, para pasar posteriormente a Radio Cadena Española y Antena 3 Radio. Luego comenzó una colaboración con Radio Marca que se prolongó hasta su salto a La Sexta para retransmitir los partidos de fútbol. Allí sacó a relucir todo su repertorio. Llevaba el show dentro, ese espectáculo tan arraigado en EE.UU. que a buen seguro adquirió en sus inconfundibles retransmisiones de la NBA, y con ese estilo de vida imprimió un nuevo impulso a la cadena recién nacida. Entonces descubrimos que Puyol era un Tiburón, que Humphrey Bogart era lo más parecido a Xavi en un campo de fútbol, o que Tom Cruise tenía en Raúl, a su especialista en misiones imposibles.

Pero hubo mucho más. Porque Montes tenía para todos. En básket quedará para el recuerdo los míticos vuelos 23 de ‘Air Jordan’ o los más contemporáneos ‘Espartaco’ Reyes o el hombre de las bandejas ‘Mr. Catering’ Calderón. Ricky ‘Business’ o ‘Multiusos’ Jiménez fueron otras de sus creaciones. En La Sexta también tuvo la oportunidad de vivir y narrar los éxitos de la Selección Española de Baloncesto. En Japón conocieron sus imposibles pajaritas mientras él nos contaba  el primer oro mundial de la ‘Roja’. El destino le regalaría otro oro, en esta ocasión en europeo, para confirmar su predicciones, el oro, efectivamente no estaba en Moscú, estaba en Polonia. Fue su despedida de los medios, su último trabajo para La Sexta y se marchó tal y como llegó, recordando que “la vida puede ser maravillosa”. Hoy ya lo es un poco menos. Descansa en Paz, Andrés.

Momento histórico del deporte mundial, con los inconfundibles latiguillos de Andrés Montes.