El último ‘gentleman’ del fútbol inglés

31 07 2009

‘Sir’ Robert William Robson, más conocido como Bobby Robson nos ha dejado hoy a los 76 años de edad aquejado de un tumor cerebral que ha terminado ganándole la partida al genial entrenador británico. Su carácter optimista y extrovertido y su fuerza de voluntad inhumana han terminado cediendo tras más de 18 años de lucha contra el cáncer. Cuatro, habían sido los partidos que Robson había ganado a su temido enemigo; sin embargo, el último parte médico había dejado pocos atisbos de esperanza y hoy se cumplieron los peores presagios. Técnico entrañable y querido por todos, el fútbol inglés pierde a uno de los últimos gentleman que le quedaban.

Bobby Robson con la Recopa conquista en 1997 con el Barça

Bobby Robson, junto a Mourinho, con la Recopa conquista en 1997 con el Barça

Para los no instruidos, ‘Sir’ Bobby Robson fue un hombre temperamental, un señor en los banquillos y un exitoso entrenador. Allá por donde pasó dejó huella de su saber estar, de su elegancia y de su instinto nato como técnico. Sus éxitos comenzaron en las Islas Británicas. Tras 17 años como futbolista (en los que militó en el Fulham y en el West Bromwich Albion) dio el salto a los banquillos. El Ipswich Town fue su primer club como entrenador y con él consiguió una Copa de la Uefa (1980-81) que todavía hoy se recuerda como el mayor hito de la historia reciente del club.

De ahí pasó a seleccionador nacional de los ‘Pross’. Dirigió a la selección inglesa durante ocho años y fue testigo privilegiado de la ‘Mano de Dios’ o del mejor gol de la historia del fútbol, el gol de Maradona en los cuartos de final del Mundial ’86.  Cuatro años más tarde llevaría a su país hasta las semifinales del Mundial de Italia’90. Allí, una de las mejores generaciones del fútbol inglés los últimos años encabezados por Gary Lineker, se quedaba fuera de la final, al perder en los penaltis con la incansable Alemania. Los ‘Pross’ no han vuelto a saborear unas semifinales mundiales 19 años después.

Fue entonces cuando abandonó su tierra para probar suerte en otras latitudes. Holanda, Portugal, España fueron algunos de sus destinos. Y el PSV Eindhoven, el Sporting de Lisboa, el Oporto o el Barça disfrutaron de su maestría. Con el PSV (1990-92) ganó la Eredivise en dos ocasiones; en Portugal volvió a hacer doblete con el Oporto (ligas de 1995 y 1996), y con ese bagaje llegó a Barcelona acompañado de un timido traductor llamado José Mourinho que con el tiempo se haría más presuntuoso. Bajo su batuta supo canalizar todo el fútbol culé para redondear una temporada magnífica. Fue un triplete con menos glamour que el actual, pero triplete al fin y al cabo. Recopa, Copa del Rey y Supercopa de España ayudaron a que los azulgrana guardaran un grato recuerdo del gran entrenador británico que sólo estuvo una temporada en la Ciudad Condal.

Para entonces ya llevaba seis años luchando contra el cáncer y prefirió un club con menor exigencia, más manejable y donde ya  era un viejo conocido como el PSV para continuar calmando sus ansias de entrenar. No obstante, su segundo por los países bajos fue más efímero y tras una mala temporada volvió a Inglaterra. En su vuelta a casa se hizo cargo del Newcastle (2000-2004) y el equipo de las ‘urracas’ vivió sus últimos años de bonanza. Su última colaboración con el mundo del fútbol fue con la Selección de la República de Irlanda, donde fue Consejero hasta noviembre de 2007 cuando le diagnosticaron el tumor cerebral que ha terminado con su vida.

Robson y su esposa el día en que fue nombrado Caballero del Imperio Británico

Robson y su esposa el día en que fue nombrado Caballero del Imperio Británico

Antes, concretamente en 2002 fue distinguido como Caballero del Imperio Británico y el título de ‘Sir’ lo lució con mayor elegancia y clase  que otros homónimos de banquillos. Sabía que su lucha era una quimera ante un enemigo demasiado fuerte incluso para un ‘Sir’ como él. No dudó en reconocer que se estaba muriendo pero Bobby nunca se bajó del caballo de la cordialidad, amparado en su impoluto traje y sus aseadas canas. Él siempre apostaba a caballo ganador. Descansa en Paz, Bobby.

Bobby Robson también fue testigo directo del increíble gol de Ronaldo al Compostela

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: