De Extremadura a Sudáfrica

9 09 2009

Puede ser el último paso para certificar la clasificación al Mundial del año que viene en un escenario volcado y rebosante de felicidad ante la presencia de la ‘Roja’. Mérida, capital autonómica de Extremadura, recibió ayer el mejor regalo posible en plena festividad de la región extremeña, la visita de los Campeones de Europa. Y hoy la fiesta será completa cuando a partir de las 22.00h. (TVE1) el balón eche a rodar en el partido que enfrentará al combinado nacional frente a la débil Estonia. Tras la exhibición de Riazor hace cuatro días frente a Bélgica los extremeños abarrotarán el Estadio Romano con un sólo objetivo disfrutar de la mejor selección del mundo.

Villa y Silva volverán a jugar en la punta de ataque

Villa y Silva volverán a jugar en la punta de ataque

Allí, en Mérida, inmejorable reliquía del otrora triunfante Imperio Romano quieren Del Bosque y sus chicos seguir ampliando la leyenda de ese ejército que ya conquistó Europa para extender por la Vía de la Plata sus dominios al resto del mundo. Para ello, el primer paso debe darse hoy, ganando a Estonia y que los rivales hagan el resto. Es decir, arrodillarse ante la tremenda superioridad española para lo que sería suficiente un victoria del ejército otomano frente a la indómita Bosnia. Porque parece evidente que España no tendrá mayores problemas para deshacerse de Estonia. Poco importarán los cambios que el Seleccionador Nacional tiene pensado realizar en la mayoría de sus líneas, el cambio de dibujo o el sofocante calor emeritense con el que los jugadores han sido recibidos. Porque esta grupo de jugadores van embalados hacia Sudáfrica, haciendo bien lo que mejor saben: jugar al fútbol.

Por ello, esta noche en el Estadio Romano reventará, como hace más de dos mil años el Teatro Romano de Mérida rebosaba ante las hazañas de Máximo Décimo Merilio. Hace días que se agotó el papel y buena muestra de la pasión y devoción que se tiene a esta Selección fue la sesión preparatoria de ayer. Una vez más lleno hasta la bandera, y es que Extremadura se ha volcado siempre con el combinado nacional, del que no disfrutaban desde hace tres años. Fue en un partido clasificatorio para la Euro 2008. Ahora regresan en busca de una empresa mayor, confiando en que esta tierra sea talismán y paso obligado en pos de repetir hazañas épicas.

Las 14.000 localidades del Estadio Romano se llenaron para ver un entrenamiento

Las 14.000 localidades del Estadio Romano se llenaron para ver un entrenamiento

Aunque lo de hoy será un combate desigual. Porque España esta hoy por hoy a años luz de un equipo que ha llegado a Mérida para disfrutar del sol y de la piscina de su hotel. Las altas temperaturas también jugarán en su contra, porque los españoles ya estamos acostumbrados a los rigores del mercurio en esta fecha. Por si acaso, Del Bosque hará cambios para no castigar demasiado a sus jugadores y dar oportunidades a todos. Así, Albiol y Marchena darán refresco a la pareja culé (Piqué-Puyol), mientras Senna volverá a ser el mejor gladiador de la ‘Roja’. A su lado estará el ‘profe’ Xavi y su alumno más aventajado Cesc Fábregas. Donde no habrá cambios será en el ataque. Silva, Torres y Villa volverán a ser las puntas de lanza de un equipo que desea finiquitar sus planes para el próximo verano hoy.

Pocos más retos plantea el partido. Si acaso conocer a qué distancia de Raúl se quedará Villa tras el partido de hoy en esa caza particular que el asturiano emprendió hace ya bastante tiempo por ser el máximo goleador nacional. Certificar la vuelta de Senna con el combinado nacional tras la lesión que le apartó de la Copa Confederaciones y esperar que Torres acabé con la mala racha que le persigue desde aquel ‘hat-trick’ que logró, precisamente, en el partido inicial de la Copa Confederaciones. Todo ello rodeado de un ambiente festivo con el que la Selección Española pretende enviar a los leones a Estonia y devolver así, a la vieja Emerita Augusta el fulgor y la emoción de épocas pasadas.

Anuncios