Wadaboys FC: Veni, Vidi, Vici

8 08 2009

La ejemplificación de un sentimiento

La ejemplificación de un sentimiento

Es algo más que un equipo de fútbol, más que un club que dirían algunos, es un sentimiento que se lleva muy adentro, en el que se comparten las alegrías y las victorias, las penas y las derrotas, pero sobre todo se comparte una pasión: el fútbol. Esa pasión echa a rodar de nuevo este fin de semana para ganar viejas batallas y reconquistar los territorios aledaños a nuestro lugar de retiro e inspiración, Guadalupe (Cáceres). Será en Navalvillar de Ibor, donde los chicos dirigidos por Nicolás Ríos Torres se enfunden sus zamarras negras con ribetes dorados para defender con honor ese sentimiento que un día les unió en defensa de unos valores.

No habrá fichajes galácticos en esta nueva temporada estival, tampoco se ha tirado de talonario, ni se han usado recalificaciones de terrenos para conseguir un dinero que no se necesita. A estos jóvenes los alimentan otros valores.  Aquí pasan los años, pero no lo jugadores. Es lo que tiene la amistad, que se admira más cuando más tiempo la contemplas. Estarán los de siempre, y esa es la mejor noticia en un equipo que juega de memoria, gracias a las horas, las tardes, los días y los años de juegos y partidos juntos.

Por ello, pocas son las dudas que le surgen al técnico Wadaboy sobre el equipo que pondrá en liza. La consabida baja de última hora del portero José Luís ‘Polvorilla’ será suplida por Marcos Barba, sobrino del primero y uno de los valores más firmes de nuestra cantera. Y es que la política de refuerzos se basa principalmente, en la cantera, el principal activo de este club. El cerrojo del equipo volverá a recaer en ese madrileño de adopción que tiene en ‘Wada’ su casa. Carlos Romero, pondrá criterio y visión de juego desde la defensa para dirigir a los Wadaboys hasta la victoria. Las alas contarán con los zapatazos de Jonathan Serrano en la derecha y la velocidad y los gambeteos de Juan Luis Torrejón en el lateral zurdo. El ’10’ de los Wadaboys se ha terminado haciendo con un hueco en el quintento titular tras su exitoso paso por Europa esta temporada. Del acierto de ambos a portería dependerán buena parte de las opciones de los pupilos de Nicolás.

Aunque el gol tiene nombre propio en este equipo. Rafael Berrocal lo tiene marcado a fuego y volverá a ser la punta de lanza de los Wadaboys. Su astucia y su instinto goleador en la posición de pivot se presumen claves para alcanzar el único fin posible, la victoria. Desde el banco esperarán su oportunidad el resto. Alberto Romero, el otro ilustre vecino de Aluche, que aportará orden y rigor táctico cuando el devenir del partido lo reclamen; Ernesto Álvarez  con su corpulencia y carácter intentará que la intensidad del equipo no decaiga; y Emmanuel Ramiro, que ayudará en lo que se tercie.

Fila de arriba, de izq. a der.: Emmanuel, Marcos, José Luis, Rafa, Adri, Nico y Ernes. Fila de abajo, de izq. a der.: Alberto, Juan Luis, Gabi, Jona y Carlos

Fila de arriba, de izq. a der.: Emmanuel, Marcos, José Luis, Rafa, Adri, Nico y Ernes. Fila de abajo, de izq. a der.: Alberto, Juan Luis, Gabi, Jona y Carlos

La afición tampoco fallará y llenará las gradas del polideportivo municipal de Navalvillar para insuflar ánimos y aliento a los suyos. A buen seguro que el equipo no les defraudará, porque su apuesta por el fútbol total, de toque, control y transiciones rápidas es del gusto de los seguidores. Si el rendimiento físico acompaña a los hombres de Nicolás todo es posible. Y es que a pesar de la época en la que estamos (en plena pretemporada) los Wadaboys no quieren escusas, porque no entienden de ‘peros’, ni contradicciones. Con el respeto hacia el rival y la confianza en uno mismo por bandera se preparan a estas horas para cumplir otra de sus premisas: divertirse haciendo lo que mejor saben, jugar al fútbol. Si lo consiguen la victoria estará más cerca.

PD: No quisiera perder esta oportunidad para despedirme (en mi nombre y en el del resto de Wadaboys) del que ha sido nuestro auténtico ‘killer’ estos años, el ‘9’ de los Wadaboys. Se trata de  Gabriel Cordero, a quien una inoportuna gripe le ha impedido despedirse de sus amigos y de su equipo como se merecía. Sus bicicletas, su disparo seco y su velocidad para colarse por los espacios más reconditos se echarán de menos. Ahora deja atrás su Guadalupe natal, atraído por los petrodólares marbellíes, en busca de una vida mejor. Suerte Crack y gracias por todo, sobre todo, tus goles.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: