Slevin Kelebra, un thriller de altura

25 09 2009

Nada es lo que parece en ‘El Caso Slevin’ (o Lucky Number Slevin) y eso que el nombre en inglés ya nos desvela algunas pistas. Aunque éstas sólo pueden asociarse tras haber visto y reflexionado sobre la cinta. Una cinta que cuenta con un repertorio espectacular, cargado de actores que elevan el nivel de la película dirigida por Paul McGuigan. Morgan Freeman, Bruce Willis, Lucy Liu, Ben Kingsley y Josh Hartnett conforman un quinteto de lujo en el que destaca el maduro trabajo de este último. De todos modos, no se lleven a engaño porque en esta ocasión Josh demuestra ser algo más que una cara bonita, con una interpretación seria y correcta.

La traducción del título no ha sido muy afortunada

La traducción del título no ha sido muy afortunada

La clave además de en el estupendo repertorio está en el guión. Los recovecos, las informaciones ocultadas  y las pistas repartidas a lo largo del filme son fundamentales, junto al ritmo frenético que domina la historia. No da tiempo a pestañear ni a dirigir la mirada a otro sitio que no sea la pantalla. En ese sentido, sin llegar a la altura de Sospechosos habituales o El Sexto Sentido, sí se puede decir que se acercan a éstas con su inesperado giro final. Me dicen que precisamente por su estructura y los ingeniosos diálogos (que pierden algo de calidad con la traducción) tiene bastantes puntos en común con Pulp Fiction, al margen de que repita uno de sus protagonistas.

Aunque no soy amigo de sinopsis y conocimientos previos sobre las películas, reconozco que es una práctica habitual para el resto del mundo. Los que seáis de los míos podeis dejar de leer ahora. Para el resto, ahí va el resumen:

A Slevin la vida no le va nada bien. Acaban de declarar ruinosa su casa y ha encontrado a su novia en la cama con otro hombre. En un intento de desconectar de todo y salir de Los Ángeles una temporada, toma prestado el apartamento de su amigo Nick Fisher en Nueva York. Pero las cosas sólo están a punto de empeorar. En el oculto mundo de los criminales neoyorquinos, los dos mafiosos más respetados y temidos son El Rabino y El Jefe. Anteriormente socios y actualmente enemigos acérrimos, los dos gángsteres viven atrincherados en sus fortalezas, una frente a la otra. A pesar de su poder, los dos están prisioneros de su propia paranoia ya que llevan 20 años sin salir de sus particulares reinos. Pero la tensión entre ellos va en aumento. Para vengar el asesinato de su hijo, El Jefe planea matar al hijo del Rabino. Pero si parece un asesinato premeditado desencadenará la Tercera Guerra Mundial. Para solucionar el problema El Jefe contrata al conocido asesino a sueldo Goodkat, cuyo plan es de lo más sencillo: buscará un jugador que le deba mucho dinero al Jefe y le obligará a matar al hijo del Rabino. Y… ¿A quién elegirá?… A Nick Fisher.

El guión (de Jason Smilovic) está cargado de trampas y falsas suposiciones que acaban enredando la trama ayudado por ese ritmo rápido pero seguro que transpira la película. Quizá en esas trampas se averiguan algunos de los puntos débiles de esta película. En esa intención por contar un denso thriller con control de la información se producen desajustes que hacen ‘cojear’ al filme. El espectador, por ejemplo, siempre está  en desventaja con respecto a la información que conoce el narrador, pues en ciertos puntos carece de datos suficinetes para descifrar el puzzle que ‘El Caso Slevin’ nos plantea.

Para contrarrestar esa falta de información se fuerza la intervención de una entidad comodín que nos hace comprender qué ha sucedido realmente. Por último, el breve y apresurado romance entre Slevin y Lindsay (Lucy Liu) aporta sensibilidad y un toque romántico en una película donde no caben ambos sentimientos. A pesar de todo esto, la película es más que aceptable, de notable a mi entender. El filme es de 2006, aunque yo la disfruté días atrás y tras las muchas recomendaciones sólo se puede afirmar que acerté.

Anuncios

Acciones

Information

One response

1 06 2013
http://www.sexypinkteens.org

What’s up it’s me, I am also visiting this web site daily,
this site is genuinely fastidious and the viewers are genuinely sharing pleasant thoughts.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: