Las trampas de Agassi

31 10 2009

Andre Agassi, uno de los mejores tenistas de todos los tiempos ha tirado por tierra en la última semana buena parte de su carrera. Hasta ahora sabíamos de sus excentricidades pero no de sus trampas. Entre éstas caben de todo desde jugar con peluca en Roland Garros hasta ser un habitual consumidor de la adictiva droga denominada “Crystal”. Otro mito que se cae víctima de sus propios vicios.

Todo el pelo no era suyo

Todo ello lo ha desvelado  el tenista norteamericano días antes de publicar su libro autobiográfico “Open: an autobiography”, que saldrá a la venta el próximo 9 de noviembre, en la revista People. En el mismo medio declaró días atrás que había sido un asiduo consumidor del estupefaciente ‘crystal’ y que mintió a la ATP (Asociación de Tenistas Profesionales) para evitar que le sancionaran por dopaje. Agassi, ganador de ocho Grand Slam, contó con la colaboración del máximo organismo internacional del tenis, que miró para otro lado.

Fueron sus dudas ante un bajón en su rendimiento deportivo en 1997 lo que le llevó a caer en el mundo de las drogas. El tenista de Las Vegas llegó a dar positivo, pero entonces le contó una ‘milonga’ a la ATP convenciéndoles de que la había tomado por error. La sanción hubiera sido de 3 meses (al ser considerado por la ATP el Crystal como droga de tipo 2), aunque su nombre, su carrera y su mito habría caído hasta los infiernos por siempre.

Tras esto, lo de la peluca suena a gamberrada juvenil, a inseguridades propias de adolescentes. Y es que Agassi, tal y como asegura en el libro, tenía muchas cosas que le atormentaban, entre las que destacan las cámaras de televisión. No le gustaba cuando se veía en la pantalla con una incipiente calvicie que detestaba.

Para Agassi la imagen lo era todo y gracias a ello en sus inicios era habitual que sus camisetas y sus pelos fueran más famosos que sus raquetazos. Precisamente las burlas y las críticas a su imagen eran una de las cosas que más le afectaba y por ello decidió esconder su alopecia con una peluca que también le trajo más de una complicación.

Según explica el ganador de ocho Grand Slams, su hermano tuvo que salir corriendo por París para encontrar alfileres para evitar que se le cayera la peluca a Agassi antes de un partido en el Roland Garros de 1990, Grand Slam al que llegó a la final y perdió ante el ecuatoriano Andrés Gómez por 3-6, 6-2, 4-6, 4-6.

El reconocimiento de la culpa, aunque sea tardía, honra al tenista norteamericano, aunque vuelve a demostrar que los ídolos suelen montarse con demasiada frecuencia en la montaña rusa en que se convierte, en muchas ocasiones, su carrera deportiva. Y hay quién no digiere bien esos viajes.

Anuncios

Acciones

Information

One response

6 11 2009
Juan E. Lagunas

Un gran post!!! Como un gran fan de Agassi, no trato de justificar el hecho de que utilizo alguna droga, pero el bajon de rendimiento se dio cuando termino su matrimonio con la actriz Brooke Shields, esto como a todo mundo, que es humano y tiene sentimientos, le afecto en lo profesional. Lamentablemente no lo supo llevar por una manera adecuada, pero aun asi pienso que el Crystal Meth, no ayudo tanto en su rendimiento y haciendo trampa. Dado que al nivel que jugo toda su carrera fue constante y consistente!!! Saludos desde México!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: