Para Marta no hay obstáculos

18 08 2009

Porque los ha superado todos a lo largo de su vida. El último ayer, al convertirse en Campeona del Mundo de 3000 obstáculos en el Mundial de Berlín. Marta Domínguez cumplió en el Olympiastadion un sueño, a la vez que derribaba viejos fantasmas alojados en el fondo de una ría y se convertía en la mejor atleta española de todos los tiempos, sin discusión. El tesón, el amor propio, el sacrificio y el esfuerzo diario de la medio fondista española han sido sus señas de identidad a lo largo de toda su carrera para triunfar en pruebas tan dispares como el 5000, el 3000 obstáculos o el cross. Sin embargo no fue hasta ayer, con 33 años y amparada, como no podía ser de otra forma, bajo su eterna cinta rosa cuando saboreara las mieles del éxito mundial.

Marta exultante y orgullosa tras su victoria

Marta exultante y orgullosa tras su victoria

Y es que a pesar de todo el camino de Marta nunca ha sido de rosas. Han sido varias las espinas y los obstáculos que se han cruzado a lo largo de su carrera deportiva. Las infinitas keniatas, etíopes o tunecinas siempre parecían un muralla demasiado alta para derribarlas. En otras ocasiones las murallas tenían forma de obstáculo, como aquella maldita barrera que la privó de luchar por las medallas en la final de 3000m. obstáculos de las Olimpiadas de Pekín. Apenas quedaban 200m. para el final cuando Marta cayó al suelo, dejando sus esperanzas y sus ilusiones derramadas por el tartán pekinés. De allí se levantó extasiada pero con un sólo pensamiento en su cabeza, triunfar en una prueba que entonces era demasiado nueva para ella.

La ambición rubia no paró desde entonces y día a día, carrera a carrera a ido rebajando sus tiempos y estableciendo nuevas marcas. En 2009 las lesiones le han respetado y así ha llegado a Berlín en perfectas condiciones y con la única motivación que hace que sus piernas se muevan, en la cabeza: ganar. Esta vez lo tenía todo controlado, a sus rivales, la distancia y, evidentemente, los obstáculos. Porque Marta se ha pasado todo el invierno y la primavera alargando los kilométros y afianzando el paso por los obstáculos. De hecho el paso de la ría, lo ha practicado saltando una valla y cayendo a una piscina. El miedo es libre, y cada uno lo supera como puede.

Marta tuvo tiempo tiempo para celebrar la victoria

Marta tuvo tiempo tiempo para celebrar la victoria

Aunque el verdadero temor de la corredora palentina eran las rivales africanas y rusas. Y hasta eso le salió bien ayer. La carrera fue al tran-tran, sin un ritmo demasiado elevado, con parones y acelerones que no desgastaron a Marta, porque ella ya había elegido su posición en el grupo. La mediofondista española fue la sombra de Gulnara Galkina, campeona olímpica y plusmarquista mundial de la distancia, hasta que ésta dijo basta poco antes de la última. A ella llegó Marta con su correr saltarín persiguiendo a otra rusa, Yuliya Zarudneva, la escolta de Galkina, que alargaba la zancada en busca de perder esa sombra rojigualda que le perseguía hasta la extenuación. Mientras por detrás las keniatas, con Milcah Chemos Cheywa a la cabeza, corrían como perros de presas por no perder el tren de la medallas.  Pero Marta todavía guardaba un as en la manga, un último cambio de ritmo que descabalgó a la rusa Zarudneva tras el paso del último obstáculo. Fue entonces cuando Marta sonrió y se acordó de su amuleto, para zarandearlo al cielo de Berlín, en el que espantó todos sus miedos, calmó sus ansias de triunfo y cumplió sus sueños de niña. El mundo se había rendido ya a la ambición rubia.

Marta de España lo había vuelto a hacer. Tropezó en Pekín y se levantó en Berlín para demostrarnos a todos que el talento debe ser acompañado de las dosis necesarias de trabajo y sacrificio para lograr algo en este mundo. Ella ha logrado bastante. No sólo consiguió traerse a su Palencia natal la medalla de oro que tanto anhelaba (su 12º medalla internacional), sino que además consiguió la mejor marca mundial del año en 3000 obstáculos, a la vez que rebajó su propio record nacional con un crono de 9′ y 7′‘. Posiblemente sea el triunfo de toda una vida, pero la ambición de esta palentina no parece que vaya a quedar ahí, ahora que ya sabe como surcar todos los obstáculos. ¡Enhorabuena Campeona!

Revive aquí los últimos metros de la prueba:


Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: