El último ‘gentleman’ del fútbol inglés

31 07 2009

‘Sir’ Robert William Robson, más conocido como Bobby Robson nos ha dejado hoy a los 76 años de edad aquejado de un tumor cerebral que ha terminado ganándole la partida al genial entrenador británico. Su carácter optimista y extrovertido y su fuerza de voluntad inhumana han terminado cediendo tras más de 18 años de lucha contra el cáncer. Cuatro, habían sido los partidos que Robson había ganado a su temido enemigo; sin embargo, el último parte médico había dejado pocos atisbos de esperanza y hoy se cumplieron los peores presagios. Técnico entrañable y querido por todos, el fútbol inglés pierde a uno de los últimos gentleman que le quedaban.

Bobby Robson con la Recopa conquista en 1997 con el Barça

Bobby Robson, junto a Mourinho, con la Recopa conquista en 1997 con el Barça

Para los no instruidos, ‘Sir’ Bobby Robson fue un hombre temperamental, un señor en los banquillos y un exitoso entrenador. Allá por donde pasó dejó huella de su saber estar, de su elegancia y de su instinto nato como técnico. Sus éxitos comenzaron en las Islas Británicas. Tras 17 años como futbolista (en los que militó en el Fulham y en el West Bromwich Albion) dio el salto a los banquillos. El Ipswich Town fue su primer club como entrenador y con él consiguió una Copa de la Uefa (1980-81) que todavía hoy se recuerda como el mayor hito de la historia reciente del club.

De ahí pasó a seleccionador nacional de los ‘Pross’. Dirigió a la selección inglesa durante ocho años y fue testigo privilegiado de la ‘Mano de Dios’ o del mejor gol de la historia del fútbol, el gol de Maradona en los cuartos de final del Mundial ’86.  Cuatro años más tarde llevaría a su país hasta las semifinales del Mundial de Italia’90. Allí, una de las mejores generaciones del fútbol inglés los últimos años encabezados por Gary Lineker, se quedaba fuera de la final, al perder en los penaltis con la incansable Alemania. Los ‘Pross’ no han vuelto a saborear unas semifinales mundiales 19 años después.

Fue entonces cuando abandonó su tierra para probar suerte en otras latitudes. Holanda, Portugal, España fueron algunos de sus destinos. Y el PSV Eindhoven, el Sporting de Lisboa, el Oporto o el Barça disfrutaron de su maestría. Con el PSV (1990-92) ganó la Eredivise en dos ocasiones; en Portugal volvió a hacer doblete con el Oporto (ligas de 1995 y 1996), y con ese bagaje llegó a Barcelona acompañado de un timido traductor llamado José Mourinho que con el tiempo se haría más presuntuoso. Bajo su batuta supo canalizar todo el fútbol culé para redondear una temporada magnífica. Fue un triplete con menos glamour que el actual, pero triplete al fin y al cabo. Recopa, Copa del Rey y Supercopa de España ayudaron a que los azulgrana guardaran un grato recuerdo del gran entrenador británico que sólo estuvo una temporada en la Ciudad Condal.

Para entonces ya llevaba seis años luchando contra el cáncer y prefirió un club con menor exigencia, más manejable y donde ya  era un viejo conocido como el PSV para continuar calmando sus ansias de entrenar. No obstante, su segundo por los países bajos fue más efímero y tras una mala temporada volvió a Inglaterra. En su vuelta a casa se hizo cargo del Newcastle (2000-2004) y el equipo de las ‘urracas’ vivió sus últimos años de bonanza. Su última colaboración con el mundo del fútbol fue con la Selección de la República de Irlanda, donde fue Consejero hasta noviembre de 2007 cuando le diagnosticaron el tumor cerebral que ha terminado con su vida.

Robson y su esposa el día en que fue nombrado Caballero del Imperio Británico

Robson y su esposa el día en que fue nombrado Caballero del Imperio Británico

Antes, concretamente en 2002 fue distinguido como Caballero del Imperio Británico y el título de ‘Sir’ lo lució con mayor elegancia y clase  que otros homónimos de banquillos. Sabía que su lucha era una quimera ante un enemigo demasiado fuerte incluso para un ‘Sir’ como él. No dudó en reconocer que se estaba muriendo pero Bobby nunca se bajó del caballo de la cordialidad, amparado en su impoluto traje y sus aseadas canas. Él siempre apostaba a caballo ganador. Descansa en Paz, Bobby.

Bobby Robson también fue testigo directo del increíble gol de Ronaldo al Compostela

Anuncios




Rafa a corazón abierto

30 07 2009

No pegó ningún raquetazo, no dio ninguno de los golpes imposibles a los que nos tiene acostumbrado, ni celebró punto alguno con el vigor que le caracteriza. Pero sí supo devolver la bola en todas y cada una de las preguntas a las que Lorenzo Milá y Rosana Romero le sometieron. Rafa Nadal fue el pasado martes el protagonista de una amplia entrevista realizada por TVE desde su casa en Manacor. Allí conocimos un poco más a la persona y descubrimos las exigencias y los sacrificios que un tenista de alto nivel sufre.

Rafa Nadal en un ambiente relajado contesta a las preguntas

Rafa Nadal en un ambiente relajado contesta a las preguntas

Todos esperábamos la confirmación de su regreso, y sus primeras palabras fuero esperenzadoras: “estoy bien y me encuentro perfectamente, espero que la evolución continúe así”. Más adelante aseguró que desea reaparecer en Montreal  y que forzará para que así sea (no será la primera vez), con lo que todos respiramos más tranquilos. Sus dos meses de parón le han servido para relajarse, para refrescar la mente y para tonificar su cuerpo, pero también para no acudir a Wimbledon y para terminar perdiendo el nº1 a manos de Roger Federer.

“Llevaba mucho tiempo jugando con dolor” (Montecarlo, Barcelona, Roma, Madrid) confesó, aunque fue la derrota en Roland Garros, en París, en su torneo, la que hizo saltar la voz de alarma. Fue la señal que Nadal necesitaba. En ese momento se dio cuenta de que necesitaba parar, “uno termina perdiendo la ilusión por entrenar, por competir, por todo, porque no te ves con la misma energía”. Ese dolor minó también su cabeza, la encargada de sujetar las piernas y su arma más importante y el parón se hizo entonces imprescindible.

En este sentido Nadal quiso dejar claro que su único problema habían sido las rodillas. Que ahora le dolían en la parte superior y por eso las vendas blancas que habían adornado la parte inferior de su rótula desaparecieron. Todos creíamos que el dolor se había marchado con ellas y Rafa estaba en perfectas condiciones. Él se encargo la otra noche de sacarnos de nuestro error. Al igual que hizo con la separación de sus padres. Rafa no eludió estas cuestiones y reconoció que el “cambio en su familia” le había afectado, como a cualquier ser humano, pero que eso no impidió que continuará ganando torneos como Indian Wells, Montecarlo o Barcelona. Consciente de que su familia ha sido un pilar fundamental en su carrera deportiva, alabada en multitud de ocasiones por lo bien que habían sabido encaminar los pasos del gran campeón mallorquín, aseguró que ha sido dificil de asimilar y que ha sufrido bastante ante la imposibilidad de estar en casa.

Ese ha sido otro tipo de dolor, pero Rafa no busca excusas y prefiere la autocrítica. No desea volver a cometer errores del pasado y a partir de ahora se planteará el calendario de otro modo. No dudó al afirmar que haber ido al Master 1000 de Madrid fue un error. “Debería haber parado tres semanas y preparar Roland Garros más tranquilo”, aunque eso, tal y como desveló Rafa, no le hubiera asegurado ganar en París. “No he sabido cuando parar, cuando descansar, ese ha sido mi error”, concluyó.

Estos casi dos meses tampoco han sido ningunas vacaciones. Rafa se ha machacado literaralmente para volver a tope a las pistas. Sus cinco horas y medias de ejercicios con diferentes máquinas de entrenamiento marcan el pundonor y el sacrificio que el actual número dos del tenis mundial está haciendo para volver a la cima. Las imágenes, intercaladas entre las respuestas de Nadal, así lo atestiguan. Porque en ellas vimos al Rafa que nunca se ve, alejado del éxito que le acompaña en las pistas de tenis, empapado en sudor y sufrimiento repitiendo una y mil veces los mismos ejercicios. Y por si ello no fuera suficiente Rafa duerme con una máquina de magnetoterapia con las que agilizar su recuperación, aunque reconoce que a veces no pega ni ojo.

Es la otra cara de un campeón, el trabajo en la sombra, el sufrimiento diario, en busca de recompensas mayores con las que alcanzar todos sus sueños y superar todos sus retos. Sólo así se aprende a disfrutrar sufriendo. Algo que sólo el deporte puede ofrecer. Rafa, que es una persona optimista y alegre, le gusta sufrir, porque sabe que es la base sobre la que edificar los triunfos. Estos dos meses le han servido para mucho, pero que nadie dude que con su vuelta nos tocará disfrutar a todos cuando Rafa vuelva ser feliz jugando a tenis; su única obsesión.

Vea aquí la entrevista completa:





No más pijamas de rayas

29 07 2009

Quizá haya tardado demasiado o quizá haya evitado el fragor de su popularidad para leerlo con más perspectiva. Lo cierto es que tenía algunas dudas sobre un libro que me remitía demasiado a una etapa infantil e ingenua simplemente por su título. Poco más sabía sobre El niño con el pijama de rayas y el afán de su editor por llegar virgen al relato hizo el resto, porque el tradicional espacio de la contraportada dedicado a introducirte en la historia era utilizado en esta ocasión para otros menesteres. En concreto, para aumentar el suspense y el interés  sobre una historia, en el que las apariencias vuelven a engañarnos.

Portada del libro que relata la historia de Bruno y su familia

Portada del libro que relata la historia de Bruno y su familia

Una vez más, había cumplido mi máxima. Elegí leer el libro antes de ver la película y creo que he vuelto a acertar, porque considero que es muy difícil que el filme sea capaz de captar esa mirada infantil, tierna e ingenua de Bruno, el protagonista de El niño con el pijama de rayas. Esa visión se respeta y exprime hasta el extremo en el libro, desde el propio título de la obra, hasta las expresiones utilizadas en él, pasando por los propios títulos de los capítulos.

Y a pesar de todo eso, el libro escrito por John Boyne trata un tema tan serio de nuestra historia reciente como el Holocausto. Por lo que El niño con el pijama de rayas, no es un libro para niños (o al menos exclusivamente para ellos), sino que la trascendencia del tema tratado puede ser mejor comprendido por una persona adulta, que conozca los recovecos de la historia y sea consciente de lo que ocurrió en Alemania, en sitios como Auchwitz durante la II Guerra Mundial. Precisamente por eso, por la trama que cuenta la historia, bajo ese prisma ingenuo, deja un regusto amargo, un espacio para la reflexión en la cabeza y un nudo en el estómago a medida que Bruno avanza en sus exploraciones.

Ésa es una de las aficiones de este niño de nueve años, y así descubrirá a su mejor amigo (Shmuel) cuando él y su familia se  trasladan a vivir a una casa junto a una cerca. Para entonces los lectores ya conocerán a Gretel, la tonta de remate; a María, la sirvienta; o a Madre y a Padre (tal y como Bruno se refiere a ellos). Gretel, de 12 años, es la hermana mayor de Bruno y un auténtico tormento para éste. Su relación es como la de cualquier hermano a esas edades y el conflicto generacional se hace evidente en cada encuentro de ambos.

En su afán explorador Bruno romperá u olvidará algunas de las normas básicas estipuladas por su padre, aunque eso no le supondrá ningún problema al niño de nueve años, al menos a priori. Su aburrimiento en una casa tan pequeña, de sólo tres pisos (su casa de Berlín tenía cinco pisos), sin ningún edificio a su alrededor y por tanto sin ningún amigo con el que compartir sus largas tardes, obligarán a Bruno a salir fuera de ese perímetro para buscar las aventuras que tanto añora.  No obstante con Shmuel (el verdadero niño del pijama de rayas) jugará poco aunque sus largas conversaciones nos aportarán esa reflexión necesaria que esconde la verdadera historia. Así, poco a poco, descubriremos ese otro mundo que se extiende más allá de la cerca que Bruno atisba desde la ventana de su habitación y del idílico mundo que le rodea.

Asa Butterfield da vida a Bruno en el filme

Asa Butterfield da vida a Bruno en el filme

Sin embargo, lo que no haré para todo aquel que desee leerse el libro, será desvelar el final.  Con la intención de mantener esa aureola de misterio que desde el principio ha acompañado a la obra del joven escritor John Boyne. Y es que con El niño con el pijama de rayas el novelista irlandés consiguió su primer éxito unánime de crítica y público, ya que la obra se ha traducido a treinta y cuatro idiomas y se ha mantenido como número uno de ventas en Irlanda durante 66 semanas. En mi opinión, su éxito radica más bien en la originalidad y la frescura en la narración utilizada a la hora de hablar de un tema tan sórdido y funesto como éste. Por ello, utilizaremos la incansable visión optimista de Bruno para terminar. Recordaré así, la frase que más me gustó del libro y que resume su esencia y su mensaje: “Todo esto, por supuesto, pasó hace mucho, mucho tiempo, y nunca podría volver a pasar nada parecido. Hoy en día, no”.





Ibrahimovic, el último mago culé

28 07 2009

Seguirá la estela marcada por Cruyff, Maradona, Romario, Ronaldo, Ronaldinho o Messi y será la guinda del pastel del Tricampeón. Porque el sueco Zlatan Ibrahimovic es uno de esos delanteros únicos, capaz de convertir en extraordinarias las cosas que otros hacen desde la cotidianidad.

Ibrahimovic fue presentado ayer ante 50.000 personas en el Camp Nou

Ibrahimovic fue presentado ayer ante 50.000 personas en el Camp Nou

Amparado por un físico espectacular, con pies de bailarín  y cuerpo de guerrero vikingo se ha consagrado como goleador en Italia donde en la última temporada ha sido pichichi con 25 goles. Ahora, con 27 años, llega al Camp Nou obsesionado por completar su palmarés, donde escasean títulos personales y los colectivos de máximo nivel, véase Copa de Europa.

Hijo de padres inmigrantes balcánicos, Ibrahimovic (Malmö, 3- octubre- 1981) mostró desde muy pequeño sus grandes dotes con el balón. Ya entonces comenzó a cultivar su gran destreza para controlar el balón y aguantar la posesión del mismo, lo que a la postre le han convertido en uno de los delanteros más completos del planeta. Por entonces, también comenzó a aficionarse a marcar sólo goles bonitos, auténticos golazos, una constante a lo largo de su carrera.

Su carrera comenzó en el Malmoe sueco, antes de darse a conocer al panorama internacional en el Ajax de Ámsterdam. Marco Van Basten ya tenía sucesor y las comparaciones fueron numerosas. Allí debutó en la Champions y fue el líder de una generación de magníficos futbolistas entre los que destacarían Sneijder o Van der Vart. Sus eslalons o sus goles increíbles aun son recordados en el Ámsterdam Arena. Pero pronto la Eredivise se le quedaría pequeña e Ibra daría un paso hacia delante marchándose al Calcio en la temporada 2004/05.

Su aventura italiana ha durado cinco años (dos en la Juventus y tres en el Inter) y ha sido en el equipo interista donde ha conseguido más éxitos. A él llegó tras ganar dos ligas italianas con la ‘Vechia Signora’, anuladas posteriormente por el escándalo del Moggigate en la temporada 2006/07 y gracias a su aportación los neroazzurro han dominado en el país transalpino los tres últimos años. Tres ligas consecutivas y dos supercopas de Italia así lo demuestran. Además, ha conquistado en dos ocasiones el galardón de mejor jugador del Calcio (2005, 2008) y en una el de mejor jugador extranjero (2008).

Y es que ha sido en el Calcio donde Zlatan ha explotado todas sus virtudes. Desde su tremendo golpeo al balón desde cualquier distancia hasta sus habilidades para ganar la posición gracias a su físico que sabe utilizar muy bien. En Italia han conocido todo el repertorio de un futbolista diferente con la clase de los superdotados para el fútbol y el carácter absoluto de los artistas rebeldes. Su más de 1,90 le hace también temible para las defensas en el juego aéreo, faceta que ha mejorado en su periplo por Italia, donde sus cabezazos son tan temidos como su juego de pies. Por técnica, fuerza y experiencia es uno de los delanteros más completos del panorama mundial.

Sin ser un delantero centro puro, puede desempeñar perfectamente esa función, aunque sus diagonales, sus desmarques o sus caídas a la banda en busca de abrir huecos en las defensas contrarias harán las delicias del Camp Nou, donde ya sueñan con otro tridente mágico (Messi, Ibra y Henry). A la Ciudad Condal llegará siendo el jugador más caro de la historia del club y con la presión añadida de hacer olvidar al ‘león indomable’. Veremos si el mago sueco consigue soportar las continuas comparaciones con Samuel Eto’o y termina conquistando a la audiencia culé. Comienza la función, con ustedes Ibracadabra…

Vea aquí los vídeos de  la presentación  de Zlatan Ibrahimovic:





Fútbol y motor alternan con el Tour

27 07 2009

Mientras los franceses lanzaban una puya más al sucesor de Indurain y por extensión a todos los españoles, con el bochornoso himno danés sonando a todo volumen en los Campos Elíseos de París, Fernando Alonso perdía una rueda y abandonaba en Hungría cuando marchaba primero, al igual que  Lorenzo que  se caía bajo la lluvia de Donington Park cuando pilotaba en esa misma posición. Por su parte, el fútbol dio una de cal y otra de arena. Los aficionados culés volvieron a disfrutar de una cantera que asegura goles y proyecto de futuro, mientras que los madridistas comprobaron que a la galaxía todavía le faltan algunos retoques para navegar por el universo futbolístico con éxito.

Contador pasea su felicidad por París

Contador pasea su felicidad por París

Iremos por partes y haremos una última reflexión sobre el Tour. Una vez más vuelvo a critricarlos y se pensará que es persecución. No lo descartó, pero hoy estoy convencido de que los prejuicios están justificados en la gran mayoría de los casos, y con los franceses se cumplen siempre. Ayer, mientras toda España se pegaba al televisor para saborear la gloria con el ‘Pistolero de Pinto’, Alberto Contador, la organización del Tour pinchaba ¡el himno danés! en lugar del español ¿por error? No hay justificación ninguna y por mucho menos ruedan cabezas en otros sitios, sino recuerden la suerte que corrió el último que censuró el himno español. Que no se preocupen en Francia, Contador les hará aprenderse la musiquilla de la Marcha Real de memoria, tiempo al tiempo.

Donde nos quedamos con las ganas de que después de casi un año volviera a sonar el himno español fue en la Fórmula 1. Fue en Hungría, en el circuito donde Fernando Alonso comenzó a construir su leyenda, donde el piloto español recordó fantasmas del pasado. Una rueda mal ajustada tras una parada en boxes cuando marchaba primero mandaba sus opciones de triunfo al limbo, mientras la dichosa rueda gambeteaba peligrosamente por mitad de la pista.  Eso le costó a Renault una sanción por parte de la FIA que le impedirá correr en el próximo Gran Premio que es el de Valencia, por lo que el chasco fue doble. Y una vez más con los franceses (Renault) de por medio.

Tampoco consiguió Lorenzo en tierras británicas hacer resonar los acordes del himno nacional. En esta ocasión fue la lluvia quien lo alejó de su premio. El mallorquín mandaba en la carrera de Moto GP, por delante de todos sus rivales, incluido Rossi, cuando una mala trazada daba con su montura por los suelos. Dejaba así la victoria en bandeja de plata al ‘Doctor’ Rossi’, aunque éste también mordería el polvo, o mejor dicho el resbaladizo suelo de Donington Park. No obstante, la suerte de los campeones se enganchó a su cadenado y pudo reincorporarse a la carrera para terminar en un quinto puesto que le acerca el Mundial. 25 son ahora los puntos que distancian al piloto italiano con respecto al temperamental Lorenzo, quien poco a poco va perdiendo comba ante ‘Il Dottore’.

Lorenzo por los suelos, pierde una gran oportunidad de acercarse a Rossi

Lorenzo por los suelos, pierde una gran oportunidad de acercarse a Rossi

Y tras el motor llegó el turno del fútbol en un ajetreado fin de semana deportivo. Nuestros dos grandes equipos disputaron ayer partidos aunque con resultados totalmente distintos. El Barça volvió a hacer gala de su incansable cantera para demostrar que ésta es una de las mejores de Europa y del mundo. De hecho los cuatro goles fueron firmados por chavales provinientes de las categorías inferiores. Bojan volvió a confirmar su instinto y a demostrar que quiere pelear por minutos desde el principio, abriendo el marcador a los 12 minutos. Rueda con un chutazo desde la frontal puso el 2-1 antes del descanso. Tras la reanundación los goles y las ocasiones fueron de color azulgrana y Jeffren y Pedro fueron los encargados de rematar la faena, demostrando a Guardiola que el extremo que busca lo tiene en casa.

Raúl es felicitado por sus compañeros tras conseguir el gol

Raúl es felicitado por sus compañeros tras marcar el gol

Los problemas del Madrid, sin embargo no parecen tener una solución tan fácil. Ayer hubo decepción en el Bernabéu en la puesta de largo de la II Era Galáctica. El empate a uno ante el Al Ittihad no colmaron las espectativas de los pocos que se acercaron hasta el coliseo blanco. Los conceptos de Pellegrini no terminan de calar en la plantilla merengue, mientras que las actuaciones de Benzema y Cristiano Ronaldo apenas despertaron algunos tímidos aplausos en el graderio. Sin embargo, el murmullo era constante cada vez que uno de ellos cogía el balón. Lo mejor para los madridista fue la vuelta de Granero al equipo de sus amores. Demostró templanza, ganas y arrestos como para echarse el centro del campo a sus espaldas. El resto se escribe con cuatro letras: Raúl, que abrió el marcador y recordó que él juega siempre. La vida sigue igual en La Castellana.





París se rinde a Contador

26 07 2009

Será el cuarto año consecutivo en que los acordes del himno nacional resuenen en los Campos Elíseos. Y no debe haber nada más grande para un ciclista español que saborear la gloria bajo el Arco del Triunfo de París. Alberto Contador repite hoy experiencia y sensaciones para conmemorar su segunda victoria en el Tour de Francia, con la que vuelve a demostrar que hoy por hoy es el mejor ciclista del mundo.

Contador repetirá foto en los Campos Eliseos

Contador repetirá foto en los Campos Eliseos

Su victoria ahonda aun más en el injusto veto del año pasado, pero eso son batallas pasadas, que a pesar de todo le ayudaron a engrosar su palmarés. De ese veto sacó partido y el Giro y la Vuelta ganaron en espectacularidad y prestigio con su presencia y sus victorias. Algo similar a lo que ha ocurrido en esta edición del Tour. Su garra y sus balanceos sobre la bici han sido el toque diferenciador de esta edición.

Hoy las celebraciones se han repetido a lo largo de la etapa

Hoy las celebraciones se han repetido a lo largo de la etapa

Sus acelerones y sus disparos hacia la gloria han animado y han puesto algo de chispa a un Tour más descafeinado que de costumbre. La emoción se concentró en la última semana y ahí la jerarquía de Contador no dejó lugar a la duda. Desde Verbier hasta el Mont Ventoux sólo hubo un líder, un ciclista vestido de amarillo y un corredor capaz de hacernos saltar del sillón ante sus demarrajes: Alberto Contador.

Hasta que pudo demostrar su jerarquía, hasta que pudo imponer su enorme clase cuando la carretera se empinaba irremediablemente, hasta que pudo saborear una victoria contra el reloj vestido de amarillo en el Tour, Contador tuvo que apretar mucho los dientes. El conservadurismo que marcó los primeros diez días del Tour beneficiarion que todo llegara demasiado apretado hasta la última semana. Pero ahí, Alberto no perdonó. En esos siete días el ciclista español demostró que es el ciclista más completo, el que mejor sube, el que mejor lucha contra el crono y el que mejor compite en una vuelta de tres semanas. Su dominio ha sido claro en todos los terrenos y en su victoria se ha mostrado más dominador que en cualquiera de sus anteriores triunfos (1º en la clasificación general y dos victorias de etapa). Y a pesar de todo, nada ha sido tan fácil como ha parecido.

Porque si el primer Tour ganado por el ‘pistolero de Pinto’ estuvo marcado por la polémica del dopaje, éste lo ha estado por el exceso de egos. En esta edición ha tenido al enemigo cerca, demasiado cerca. Y es que la sombra de Armstrong era alargada, mientras Bruynnel se encargó de agigantarla con sus decisiones ambiguas  y desconcertantes. La carretera fue la encargada de cerrar debates inútiles y suposiciones de equipo presuntuosas. Pero ha sido ahí, en el seno de su equipo donde, tal y como ha reconocido Contador, el ciclista español ha disputado las etapas más complicadas de la Grande Boucle. Sin embargo, la vida predispuso a Contador para combatir al sufrimiento, rebelarse contra él y superarlo sin excusas. Gracias a la madurez y la sangre fría que atesora ha sabido salir victorioso, al igual que ha hecho en la carretera, de ese ambiente enrarecido y ganar la batalla psicológica que amenazaba con acabar, o al menos retrasar, la era Contador.

Era que comenzó un ya lejano julio de 2007, con una sorprendente victoria en el Tour, que continuaría casi un año después con un rabioso triunfo en el Giro y un dulce éxtasis en la Vuelta a España. Contador era profeta en su tierra y a sus 26 años completaba un triplete histórico. Ahora con su segunda ronda gala aumenta su leyenda y mira de cerca a mitos como Hinault, Merckx  o Indurain. Justo cuando se cumplen 50 años de la primera victoria española en tierras francesas (de la mano de Bahamontes), Alberto Contador confirma que hay más balas en el revólver y fuerzas en las piernas para seguir dejándonos sin siestas. Por eso y por todo lo que nos haces disfrutar, ¡¡Chapeau Alberto!!





El Tri-campeón luce cantera

25 07 2009

Fue ayer en Londres, en el mítico Wembley, donde la segunda temporada de la Era Guardiola comenzó con un empate a uno ante el Tottenham de Harry Redknapp. Los azulgrana se adelanteraron en el marcador con un tanto de Bojan Krkic en la primera mitad, mientras que el gol de los ‘spurs’ llegaba a pocos minutos de final, obra de Livermore. Guardiola volvió a tirar de canteranos ante las ausencias de Messi, Henry, Maxwell y los internacionales españoles, y éstos les respondieron a la perfección. Henrique, otra de las novedades esta temporada, también debutó con los culés aunque ayer sólo demostró nerviosismo e imprecisión.

Touré y Bojan fueron los grandes protagonistas del Barça en Wembley

Touré y Bojan fueron los grandes protagonistas del Barça en Wembley

Pocas deben ser, por tanto, las conclusiones sacadas por Guardiola de este primer bolo veraniego insertado en la Wembley Cup que estos días disputa el Barça en tierras londinenses. Faltaban casi todos los pilares básicos del equipo que conquistó el triplete y aunque los canteranos le pusieron mucha intensidad y ganas poco más se podía hacer a estas alturas de pretemporada. Lo más evidente es que el futuro está asegurado. Los nombres de Gai, Rochina, Muniesa…, comenzarán a sonar cada vez más a los culés y es posible que algunos de ellos se ganen un puesto en el primer equipo para cuando empiece lo serio.

Uno de los que tendrán que volver a pelearlo mucho  esta temporada será Bojan Krkic. El de Linyola es consciente de ello y ha vuelto enchufado. Ayer fue siempre un quebradero de cabeza para la defensa inglesa con su movilidad y sus desmarques. Él fue el encargado de abrir el marcador de este Barça post-triplete y ya se postula en posición de salida para luchar por un puesto en el once titular de Guardiola. Lo cierto es que volvió a demostrar que tiene el gol entre ceja y ceja y su proceso de maduración le puede llevar a convertirse en un recambio de lujo para Ibrahimovic. La temporada culé será muy larga y habrá oportunidades para todos. Bojan no suele desaprovecharlas.

Otro que crece centímetro a centímetro cada día en el Barça es la ‘torre marfileña’, Touré Yaya. Contra el Tottenham tiró de galones para hacerse con el control en el centro del campo y además se sumó al ataque con asiduidad. De hecho fue el artífice de un jugadón que Bojan se encargó de mandar para adentro. Estuvo a un alto nivel, al igual que Pedro otro habitual de La Masía que ya en la temporada pasada fue asiduo en las convocatorias de Guariola. Esta temporada puede ganar protagonismo ante la carencia de extremos que Pep pidió tras finalizar la pasada campaña. Ayer por lo pronto desbordó desde esa posición e incluso le fue anulado un gol legal en la primera mitad.

Con ese futuro tan prometedor sorprenden mucho más algunas de las gestiones realizadas por la Secretaría técnica del FC Barcelona. Hombres como Henrique (fichado la pasada campaña y que esta temporada ha vuelto tras concluir su cesión en el Bayer Leverkusen) o Keirrison (fichaje que se hizo oficial esta semana procedente del Palmeiras) no parecen tener el nivel que exige el Barça actual.

Keirrison rubricó este jueves su traspaso al Barça

Keirrison rubricó este jueves su traspaso al Barça

Henrique debutó ayer, y poco o nada pudo demostrar, por lo que su futuro no está nada claro. Más aun si como se aseguraba hoy Chygrynskiy, el central del Shaktar Donestk que enamoró a Guardiola la pasada campaña, está a punto de fichar por la entidad culé. Por su parte, su compatriota Keirrison no tendrá tantas oportunidades y esta misma temporada se marchará cedido a un club de primer nivel europeo para que se adapte al fútbol del viejo continente. Ambos llegan con muy buenas referencias pero el Barça exige algo más y sus nombres recuerdan demasiado a chascos de épocas pasadas. La Masía juega con el sentimiento y a ellos sólo les queda su calidad, algo que en Can Barça no siempre es suficiente.

Vea aquí el resumen del partido: