Las trampas de Agassi

31 10 2009

Andre Agassi, uno de los mejores tenistas de todos los tiempos ha tirado por tierra en la última semana buena parte de su carrera. Hasta ahora sabíamos de sus excentricidades pero no de sus trampas. Entre éstas caben de todo desde jugar con peluca en Roland Garros hasta ser un habitual consumidor de la adictiva droga denominada “Crystal”. Otro mito que se cae víctima de sus propios vicios.

Todo el pelo no era suyo

Todo ello lo ha desvelado  el tenista norteamericano días antes de publicar su libro autobiográfico “Open: an autobiography”, que saldrá a la venta el próximo 9 de noviembre, en la revista People. En el mismo medio declaró días atrás que había sido un asiduo consumidor del estupefaciente ‘crystal’ y que mintió a la ATP (Asociación de Tenistas Profesionales) para evitar que le sancionaran por dopaje. Agassi, ganador de ocho Grand Slam, contó con la colaboración del máximo organismo internacional del tenis, que miró para otro lado.

Fueron sus dudas ante un bajón en su rendimiento deportivo en 1997 lo que le llevó a caer en el mundo de las drogas. El tenista de Las Vegas llegó a dar positivo, pero entonces le contó una ‘milonga’ a la ATP convenciéndoles de que la había tomado por error. La sanción hubiera sido de 3 meses (al ser considerado por la ATP el Crystal como droga de tipo 2), aunque su nombre, su carrera y su mito habría caído hasta los infiernos por siempre.

Tras esto, lo de la peluca suena a gamberrada juvenil, a inseguridades propias de adolescentes. Y es que Agassi, tal y como asegura en el libro, tenía muchas cosas que le atormentaban, entre las que destacan las cámaras de televisión. No le gustaba cuando se veía en la pantalla con una incipiente calvicie que detestaba.

Para Agassi la imagen lo era todo y gracias a ello en sus inicios era habitual que sus camisetas y sus pelos fueran más famosos que sus raquetazos. Precisamente las burlas y las críticas a su imagen eran una de las cosas que más le afectaba y por ello decidió esconder su alopecia con una peluca que también le trajo más de una complicación.

Según explica el ganador de ocho Grand Slams, su hermano tuvo que salir corriendo por París para encontrar alfileres para evitar que se le cayera la peluca a Agassi antes de un partido en el Roland Garros de 1990, Grand Slam al que llegó a la final y perdió ante el ecuatoriano Andrés Gómez por 3-6, 6-2, 4-6, 4-6.

El reconocimiento de la culpa, aunque sea tardía, honra al tenista norteamericano, aunque vuelve a demostrar que los ídolos suelen montarse con demasiada frecuencia en la montaña rusa en que se convierte, en muchas ocasiones, su carrera deportiva. Y hay quién no digiere bien esos viajes.

Anuncios




Carta a Dani Jarque

30 10 2009

Es un detallazo a la altura del crack que lo firma. Porque si Andrés Iniesta es bueno como jugador lo es aún mejor como persona. Hoy lo ha vuelto a demostrar, por eso hoy este diario de abordo se nutre de su naturalidad, su sencillez y su humildad para recordar sus últimas palabras a un gran amigo: Dani Jarque. El malogrado capitán del Espanyol y el de Fuentealbilla tenían una relación que iba más allá de lo profesional y Andrés ha vuelto a demostrar que su enorme calidad humana.Dani y Andrés se conocían desde hace muchos años

Este es su sentido recuerdo hacia algo más que un amigo y compañero que ha sido publicado hoy en diferentes medios:

Hola Dani

Ante todo quiero decirte que te encharé mucho de menos. Me reprocho a mí mismo no haber insistido en vernos más veces y poder hablar más a menudo. Un no se hace a la idea que la vida pueda ser tan injusta como dejarte sin un amigo como tú. Por eso, me alegro de no haberte robado ese tiempo que de bien seguro has aprovechado con tu familia y tu mujer que es lo que más querias y sigues queriendo.
Me quedo con tantos y tantos momentos que hemos vivido juntos, las charlas que teníamos en las concentraciones sobre cosas ajenas al fútbol. Desde los partidos en categorías inferiores, cuando hemos coincidido en la Sub-15 y la Sub-17, cuando ganamos el oro en el europeo Sub-19, la clasificación con la Sub-21 y todos los derbis que hemos compartido ya en el primer equipo.
Antes de viajar a la gira americana, dónde nos informaron de tan triste noticia, repasé mis camisetas guardadas y entre ellas tengo, al menos, 20 tuyas. Siempre nos la cambiábamos porque era la tuya la que quería tener cada año, tanto en el partido de ida como en el de vuelta. Hemos sido rivales pero siempre te he apreciado de corazón. Cuando me preguntan por tu equipo, el RCD Espanyol de Barcelona, siempre digo el mismo: en el Espanyol tengo grandes amigos, y uno muy especial, y esto está por encima de cualquier rivalidad.
Te echaré de menos, Dani, mucho. El próximo derbi será difícil. Allá dónde estés sé que cuidarás siempre de los tuyos, de tu familia y que animarás fuerte a tu equipo.
¡Hasta siempre amigo!




Ya no quedan galácticos

29 10 2009

La tormenta arrecia en Chamartín. Ha llovido mucho tras el ‘Alcorconazo’ de la otra noche y los nubarrones todavía no se han despejado en la Casa Blanca. Al mal tiempo, a los malos resultados, se unen las dudas que despierta el juego del equipo, la escasa aportación de los fichajes galácticos, la capacidad del entrenador para sacar el proyecto adelante y hasta la idoneidad del proyecto. Todo se tambalea en la Casa Blanca y ahora mismo sólo las victorias y los buenos resultados podría traer una más que  necesaria tranquilidad al club.

Kaká, Benzema y CR9 no están respondiendo a las espectativas

Porque la presión de la entidad que preside Florentino Pérez es máxima y eso se está notando en un equipo que parecer anularse ante la tremenda responsabilidad a la que se enfrenta. Imposible de resistir la comparación con el juego del Barça, a los blancos les están haciendo mucho daño las múltiples lesiones que han sufrido en este inicio de temporada. Una por encima del resto. La baja de Cristiano Ronaldo, la pegada de ese equipo, el jugador desequilibrante y el (único) pilar sobre el que se ha sustentado el proyecto de Florentino versión 2.0 ha sido debastadora para el conjunto de Pellegrini.

El técnico chileno tampoco ha dado con la tecla. No ha sabido lidiar con los nuevos galácticos ni tampoco con las vacas sagradas de ese vestuario. Su sistema de rotaciones no ha dado mucho resultado porque en este inicio de temporada el Real Madrid ha tenido la enfermería llena. Su filosofía del juego, su fútbol no entronca demasiado con los jugadores que tiene en la plantilla. Tampoco con el tiempo. Porque en este Madrid cargado de urgencias todo sabe a poco. Se persigue el paraíso, la excelencia, el séptimo cielo, sin preocuparse, primero, por las obras que llevan hasta ahí.

El ridículo de Alcorcón puede ser un punto de inflexión

Y en esas obras tienen buena parte de culpa los jugadores. Unos jugadores que parecen haber rescatado los peores vicios de la primera etapa florentiniana. Ésa en la que se pensó que se ganaba sólo con el escudo y con la camiseta que lo portaba. Algo de eso se vio el otro día en Alcorcón, donde la desidia, la dejadez y la apatía de unos multimillonarios futbolistas, no pudo con la ilusión, las limitaciones y la entrega de un grupo de auténticos profesionales. De todos modos pudo ser un resbalón, un accidente que no pase a mayores, aunque la cruda realidad desvela que la galaxia 2.0 no acaba de arrancar.

Sería prematuro sacar conclusiones porque bien tratado el ridículo de Alcorcón puede ser el punto de inflexión necesario con el que resurgir en busca de cotas mayores, pero el aviso ha sido serio. Es evidente que hay que espabilar, pero no hay nada perdido y afortunadamente para el Madrid los títulos no se deciden en octubre o noviembre. En Liga son segundos a tres puntos del superlativo Barcelona, en Champions también ocupan la misma posición empatado a puntos con el Milán y en Copa no es descalabrado pensar en una remontada en el Bernabéu en el partido de vuelta.

Lo que ocurre es que el hábitat natural del Madrid es el primer puesto y los nuevos galácticos no han sido capaces de coger con fuerza el timón de la nave blanca. Son copias inferiores de los Ronaldo, Zidane y Figo que en los albores del Siglo XXI cambiaron los parámetros del mundo futbolístico. Benzema puede que algún día se parezca a Ronaldo, aunque por ahora no pueda comparse ni con Negredo; Kaká, de momento, sólo comparte la buena educación y el respeto que ‘Zizou’ demostró en sus años de blanco, pero nada de la magia y el liderazgo del francés; mientras Cristiano Ronaldo ha sido el único que con sus chispazos ha emulado los latigazos de Figo.

Poco hemos visto, sin embargo de los centros o de las combinaciones de su compatriota portugués en CR9. Y es que otra de las características de esta nueva especie de cracks mediáticos es que juegan para ellos. Buscando el lucimiento personal, haciendo la guerra por su parte, sin buscar al compañero, sin sacrificarse por el bien común. Ésa es otra de las diferencias que encontramos con los galácticos de la primera hornada. Un perfecto acordeón manejado con la sutileza y dedicación de un hombre como Vicente del Bosque. Quizá ahora se le reconozca su valor, posiblemente ahora que hemos descubierto que ya no quedan galácticos como los de antes. Precisamente ahora que la galaxia no encuentra su órbita y el proyecto pende de un hilo.





Gasol ya tiene su anillo

28 10 2009

Cuatro meses después de su compromiso Pau Gasol ya tiene su anillo de ‘married‘. Se lo colocó anoche en la apertura de la nueva temporada de la NBA, en la que el Staples Center y la Liga de Baloncesto Nortemaricano rindieron tributo al último título de los de púrpura y oro. Y ya van quince para la franquicia de California. Al más puro estilo norteamericano David Stern fue el encargado de entregar a Gasol su presea, su tesoro, su sueño.

El momento más esperado

El 16 angelino saboreó cada momento, cada paso que le acercaba a David Stern. Con una media sonrisa y con más timidez de la habitual en una de las máximas figuras de la NBA, Pau recogió su anillo. Luego, no se lo puso, sólo lo miraba y lo remiraba, como esos niños que no quieren jugar con sus botas nuevas para no mancharlas. No fue hasta que se unió al resto de sus compañeros cuando, instado por ellos, Gasol cerró el círculo. Su sueños y su tesoro relucieron entonces entre sus dedos.

El pívot de Sant-Boi ya es eterno. Ese anillo en el que su nombre y su número aparecen marcado a fuego sobre oro amarillo y blanco de quince quilátes (otro guiño más  a la leyenda de esa franquicia) será una página ya imborrable en los libros de historia. Pau disfrutó anoche su tesoro, mientras el cartelón de Campeones del Mundo 2009 se alzaba al cielo de Los Angeles (sí los norteamericanos son así, poco importa lo que se extiende más allá de sus fronteras). Aunque las estrellas anoche no estaban en el paseo de la fama, anoche todas brillaban en el Staples.

Sobre todo cuando la plantilla recogió el trofeo ante su público. Fue el fin de la fiesta. Antes de que comenzara la otra. La fiesta del baloncesto, en la que no colaboró Gasol, porque la resaca de un verano instalado en la gloria todavía pesa. No fue necesario. Sus compañeros se desacieron sin muchas dificultades de sus vecinos, Los Angeles Clippers por 99-92. Los campeones, por tanto, no se dejaron sorprender, algo que sí les pasó a los Cavaliers de Lebron James, quienes cayeron ante los Boston Celtics en casa. Los ‘verdes’ demostraron que son un año más viejos, pero también un año más legendario. Fue el partidazo de la jornada que además sirvió como puesta de largo de dos de los fichajes más mediáticos de esta temporada. Rashid Wallace cambia Chicago por Boston para arrancar a Gasol su anillo, mientras Shaquille O’Neal llega a Cleveland en busca de los últimas canastas gloriosas.

De entre los nuestros destacó el debut de Rudy Fernández con los Portland Trail Blazers, que ganaron por 96-87 a los Houston Rockets. Rudy comenzó a demostrar sus galones y a demostrar a su técnico, Nate McMillan, que este año va a tener una participación clave en el equipo de Oregón (si éste no se empecina en lo contrario). Ayer jugó 26 minutos, en los que conseguió 8 puntos, repartió 4 rebotes, una asistencia, una recuperación y un tapón.  El espectáculo ya ha comenzado. Bienvenidos al show.

Mira aquí un momento para historia:





La vuelta de Eto’o y la cosecha del Triplete

27 10 2009

El mismo día que Eto’o volvía a pisar la Ciudad Condal, el FC Barcelona y sus jugadores más insignes recogían la cosecha de la pasada temporada. Los frutos del Triplete dieron para copar la mayoría de categorías de los premios de la Liga de Fútbol Profesional. El mejor defensa, el mejor mediocentro, el mejor mediocentro ofensivo, el mejor delantero, el mejor entrenador y el mejor equipo estuvieron teñidos de azulgrana. Faltó Samuel, que estaba en Barcelona, que también fue pieza clave en esos títulos.Los jugadores culés premiados ayer en Madrid

Lo de ayer fue una escapada humanitaria con la que volver a casa y recuperar la sonrisa. Porque la vertiente humana de Eto’o siempre saca su cara más amable. Esa que deja en casa cuando tiene partido, pero que asoma cada vez que piensa en su país, en su gente, en su continente.  En Barcelona presentó ayer la campaña ‘Shoes for Africa’. Una campaña benéfica con la que pretende ‘calzar’ al mayor número de africanos.  El ex- del Barça ha organizado esta campaña a través de su Fundación, que lleva años creando escuelas, enviando material sanitario  y estableciendo pogramas educativos allí donde más se necesita. Y es que Eto’o no está solo en esta empresa,en  su último reto fuera de los terrenos de juego estará respaldada por Hipercor y El Corte Inglés.

Estos actos relajan a Eto’o y convierten su carácter en algo más afable y terrenal. De hecho, el camerunés evitó polemizar con el Barça y con sus dirigentes y técnicos. Con un tajante “yo nunca he pedido ni pediré nada al Barça” el interista zanjaba cualquier polémica con su anterior club. Parece que ‘Samu’ ya ha digerido (al menos de cara a los medios) su traumática salida del club catalán y no le quedan ya ganas de ajustar cuentas, ni cobrarse víctimas por errores  pasados.

Casi a la misma hora, pero lejos de la Ciudad Condal el Barça arrasaba en la capital. Cinco meses después de conquistar Madrid, los culés  lo han vuelto a hacer. Encabezados por Joan Laporta, que recogió el premio de Mejor Equipo de la temporada 2008/2009, y abanderado por Leo Messi, designado como Mejor Delantero y Mejor Jugador de la Liga BBVA, el Barça copó los Premios de la LFP. Sólo Casillas, designado como Mejor Portero de la pasada temporada evitó el pleno culé.

Alves, como mejor defensa, Xavi como mejor mediocentro, Iniesta como mejor mediocentro ofensivo y Pep Guardiola como mejor entrenador (el único ausente de la noche, cuyo premio recogió su gran amigo Manuel Estiarte) fueron los otros premiados culés. Allí también las sonrisas fueron ampliamente dominantes en el seno de la representación blaugrana, enchidos de orgullo y satisfacción. Mención especial para Pep Guardiola, que una vez más quiso dar el protagonismo a los jugadores, los protagonistas de todo esto. El míster azulgrana se ha disculpado ante su ausencia aludiendo a la gran cantidad de trabajo que tiene encima de la mesa. Mañana, por lo pronto toca la Cultural Leonesa y hay que evitar descalabros mayores.





El 9º huevo de oro de Rossi

25 10 2009

Como Valentino se doctoró hace tiempo, ahora se dedica a criar gallinas.  Hoy ha logrado su 9º huevo de oro, su 9º campeonato mundial de motociclismo. A sus treinta años Rossi lo ha vuelto a hacer y se ha proclamado campeón de Moto GP (6 veces campeón de MotoGP y 1 de 500cc) por séptima vez en su carrera tras finalizar tercero en el GP de Malasia, por detrás de Stoner y Pedrosa. Lorenzo el rival que ha obligado a sacar lo mejor de sí mismo a ‘Il Dottore’ ha concluido cuarto la carrera tras salir desde la última posición.

Rossi con su huevo en el podio

Rossi con su huevo en el podio

Pero la machada hoy lleva denominación de origen: made in Tavullia. Desde allí se ha traído Rossi a sus amigos (y a la gallina de los huevos de oro) para volver a demostrar que las exhibiciones del italiano son tan espectaculares dentro como fuera de la pista. Hoy, dentro del asfalto no ha necesitado un recital. Le ha bastado sacar la calculadora y mantener a Lorenzo a raya. Los recitales ya los había repartido a lo largo de la temporada en carreras memorables con su compañero de equipo, nuestro Jorge Lorenzo,  que ha visto más cerca que nunca la victoria final en Moto GP.

Pero el mallorquín no tiene gallinas. Porque ahí Rossi sí sacó todo su talento. Fue en la celebración, con el título en el bolsillo, sus amigos, esos que se trajo de su Tavullia natal le ayudaron a montar el show. Para ello salieron parapetados en las típicas camisetas conmemorativas y con una gallina vieja en brazos. Luego se la dieron a Rossi, otra gallina vieja,  junto al huevo que había incubado. Era el 9º de la cosecha y con el subió al podio para conmemorar su nuevo hito, recordando al mundo que la gallina vieja hace buen caldo.

Porque Rossi es un tipo especial, genuino y único. Capaz de ser tan admirado por sus fans como por sus rivales, forma parte ua de la leyenda del motociclismo y del deporte mundial. Porque ‘Il Dottore’ ha demostrado por enésima vez ser el mejor dentro y fuera de la pista. Su mito crece a la velocidad a la que pilota su moto (da igual si Aprilia, Honda o Yamaha) para superar líneas de meta y proponerse nuevos retos. Pocos le quedan ya, si acaso el número de victorías de Giacomo Agostini (está sólo a 20 victorias) y el más difícil de los 12+1 títulos de Ángel Nieto.Y es que a Rossi le queda cuerda para rato mientras su dominio parece incontestable, porque el campeonísimo italiano tiene la capacidad de resurgir de sus cenizas cual ave fénix para reinventarse a sí mismo. Por ello la historia ya le reserva un sitio entre los más grandes de este deporte, en un olimpo donde ya no podrá faltar ‘Il Dottore’.





30 años de La Masía

24 10 2009

Vive los momentos de mayor esplendor de su historia. La Masía, la fábrica de talentos azulgrana ha logrado a los 30 su madurez. Una madurez que disfruta reconfortada por los recientes éxitos. Poco o nada ha cambiado la fisonomía y el espirítu de unas instalaciones que se remodelaron en 1979 para convertirse en la residencia de los jugadores de las categorías inferiores del FC Barcelona. Hoy aquella quimera austera y visionaria se ha convertido en la referencia del fútbol español y en una de las canteras más prolíficas del panorama mundial.

Esta emblemática edificación es una antigua residencia payesa construida en 1702

Esta emblemática edificación es una antigua residencia payesa construida en 1702

Su historia, no obstante, se entronca en la construcción del nuevo estadio. En un principio La Masía se usó como taller para la confección de la maqueta y sala de trabajo de arquitectos y constructores del Camp Nou, como punto de partida de las visitas de altas personalidades y asociados a las obras de construcción del estadio y en la última etapa sede de las oficinas del club. No obstante, el auge del club y la creación de diversas secretarías determinó que la Masia no tuviese cabida suficiente como sede social.

Fue entonces cuando arrancó la leyenda. Bajo la presidencia de Josep Lluis Núñez, la Masia se convirtió en la residencia de los jóvenes jugadores con domicilio fuera de Barcelona. Las obras de adecuación se efectuaron con mucha rapidez, y el 20 de octubre de 1979 se inauguraba oficialmente para su nuevo uso. Los sueños y las ilusiones de aquellos niños se aposentaban a los pies del Camp Nou, desde donde cada noche soñaban con triunfar algún día.

La motivación la tenían a los pies de la cama, y eso unido al buen ambiente que se creó en la residencia y el trabajo constante de técnicos y preparadores dieron lugar a que muchos de ellos triunfaran e imitarán a sus ídolos de entonces. A Johan Cruyff, a Charly Rexach, a Quini, a Alexanco, … Así fueron muchos los que crecieron tanto futbolística como personalmente cobijado por esos muros, como Amor, Guardiola, Sergi, De la Peña, Puyol, Xavi, Reina, Víctor Valdés, Iniesta, Cesc, Arteta, Messi o Pedro.

Algunos de los residentes que han pasado por la Masía

Algunos de los residentes que han pasado por la Masía

Algunos de ellos se convirtieron en capitán y alma máter de su equipo. Como Pep Guardiola o Carles Puyol. El primero fue el cerebro del Dream Team y hoy es el entrenador del mejor Barça de la historia  y la voz más autorizada de esa entidad; mientras que ‘Puyi’ es el súmmun de la Masía, la esencia del barcelonismo.  En el ‘5’ culé se representa algunas de las cualidades con las que mi padre recordaba a ‘Tarzán’ Migueli, todo fuerza y sacrificio, todo pundonor y compromiso. Esas cualidades y su enorme derroche dentro del terreno de juego le han valido su renovación hasta el 2013 con las que pondrá fin a 15 temporadas vestido de azul y grana (las mismas que Migueli). Así, el central de La Pobla de Segur no vestirá otra camiseta que no sea la que lleva grabada en la piel, tal y como hizo otro de sus ídolos, Paolo Maldini.

Es la cosecha de la Masía, encumbrada en su momento más fertil. Pero la fábrica no descansa y la juventud y el descaro de estos chicos suman cada verano nuevos adeptos, respaldada por una política de continuidad y confianza por parte del club. Esos son los pilares de su éxito: la confianza y la continuidad. En la Masía el ejemplo y los motivos de superación están muy cerca, aunque pocos, ni siquiera los más aventureros soñaban aquel 20 de octubre de 1979 que 30 años después unos chicos criados en esa casa levantarían la tercera Copa de Europa del club, con el que conseguirían un triplete histórico. 7 de los 11 jugadores que saltaron al estadio Olímpico de Roma en la pasada final de la Champions se habían criado en la Masía.

Mira aquí la historia contada por uno de sus protagonistas, Andrés Iniesta: